Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/01/10

Siboney del Rey, cónsul de Paz del Movimiento Poetas del Mundo-Caracas (Venezuela) e integrante de la Sociedad de Poetas “Andrés Eloy Blanco”-Caracas, me ha enviado este artículo, que culmina con un bello poema.

Siboney del ReyHace un año, la humanidad fue testigo del más cruel genocidio a la Franja de Gaza, en Palestina. Hoy, nuestros ojos lloran de indignación, de rabia, de tristeza… porque el hermano pueblo de Haití, sufre la mayor desgracia en la historia de la  humanidad.
Haití fue el primer país en América, en lograr su independencia, y el primer país, en apoyar la gesta independentista de Venezuela, y las patrias liberadas por Simón Bolívar.
Haití es el primer país más pobre del mundo. Pareciera que una maldición le cayó a Haití: miseria, hambre, enfermedades, terribles desastres naturales, guerras, cruentos golpes de estado, invasiones… Pareciera que diablo, se adueñó hace tiempo de Haití. El poder del colonialismo, desde su historia (y sumado al imperialismo yanqui), han hecho del pueblo haitiano, la gran obra de su destrucción maléfica.
En Haití, ser afrodescendiente, ser pobre, pasar calamidades… es un pecado. Me pregunto: ¿Cuántos en el mundo, hemos hecho por Haití? ¿Cuántos hemos elevado al cielo una oración? ¿Cuántos hemos dedicado una canción o un poema? ¿Cuántos hemos abierto la solidaridad? ¡EL PUEBLO HAITIANO NOS NECESITA!
En estos momentos, no puedo contener mi llanto, al ver las crudas imágenes de lo que está atravesando el hermano pueblo de Haití.
Como Poetas, no podemos mostrarnos indiferentes a esta realidad. Hago un llamado de corazón, a todos los poetas y cantores que abrazamos la solidaridad de los pueblos, a que construyamos el más lindo y sentido poema y canción, para nuestro hermano pueblo de Haití.

Reciban desde mi corazón, un fuerte abrazo.

Hermana Haitiana, Hermano Haitiano:
¡Tu Dolor e Injusticia, También es la mía! Veo las noticias,
y al mirar las imágenes de Haití,
un dolor tan escalofriante pasa por mis venas.
La miseria y la injusticia de ese pueblo, también es la mía.

¿Qué hacemos por ti hermana haitiana?
¿Qué hacemos por ti hermano haitiano?
No me queda más que pedirle al Dios del cielo,
que acabe esa cruel pesadilla,
de la cual están viviendo.

Le reclamo a Dios del por qué viven tantas desgracias,
del porqué mueren inclementemente…

Mis oraciones,
son bendiciones abundantes
que se riegan en semillas para tu pueblo:
inmensas en amor,
inmensas en esperanzas…

¿Cómo no he de sentir esas niñas y esos niños,
que les arrebataron su sonrisa cruelmente?

A veces sueño que el sol,
les devuelve la alegría
a sus caritas relucientes.
¡Tan relucientes que van a la escuela
y una nueva lección aprenderán!
Llevan en sus bolsitos el cuaderno del valor,
y el lápiz de la felicidad.
Leen en voz alta las lecciones de solidaridad.

Algo bello nacerá en su heroico país:
“La soñada victoria”.
El amor lo aprenden sumando,
y nunca lo restarán.
Verás como se multiplicaría la alegría,
porque nunca la dividirán.
Así serán los niños y las niñas,
de la futura Haití.

Hermana Haitiana,
Hermano Haitiano,
¡Qué orgullo llamarte así!
Somos sangre y fuego,
somos lágrimas y sudor,
somos la tierra labrada
que crecerán frutos de unión.

Tu lucha es mi lucha,
tu dolor es mi dolor,
tu injusticia también es la mía,
porque lo siento desde mi corazón.

