Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/12/09

Sigue inspirado mi amigo colombiano Carlos Vidales; esta vez, con un poema en el cual reflexiona acerca de las tantas muertes injustificadas que ocurren a diario en nuestro planeta.


SEÑORA HERMANA MUERTE

Muerte

La señora hermana Muerte
llora por los rincones
desolada.

La han dejado sin trabajo.

Si va a cumplir su cita con un cliente
le dicen: llegó tarde, señora,
a éste ya lo mataron.

Lejos están aquellos días inocentes
cuando la señora hermana Muerte
y nadie más
estaba autorizada a segar vidas.

Todos matan
por mayor y al menudeo
y a nadie le importa el libro de citas
de la señora hermana Muerte.

Nadie se libra, ni los enfermos.

Los virus y microbios
han firmado contrato con las grandes empresas
para matar a unos pocos
y vender falsas vacunas a millones:
“No es personal, amigo, son negocios”.

Señora hermana Muerte,
yo te prometo
luchar por tus derechos naturales
así tenga que morir en el empeño.


Carlos Vidales

Estocolmo, 2009-12-28

Read Full Post »

Por Luis Machado Ordetx           
Foto: Carolina Vilches Monzón

Raúl, Benito y Lazarita 

Despedida en «familia periodística» a tres miembros del equipo de Vanguardia; tributo permanente a las ejecutorias laborales de Raúl Cabrera Cruz, Lázara Carmenate Sánchez y Benito Cuadrado Silva.

«Ilusiones se hacen los que niegan a los hombres
el hermoso derecho de conmoverse y admirar.»
                                                 José Martí

La letra impresa, a veces, oculta al periodista. Evoco a esos hombres y mujeres que disfrutaron el corre-corre de las redacciones; del penetrante olor a plomo fundido de los talleres de composición, de tinta impresa y de bullicio de voceadores —en tiempos en que «pregonaban» los titulares de las noticias.
Transcurrieron cinco lustros desde que por vez primera esos colegas fueron percibidos en Vanguardia [Santa Clara]; de lunes a domingo los largos pasillos que conducían a la Redacción eran enjambres humanos; los departamentos se convirtieron en ir y venir de gentes para hacer noticias en los apremios del cierre, del recuento de la historia individual y colectiva; y se impuso el respeto de la familia grande, esa que funda y germina.
¡Qué mejor dicha en la lozanía de los años!; ahora ellos trascienden a un descanso momentáneo del periodismo y comparten el júbilo  imperecedero. Los tres se desactivan de la profesión luego de mostrar una sincera estela en el bregar continuo. Ya no acudirán a la Redacción, el crédito de sus firmas puede que deje de ser sistemático; pero quedan las enseñanzas, el calor fraterno.

(más…)

Read Full Post »

Por Rayma Elena

Juana Rosa Vázquez

Era domingo. Un día bueno para la vida —hubiera dicho Juana Rosa—. Pero este 20 de diciembre una verdad distinta repicó demasiado temprano en los teléfonos, en las puertas, en los correos de quienes la queríamos.
Por eso, antes de que el sol llegara para mitigar el frío que ella no
hubiera deseado para sus mañanas, ya los floreros intentaban cumplir exigentes pedidos: «Flores amarillas, como le gustaban»; «Un ramo bien grande de orquídeas y azucenas a nombre de su madre»… «¿No tiene mariposas…?»
¡Qué flor hubiera sorprendido a quien tantas había recibido, a la conocedora del nombre de muchísimas plantas! Sí, porque antes de ser Juana Rosa la de la Biblioteca (Provincial Martí), las Ciencias Naturales la tuvieron como alumna en la Universidad, y luego, de profesora.
Habían pasado más de cuatro décadas desde entonces y hasta este adelantado comienzo del 20 de diciembre de 2009. Un grupo de amigas buscaba ponerle nombres y hechos a la fecha: «Natalicio de Villena…»; «aniversario de Melaíto»…, y el silencio marcó la ausencia de la meticulosa indagadora de las efemérides culturales, que desde CartaCuba y desde Guamo nos llegaban con la firma de Juana Rosa Vázquez Díaz.
Era domingo, día para un ramo como los que le gustaban; pero esta vez el celofán guardaba un aroma triste y tarjetas con breves adioses.
Mientras, la emisora CMHW trasmitía la primera evocación a la  eterna Presidenta de la ASCUBI (Asociación Cubana de Bibliotecarios) en Villa Clara, a la colaboradora de los medios de prensa, pedagoga, investigadora con decenas de estudios bibliotecológicos, bibliográficos e históricos, promotora cultural.
Seguidamente, las bocinas de las farolas de su querido Parque Vidal amplificaban el intento de traer, al menos, algo de la
alegría que ella prefería para cada amanecer: Roberto Jiménez cantaba Como un eterno hechizo, una de sus composiciones, ganadora del tercer premio en el Festival Gustavo Rodríguez en el año 2004.
Juana Rosa Vázquez

