Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/01/10

Desde hace mucho tiempo los santaclareños sufríamos por ese edificio en peligro de convertirse en ruinas hasta que se decidió convertirlo en el complejo de tiendas Galerías Parque, de la Cadena TRD Caribe. La tienda se encuentra en la esquina de las calles Marta Abreu y Villuendas, a una cuadra del parque Leoncio Vidal.
Siento un poco de orgullo al saber que la tesis de grado de Arquitectura de mi prima Rita Argüelles Otero se basó en la recuperación de este inmueble, y que los proyectistas son su hija Ilmarys Jiménez Argüelles y el esposo de esta, Michel Martínez Landa. Ellos están de pláceme con esta inauguración, no es para menos, y la familia también.
Mi colega Narciso Fernández Ramírez nos trae la primicia y Crystian González Alfonso, las imágenes:

Inaugurada en Santa Clara tienda El Billarista

billarista-1.jpgEn la mañana de este lunes 11 de enero se inauguró en una céntrica esquina de la capital de Villa Clara, la mayor tienda por departamentos del interior del país perteneciente a la cadena TRD.
A solo una cuadra del emblemático Parque Vidal, la tienda de tres pisos y un fino acabado que combina modernidad con la época colonial, ocupa el mismo espacio que otrora tuviera el edificio El Billarista, del que toma el nombre y que fuera el primero de su tipo construido fuera de la ciudad de La Habana, en los inicios del siglo XIX.

billarista-2.jpg
Establecimiento especializado, cuenta con seis espaciosos departamentos distribuidos entre los tres pisos que posee y aporta una imagen hermosa de la parte histórica de la ciudad que la circunda, donde sobresale altivo el hotel Santa Clara Libre y el famoso teatro La Caridad.
billarista-3.jpg

En el primer piso de El Billarista están los departamentos de Perfumería y Joyería, poseedores de un amplio surtido en su género. En el segundo, los especializados en calzado, ropa e implementos deportivos de reconocidas marcas. Mientras, en el tercero y último, se encuentran dos departamentos que ofrecen calzado para ambos sexos, confecciones mixtas, medias, gorras y carteras.
billarista-4.jpg

A un costado de la tienda El Billarista, y como parte de ella, existe también un área de Mercado y una pequeña Perfumería, con un horario más amplio de trabajo, que va desde las 8:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche.
En el resto de la dependencia, el horario de venta comienza a las 9:00 de la mañana y se extiende, de manera ininterrumpida, hasta las 5:00 de la tarde.
La acogida en el día inaugural ha sido grande y una buena parte de la población santaclareña ha acudido a El Billarista para satisfacer necesidades o simplemente a satisfacer la curiosidad y hasta el anhelo de ver renacer a un sitio emblemático de la Ciudad de Marta Abreu y el Che que estuvo a punto de morir por el paso inclemente del tiempo, ahora convertido en una hermosa y funcional edificación al servicio de la cosmopolita capital villaclareña.

Post relacionado:
Tras las vallas renace El billarista

Sobre la historia de El Billarista:

http://www.cenit.cult.cu/sites/santa_clara/index.php?option=com_content&view=article&id=69&Itemid=65

http://biblioteca.idict.villaclara.cu/UserFiles/File/CI%20Santa%20Clara/Arquitectura%20de%20la%20ciudad.doc

Anuncios

Read Full Post »

Carlos Vidales sigue con su creación poética, vean este poema: 

GEOMETRÍA Y PIEL DE GALLINA

tridimensional.jpg 

Soy el geómetra existencial,
indagador de las líneas y las formas
que definen la invisible estructura del Universo
y su secreta relación con la conducta humana.

Con admirable paciencia he descubierto
verdades trascendentes, a tal grado
que se me pone la piel de gallina.

(La gallina es un ser maravilloso
cuya piel usamos para expresar las más intensas emociones)

Veamos.

Luego de arduas reflexiones, he puesto al desnudo
la ética miserable del cubo.
El cubo no es de confiar: tiene seis caras.
Por eso, los tahúres usan cubos
disfrazados de dados
para engañar a los incautos.