Te regalo desde el fondo de mi ser,
un poema que brote
a gritos desde mi piel.
¡Es un poema de paz y justicia!
¡Si la unimos con nuestras voces,
se sentirá bonito!

La dicha que lleva mi pueblo,
te la vamos a obsequiar:
¡No al hambre ni a la miseria!
pues este amor,
es el pan que tu pueblo comerá.

Mis labios brotan versos de esperanza
para ti hermana haitiana,
para ti hermano haitiano,
pues en esta ardua batalla
el fracaso y el terror, morirán.

Se van las sombras del olvido,
se van las sombras de la muerte,
se van las sombras del miedo…
para ti pueblo haitiano
mi poema es un grito combatiente,
que se estremece en amor
y libertad por siempre.

¡Ese es el regalo que te doy!
No quiero que Haití sufra con dolor.
Toma esta paloma con el ramo de olivo
y que vuele por los caminos de Dios,
regalando justicia, paz y amor.
Es la paloma de la esperanza,
que a tu pueblo traiga bendición.

Resucitarán los héroes, las heroínas y los mártires,
a combatir por la libertad.
Vendrá Petión, junto a Simón Bolívar,
con sus espadas sagradas y victoriosas,
a traerles bienestar.

Hermana haitiana,
Hermano haitiano:
Sacaremos al invasor,
y a todo aquel que quiera hacerles daño.
Tu dolor e injusticia, también es la mía.
Tu libertad y esperanza, también la es.

Hermana haitiana,
Hermano haitiano:
Tu clamor es mi verso,
hecho poesía.

¡Hasta la victoria siempre pueblo hermano!

SIBONEY DEL REY
Correo:
sinfronteras_al@yahoo.com

Anuncios

Read Full Post »

Mirta AguirreIndio, noble indio, médula de mi América,
que hoy eres con el negro nuestra sola esperanza.
Indio humilde de Alaska, de Ecuador o de Chile,
¡ya es hora de que yergas la espalda sudorosa!
Yo sabía de la herida gangrenada del negro,
pero sólo de lejos lamenté tu amargura,
fue preciso que viera tus ojos y tu cara,
tus hombros y tus brazos para saberte, indio.
Y vi que nuestra América no es lo que se cree,
la de grandes burgueses, rascacielos y aviones,
sino una tierra humilde y silenciosa,
dolorida y opresa como tu raza, indio.
Y vi que en ella pronto se oirá sonar la hora
¡la hora tuya, indio! ¡la de tu hermano el negro!
La hora de la siega y el martilleo terrible,
¡la que vendrá a ponerte justicia entre los brazos!
Indio, noble indio, médula de mi América,
para entonces no puedes estar ya de rodillas.
Acuérdate que eres, junto a tu hermano el negro,
para esta hora suprema nuestra única esperanza.

(1935)

Mirta Aguirre. Poetisa, ensayista, crítica y profesora cubana.

Enlaces a otros postes relacionados con Mirta Aguirre:

Canción antigua a Che Guevara Martí 

Lied

Read Full Post »

Premio Z@rapico

VerbiClara recibió el Premio Blog Z@rapico, y le agradezco muchísimo por eso a Mariana Enriqueta Pérez Pérez y su blog La décima es un árbol. Es un premio propuesto inicialmente por Norelys Morales Aguilera, en su blog Islamía al blog Cambios en Cuba, de Manuel Henríquez  Lagarde, e inspirado en el Sensible Zarapico, Samuel Feijóopoeta, investigador folklórico, editor, narrador, maestro y dibujante villaclareño que nombraba de esa forma tan peculiar, en alusión a esa ave, a la que elevó a símbolo estético y ético de la posición revolucionaria ante la vida y el arte, la búsqueda de una creación cada vez más consecuente con el desarrollo del ser humano por una sociedad en verdadera armonía con la naturaleza. A partir de Lagarde, se escogen cinco blogs para premiar, número que simboliza a los antiterroristas cubanos presos injustamente en cárceles de los Estados Unidos.