Y es que en la familia Vázquez Díaz siempre hubo días buenos para la música: su padre, Evelio, alternó otras profesiones con la de músico de la Banda de Santa Clara; su mamá, Cachita, formadora de varias generaciones de músicos, y Mima, la hija, profesora de Apreciación Musical antes de ser bióloga y bibliotecaria; afinada animadora de tertulias acompañándose con su piano, cantautora; concursante en los festivales del Creador Musical, ¡y hasta Elena Burke le puso voz al sentimiento del bolero-canción Invierno triunfal, que compuso Juana Rosa para la edición de 1974.

(más…)

Read Full Post »

Mi amigo colombiano me envía desde Suecia este poema. Gracias, Carlos

AGUA 

Mar

El agua flota,
sostiene Nicanor Parra.*
Yo digo lo contrario
y tengo mis razones razonables:
he bajado hasta el fondo del océano
y allí he encontrado agua y más agua
completamente hundida,
perfectamente ahogada
quieta y silenciosa
en las tinieblas de la muerte.

El agua se hunde, señores.
El agua quiere aprender a nadar
desde hace millones de años,
agita sus brazos, pide auxilio, chapotea
inventa tempestades
se aferra a los navíos, los destroza,
pero nosotros somos seres distraídos,
indiferentes a la tragedia ajena
y ni siquiera en el horror del último naufragio
comprendemos el drama eterno del agua,
esta madre nuestra que se ahoga mil veces cada instante.

Carlos Vidales

Estocolmo

2009-12-25

* Nicanor Parra es un poeta chileno.

Read Full Post »

Por Narciso Fernández Ramírez

Fotos: Freddy Pérez Cabrera y cortesía del entrevistado

Aniversario 50 de la investidura del título de Doctor Honoris Causa en Pedagogía al Comandante Ernesto Guevara de la Serna.

Investidura del título de Doctor Honoris Causa en Pedagogía al Comandante Ernesto Guevara de la Serna.
«[…] hay que pintarse de negro, de mulato,
de obrero y de campesino;hay que bajar al pueblo,
hay que vibrar con el pueblo […]»

Para el doctor en Ciencias Pedagógicas Juan Virgilio López Palacio, Profesor de Mérito y Premio Nacional de Pedagogía, el reclamo del Che de pintar a la Universidad con los colores del pueblo conserva plena vigencia, a pesar de lo mucho que se ha hecho en el medio siglo transcurrido.
López Palacio estuvo presente en el acto de investidura del Comandante Guevara con el título de Doctor Honoris Causa en Pedagogía, y atesora anécdotas, fotografías y documentos que lo convierten en un testigo de excepción.

Dr. Juan Virgilio López Palacio
Profesor Juan Virgilio López Palacio.

Sus remembranzas de lo sucedido la noche del lunes 28 de diciembre de 1959 en el Teatro Universitario y una indagación en el Archivo Histórico Provincial, en especial en el diario El Villareño, han posibilitado la reconstrucción del histórico suceso.

