Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/05/10

Maite Junco
NY Daily News

La espera ha terminado.

Silvio Rodríguez
Los fanáticos de Silvio Rodríguez, una leyenda de la música cubana, finalmente tendrán la oportunidad de verlo el 4 de junio, cuando haga su debut en el Carnegie Hall.
El fundador de la “Nueva Trova”, de 63 años de edad, conocido tanto por sus canciones políticamente controvertidas, como por sus poéticas canciones románticas, había sido declarado persona no grata en los EE.UU. desde hace décadas (fue en la era Bush, que interrumpió los intercambios culturales entre Cuba y EEUU. Nota del Editor).
Su más reciente problema de visa se produjo en mayo pasado, cuando fue invitado pero no pudo viajar a EEUU para actuar en el homenaje por el 90 cumpleaños de Pete Seeger, en el Madison Square Garden.
“Traté de volver a estar contigo hoy”, escribió Rodríguez en una carta a Seeger que fue publicada en ese momento, “pero, como bien sabes, no me dejaron llegar los que no quieren que los Estados Unidos y Cuba se junten, se canten, se hablen, se entiendan”.
Rodríguez, cuyos éxitos incluyen “Ojalá” y “Unicornio”, también hará presentaciones en San Francisco, Chicago, Los Ángeles y Puerto Rico (donde actuó hace 13 años).

Carnegie Hall

El Carnegie Hall es una sala de conciertos en Manhattan, Nueva York. Es uno de los sitios ilustres de los Estados Unidos tanto para los músicos clásicos como para los populares, famoso no sólo por su belleza e historia, sino por su extraordinaria acústica. Está ubicado entre la Séptima Avenida y la Calle 57, a dos manzanas de Central Park.

Cubadebate

Sobre las visitas de Silvio a los Estados Unidos

SILVIO: JAMÁS PODRE ADAPTARME A LA IDEA DE QUE PUERTO RICO ES PARTE DE LOS EEUU

Las razones —o sin razones— de la ausencia de Silvio en el concierto por los 90 de Pete Seeger, cruzaron el Atlántico. De aquel lado del océano, La Vanguardia —de España— también quiso entrevistarlo y le envió un breve cuestionario del periodista Fernando García.
Como se puede advertir en lo publicado —ver “Canto triste de Silvio”—, el autor utilizó algunas frases textuales y versionó otras.
Pero, ¿qué le preguntaron y qué respondió en total el poeta? A solicitud de Cubadebate, Silvio nos envió el intercambio de mensajes, donde destacan, especialmente, sus sentimientos hacia el status colonial que sufre Puerto Rico, lo que adquiere renovado interés cuando seis artistas y trabajadores boricuas acaban de irrumpir en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en reclamo pacífico de su independencia.
Petición y respuesta entre el periodista de La Vanguardia Fernando García y Silvio Rodríguez, por correo electrónico, el 4 de mayo de 2009.

Buenos días, Silvio.
Te escribo por lo que sabes. Tu carta en Cubadebate y la noticia en Granma son elocuentes.
Pero me iría bien un pequeño desarrollo de ese deseo —no sé hasta qué punto esperanza y confianza— sobre un cambio en ésta y otras políticas de EE.UU. hacia Cuba. Y cualquier cosa que quisieras añadir, claro. También quiero preguntarte si tienes algún antecedente. ¿Has podido viajar alguna otra vez a EE.UU.? ¿Lo has solicitado? En fin, todo lo que quieras contarme será bien recibido.
Un abrazo
Fernando García

A continuación la respuesta de Silvio.

Buenos días, Fernando.
Estuve en dos ocasiones en los Estados Unidos, ambas durante la era de Carter. La primer fue en el verano 1978, invitado por las brigadas Antonio Maceo y Venceremos. Acababan de reabrir el teatro Minskof, en Brodway, e hice un concierto con sala repleta (para mi total sorpresa) un día a las 5 de la tarde. También canté en un club de jazz llamado Village’s Gate y participé en varias actividades de las brigadas anfitrionas. Por esos días, además, compuse dos canciones en Nueva York: “Leyenda” y “Tu imagen”.
La segunda visita fue junto a Pablo Milanés, en febrero de 1980, y en la carta a Pete menciono el viaje hasta Poughkeepsie (se pronuncia poquípsi), en una noche en que hacían 20 grados bajo cero. Esta vez estuve en Washington, Boston, Philadelfia, en la universidad de
Massachutes y, por supuesto, en la gran manzana. También hicimos un concierto en el
Brooklyn Academy of Music (BAM), al que por culpa de la nieve llegamos con dos horas de retraso, aunque el teatro continuaba lleno.
En 1997 viajé a Puerto Rico para un concierto con Roy Brown en un estadio. Me dieron visa para los días exactos de ensayos y concierto, y al día siguiente tuve que marcharme. Yo no lo cuento como entrada a los Estados Unidos porque yo iba a Puerto Rico y jamás podré adaptarme a la idea de que Puerto Rico es parte de los Estados Unidos, aunque como tú sabes hay que ir con visa norteamericana.
En los últimos años pedí visa en dos ocasiones. En 2003 mi esposa, Niurka González, fue invitada a la convención anual de flauta, que se celebraba en Las Vegas. Por entonces nuestra pequeña Malva tenía cinco meses y para que Niurka pudiera dedicarse al evento necesitaba de un asistente. Yo accedí a fungir como tal (¿quién mejor?) y presentamos una solicitud de visa para los tres, pero hubo tantos requisitos que tuvimos que desistir. Hace unos pocos años un empresario de Puerto Rico nos invitó para una gira por los Estados Unidos. Nos preparamos para un periplo por unas 10 ciudades, insistimos, pero la visa no llegó.
Ahora me habían invitado a este concierto en homenaje al Maestro Pete Seeger, actividad que sería en beneficio de la fundación ecológica Clearwater, que Pete inició hace años. Sucede que ahora mismo un grupo de amigos estamos tratando de hacer una ONG en Cuba, la que pretendemos que se llame FUNDAR, o sea Fundación Arigüanabo ——que es el nombre del valle y el río de San Antonio de los Baños, mi pueblo natal——. Entonces nada más natural para mí que sumarme al homenaje merecidísimo a mi viejo amigo Pete y además trabajar para una fundación de idea tan noble y afín a la nuestra.
En esta ocasión tenía esperanzas de que hubiera una respuesta positiva porque le escuché decir al presidente Obama que su gobierno pretendía lanzar una nueva política con el mundo,
Cuba incluida. Muchos dicen que le va a ser difícil al nuevo presidente porque una cosa son los deseos de un hombre y otra todo el montaje de un imperio. Es obvio que Obama ha tenido que estructurar un gobierno que haga posible su administración.
Ha sido muy criticado por haberse rodeado de personas que representan lo contrario a lo que él ha manifestado que desea. La señora Clinton es un personaje clave en esto porque debe elaborar y ejecutar la política exterior del gobierno. Recuerdo que cuando era senadora apoyó la agresión a Irak. También dijo que estaba dispuesta a borrar del mapa a Irán, con todos sus habitantes. Los Clinton son muy amigos de los Bush, es obvio que ideológicamente no hay mucha diferencia entre ellos.
Yo creo que la Sra. Clinton no comparte las ideas sobre política exterior que expresó Obama, muy particularmente con respecto a Cuba.
Aún así sigo pensando que un hombre con verdaderos principios puede hacer muchas cosas desde el cargo de Presidente de los Estados Unidos.
Un abrazo y gracias por esta nueva oportunidad de expresarme.
Silvio

En: http://www.centropablo.cult.cu/boletines/bol_113.pdf

Read Full Post »