La línea recta
tiene mucha integridad, pero es estúpida:
va derecho al grano
sin pensar en los obstáculos
y por eso tiene corta vida
y no llega a ninguna parte.

La línea curva es terca como una mula
y políticamente intransigente:
se desvía constantemente hacia el mismo lado
y si no encuentra quien lo impida
termina por cerrar el círculo vicioso
y morderse la cola de modo lamentable.

La hipotenusa, ¡ah, la hipotenusa!
solo vive para el triángulo amoroso
eternamente en yunta con sus dos catetos.

El péndulo es un genial estratega:
él sabe que para alcanzar las máximas alturas
hacia adelante,
debe tomar impulso
alcanzando las máximas alturas
hacia atrás.
Quienes ignoran este principio sano y sabio
podrán ganar alguna batalla
pero invariablemente perderán la guerra.

Y ahora viene lo mejor. No se distraiga.

¿Para qué tiene usted dos ojos?

Pues, para ver en tres dimensiones.
Esta admirable paradoja (2=3)
no es bien comprendida por algunos ciudadanos
que ven en tres dimensiones
pero piensan en dos.

Su geometría mental es plana:
anverso-reverso, ancho-largo,
blanco-negro, bueno-malo,
yo-ellos,
conmigo-contra mí.

Nunca han entrado en combate
pero viven en el imaginario infantil de la barricada:
“¡La barricada solamente tiene dos lados!”, gritan.

Claro: ellos del lado bueno, nosotros, del malo.

¿No es increíble?

Hasta el ladrillo más estúpido
es, cuando menos, tridimensional.
Y lo sabe. Sin ojos.

Algún defecto grave
hay en la geometría genética del humano.

Otra vez se me pone la piel de gallina.

He estado en muchas barricadas
y todas eran multidimensionales
con niveles, matices, contradicciones,
laberintos y formas y colores.

Un átomo es un sistema planetario.

Un ser viviente es un cosmos.

Una barricada es un universo en ebullición.

Y la piel de gallina
es la pantalla mágica, viviente y palpitante
de nuestra geometría emocional.

Eso es.

Carlos Vidales
Estocolmo, 2010-01-11

También publicado en Los Importunos


Carlos Vidales
http://hem.bredband.net/rivvid/
http://luisvidales.blogspot.com/
http://losimportunos.wordpress.com/

Read Full Post »

Ayer en el noticiero supe la triste noticia de que Miguel Ojeda había fallecido. Ese gran laudista cubano, natural de la Ciudad Bandera: Cárdenas, es mención obligada cuando se hable o escriba de la música y el folclor cubanos. Mi abuela no se perdía un programa de Palmas y Cañas, y desde niña siempre lo veía y junto con él tocaba un laúd de juguete que tenía. Lo recuerdo siempre sonriente y así será la imagen que guarde de él. Este artículo de Raúl Martínez Rodríguez lo tomé de La Jiribilla:
 

EL GRAN LAUDISTA

El gran laudista Miguel Ojeda Díaz es uno de los intérpretes de tradición hispánica más significativo de nuestro folclor campesino. Nació el 29 de septiembre de 1921 en la ciudad de Cárdenas en la provincia de Matanzas. Sus padres fueron Víctor Manuel Ojeda y María Díaz. En la Escuela Pública no. 15 de su ciudad natal estudió hasta el octavo grado. Su primer laúd lo obtuvo en 1935 de manos de su padre el cual aún se conserva en el Museo Histórico de Cárdenas y con él organizó en 1938, su primera agrupación que amenizó bailes campesinos en toda la región.

