Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/06/09


Escudo de Santa Clara antes y después

Anterior y actual escudo de Santa Clara.

Cuentan que a su paso por Santa Clara [la ciudad a través del tiempo tuvo varios nombres: Villa de la Gloriosa Santa Clara, Villaclara, Villa Clara], el historiador Nicolás Joseph de Ribera quedó encantado de la limpieza de sus calles y laboriosidad de sus pobladores: «Villa Clara […] Es pueblo nuevo, pero precioso y bien arreglado […]».
Transcurría por entonces la primera mitad del siglo xviii, y la villa fundada entre dos ríos el 15 de julio de 1689 apenas daba sus primeros pasos y emergía como próspera comarca productora del mejor trigo del país.
De allá a la fecha mucha agua ha corrido por el Cubanicay y el Bélico, aunque ahora sus cauces estén menguados y sus aguas muy distintas a aquellas límpidas y cristalinas que llevaron a Marta Abreu a construir cuatro lavaderos públicos en sus orillas; y del famoso trigo de antaño no queda tan siquiera el recuerdo en sus actuales moradores.

Parque 1881
Plaza de Recreo.

 Parque Leoncio Vidal 2

 Parque Leoncio Vidal en la actualidad. (Foto Carolina Vilches)

Sin embargo, el espíritu y el halo que envuelven a Santa Clara y a sus hijos conservan total vigencia, y ahora en víspera de su cumpleaños 320 emergen fortalecidos.
¿Cuántas leyendas y tradiciones, como aquellas del Indio Bravo que merodeaba la loma de Pelo Malo o la del Güije de la Cañada? ¿Cuánta historia acumulada en algo más de tres siglos de existencia?
¿Saben los santaclareños de hoy por qué se les llama pilongos a los naturales de esta ciudad? ¿Y lo son todos realmente?
¿Cuál es el himno que nos identifica? ¿Cuál nuestro escudo? ¿Por qué Villa del Tamarindo? ¿Estuvo el tenor italiano Enrico Caruso en nuestra ciudad? ¿Por qué ciudad de Marta y el Che?
Claro, que tantas interrogantes no pueden hallar respuesta en esta página, pero sí podemos acercarnos a algunas, cuyo conocimiento hará más pleno y consciente el disfrute por el agasajo 320.

Himno de Santa Clara

Compuesto en ocasión del homenaje del pueblo a su Benefactora, Marta Abreu, tuvo dos autores: el intelectual Antonio Berenguer Sed, quien escribió su letra, y el violinista y director de orquesta Néstor A. Palma, autor de la partitura musical.
Fue interpretado por primera vez los días del 28 de febrero al 2 de marzo de 1895 para festejar la inauguración del alumbrado público y fue tocado luego en otros momentos trascendentes de la ciudad, incluido el centenario del natalicio de Marta Abreu, en noviembre de 1945.
Perdido a partir de entonces, se rescató el 28 de enero de 2000 en ocasión de un aniversario de la Casa de la Ciudad, Rubén Urribarres Pérez se encargó del arreglo de la desconocida pieza musical.

Villaclara

A Villaclara pueblo dichoso
nuestros cantos de amor entonemos
su bello nombre glorifiquemos
su ameno campo, su cielo hermoso,
su ameno campo, su cielo hermoso.
La patria noble de ilustre dama
que es un dechado de caridad.
patria que siempre mágica un glamor
la llama ardiente de libertad.
Sus verdes campos y sus colinas
retratan ondas de ríos sutiles
sus hijas lucen bellos perfiles
y cual de ángel, y cual de ángel
guiadas divinas.
Gloria, gloria a Villaclara
que es la patria de invicta matrona.
Gloria a Marta que pueblo pregona
ángel del pobre y dama preclara,
ángel del pobre y dama preclara.

¿Somos todos pilongos?

Si una palabra llena de orgullo al santaclareño resulta la de pilongo, pues de inmediato lo identifica, pero conviene aclarar que no todos lo somos.
Pilongo, según Berenguer Sed en sus Tradiciones de Villaclara, es aquel bautizado en la pila bautismal que existió en la Parroquial Mayor desde los tiempos de Juan Martín de Conyedo, allá por el lejano año de 1725, y que sirviera para tales oficios durante más de dos siglos.

Pila Bautismal
Pila bautismal de la Parroquial Mayor.
Se encuentra en la actualidad en la
catedral Santa Clara de Asís.

