Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/09/09

Estaré de vacaciones

Estaré de vacaciones, ya es hora de descansar, pero volveré dentro de algunos días. ¡Nos vemos!

Gaticos durmiendo

Read Full Post »

Celia vive en sus textos, en su intransigencia revolucionaria y en su irreverencia no menos revolucionaria

Por Manuel David Orrio e Ida Garberi

Celia Hart sigue en combate.

celia-hart-santamariaCelia Hart Santamaría cumple hoy un año, al decir de Martí, en las agitaciones excelsas de la gloria. Su muerte, en trágico accidente, no ha sido más que el tránsito hacia un estado de convocatoria revolucionaria que emana de sus escritos públicos e inéditos. Mucho de su obra como escritora de la Revolución aún permanece por conocerse, aunque se irá conociendo. Familiares, colegas y amigos peregrinaron en la mañana de hoy a su tumba, donde NO REPOSA junto a su hermano Abel, sino que nos incita al pensar antidogmático.

Celia vive en sus textos, en su intransigencia revolucionaria y en su irreverencia no menos revolucionaria. Heredó de su padre la fuerza teórica y de su madre la sensibilidad exquisita. Hoy, en su tumba, los girasoles buscan el sol y las rosas nos cuentan de su pasión por Martí.

Celia, poco conocida por el pueblo cubano en tanto que escritora, merece ser, como nos expresó un familiar, “profeta en su tierra”. La Editorial Capiro publicó recientemente su libro póstumo Haydée: del Moncada a Casa, donde rinde homenaje a su madre, la Heroína del Moncada Haydée Santamaría. Es sólo un primer esfuerzo; pronto verá la luz su estrecha relación epistolar con Los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio, en particular su correspondencia con Antonio Guerrero.

De aquel, su libro póstumo, ofrecemos el emotivo prólogo que escribió para el mismo, cuya lectura la hace merecedora de un título: Mariposa de la Cultura Cubana.

DEL MONCADA A CASA: LOS AMORES DEHAYDÉE

Celia Hart Santamaría
menos mal que existe
los que no tienen nada que perder,
ni siquiera la muerte.

Se mueren
sin decirte de qué muerte
sabiendo
que en la gloria también se está muerto.

(más…)

Read Full Post »

Siempre he admirado el coraje y el honor del Generalísimo Máximo Gómez, el gran hombre con amplia experiencia militar, en especial la táctica de las cargas al machete, y que en 1865 arribó a Cuba con el único deseo de pelear contra la dominación española. Muy interesante el trabajo que propone Ciro Bianchi sobre uno de los más insignes jefes militares de las gestas independentistas de Cuba y símbolo del internacionalismo:

Así era el Generalísimo

Ciro Bianchi Ross
digital@juventudrebelde.cu

Máximo Gómez  

Cesa la guerra con el Pacto del Zanjón. El mayor general Máximo Gómez no quiere permanecer en Cuba. Pretende trasladarse a Jamaica y con ese fin se dirige al general Arsenio Martínez Campos, a quien apodan El Pacificador por haber puesto fin a una contienda que duraba ya diez años. Quiere Gómez que, en virtud de los acuerdos, el gobierno colonial le ofrezca las facilidades para salir de la Isla.
—No piense usted en eso. Hombres como usted son los que me hacen falta para llevar adelante mi obra de reconstrucción del país. Así que pídame lo que quiera; menos la mitra de un obispo, que es cosa del Papa, todo se lo concedo —dice Martínez Campos.
Gómez parece no escucharlo. Reitera:
—Lo único que deseo, General, es el barco, en cumplimiento de lo acordado.
Insiste el jefe español:
—Mire, Gómez, todavía me queda medio millón de pesos. Ese dinero puede ser suyo.
Gómez se indigna.
—Recuerde, General, que si usted tiene entorchados, yo también los tengo, y que está usted obligado a respetarme. Estos andrajos con que me ve cubierto valen más que cuanto España puede ofrecerme. Yo no he venido aquí sino a pedir el cumplimiento de lo pactado en el Zanjón: un barco para salir de Cuba. No puedo admitirle a usted dinero. Si lo hiciera, usted mismo me despreciaría.

(más…)

Read Full Post »

Premios 

Por Sonia Sánchez
sonia.sh@granma.cip.cu 

Los Premios de la Crítica correspondientes a las publicaciones del año pasado fueron decididos en el habanero Centro Cultural Dulce María Loynaz a favor de la novela Desde los blancos manicomios, de Margarita Mateo (Editorial Letras Cubanas); la pieza teatral Liz, de Reinaldo Montero (Ediciones Alarcos); el poemario Los frutos ácidos, de Laura Ruiz (Ediciones Matanzas); los volúmenes de literatura infantil Peligrosos prados verdes con vaquitas blanquinegras, de Rubén Rodríguez y Cuentos del buen y mal amor, de Nelson Simón (Editorial Gente Nueva); el ensayo El más humano de los autores, de Reynaldo González: el poemario Cuando ya el paisaje es otro, de Basilia Papastamatiú; la novela El puente de coral, de Hugo Luis Sánchez y el cuaderno de poemas Las derrotas, de Alberto Rodríguez Tosca (Ediciones Unión).
El Jurado de esta edición, designado a partir de las propuestas del Comité Gestor del Premio, estuvo presidido por Luisa Campuzano e integrado por Arturo Arango, Leyla Leyva, Marilyn Bobes, Magaly Sánchez Ochoa, José Miguel Sardiñas, Alejandro Álvarez Bernal, Yanelis Velazco y Jaime Gómez Triana. Fueron valorados los 169 títulos que nominaron sus editores entre los textos correspondientes al 2008.

Fuente: Granma

Read Full Post »