Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 agosto 2010

Por Alexis Schlachter

8:00 p.m.: Hora del estelar Noticiero Nacional (NTV). Se suceden las informaciones y ocurre algo sorprendente, curioso y llamativo: hay dos formas totalmente diferentes de mencionar geográficamente al estado cubano, según la profesión del informante sea la de periodista o la de meteorólogo. Los primeros plantean:

mapacuba.jpg
(deportivas) Los bateadores del equipo nacional de la isla…

(internacionales) Estados Unidos bloquea a la isla desde hace más de cuatro décadas…

(nacionales) El Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución de la isla…

(culturales) El Ministro de Cultura de la isla…

(política) El gobierno de la isla considera…
cuba-2.jpg

Paralelamente, y dentro del mismo horario nocturno (y en los otros horarios también), el Instituto de Meteorología da a conocer el parte diario sobre el estado del tiempo en nuestro país. Y lo hace refiriéndose al territorio nacional como un archipiélago, no una isla. Llueva, truene, haya marea alta o baja, se acerque un ciclón a nuestras costas o se aleje de ellas, haga frío o calor, los meteorólogos del patio utilizan el término geográfico de archipiélago para referirse a noticias que tengan que ver con el espacio geográfico del estado cubano en su totalidad. Nunca, ni por equivocación, hablan de la isla de Cuba al referirse a sucesos meteorológicos que afecten al país. Por cierto, lo que sucede en el NTV cada noche se extiende por el resto de la prensa nacional. Y aún en la extranjera pues ésta no es excepción…

¿Quién tiene la razón? Sólo hay una posibilidad de acertar pues, desde el punto de vista estricto de la ciencia geográfica, el país o es una isla… o un archipiélago. Imposible que sea las dos cosas a la vez.


3-cayos.jpg
Veamos la definición de isla según el Diccionario de la Real Academia Española.

isla. (Del lat. insŭla). f. Porción de tierra rodeada de agua por todas partes.

Ahora comprobemos cómo define la misma fuente al archipiélago.

archipiélago. (Del gr. ἀρχιπέλαγος). m. Conjunto, generalmente numeroso, de islas agrupadas en una superficie más o menos extensa de mar.

Entonces no es lo mismo, según la geografía, una isla solitaria en el mar que un archipiélago o conjunto de islas. Estamos de acuerdo hasta aquí.

Pero, por fin, ¿qué es el estado cubano en su totalidad?, ¿hay alguna disposición académica, política o histórica para plantear que Cuba- el estado cubano- es isla y archipiélago al mismo tiempo?

Vayamos despacio, y por partes. La isla de Cuba existe… y el archipiélago cubano también desde el ángulo de la más estricta ciencia geográfica. ¿Cómo es esto?, ¿cómo entender que ambas definiciones sean correctas si este periodista señala que, sobre el particular, o el Instituto de Meteorología se equivoca… o la prensa nacional?

Sencillo. La isla de Cuba, con 105,006 km2 es la mayor de las que componen al archipiélago cubano (puede comprobarse esto en el Diccionario Geográfico de Cuba, obra oficial de la Comisión Nacional de Nombres Geográficos integrado por 15 instituciones nacionales encabezadas por el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, página 105). Luego, hay una isla de Cuba sin lugar a dudas… pero no representa a todo el territorio nacional. Porque la República de Cuba, según la misma fuente, es un archipiélago formado por más de 1,600 islas, islotes y cayos. Y, de acuerdo con lo que plantea la obra en su página 170, no olvidar que la segunda isla en área de nuestro país es la Isla de la Juventud con 2,419 km2 de territorio físico. Mientras la tercera isla cubana en extensión es considerada Cayo Romano, con 777 km2 y situada al norte de Camagüey, según se plantea en la página 300 de la citada obra de consulta.

De ahí que cuando el NTV, o cualquier otro medio informativo de la prensa nacional, menciona a dirigentes nacionales de “la isla”, lo hacen incorrectamente pues esos compañeros cumplen sus funciones en todo el territorio nacional y no en una parte de éste.

