Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/04/10

Durante los años previos a la Guerra Española, muchos nuevos ricos, ignorantes, se esforzaban afanosamente por adquirir las mansiones y los vehículos más opulentos, que les permitieran ostentar su riqueza. Se dice que llegaban a las concesionarias de automóviles y pedían «el automóvil más grande que haiga». (En el Diccionario de la lengua española de la RAE: haiga. 1. m. coloq. p. us. Automóvil muy grande y ostentoso. U. m. en sent. irón.)

auto-haiga.jpg

Haiga.

Esta historia surgió en un momento peculiar de la sociedad española, de fortunas fáciles y generalmente no bien habidas —como el Estraperlo, un casino fraudulento en San Sebastián—, lo que facilitó el surgimiento del sustantivo haiga para nombrar los automóviles más caros y suntuosos. En virtud de ese origen, el empleo de esta palabra se limitó a la Península Ibérica y a la primera mitad del siglo pasado. Hoy, desaparecido el entorno en que surgió, el término sigue constando en los diccionarios, pero raramente es empleado.

El haiga es un estilo de pintura japonesa basado en la estética de Haikai-no-Renga, del cual se deriva la poesía Haiku, y que ilustraba dichos poemas mediante una sola composición. Al igual que los versos poéticos que acompañaba, el haiga estaba basado frecuentemente en una simple pero profunda observación del mundo cotidiano. Stephen Addiss indica que dado el hecho de que «ambos son creados con el mismo pincel y tinta, aumentar una imagen al poema haiku era…una actividad natural».

332_haiga.jpg

Haiga.

Del mismo modo en que el haiku yuxtapone internamente sus imágenes, el haiga también contiene una yuxtaposición entre el haiku y la obra de arte. De hecho, la obra de arte no necesariamente representa de forma directa las imágenes presentadas en el haiku.

Estilísticamente, el haiga varía ampliamente debido a las preferencias y entrenamiento de cada pintor individual, pero generalmente expone influencias formales de la Escuela Kanō de pintura, de la pintura minimalista zen, y de la Ōtsu-e, a la vez que comparte muchas tendencias estéticas de la tradición nanga. Algunos fueron reproducidos mediante impresiones xilográficas. De la misma forma, los temas pintados varían extensamente, pero generalmente son los elementos mencionados en la caligrafía, o se emplean imágenes poéticas que aumentan el significado y la profundidad expresada en el poema. Un tema común de estos poemas y pinturas es la luna, representada en ocasiones con el círculo del zen o ensō, el cual evoca numerosos significados, incluyendo Mu (o ninguno). Otros tópicos comunes incluyen las ilustraciones del monte Fuji e incluso los tejados, los cuales son pintados con pinceladas mínimas, logrando elegancia y belleza en la simplicidad.

Fuentes: Fundéu BBVA, Diccionario de la lengua española de la RAE y Haiga

Read Full Post »

1-toma-2.JPGLa carta de nacimiento de Bola de Nudillos expresa, sin margen a las dudas, la vocación y empeño de enfilarse a la actividad deportiva amateur como fuente de bienestar físico y espiritual para los seres humanos haciendo suyo, de modo inequívoco, ese invariable derrotero enunciado en sus bases fundacionales y que tuvo como punto de partida la génesis programática en que subrayó su inclinación universal, pero de acento fuertemente latinoamericanista y, de modo especial, su imbricación con la naciente realidad del deporte del ALBA. Esos principios son inalterables y marcan el objetivo supremo de este esfuerzo en el campo del periodismo deportivo.
No podemos, sin embargo, cerrar los ojos a la realidad del mundo actual y las cada vez más difusas barreras entre lo puramente amateur y la soterrada o abierta intrusión de los resortes mercantiles en la actividad del músculo.
De igual modo, haríamos como el avestruz si no tomamos en cuenta la calidad atlética y las gloriosas páginas deportivas suscritas en el seno del profesionalismo por figuras que han llegado prácticamente de la nada a convertirse en épicos referentes de alcance mundial.
Tampoco sería consecuentemente objetiva una visión esquiva ante los innegables hechos que muestran las competiciones de alto vuelo organizadas en el ámbito profesional gracias, claro está, a los presupuestos millonarios que disponen, en gran parte por la sobreexplotación de esa mercancía humana.
No escapa, sin embargo, a nuestro análisis la otra cara de esta “reluciente” moneda. El profesionalismo ha traido consigo la corrupción al seno del deporte, porque lo que importan son las ganancias a cualquier precio; ha convertido esta actividad sana por naturaleza y aliada del hombre para mejorar su calidad de vida en una furiosa y brutal lucha donde todo es posible en busca de los jugosos premios y ha propiciado la intervención de las mafias parasitarias que controlan el negocio y expolian a los atletas.
El doping, la falta de seguridad para los competidores, el dinero como brújula para guiar a los seres humanos a poner en juego su propia salud y su vida, ejemplo descarnado por excelencia de ello son el boxeo y otros deportes de combate, perlas negras que retratan la deshumanización que entraña el mercantilismo; la práctica cada vez más difundida del robo de talentos y la existencia de toda una camarilla de mercaderes viviendo como sanguijuelas de los sacrificios de los competidores hablan elocuentemente de la miseria moral que acompaña ese “deslumbrante universo”.

(más…)

Read Full Post »