Aunque por antonomasia y tradición sean así reconocidos los habitantes de esta hospitalaria ciudad, hayamos o no recibido el bautismo en la antiquísima pila.
Parroquial vista amplia

Parroquial Mayor, demolida en 1925.

Curiosidades

En el sitio web de Cultura de nuestra provincia aparece un grupo de curiosidades.
Sabía usted que: En 1712 se construyó la primera casa de mampostería y teja, que perteneció a Nicolás de Cárdenas, quien «hizo traer, según la tradición, los materiales desde la Habana por el río Sagua la Grande»; y que en 1779 comenzó a construirse el barrio Condado, el más famoso y bullicioso de la ciudad.
Y que nuestro río Bélico tiene ese nombre porque el poeta Plácido se lo impuso en 1840, en ocasión de una visita que realizara a nuestra ciudad. Según nos cuenta el historiador Manuel Dionisio González en su Historia de la Villa de Santa Clara y su jurisdicción «[…] diole ese nombre por haber en su orilla un mineral de imán y nacer laureles en sus márgenes, símbolo el primero de la guerra y los segundos de la victoria».
Conocía usted que durante la primera representación dramática, la gente hablaba en un tono de voz alta, que «y para que se callara fue menester que el gobernador amenazara con el cepo al que no guardara orden».
Mientras que en 1827 se estableció en la ciudad de Santa Clara la primera Sociedad Filarmónica del interior de la Isla, todo un acontecimiento cultural para la época.
Y finalmente, ¿está usted al tanto de que el adoquín que se empleó en nuestras principales calles durante su pavimentación en 1927 tiene una dureza y calidad análogas al que se obtiene en las canteras de Noruega y Suecia, y sus dimensiones son iguales al que usó el Departamento de Obras Públicas en las calles de La Habana? Unido a esto se exigió a los contratistas emplear personal experto en su colocación, de modo que después de cilindrado y echado el derretido, no se notarán depresiones ni irregularidades en el pavimento.

¿Y de la famosa visita de Caruso?

La actuación del famoso tenor Enrico Caruso en Cuba, comprendida entre el 16 de mayo y el 20 de junio de 1920, está matizada por una enorme cantidad de sucesos que la han convertido en un mito.
Acá en la capital de la actual provincia de Villa Clara, el genial cantante italiano actuó la noche del 17 de junio en el teatro La Caridad, tal como refleja el siguiente suelto del diario local La Publicidad, con fecha 18 de junio:
«Éxito extraordinario, fue el que obtuvo anoche en el Caridad con la presentación de Caruso. Elementos de distintos pueblos de la Provincia y nuestra “élite” ocupaban localidades principales, mientras que la Banda Municipal situada en los pasillos laterales del teatro ejecutaba hermosas selecciones.»
Hace 320 años surgió la Gloriosa Santa Clara por auto del entonces capitán general de la Isla, Antonio Viana de Hinojosa, y del obispo de Cuba Diego Avelino de Compostela.
Tres siglos después los santaclareños de hoy tienen sobradas razones para el homenaje del venidero 15 de julio.

Narciso Fernández Ramírez
Fotos: cortesía del Centro de Patrimonio Cultural de la provincia de Villa Clara

Read Full Post »

Bandera cubanaEn acto de peculiar significado histórico, la OEA acaba de dar sepultura formal a la vergonzosa resolución que en 1962 excluyó a Cuba del Sistema Interamericano.

Aquella decisión fue infame e ilegal, contraria a los propios propósitos y principios declarados en la Carta de la OEA. Fue, a la vez, coherente con la trayectoria de esa Organización; con el motivo por el cual fue creada, promovida y defendida por los Estados Unidos. Fue consecuente con su papel de instrumento de la hegemonía estadounidense en el hemisferio, y con la capacidad de Washington de imponer su voluntad sobre América Latina en el momento histórico en que triunfa la Revolución cubana.

Hoy la región de América Latina y el Caribe vive otra realidad. La decisión adoptada en la XXXIX Asamblea General de la OEA, es fruto de la voluntad de Gobiernos más comprometidos con sus pueblos, con los problemas reales de la región y con un sentido de independencia que desafortunadamente no prevalecía en 1962. Cuba reconoce el mérito de los Gobiernos que se han empeñado en borrar formalmente aquella resolución a la que en esta reunión se le denominó  “un cadáver insepulto”. 

(más…)

Read Full Post »