Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/01/10

Con gusto publiqué el 29 de diciembre el premio Alejo Carpentier obtenido por Ernesto Peña. Ahora les propongo una entrevista que le hicieron los estudiantes de Periodismo de Villa Clara: José Ernesto Nováez Guerrero y Jenny Pérez:

Ernesto Peña

Foto: Carolina Vilches Monzón

El escritor villaclareño Ernesto Peña obtuvo recientemente el prestigioso Premio Alejo Carpentier 2010, en novela, otorgado  por la Fundación que lleva el nombre del ilustre intelectual cubano y la editorial Letras Cubanas, con su obra “Una biblia perdida”.
Peña es uno de los más destacados jóvenes literatos de la provincia, quien reafirma su talento con este notorio galardón.
—Háblame de “Una biblia perdida”
—Es una novela histórica cuya trama se desarrolla en la Cuba de los años 1763 a 1812. Narra, fundamentalmente, la vida de José Antonio Aponte, uno de los mártires de nuestras luchas de emancipación, organizador de la organizador de la conspiración que lleva su apellido. Siempre hubo varios aspectos sobre esta figura que me llamaron la atención. Era un negro libre, nacido de negros libres.
«Pertenecía a la milicia de morenos de La Habana, con el grado de cabo primero. Tenía un libro de pinturas, al que hago referencia en la novela, que era una especie de biblia, cuyas obras se relacionaban unas con otras, como los vía crucis de las iglesias. En los interrogatorios que le hacen a Aponte cuando lo capturan, se ve obligado a describir el libro y reconoce que su mayor influencia desde el punto de vista ideológico proviene de lo africano, específicamente del imperio etíope. Parte de la relación bíblica de Salomón con la Reina de Saba y su descendiente, Menelik I, la dinastía salomónica de los etíopes. Traté también de rescatar un poco esa historia que no aparece en la biblia tradicional.»
—¿Cómo surge la idea del libro?
—De manera casual. Siempre me han gustado mucho las novelas de espionaje. Busqué en la historia de Cuba algo semejante a lo que uno encuentra en las novelas de John Le Carré, por ejemplo. Me topé con esta conspiración que siempre me pareció un período poco estudiado o, al menos, poco referido en la literatura.
«En el libro La conspiración de Aponte, de José Luciano Franco, conozco los personajes fundamentales involucrados en esta y percibo su verdadero alcance. Como mi interés era recrear las relaciones interpersonales basadas en la simulación, en el encubrimiento, esta conspiración vino muy a propósito para ese objetivo. Este tipo de relaciones genera un dramatismo muy interesante para cualquier novela, además de todas las cosas que le dan cierta textura novedosa, como la influencia etíope.»
—Para la realización de esta novela debiste emprender un gran trabajo investigativo, ¿cuánto tiempo te llevó la elaboración del texto?
—La escribí en un año aproximadamente. La investigación sí llevó más tiempo. Tuve la suerte de que el escritor de nuestra provincia, Yamil Díaz, me facilitó buena parte de la información, y me ahorró muchas horas de búsqueda. Encontré bastante  bibliografía en internet, sobre todo porque en estos momentos se está digitalizando el Archivo de Indias, en España, lo que me dio acceso a muchos datos importantes, como las cartas de Salvador de Muro y Salazar, Marqués de Someruelos, Capitán General de la isla en esa época. También consulté el libro Los apellidos ilustres, de María del Carmen Barcia, entre otros. 
—¿Hasta qué punto fue un reto enfrentarte a la figura de José Antonio Aponte?
—Sobre Aponte hay poca información. De los interrogatorios que le fueron realizados se conservan unos pocos; no existe ningún retrato suyo. Su libro de pinturas desapareció, solo poseemos la descripción hecha por él en los interrogatorios. Todo esto convierte en un desafío reconstruir esa figura. De hecho, su infancia, su relación con sus padres, con sus abuelos, todo es ficticio. Incluso, la conspiración, en gran parte, es inventada, por el secreto que rodea a esta serie de actividades.
—¿Qué compromiso representa para ti este premio?
—Nunca he escrito pensando en un premio. Lo hago buscando el placer estético, sobre todo. Busco que ese placer que yo siento al recrear los personajes, al verlos interactuar entre sí, se pueda comunicar a quien me lee. Siempre me ha importado más tener un público lector que un premio. Considero mi mayor compromiso seguir trabajando para las personas que quieran leerme.

