Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/03/10

En el blog Patio Criollísimo, de mi colega Osmaira González Consuegra, encontré esta ilustración (no sé el autor). Demuestra que aunque en un juego los deportistas sean adversarios, los santiagueros (avispas) y los villaclareños (naranjas) son compañeros, amigos, colegas, cubanos…. La amistad y el compañerismo ante todo, que un mal arbitraje no la empañe:

Avispas y naranjas

Si alguien conoce quién hizo esta ilustración, por favor, me lo comunica, para agregarle el crédito.

Hoy a las 8:00, Villa Clara-Santiago de Cuba en el estadio Guillermón Moncada. Los naranjas van con dos juegos de ventaja; pero no hay que fiarse de la picada de las avispas.

Anuncios

Read Full Post »

Después del terremoto en Haití, que dejó a ese país más empobrecido de lo que estaba, el mundo vuelve a estremecerse con el de Chile, de 8,8 grados en la escala de Richter, además de un tsunami, y ya la suma de fallecidos es de 799. Maule fue la región más afectada, y ya hay allí 587 muertos. También, dos sismos de mediana intensidad se registraron en el centro-oeste y noreste de Colombia, uno de 4,3 grados en el municipio El Cairo y otro en Los Santos, de 5,2 grados. Hasta ahora no se han reportado muertes ni desaparecidos.
Como caracteriza a Cuba, ya partió para Chile la brigada médica cubana Henry Reeve, integrada por 27 trabajadores de la salud, para prestar ayuda internacionalista en Chile.
Cada vez que un pueblo en el mundo sufre una desgracia como esta, los cubanos la sentimos como nuestra. Nos duele también.

Brigada Henry Reeve irá para Chile

Foto: Omara García Mederos

Un total de 11 médicos de varias especialidades, 6 enfermeros e igual número de técnicos integran este colectivo que lleva consigo su avituallamiento como tiendas de campaña, instrumental, equipos, medicamentos y su propia comida, todo lo cual viajará en dos aeronaves cubanas.
En la despedida estaba el embajador de Chile en Cuba, Gabriel Germán.

Fuentes: Prensa Latina, Ansa Latina y Cubadebate

Read Full Post »

Siempre abogo por cuidar nuestro patrimonio, pero desgraciadamente no ocurren mis deseos, a diario vemos cómo desaparecen tarjas, o parte de ellas, cómo existen monumentos mutilados. Mi colega Narciso Fernández Ramírez ha hecho este trabajo, incluidas las fotos, para dar a conocer el maltrato de que es centro el monumento a la fundción de la villa de la Gloriosa Santa Clara:

LETRAS QUE PIERDE LA HISTORIA

100_1847-large1.JPG

Obsérvese lo imposible que resulta leer el nombre de las familias remedianas que fundaron Santa Clara, y cómo se deterioran las columnas de mármol por la depredación de aquellos que las utilizan para dejar constancia de su incultura.

En 1926 se aprobó por primera vez en Cuba la enseñanza de la Historia Local, loable iniciativa del historiador y pedagogo Ramiro Guerra Sánchez, que representó un importante paso en el conocimiento y amor por la historia patria.
Por entonces, y como asignatura independiente, era estudiada en el tercer grado de la escuela primaria y dotaba a los niños del indispensable sentimiento de cariño por el terruño local.
Un principio sustentaba la novedosa idea pedagógica: no se puede defender la Patria Grande si no se conoce al detalle la historia de la Patria Chica; del lugar donde se nace, de la cuadra, del barrio. Allí realmente es donde están las raíces del verdadero patriotismo, aquellas que en un futuro nos harán dar la vida por Cuba y el mundo.
Con el decurso, los planes de estudio sufrieron reiteradas modificaciones, y hoy la Historia Local se inserta a partir del quinto grado, con mayores o menores aciertos, dentro de la de Cuba.
Lamentable, entonces, resulta observar cómo un lugar relevante de la historia de Santa Clara se encuentra en un estado de deterioro tal que reclama la actuación de todos.
Me refiero al monumento que perpetúa el nacimiento de la ciudad, ubicado en el Parque del Carmen, y que fuera erigido en honor de las 18 familias remedianas que dieron origen a la actual capital de Villa Clara.
Una visita en horas del mediodía de la pasada semana nos permitió constatar que quedan muy pocas de las letras grabadas en bronce, las cuales relacionaban los nombres de las familias que allí hicieron la primera misa.
100_1854-large1.JPG

También la incursión —hecha a sugerencia de amantes de la historia santaclareña— hizo notar lo rayadas que estaban todas y cada una de las 18 columnas de mármol gris, que, de mayor a menor y en forma circular, dan fe del hecho fundacional. Estaban garabateadas con nombres que, por supuesto, nada tienen que ver con los de nuestros padres fundadores.
Por suerte, el tamarindo que rememora tan significativo suceso goza de buena salud, y en esas apacibles horas del mediodía  mecía sus ramas ante las tenues brisas que provenían de las alturas del Capiro.
También, por suerte, un grupo de niños de sexto grado llegó allí para ensayar una tabla gimnástica, y nos bastó una rápida pregunta para constatar que sí conocían del hecho histórico y de dónde procedían los primeros fundadores.
No estamos en los tiempos en que el primer historiador santaclareño, Manuel Dionisio González, se lamentase de que nada hubiese que recordase el momento fundacional de Santa Clara, y cito: «Hoy, después de tantos años, nadie acaso habrá que conserve ni  la menor idea de ese hecho importante […]; siendo de deplorarse que, cuando en otras partes se han erigido monumentos, para conservar con la veneración que se debe esos sitios sagrados, en Villaclara, permanezca abandonado a la profanación, el que debiera ser objeto de nuestras atenciones, aunque no fuera más que para la memoria que encierra uno de los principales sucesos de nuestra historia.»
Ya ese monumento existe desde 1951. Por él, y en nombre de esa historia local que debemos seguir contando a las nuevas generaciones de pilongos, nos corresponde detener el deterioro de esa joya del patrimonio citadino y arribar a otro 15 de julio sin que a la Gloriosa Santa Clara y a su tricentenaria historia le falten esas valiosas letras.

Read Full Post »