Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/04/10

Carolina Vilches MonzónMi colega Carolina Vilches Monzón ha conseguido el Primer Premio en el Concurso 5×7, de pequeño formato, que presenta el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau. Con Turno corrido, ha demostrado la infinidad de tareas que lleva a cabo la mujer en sus múltiples facetas: madre, trabajadora, ama de casa, esposa…
 
¡Felicidades, Caro!

La serie fotográfica fue expuesta en el último Salón Provincial de Artes y Diseño de esta ciudad de Santa Clara y se alzó con el premio colateral de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales

Más detalles en Juventud Rebelde:

OTORGA CENTRO PABLO PREMIOS DE FOTOGRAFÍA

El reconocimiento principal del jurado recayó en la serie Turno corrido, de Carolina Vilches Monzón

El Concurso de fotografía de pequeño formato 5×7, auspiciado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, otorgó este martes sus premios, orientados a derribar la barrera económica que frena la creación de los artistas noveles.
El reconocimiento principal del jurado de esa institución recayó en la serie Turno corrido, de Carolina Vilches Monzón, que se acerca al estado de extenuación que sufre la mujer en una sociedad marcada por el machismo y la exigencia de cumplir múltiples roles.
Un total de 144 series fotográficas se presentaron a concurso, y las 36 finalistas pueden apreciarse en la sede del Centro Pablo, en La Habana Vieja.
Es una suerte que el primer evento de esta naturaleza haya tenido tanta repercusión entre los fotógrafos jóvenes, y que hayamos recibido obras de tanta variedad y calidad, consideró Rufino del Valle, especialista de la Fototeca de Cuba.
Entre las instituciones que confirieron distinciones están la Casa de Las Américas, el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, la Fototeca de Cuba, el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, la Asociación Hermanos Saíz y el Instituto Cubano del Libro.
A tono con las tendencias de la fotografía a nivel mundial, vemos que se privilegia la visión contemporánea del hombre y la mujer, en el trabajo, en un sentido erótico, también en la utilización del autorretrato, opinó Del Valle.

Read Full Post »

Esta noticia me ha hecho recordar la primera vez que leí ese maravilloso libro que es El libro de la selva, de Rudyard Kipling, también conocido como El libro de las tierras vírgenes. Las historias sobre Mpwgli enternecen.
Hacía poco tiempo que había comenzado mi vida laboral en una biblioteca, y fue de las primeras obras que leí. Lo disfruté tanto que lo releí varias veces. Ahora supe que se lo escribió a su hija Josephine, que murió de seis años, y me doy cuenta de por qué es tan encantador.
 

Una inusual primera edición de “El Libro de la Selva” de Rudyard Kipling, con una conmovedora dedicatoria escrita por el autor a su hija, fue hallado en Inglaterra.

14.jpg 

La dedicatoria dice: “Este libro pertenece a
Josephine Kipling para quien su padre lo escribió.
Mayo de 1894”.

El libro fue encontrado por bibliotecarios en la casa de campo Wimpole Hall, una propiedad ubicada en el condado de Cambridgeshire, donde vivía Elsie, la hija mayor de Kipling.
El autor escribió la dedicatoria a su hija Josephine, que murió en 1899 a los 6 años, indicaron empleados de la asociación sin ánimo de lucro The National Trust, la actual propietaria de la casa.
El libro se exhibe en Wimpole Hall donde vivió Elsie de 1938 a 1976.

LA COLECCIÓN KIPLING

Kipling no firmó la dedicatoria, pero sobre la base de otros objetos que se encuentran en el archivo de Kipling, se cree que la letra pertenece al autor.

27.jpg

El libro fue encontrado por bibliotecarios en
la casa de campo donde vivió la hija mayor de Kipling.

El libro fue descubierto en el marco de un proyecto de tres años para catalogar la extensa biblioteca de Wimpole Hall.
El curador de las bibliotecas de las propiedades pertenecientes al National Trust, Mark Purcell, dijo que se trataba de “un libro muy especial”.
“Hay cerca de 7.000 libros en la biblioteca de Wimpole y catalogarlos ha sido un proyecto grande sin embargo, como uno de los libros infantiles favoritos de todos los tiempos, esta primera edición de ‘El Libro de la Selva’ es muy especial”, indicó.
La curadora de Wimpole Hall, Fiona Hall, afirmó que la dedicatoria es enternecedora.
“La dedicatoria es muy conmovedora, especialmente cuando tenemos en cuenta que Kipling no sólo perdió a Josephine sino también a su hijo menor, John, que murió en la I Guerra Mundial”, agregó.
Hall le dijo a la BBC que se trata de “un libro hermoso e imaginativo sobre la infancia y los niños. Creo que dice mucho sobre el tipo de relación que Kipling tuvo particularmente con Josephine, pero también con sus otros hijos”.
“Como la única hija de Kipling en sobrevivir, Elsie debió haber apreciado mucho este libro”, concluyó.