Comprobemos qué dice la ley de leyes de nuestro país sobre lo que es el estado cubano. La Constitución de la República de Cuba, en su artículo 11 nos recuerda a todos, sin excepción alguna, que nuestro país- un estado nacional- no sólo está formado por la isla de Cuba.

artículo 11. El Estado ejerce su soberanía:

sobre todo el territorio nacional, integrado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud, las demás islas y cayos adyacentes, las aguas interiores y el mar territorial en la extensión que fija la ley y el espacio aéreo que sobre éstos se extiende…

En este punto vale la pena hacer un alto y preguntarnos todos dónde puede estar la génesis del error geopolítico de medios de comunicación cubanos e internacionales en el año 2010 al ofrecer noticias sobre el estado cubano en su conjunto calificándolo incorrectamente como “isla de Cuba”. Pues, aunque sorprenda esto, para hallar respuesta a tal  inquietud lógica tenemos que retrotraernos a la época en que España dominaba a Cuba. Fue entonces cuando los amanuenses del Reino hispano acuñaron la frase “la siempre fiel Isla de Cuba” que, incluso, apareció públicamente durante 4 siglos en el papel moneda de la época colonial cubana. Tanto se repitió el error geográfico que éste quedó en la mente de los mambises quienes fueron a pelear por la “libertad de la isla de Cuba”. Tal concepto geográfico equivocado no pasó inadvertido para el imperio estadounidense que, en 1898, provocó la guerra contra España. En el Tratado de París de diciembre de  aquel año, que puso fin a la contienda, se reconoció, por ejemplo, la condición de archipiélago para Filipinas,  pero se planteó cínicamente y de manera aviesa, el carácter de isla para Cuba. Esto tuvo consecuencias políticas negativas para nuestro pueblo. Isla de Pinos, como se llamó durante siglos a esa parte del territorio nacional, quedó fuera de la soberanía cubana durante varias décadas con la intención imperialista de cercenar, a la larga, ese territorio de la naciente y débil república. Para tal objetivo, entre otros, sirvió la llamada enmienda Platt, impuesta a la naciente República de Cuba a inicios del siglo XX. Y, que conste, el gobierno de Estados Unidos de América no carecía entonces, ni ahora, de excelentes especialistas en temas geográficos que conocían perfectamente el error de llamarle isla a lo que era, y es, un archipiélago.

Añadamos algo más. En nuestros días, ha habido también cierto grado de romanticismo en los medios sociales cubanos que consideran hermoso plantear cómo “una isla solitaria y pequeña en el Mar Caribe enfrenta valientemente las amenazas del mayor imperio que ha conocido la historia humana”. Desconociendo no sólo el carácter geopolítico de archipiélago de nuestro estado, lo cual no quita un solo adarme de grandeza a la lucha heroica del pueblo sino, además, sin saber que Cuba no es tan pequeña. Porque, aunque asombre a más de uno, el estado cubano se encuentra  -en área territorial- por encima de casi la mitad de las naciones del planeta.

Pero esto será objeto de una próxima Geografía polémica en Cubaperiodistas. ¡Ah, y algo importante! El autor está listo para el debate si algún lector lo desea. Ratifico que el Instituto de Meteorología no se equivoca, ni geográfica ni políticamente, en sus partes diarios sobre el tiempo al señalar a Cuba como archipiélago y no como simple isla. Aquí estamos listos para la controversia sobre tal tema si alguien lo decide.

Tomado de Cubaperiodistas

Anuncios

Read Full Post »

polisemia.gif

Frecuentemente los lectores me escriben para que les aclare dudas; esta vez quieren saber la diferencia entre homonimia y polisemia.

El 27 de mayo de 2008, publiqué “Homónimas, homógrafas, homófonas”, y me place saber que es el post más leído de mi blog. Porque uno de mis objetivos es defender nuestra lengua española.

En aquel trabajo explicaba que en lingüística, las palabras son homónimas cuando son iguales en la forma y tienen distinta significación; las homógrafas tienen diferente significado y se escriben iguales; y las homófonas suenan de igual modo, pero difieren en el significado.

Todas las homónimas son homógrafas y homófonas, y todas las homógrafas son homónimas y homófonas; sin embargo, las homófonas no son homógrafas.