Anuncios

Read Full Post »

Mi colega Osvaldo Rojas Garay, como sólo él sabe hacerlo, ha escrito este artículo tan emotivo con relación a la gran pérdida que ha tenido el béisbol cubano: Gustavo Olano. Ese muchacho tan joven —la misma edad de mi hijo menor, Abdel, más que aficionado de ese deporte y del fútbol—, dejó huellas en nuestro deporte y en los corazones de sus admiradores:

Gustavo Olano

Foto: Carolina Vilches Monzón 

La noticia llenó de luto al béisbol villaclareño el último día de 2009. Lamentablemente un infarto puso fin a la existencia física de Gustavo Olano Machado, quien desde el pasado mes de septiembre se desempeñaba  como colaborador deportivo en la hermana República Bolivariana de Venezuela.
Así, de manera repentina y prematura dijo adiós a la vida este pelotero sagüero que vino al mundo el 27 de febrero de 1977.
Temprano también había colgado los spikes el 26 de enero de 2008 en su querido terruño, cuando apenas había vivido tres décadas.
Mundialista juvenil en 1995, Olano llegó de forma curiosa a la selección anaranjada, pues antes de estrenarse en los campeonatos nacionales, representó primero a la provincia en un evento internacional al vestir el traje del  conjunto Villa Clara en la Copa José Antonio Huelga celebrada en nuestro territorio en 1994 con la participación también de Argentina, Panamá y el equipo Cuba.
Tres años después, en la temporada de 1997-1998 debutó en las series nacionales, en las que permaneció durante diez campañas.
Promedió 272, con 83 dobles, 31 triples y 40 batazos de cuatro esquinas. A la defensa fue un jugador de mucha utilidad. Custodió los tres jardines y esporádicamente la intermedia y la inicial. En la contienda de 2000-2001 actuó también ¡como receptor!
Con su bate Gustavo Olano dejó dos huellas imborrables en el béisbol villaclareño. Primero cuando el 10 de junio de 2002, frente al olímpico holguinero Luis Miguel Rodríguez  se convirtió en el primer jugador anaranjado que disparó un jonrón con bases llenas en la historia de los play off.
Fue para él una jornada perfecta, porque bateó de 4-4, pero su momento cumbre, lo vivió posiblemente en la postemporada de 2003, cuando conectó frente a Santiago de Cuba el hit de oro con las bases llenas que le permitió a Villa Clara avanzar a semifinales en aquel play off. ¡Cuántos estelares cerraron su expediente beisbolero sin una página como esta!

Read Full Post »

Continúa en Santa clara el encuentro de trovadores Longina, y mi colega Francisnet Díaz Rondón da detalles del evento que anualmente se celebra en esta ciudad, en honor de ese grande de la música que fue Manuel Corona:

Los integrantes de La Trovuntivitis en la primera noche del Longina 2010. Foto Carolina Vilches
Los integrantes de La Trovuntivitis en la primera
noche del Longina 2010.
(Foto Carolina Vilches)