BBC 

Read Full Post »

El imperio y sus aliados se han lanzado a una nueva cruzada para intentar demonizar a Cuba. Su poderosa maquinaria política y mediática ha puesto en marcha una colosal operación de engaño con el objetivo de desacreditar el proceso revolucionario, desestabilizar el país y provocar las condiciones para la destrucción de nuestro sistema social.

bandera_revolucion.jpg

En la febril campaña usan a sus mercenarios al antojo. Para obtener bochornosos dividendos políticos, los lanzan a la muerte, sin importarles un ápice verdaderamente esos seres humanos; como no les ha importado nunca tampoco la muerte de más de 3 mil cubanos por actos terroristas organizados y financiados desde Estados Unidos, ni el destino de los más de 2 mil compatriotas mutilados por esos actos abominables, ni los ciudadanos que han perecido en el Estrecho de la Florida al lanzarse en infaustas aventuras tras los cantos de sirena de la asesina Ley de Ajuste Cubano.
Invocan cínicamente los derechos humanos que han pisoteado y pisotean hoy impunemente en diversas partes del mundo. Acusan hipócritamente a la Revolución de la muerte de una persona, preso común al que vistieron de político por obra y gracia de las campañas anticubanas y los cuantiosos recursos y medios que a ella se dedican, a quien sacrificaron para servir de punta de lanza en el propósito de denigrar a la nación que más esfuerzos ha hecho por salvar vidas en el mundo, al enviar a decenas de miles de sus abnegados trabajadores de la salud a colaborar con más de un centenar de países, en los lugares más difíciles; a la Revolución que no dudó un segundo en ofrecer sus médicos para socorrer a las ciudadanos norteamericanos en New Orleans y otras ciudades del sur tras el paso devastador del huracán Katrina; la que brinda estudios superiores a jóvenes que no hubieran podido graduarse en sus naciones, incluyendo a varios de los Estados Unidos; a la que ha puesto a disposición internacional un novedoso método de alfabetización que ha permitido a millones de personas en diversos países de América Latina y el Caribe, Europa, África y Oceanía acceder al sagrado derecho humano de la educación y el conocimiento.

(más…)

Read Full Post »

Como me gusta publicar en mi blog cuestiones sobre mi ciudad de Santa Clara, aprovecho este trabajo que Ricardo Pérez Artiles publicó en el periódico Vanguardia, de Villa Clara. Se trata de las cuatro rutas de ómnibus urbanos que existían antes del triunfo de la Revolución. Recuerdo esas guaguas y, también, que para que el chofer las detuviera, se halaba un cordón que hacía sonar una campanilla para avisar cuándo el viajero quería bajarse. Eran muy cómodas, con asientos forrados en piel y con muelles. Y además, un torniquete, donde teníamos que echar una moneda para que la barra cediera y para poder pasar al interior.
Como no he podido encontrar una foto de aquellas guaguas, encontré estas, que aunque no eran de Santa Clara, son de las que conocí en aquellos tiempos:

guagua-3.jpg

guagua.jpg

Conozca las antiguas rutas santaclareñas:

EN RUTA CON LAS RUTAS DE AYER

Antes del triunfo de la Revolución, la ciudad contaba con cuatro rutas de ómnibus urbanos. A saber, rutas 1, 2, 3 y la 6, más conocida popularmente como La Loca por su enmarañado recorrido.
Se debe recordar que por entonces no existían paradas oficiales y los ómnibus se detenían en cualquier lugar que fuese solicitado por el pasajero, quien accionaba una campanilla mediante un cordón extendido por el interior del vehículo.

Ruta no. 1: Recorrido de ida: Salía del Hospital San Juan de Dios, hoy Celestino Hernández Robau, y se incorporaba a la calle Colón hasta el Parque Vidal. Bajaba por Luis Estévez hasta el Ferrocarril y subía por la calle Maceo para llegar a Unión y enrumbar por la Carretera a Sagua hasta Guamajal.