Por ejemplo, son homónimas y homógrafas (pueden existir más significados, sólo aparecen dos en estos):

araña: arácnido y presente de indicativo del verbo arañar.
banco: entidad bancaria y asiento.
bonito: pez marino y agraciado, de cierta belleza
capital: cabeza de un Estado o provincia y dinero para invertir.
cazo: recipiente y presente de indicativo del verbo cazar.
cobra: reptil y presente de indicativo del verbo cobrar.
gato: mamífero y máquina para levantar pesos.
haya: árbol y presente del subjuntivo del verbo haber.
llama: mamífero y masa gaseosa que producen los cuerpos al arder.
vino: bebida y pretérito de indicativo del verbo venir

Son homófonas:

abría y habría
arrollo y arroyo
ayo, hallo y hayo
callo y cayo
deshojar y desojar
echo y hecho
errar y herrar
gira y jira
honda y onda
malla y maya

En los países hispanohablantes en los que domina el seseo, no hay diferencia entre la c, s y z, ni entre la b y la v, son homófonas:

abrasar y abrazar
acerbo y acervo
baca y vaca
bello y vello
botar y votar
casar y cazar
concejo y consejo
coser y cocer
errar y herrar
sabia y savia

Muchos piensan que es lo mismo homonimia que polisemia. Gran error, porque polisemia [del griego polys (mucho, muchos) y sema (significado)] es, según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia:

polisemia.
(De poli-1 y el gr. σῆμα, significado).
1. f. Ling. Pluralidad de significados de una palabra o de cualquier signo lingüístico.
2. f. Ling. Pluralidad de significados de un mensaje, con independencia de la naturaleza de los signos que lo constituyen.

Es decir, una palabra, siempre con un solo origen, puede tener disímiles significados. Por lo que diferencia entre polisemia y homonimia está dada por el origen de las palabras.

En el caso de la polisemia, la palabra tiene solamente una entrada en el diccionario, debido al origen único. Allí se enumeran los diferentes significados que ha alcanzado en su decurso. Pero hay algo que no cambia, la relación que existe entre uno y otro significado; siempre existe alguna correspondencia.

Por tanto, las homónimas son palabras con diferente significado e igual forma, y las polisémicas, una sola palabra con distintos significados, pero que en el fondo la mayoría tiene uno común.

Por ejemplo, en clave se aprecia la relación de significado único que hay entre algunos casos, llave que abre o cierra, de manera real o figurada.

clave. (Del lat. clavis, llave).
1. m. clavecín.
2. f. Código de signos convenidos para la transmisión de mensajes secretos o privados.
3. f. Conjunto de reglas y correspondencias que explican este código.
4. f. Nota o explicación que necesitan algunos libros o escritos para la inteligencia de su composición artificiosa; como la Argenis de Barclayo.
5. f. Noticia o idea por la cual se hace comprensible algo que era enigmático.
6. f. Signo o combinación de signos para hacer funcionar ciertos aparatos.
7. f. U. en aposición para referirse a algo básico, fundamental, decisivo. Jornada clave. Fechas clave. Tema clave.
8. f. Arq. Piedra con que se cierra el arco o bóveda.
9. f. Mús. Signo que se pone al principio del pentagrama para determinar el nombre de las notas.
10. f. Cuba y Ven. Instrumento musical de percusión que consiste en dos palos pequeños que se golpean uno contra otro. U. m. en pl.
11. com. Cuba. Persona que toca este instrumento.

polo 1. (Del lat. polus, y este del gr. πόλος).
1. m. Geom. Punto en que el eje corta a una superficie de revolución.
2. m. Región contigua a un polo terrestre.
3. (Marca reg.). m. Tipo de helado que se come cogiéndolo de un palillo hincado en su base.
4. m. Electr. Cada uno de los terminales del circuito de una pila o de ciertas máquinas eléctricas.
5. m. Fís. Cada uno de los dos puntos opuestos de un cuerpo, en los cuales se acumula en mayor cantidad la energía de un agente físico; como el magnetismo en los extremos de un imán.
6. m. Geogr. Cada uno de los dos puntos de intersección del eje de rotación de la Tierra con la esfera terrestre o celeste.
7. m. Geom. En las coordenadas polares, punto que se escoge para trazar desde él los radios vectores.