Desde el pasado miércoles 6 de enero la temporada invernal ha arreciado en Villa Clara, pero desde ese mismo día el frío ha sido contrarrestado por el intenso calor de jóvenes trovadores de varias partes del país, reunidos a raíz del XIV Festival Nacional de la Trova Longina 2010 —hasta mañana domingo—, auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) del territorio.
La nueva edición inició con dos conciertos a cargo de La Trovuntivitis, en el teatro La Caridad, y de los impactantes  muchachos del cuarteto Enfusión, provenientes del habanero municipio de Bejucal, que electrizaron el patio de la Casa de la UNEAC con la interpretación de temas de su primer disco Barrio Abrázame.
Silvio Alejandro, el «trovador de las hormigas»; Nelson Valdés, el dúo Así Son o Froilán y Noemí, verdaderos cultivadores e intérpretes de la trova tradicional; Ariel Díaz, Lily Héctor, Ariel Barreiros, Dúo Cadencia, Maykel’s Quartet, Rolando Rivera, Tony Ávila y otros destacados músicos y agrupaciones participan en el encuentro de trovadores.
De provechosa resultó la conferencia de Joaquín Borges-Triana sobre la canción cubana contemporánea, quien también presentó un libro sobre el tema, mientras que Ariel Díaz trajo el texto La primera piedra, ambos publicados por el Centro Pablo de la Torriente Brau.
La exposición del fotógrafo Kaloian Santos, A guitarra limpia, quedó abierta en el Centro de Patrimonio Cultural, a través de la cual el autor muestra imágenes de un alto vuelo artístico, a raíz de presentaciones de trovadores en el conocido espacio del Centro Pablo.
Hoy, en horas de la tarde, se rendirá homenaje en Caibarién a Manuel Corona, en el aniversario 60 de su fallecimiento, a quien se le dedicará un concierto con la participación de Janet y Quincoso, Enfusión, Círculo de Tiza, Nelson Valdés, entre otros.
En la noche (9:00 p.m.), Karel El Fricky Fleites se presentará con su grupo en el cine Camilo Cienfuegos, mientras dos horas más tarde Alain Garrido realizará su peña en la Casa de la UNEAC.
Mañana el Festival Longina 2010 culminará con un gran concierto del ex Habana Abierta Kelvis Ochoa y su banda en el «Camilo», para beneplácito de los seguidores de este destacado cantautor.
El «Longina» desde hace tiempo ha dejado de ser un mero festival para convertirse en un encuentro de amigos, matizado por catarsis musicales en cada descarga, como señal de advertencia de que la trova está más viva que nunca. 

Read Full Post »

Hoy les propongo unas décimas de nuestro emblemático poeta villaclareño Leoncio Yanes, genuino representante de nuestra literatura.

SUEÑO

Aves volando sobre el mar

¿Quién afirmó que soñar
es tiempo mal advertido?
poeta que no ha tenido
un sueño, no supo andar.
Sueña el viajero encontrar
el sendero ambicionado,
lanza el marino confiado
su velamen sobre el mar
y sin dejar de soñar
llega al sueño que ha soñado.

Sueña el músico, se empeña
en buscar la melodía
y logra la sinfonía
hermosa, con la que sueña.
En manantial se despeña
desde el alto lomerío,
avanza por el bajío
en constante rumorar,
y sueña con encontrar
nueva vigencia en el río.

Sueña el pájaro emigrante
con el clima de otro suelo,
y corta el caudal del suelo
hacia otro suelo distante.
Piensa el peregrino errante
hallar la senda añorando,
siente su fuerza cansada
sufriendo un tan largo empeño,
y siempre le sobra sueño
para seguir la jornada.

Sueña si soñando vas
hacia un fin determinado,
ande tu pie precisado
sin marcar un paso atrás.
Si es delirio, nada más,
el sueño que te apresura,
detén el paso. Procura
desvanecer tu ignorancia:
hay una corta distancia
entre el sueño y la locura.

Leoncio Yanes, poeta y repentista. Nació el 12 de septiembre de 1908 en la finca La Sabana, Camajuaní, que pertenecía entonces a la antigua provincia de Las Villas y ahora a Villa Clara, y murió el 7 de abril de 1987 en Santa Clara.

Otros temas sobre el poeta en VerbiClara

Centenario del poeta y repentista Leoncio Yanes
El sinsonte de la sierra
El beso de amor
Un árbol por Leoncio Yanes

Read Full Post »