SANTA CLARA, DICIEMBRE DE 1959

Se cumplía exactamente un año de la épica Batalla de Santa Clara, y la capital de la entonces provincia de Las Villas organizaba su Semana de la Liberación.
Al efecto, quedó elaborado un amplio programa de actividades entre el sábado 26 de diciembre de 1959 y el viernes 1o. de enero de 1960, que contenía, entre otros homenajes, la celebración del Día del Soldado Rebelde, previsto para el lunes 28 de diciembre.
De manera simultánea, la Universidad Central serviría de sede, desde ese propio 26 de diciembre y hasta el 8 de enero de 1960, de la Primera Feria Exposición de Industrias Cubanas y Villareñas, que incluía también una Exposición de Brasil y un Forum, auspiciado por la FEU Central, dirigida por Antonio Larralde, su primer presidente.
En ese contexto de conmemoraciones, la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas decidió otorgarle al Che —figura cimera de la liberación de Santa Clara y recién nombrado presidente del Banco— la condición de Doctor Honoris Causa en Pedagogía.
Al respecto, el profesor López Palacio —estudiante entonces del 4o. y último año de la carrera de Pedagogía— señala: «La propuesta surge del claustro de profesores de la Escuela de Pedagogía, en particular de los doctores Séntola Ribalta y Emilio Plana Ríos, y una vez cumplidos los trámites de rigor, quedó aprobada por el Consejo Universitario, el cual, en sesión del 1o. de diciembre de 1959, adoptó el acuerdo 890, que expresaba: ‘‘Conceder al Dr. Ernesto Guevara de la Serna el título de Doctor Honoris Causa en Pedagogía de esta Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.’’
«La decisión era inusual. No por el prestigio y el respeto ganados por el Che ni por el inmenso cariño que el claustro de estudiantes y profesores le profesaba, sino porque era la primera vez en la historia  de la enseñanza superior en Cuba que una universidad concedía tan elevado reconocimiento a un luchador revolucionario. Y lo hacía nada menos que la Universidad Central de Las Villas, que contaba en su seno con una fuerza auténticamente progresista y revolucionaria, aunque todavía, por su concepción, y composición social y étnica, seguía siendo elitista.»

LUNES 28 DE DICIEMBRE DE 1959

Foto publicada en el segundo y último número de la revista Antorcha, de la FEU Central, en la que se ve el numeroso público que asistió a la imposición.
Foto publicada en el segundo y último número de la
revista Antorcha, de la FEU Central, en la que se ve
el numeroso público que asistió a la imposición.

La Universidad amanece a la expectativa de lo que iba a suceder esa noche.
El periódico El Villareño, en su edición vespertina, se hacía eco de la noticia: «En la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, donde viene efectuándose la Feria Exposición de Industrias Cubanas y Villareñas, que inauguró la noche del sábado último el ciudadano presidente de la República Dr. Osvaldo Dorticós Torrado, tendrá efecto a las 8 y media de la noche de hoy el acto solemne de hacer entrega al Dr. Ernesto Guevara del título de Doctor en Pedagogía Honoris Causa.»

(más…)

Read Full Post »

Henrietta Swan Leavitt (1868-1921)Otra astrónoma del Calendario con motivo del Año Internacional de la Astronomía que me envió Gabriel Ruiz aparece ahora en VerbiClara: Henrietta Swan Leavitt. Nació el 4 de julio de 1868 en Lancaster, Massachusetts, y murió el 12 de diciembre de 1921, en Cambridge. Su trabajo abrió el camino para conocer el tamaño de nuestra galaxia y la escala del Universo.
Pese a sus aportaciones a la Astronomía, cuando murió su puesto seguía siendo de “ayudante”.
Miembro del grupo de rastreadoras de estrellas del Observatorio de Harvard, Leavitt descubrió la relación periodo-luminosidad, un método novedoso para la medida de la distancia de objetos astronómicos. Leavitt llegó a esta conclusión después de un metódico y detallado cómputo de las estrellas Cefeidas.
En sólo un año, 1905, descubrió 843 nuevas estrellas variables en la Nube Menor de Magallanes (esta cifra se eleva hasta 2.400 si se contabiliza el total de su vida).
Además, también halló cuatro novas. Su importancia científica sólo fue apreciada después de su muerte, en parte gracias al intento de nominarla para el Nobel en 1925, algo que resultó imposible puesto que este premio no se concede a título póstumo.

Read Full Post »