masa. (Del lat. massa).
1. f. Magnitud física que expresa la cantidad de materia que contiene un cuerpo. Su unidad en el Sistema Internacional es el kilogramo (kg).
2. f. Mezcla que proviene de la incorporación de un líquido a una materia pulverizada, de la cual resulta un todo espeso, blando y consistente.
3. f. Mezcla de harina con agua y levadura, para hacer el pan.
4. f. pastel (‖ mezcla de harina y manteca al horno, ordinariamente con un relleno).
5. f. Volumen, conjunto, reunión.
6. f. Cuerpo o todo de una hacienda u otra cosa tomada en grueso. Masa de bienes, de la herencia, de la quiebra
7. f. Conjunto o concurrencia de algunas cosas.
8. f. Gran conjunto de gente que por su número puede influir en la marcha de los acontecimientos. LA masa
9. f. Muchedumbre o conjunto numeroso de personas. U. m. en pl. Las masas populares
10. f. Natural dócil o genio blando. U. siempre con un epíteto que exprese esta cualidad.
11. f. Electr. Armazón o soporte metálico de una máquina o aparato en el que están montados componentes eléctricos o electrónicos, generalmente unido a tierra.
12. f. Mil. masita.
13. f. Arg. y Ur. masita (‖ galleta o pasta).

pata 1. (De or. inc.).
1. f. Pie y pierna de los animales.
2. f. Pie de un mueble.
3. f. Hembra del pato (‖ ave palmípeda).
4. f. En las prendas de vestir, cartera, golpe, portezuela.
5. f. coloq. Pierna de una persona.
6. com. coloq. Cuba y Perú. amigo (‖ persona que tiene amistad).

banco. (Del fr. ant. bank, y este del germ. *banki).
1. m. Asiento, con respaldo o sin él, en que pueden sentarse varias personas.
2. m. Madero grueso escuadrado que se coloca horizontalmente sobre cuatro pies y sirve como de mesa para muchas labores de los carpinteros, cerrajeros, herradores y otros artesanos.
3. m. cama (‖ del freno). U. m. en pl.
4. m. En los mares, ríos y lagos navegables, bajo que se prolonga en una gran extensión.
5. m. Conjunto de peces que van juntos en gran número.
6. m. Establecimiento público de crédito, constituido en sociedad por acciones.
7. m. Establecimiento médico donde se conservan y almacenan órganos, tejidos o líquidos fisiológicos humanos para cubrir necesidades quirúrgicas, de investigación, etc. Banco de ojos, de sangre.
8. m. Arq. sotabanco (‖ piso habitable).
9. m. Geol. Estrato de gran espesor.
10. m. Ingen. Macizo de mineral que presenta dos caras descubiertas, una horizontal superior y otra vertical.
11. m. Ven. Extensión de terreno con vegetación arbórea que sobresale en la llanura.
12. m. p. us. Persona que cambia moneda.

carta. (Del lat. charta, y este del gr. χάρτης).
1. f. Papel escrito, y ordinariamente cerrado, que una persona envía a otra para comunicarse con ella.
2. f. Despacho o provisión expedidos por los tribunales superiores.
3. f. Cada una de las cartulinas que componen la baraja.
4. f. carta magna.
5. f. En un restaurante o establecimiento análogo, lista de platos y bebidas que se pueden elegir.
6. f. mapa (‖ de la Tierra o parte de ella).
7. f. ant. Papel para escribir.
8. f. ant. Hoja escrita de papel o pergamino.

VEA Homónimas, homógrafas, homófonas

Read Full Post »

Con gran regocijo y emoción recibí la noticia de que los restos de la matancera Emilia Teurbe Tolón, que fueron hallados por Ernesto Martínez Pérez en el cementerio de Nuestra Señora de La Almudena, en Madrid serían trasladados a la Patria e inhumados en la necrópolis de Colón, de La Habana.
bandera-cubana-animada4.gifLa patriota que bordó nuestra primera bandera cubana fue desterrada cuando solamente tenía 22 años, primera criolla deportada por causas políticas, pero jamás olvidó a su suelo natal.
En solemne ceremonia, el 23 de agosto, coincidiendo con el aniversario 50 de la Federación de Mujeres Cubanas, fueron inhumados sus restos, y Eusebio Leal Spengler, historiador de la ciudad de La Habana, pronunció unas sentidas palabras que conmovieron a todos los que amamos a nuestra Cuba; señaló que fue con los honores reservados para quienes son más útiles y se refirió a la vida y obra de esta patriota cubana.