Miguel Ojeda 1 

Posteriormente, formó el grupo El Melódico 40 el que alternaba con las orquestas habaneras que visitaban con frecuencia la ciudad de Cárdenas. En un baile en el Liceo de Cárdenas, conoció al cantante Joseíto Fernández quien quedó impresionado por su peculiar estilo. En 1941, se presentó interpretando el pasodoble “Currito de la cruz” en el programa la Corte Suprema del Arte de la desaparecida CMQ donde logró un triunfo rotundo, esto motivó que fuera contratado para actuar en distintos programas de radio, entre ellos, el Rincón Criollo.
Por esos años conoció al guitarrista y compositor Eduardo Saborit con el que integró el trío acompañante del notable Ramón Veloz; compartió honores con los cantantes de la talla de Zoila Gómez, y los repentistas Justo Vega y Nena Cruz, conocida como La Calandria, entre otros. En el programa el Guateque de Apolonio, alternó con artistas de renombre como los vocalistas mexicanos Pedro Vargas y el trío de guitarras y voces Los Pancho. Grabó discos con los más célebres intérpretes de la música campesina como los casos de Miguel Ángel Pozo, conocido por Clavelito, Chanito Isidrón y realizó un maravilloso LD llamado Miguel Ojeda y sus guitarras antillanas, de gran éxito discográfico.
Desde la década del 50, con el surgimiento de la televisión, es artista exclusivo en los programas más estelares de ese medio y a su vez, actuó en la radio, el teatro y el cabaret con su conjunto de guitarra donde acompañó al dúo de Celina y Reutilio, a Radeúnda Lima, Coralia Fernández y al excelente repentista Adolfo Alfonso.

Miguel Ojeda 2 

Primero (detrás) de izquierda a derecha. 

A partir de los años 60, participó con su conjunto en el popular programa de televisión Palmas y Cañas, y actuó en los show de los cabarets Tropicana, Cabaret Caribe, El Salón Rojo del Hotel Capri, y en El Parisién del lujoso Hotel Nacional.
Durante el Congreso de Arquitectos, efectuado en la ciudad de La Habana a mediados de la década del 60, dirigió una agrupación espectacular de 100 guitarras en la Catedral de La Habana.
Como compositor, Miguel Ojeda cuenta con 102 hermosas obras de perfecta factura en su realización entre boleros, sones, guarachas, congas, guajiras, entre ellas algunas muy populares como las nombradas “Oye mi lelolei”, “Aprendí mi tumbao”, “Palmas y cañas”, “Campesino laborioso”, “La campiña es la luz”, “En mi alegre ranchito”, “Tengo una choza”, “Pió mentiroso”, y “Cubano mambí” —con texto de Jesús Orta Ruiz, El Indio Naborí—, todas grabadas en discos por el conjunto Palmas y Cañas, Barbarito Diez, Ramón Veloz, Trío La Rosa, Luisa María Hernández conocida como La India de Oriente, Ana María Chomat, Celina González y Lázaro Rodríguez, Pío Leyva, Adolfo Alfonso, entre muchos otros.
Viajó por varios países como EE.UU., Venezuela, Alemania, Polonia, Bulgaria, Vietnam, Corea, Canadá, México, Perú, Panamá, Jamaica, España y África, entre otras naciones.
Como músico e intérprete del laúd se caracteriza por su fino estilo y bello sonido. No es uno de esos ejecutantes virtuosos que impresiona por ser un efectista del instrumento, sino por sus sólidos y profundos conocimientos de la técnica del laúd y de la música campesina. Su virtuosismo consiste en la complejidad de los diseños melódicos, armónicos y rítmicos de las improvisaciones, basado en un hondo conocimiento del instrumento y del folclor rural cubano.
Miguel Ojeda en sus 52 años de fructífera vida artística ha recibido distintas distinciones como la orden por la Cultura Nacional, Antero Regalado, la Marcos Martí y las medallas Raúl Gómez García y De la Amistad, otorgada esta última por Ho Chi Min en 1962, Medalla de plata en los Juegos Bolivarianos, Panamá, Medalla de la Cultura Checoslovaca, Diploma Visitante Distinguido, Veracruz, Medalla Aniversario 80 de la Radio Cubana, que simbolizan sobre todo el reconocimiento y admiración del pueblo cubano.

Fuente de información
1-Ojeda, Miguel (hijo). Biografía y catálogo.