Vea: Una explicación del blog Islamía sobre el Premio Blog Z@rapico

Verbiclara concede el Premio Z@rapico, por destacarse en los requisitos propuestos, a los sitios:

(más…)

Read Full Post »

Todos sabemos las verdaderas intenciones de “ayudar” a Haití que tienen los Estados Unidos. Ayer, las imágenes televisadas demostraban el indiscutible propósito. Además, están interfiriendo en la coordinación en la distribución de la ayuda y provocan la congestión en el aeropuerto. Prensa Latina con los detalles:

Avión estadounidense en Haití

Washington, 19 ene (PL) Un devastador terremoto dejó a Haití a expensas de la solidaridad internacional, pero cuando todos anuncian envíos de médicos, medicinas y alimentos, Estados Unidos envía equipos de guerra y militares en una misión declarada de seguridad.
Miles de efectivos norteamericanos llegan a la nación caribeña desde el jueves pasado, tras el sismo de gran escala dos días antes.
Ya se encuentran allí los soldados de la 82 División Aerotransportada de Infantería del Ejército, una unidad expedicionaria de la Infantería de Marina, el portaaviones USS Carl Vinson y un buque hospital de la Marina.
El ejército estadounidense controla el aeropuerto de Puerto Príncipe, y varios países denuncian la presencia militar de Washington en la región, cuando lo que se necesita -advierten- más que uniformados, son ayudas urgentes de socorro.
Francia, Venezuela, Nicaragua, Brasil, son algunas de las naciones que han alertado ya del peligro de la infiltración militar estadounidense en Haití, además de quejarse de la falta de coordinación en la distribución de la ayuda y la congestión en el aeropuerto.
El domingo último, Obama emitió un comunicado junto al gobierno haitiano, para justificar el despliegue militar en ese país.
Alegó en el documento, según el Departamento de Estado, que el presidente haitiano, René Preval, solicitó a Washington, a la Organización de Naciones Unidas y los socios internacionales, asistir, como sea necesario, para aumentar la seguridad.
Desde que los soldados estadounidenses llegaron a Haití, los politólogos avizoran las consecuencias de las fuerzas militares en la tierra devastada.
La Casa Blanca intenta liderar los esfuerzos de la comunidad internacional para socorrer a los damnificados y agilizar las tareas de rescate y reconstrucción, dicen.
Para ello ha enviado equipos militares, especialistas castrenses, suministros y personal médico, y anunció la entrega de 100 millones de dólares para la ayuda inminente de los afectados, agregaron.
Haití es víctima hoy de su peor catástrofe en 200 años, luego de que en 2008 sufriera los impactos de cuatro huracanes seguidos, destacan especialistas.
Sin embargo, lo que para unos es ruina y subsistencia, para otros es política. Expertos aseguran que esta es la primera crisis humanitaria que afronta Obama y una oportunidad para demostrar el liderazgo imperial en la región.
El malestar internacional no es injustificado, casi una semana después del terremoto, Estados Unidos, que ha desplegado el mayor esfuerzo humanitario de su reciente historia, superará la cifra de 14 mil soldados en el país caribeño.
Mas este lunes el vicepresidente, Joseph Biden, aseguró que su gobierno mantiene un fuerte compromiso a largo plazo para ayudar a la recuperación de Haití.
Durante una ceremonia de celebración del Día de Martin Luther King (líder afroamericano de derechos civiles), indicó ante estudiantes haitianos que la ayuda seguirá creciendo. Quizás al mismo ritmo lo harán los soldados y equipos militares.
El terremoto, ocurrido el martes, dejó sin vivienda a un millón y medio de haitianos, heridos contabilizados en 250 mil, y ha quitado la vida a más de 70 mil personas, número que seguirá creciendo con los días.

rc/ggr 

Read Full Post »