A continuación, las palabras de la despedida de duelo de Eusebio Leal Spengler:

Compañeros y compañeras, miembros de la presidencia, familiares de Emilia, amigos venidos de Matanzas y otras latitudes:

Con estos honores —reservados a los que son más útiles, a los que han ofrendado los mayores sacrificios, a los que han dejado una huella indeleble en la historia de nuestra patria—  depositamos hoy los restos de Emilia Teurbe Tolón, aquella muchacha que, nacida en 1828, expiró en Madrid, España, un día como hoy, 23 de agosto, hace 108 años, lejos de su tierra amada, Cuba.

Traer los restos de Emilia ha sido un empeño por largo tiempo acariciado. Debemos agradecer a su biógrafa Clara Enma Chávez y, muy especialmente, a su entrañable admirador Ernesto Martínez por haber buscado incansablemente en los archivos de las diversas necrópolis de la capital española el sepulcro ya olvidado de Emilia.

Agradecemos profundamente a la embajada de Cuba y a los funcionarios de la sección consular que, un día invernal, acompañaron a Ernesto al acto de la exhumación; también a Cubana de Aviación, que trasladó a la patria no solamente los restos de Emilia, sino también el panteón que en su día le ofreció la Sociedad Económica  de Amigos del País como su benefactora. 

¿Quién fue Emilia? Cuando depositamos hoy esta semilla, el día en que celebramos el 50 aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas, nos parece escuchar todavía la voz de su fundadora, Vilma Espín de Castro; ella reclamaba siempre, con intensidad y con firmeza, que se rindiese culto y se abriese un espacio en nuestras memoria y vida cotidiana a las grandes mujeres, a aquellas que habían marcado no solamente un camino para todo pueblo en lucha, sino también para las grandes vindicadoras de las batallas de géneros. Emilia fue lo uno y lo otro. Por eso, desde su sepulcro en este jardín surgirá, quizás, un ramo de rosas con los tres colores: rojo, azul y blanco, con los cuales bordó la primera bandera de Cuba, en 1850.

Recuerdo con emoción los versos de Carilda [Oliver Labra] cuando se refiere a Emilia y habla con qué puntadas de amor bordó aquel lienzo, aquellas sedas preciosas que aún se conservan. Pienso en los años difíciles que le tocó vivir a esa cubanita casada a los 16 años con su primo hermano, el insigne poeta matancero cubano Miguel Teurbe Tolón: orador, escritor, dibujante… pero sobre todo poeta. Poeta integrante, junto a los matanceros José Jacinto Milanés y Gabriel de la Concepción (Plácido), de una pléyade que vinculó indisolublemente la poesía con la historia de nuestra patria. Como también lo hizo José María Heredia —el poeta nacional—, quien sembró el culto a la estrella solitaria, a la bandera cubana, tal como lo recuerda José Martí, nuestro Apóstol. 

La figura de Emilia hace que evoquemos a todos ellos, así como a la eximia poeta Gertrudis Gómez de Avellaneda, quien, al despedirse de Cuba con dolor profundo, canta a la tierra que la vio nacer, a su natal Camagüey, que también es la cuna de Ana Betancourt y Ana de Quesada.

Emilia fue la primera mujer cubana deportada por insurgencia política. Durante un proceso abierto por la comisión ejecutiva y permanente, es expulsada de Cuba en 1850, cuando tiene solamente 22 años. Es precisamente durante los primeros meses de ese año que madura una idea llegada a Cuba —como dice Martí— de dos fuentes: una ingenua, que aspiraba a una Patria que no se podría sacudir del yugo opresor sin el concurso del vecino poderoso; y una segunda, peligrosa y temible, cuya aspiración era la anexión descarnada. 

Se dice que en 1849— el año previo a la confección de la bandera—, en un día estival, en el cielo de un atardecer de Nueva York, el ex general Narciso López vio los colores de la enseña nacional, así como aquel triángulo equilátero, símbolo de fraternidad masónica. Esos elementos encarnaban los pensamientos más puros de la revolución que recorría el mundo: libertad, igualdad y  fraternidad; cinco franjas, y en el centro del triángulo, como un rayo de luz en el cielo que se abría: la estrella marcando el porvenir de Cuba. Triángulo que debía ser rojo y no azul, aunque desafiara las leyes de la heráldica.