Read Full Post »

Siempre he admirado a Beny Moré, desde muy joven me gustaron sus canciones, y mucho que las he bailado. Admiración por su estilo, por su voz, por sus composiciones y porque sin saber música se convirtió en el Bárbaro del Ritmo.  Su notoriedad ha hecho que otras figuras del mundo han cantado sus melodías y le han dedicado sus creaciones musicales. Este artículo de Pedro de la Hoz que leí en el periódico Granma me ha dado más luces sobre el Beny:

YO SÉ EXPLICARTE QUÉ PASÓ

Beny Moré

Para Beny el mundo es grande y chiquito a la vez. Porque su fama no cabe en la isla y al mismo tiempo, basta con darse una vuelta por ese ancho mundo para encontrar las más insospechadas resonancias de sus huellas.
Como ahora que repaso un viejo disco de Ismael Miranda, de cuando el boricua aguádense acababa de salir de la incubadora salsera de Larry Harlow en el Nueva York de 1974 y quiso rendir tributo a dos figuras tutelares en el espectro sonoro del Caribe: su compatriota Rafael Hernández y al lajero inmortal. De modo que incluyó en el álbum En Fa menor los temas Homenaje a Rafael y A Beny Moré. Ismael sabía ya que a Cuba y Puerto Rico también la enlazaban otro Ismael (Rivera) y el Beny, quien al compartir escena con este y escucharlo lo bautizó con un epíteto que hicieron suyos todos los admiradores de Maelo: El Sonero Mayor.
Reviso una foto amarillada por el tiempo. Muestra (la marquesina) del teatro Hollywood Palladium, en Los Ángeles, un día de 1958. Aparecen a la izquierda con letras pequeñas los nombres de Tito Puente, Joe Loco y Geo Hernández. Al centro, con mayor altura tipográfica, Beny Moré (sí, con una sola n, como debe ser, pues el invento de la doble n fue de alguien que seguramente era aficionado al clarinete de Benny Goodman). Veinte años después, Tito, convicto y confeso estudioso de la percusión y los ritmos cubanos, fue llamado por Louie Miranda para reunir en un disco temas popularizados por el autor de Santa Isabel de las Lajas.
Cuatro trompetas, cuatro saxofones, tres trombones, Nicky Marrero en las tumbadoras y el mismo Tito en los timbales, apoyando una constelación de voces en la que figuraban Cheo Feliciano y Adalberto Santiago, se reunieron en un álbum de Tico Records que se convirtió en un clásico y le valió al timbalero su primer Grammy.
¿Cosas del pasado? Nada de eso. Siempre hay una voz y una orquesta lista para retomar y recrear a Beny. A veces con suma audacia, desde el hip hop, como lo hizo X Alfonso con su X Moré. Y otras por el costado más sorprendente, como cuando en una lista global de aficionados al karaoke se descubre que un bogotano de 63 años y una canaria de 22 coinciden con otros 30 usuarios más de la red en compartir Cómo fue, de Ernesto Duarte, bajo una acotación que reza: “Cantado a la manera de Beny”. Con tal ejemplo puede enmendarse uno de los versos de esta canción: “Cómo fue / yo sé explicarte qué paso… ” Es la leyenda de Beny.

Read Full Post »

Mi amigo colombiano Carlos Vidales ha comenzado el 2010 muy prolífico en cuanto a poesía. Me alegro muchísimo porque todos sus poemas tienen esa carga de perspicacia que los hacen más amenos. Espero que me siga mandando sus creaciones para beneplácito de quienes gustamos de ellas.

INVENCIONES Y SUEÑOS

Sueño de sirena. Octavio Ocampo.

Sueño de sirena. Octavio Ocampo

Si Calderón* escribía
cuando entre sueños estaba,
y para vivir soñaba
y al despertar se moría,
así con su fantasía
anda el poeta fecundo
repartiendo por el mundo
fabulosas ilusiones,
y es manantial de invenciones
su verso sabio y profundo.

Carlos Vidales
Estocolmo, 2010

http://hem.bredband.net/rivvid/
http://luisvidales.blogspot.com/
http://losimportunos.wordpress.com/

* Pedro Calderón de la Barca, dramaturgo, poeta español, y la última figura importante del Siglo de Oro de la literatura española.

Read Full Post »