Regreso: Desde Guamajal hasta el Ferrocarril. Luego, subía por Maceo hasta San Pablo, y de ahí por Máximo Gómez hasta el Parque Vidal. Descendía por la calle Cuba y finalizaba su itinerario en el Hospital.

Ruta no. 2: Recorrido de ida: Nacía en la Carretera Central y calle Sexta, reparto Vigía. Se incorporaba por toda la Central y doblaba por Colón hasta el Parque Vidal. De ahí por la calle Marta Abreu tomaba la Carretera Central hasta la Riviera, fin de su recorrido.

Regreso: Desde la Riviera por la Central, hasta la Carretera del Cementerio, y subía por Independencia para llegar al Parque Vidal por Máximo Gómez. Luego descendía por Cuba hasta la Central y de ahí hasta la calle Sexta de la Vigía.

Ruta no. 3: Viaje de ida: Nacía en Independencia y Maceo y tomaba la Carretera a Camajuaní hasta la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, donde concluía el recorrido frente a una cafetería que allí existía.

Regreso: Partía por la Carretera a Camajuaní hasta la calle Independencia. De ahí subía a San Isidro para tomar Martí y por Maceo regresar a su piquera.

Ruta no. 6 (La Loca): Viaje de ida: Iniciaba su recorrido frente a la fábrica de refrescos Coca Cola, en el reparto Domínguez. Enfilaba por la calle Cuba hasta la calle Capitán Velasco, y de ahí al Paseo de la Paz hasta llegar a Juan Bruno Zayas, esquina a Nazareno. Doblaba por Nazareno hasta Colón y llegaba al Parque Vidal.

Descendía hasta Martí y por esa calle tomaba la Carretera del Cementerio hasta el antiguo Aeropuerto de Santa Clara (hoy EINPUD).

Luego, regresaba por la propia Carretera Central hasta la calle Virtudes —esquina a la Terminal de Ómnibus— y subía por Tristá hasta el Parque Vidal.

Finalmente, la ruta no. 6 bajaba hasta Unión, por Gloria, y de ahí a su piquera, en el reparto Dobarganes.

Regreso: Desde la calle San Rafael, en Dobarganes, hasta el Ferrocarril y por Máximo Gómez hasta el Parque Vidal. Luego, por la calle Marta Abreu tomaba la Carretera Central y llegaba al antiguo Aeropuerto.

Sin detenerse, la guagua continuaba por la Carretera del Cementerio hasta Virtudes, y de ahí subía por Tristá hasta Cuba, al costado del Parque Vidal, para llegar a San Miguel y descender hasta Alemán.

Por la calle Alemán seguía hasta la Central y de ahí al Paseo de la Paz hasta Capitán Velasco. Finalmente, enrumbaba por Prolongación de Cuba hasta la antigua Coca Cola, donde tenía su piquera.
Como dato curioso, el tortuoso recorrido duraba 1 hora y 40 minutos, aproximadamente.
Agradecemos la colaboración de los hermanos Manuel y Sebastián Guerra Artiles, choferes de esas rutas por muchos años, y sin cuya ayuda no hubiera sido posible este trabajo.

Read Full Post »

fidel-portada-2.jpgTuve el privilegio de seguir directamente voz, imágenes, ideas, argumentos, rostros, reacciones y aplausos de los delegados participantes en la sesión final del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, que tuvo lugar en el Palacio de Convenciones el pasado domingo 4 de abril. Las cámaras de televisión recogen detalles desde proximidades y ángulos mucho mejores que los ojos de las personas presentes en cualquiera de esos eventos.
No exagero si digo que ha sido uno de los momentos más emocionantes de mi larga y azarosa vida. No podía estar allí, pero lo viví dentro de mí mismo, como quien recorre el mundo de las ideas por las cuales ha luchado las tres cuartas partes de su existencia. De nada valdrían sin embargo ideas y valores para un revolucionario, sin el deber de luchar cada minuto de su vida para vencer la ignorancia con que todos venimos al mundo.
Aunque pocos lo admitan, el azar y las circunstancias desempeñan un papel decisivo en los frutos de cualquier obra humana.
Entristece pensar en tantos revolucionarios, con muchos más méritos, que no pudieron siquiera conocer el día de la victoria de la causa por la cual lucharon y murieron, fuese la independencia o una profunda revolución social en Cuba. Ambas al final inseparablemente unidas.

(más…)

Read Full Post »