Al subir el cadalso, el primero de septiembre de 1851, y pronunciar las que muchos creen fueron sus últimas palabras: «Mi muerte no cambiará los destinos de Cuba», el general Narciso López auguraba el destino de Cuba ¿Cómo interpretarían ese destino muchos de quienes lo siguieron en la lucha? Esa frase podría significar la independencia o la anexión. La verdad la hallaríamos en nuestra propia historia: la independencia y la plena soberanía popular como único destino.
   
En 1868 Emilia está ya lejos de esa batalla política que hizo nacer, quizás en un espacio algo extraviado, lo que luego la solemne Asamblea de Guáimaro, celebrada el 11 de abril de 1869, reconocería como la bandera de Cuba, sin agravio de la insignia presentada por Carlos Manuel de Céspedes, que sería colocada en la sala donde quiera que los diputados estuviesen reunidos, hecho que sería consagrado años después al constituirse la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Fue así como el nombre de Emilia, aunque sumido en la penumbra por explicables razones familiares y personales, quedó unido para siempre a nuestra historia patria, sin que nunca dejase de palpitar en su corazón el secreto intenso, ardiente… de su amor por Cuba.
 
Cuando el General  Presidente escogió el 23 de agosto para realizar esta inhumación en suelo de Cuba, por lo que esta jornada significa para la mujer cubana, no sabía— pues yo no se lo dije— que sobre la tapa del panteón que cubría en Madrid los restos de Emilia, también estaba escrita esa misma fecha, día en que murió la patriota en la capital de España.
 
Ahora, 108 años después, aquella bandera bordada por Emilia —cuyo original felizmente se conserva— y que, multiplicada, ondeara por vez primera en Cárdenas en 1850, es el más hermoso homenaje para flotar sobre su tumba, redimida ya de todo compromiso que no fuera luchar por la libertad absoluta en el combate, bandera que guió y guía al pueblo en sus conquistas.

Descanse en paz en suelo cubano, heroína, mujer altiva, mujer hermosa de alma y de espíritu, mujer que supo dedicar sus bienes—cuando ya su vida concluía— a Cuba. Entregó el dinero que tenía a las escuelas que estaban al cuidado de la Sociedad Económica de Amigos del País, una de las instituciones más progresistas de la época y que, junto al seminario de San Carlos y San Ambrosio y la Universidad de la Habana, fue uno de los tres pilares en la forja de la intelectualidad, del pensamiento y de la rebeldía cubana.

Que este día en que el cielo se cubre suavemente de gris para amparar el acto que celebramos a primera hora de la mañana, estos honores militares, estas flores y estas ofrendas lleguen hasta Emilia en cualquier lugar del éter, en cualquier espacio del universo donde se escuche su voz y su nombre para siempre.

Muchas gracias                   

Vea además:

Encuentran sepultura de Emilia Teurbe tolón y Otero, mujer que bordó la primera bandera cubana

Un corralillense izó la bandera cubana el 20 de mayo de 1902

Mi bandera, del poeta matancero Bonifacio Byrne

Read Full Post »

Con el propósito de fomentar la creación y promoción de obras de poesía, la Editorial Letras Cubanas, la Fundación Nicolás Guillén y el Instituto Cubano del Libro, convocan a la décimo primera edición del PREMIO DE POESÍA NICOLÁS GUILLÉN, que se regirá por las siguientes bases:

nicolas-guillen_resize1.jpg

1. Podrán participar todos los escritores cubanos, con obras  inéditas, de tema libre, escritas originalmente en español, que no estén comprometidas con ninguna editorial y que no se encuentren pendientes de resolución en otro concurso.
2. Los autores premiados en este certamen deberán esperar 5 años para volver a concursar.
3. Se deberán entregar tres ejemplares, debidamente foliados y presillados, escritos en hojas de 8 ½ x 11 pulgadas, en una sola cara, a máquina o computadora, a doble espacio y con un tamaño de letra legible, no menor de 10 puntos. Si la obra llevara ilustraciones, estas  deberán ser a línea, blanco y negro, y se presentarán en disquete, con una resolución no menor de 300 dpi., y una prueba impresa, o en soporte papel con una nitidez que permita que sean escaneadas o reproducidas por otras técnicas.
4. El límite de extensión de los poemarios concursantes deberá ser 1 000 líneas de verso como mínimo. En el caso de la prosa poética, se admitirá como mínimo 60 cuartillas.
5. Los autores concursarán con sus propios nombres y, en sobre aparte, consignarán nombre completo (o nombre literario o artístico), dirección, teléfono, fax, correo electrónico o cualquier otra forma de comunicación, y breve currículo.
6. El Jurado estará compuesto por tres intelectuales de reconocido prestigio, presidido  por un representante de las instituciones convocantes, más un secretario de los trabajos del Jurado. Las decisiones se tomarán por mayoría simple y los resultados finales son inapelables. El Jurado podrá recomendar a la Editorial Letras Cubanas con preferencia, y a otras  editoriales, la publicación de obras que  resulten finalistas.
7. Los integrantes  del Jurado serán dados a conocer oportunamente.
8. El premio, que será único e indivisible, consistirá en 5 000 pesos convertibles, e incluye diploma acreditativo, la publicación de la obra por la Editorial Letras Cubanas y el pago de los derechos de autor según la legislación vigente.
9. La Editorial Letras Cubanas conservará los derechos exclusivos por cinco años para la publicación de la obra premiada. Durante este plazo, la publicación de la obra por otra casa editorial deberá ser previamente coordinada con la Editorial Letras Cubanas y, de concretarse, la nueva edición deberá hacer mención del premio recibido.
10. El plazo de admisión de las obras vence el 1 de septiembre de 2010.  Las obras deberán ser enviadas a:

Premio de Poesía Nicolás Guillén
Editorial Letras Cubanas
Obispo 302, esquina a Aguiar,
Habana Vieja, C.P.10100, Ciudad de La Habana, Cuba
Telf.: 862-4378
Fax: 66-8187, E. Mail: elc@icl.cult.cu
galeria@icl.cult.cu

11. El fallo del Jurado se hará público por los medios de difusión y el Premio se otorgará en ceremonia  que formará parte del programa general de la 20 Feria Internacional del Libro La Habana 2011.Los organizadores no se comprometen con la devolución de los originales.
13. La participación en este Premio lleva implícita la aceptación total de estas bases.

Editorial Letras Cubanas
Fundación Nicolás Guillén
Instituto Cubano del Libro

Read Full Post »

Con el propósito de fomentar la creación y promoción de obras literarias en los géneros de novela, cuento y ensayo, la Editorial Letras Cubanas, la Fundación Alejo Carpentier y el Instituto Cubano del Libro,  convocan a la decimosegunda edición del PREMIO DE NOVELA, CUENTO Y ENSAYO ALEJO CARPENTIER, que se regirá por las siguientes bases:

carpentier.gif

1.    Podrán participar todos los escritores cubanos, con obras  inéditas, escritas originalmente en español,  que no estén comprometidas con una editorial y que no se encuentren pendientes de resolución en otro concurso. Se considerarán inéditas cuando el 60 % de los textos, como mínimo, no haya sido publicado antes.
2.    Se deberán entregar tres ejemplares, debidamente foliados y presillados,  escritos en hojas de 8 ½ x 11 pulgadas, en una sola cara, a máquina o computadora, a doble espacio y con un tamaño de letra legible, no menor de 10 puntos. Si la obra llevara ilustraciones, estas deberán ser a línea, blanco y negro, y se presentarán en disquete, con una resolución no menor de 300 dpi, y una prueba impresa, o en soporte papel con una nitidez que permita ser escaneadas o reproducidas por otras técnicas.
3.    Los límites de cuartillas de las obras concursantes deberán ser:
Novela: 150 como mínimo y hasta 400 como máximo.
Cuento (colección de cuentos): 80 como mínimo y hasta 200 como máximo.
Ensayo o conjunto de ensayos: 150 como  mínimo y hasta 300 como máximo.
4.    Los temas son libres. En el caso del ensayo, debe referirse a asuntos de carácter artístico y literario.
5.    Los autores concursarán con su propio nombre y, en sobre aparte,  consignarán  nombre completo (o su nombre literario o artístico), dirección, teléfono, fax, correo electrónico o cualquier otra forma de comunicación, y breve currículo.
6.    Sólo se podrá participar en uno de los géneros convocados.
7.    Los autores premiados en convocatorias anteriores sólo podrán participar en los géneros en  los que no fueron premiados.
8.    El Jurado, tres miembros por cada género, estará compuesto por intelectuales de reconocido prestigio,  presidido por un representante de las instituciones convocantes, más un coordinador de los trabajos del Jurado. Las decisiones se tomarán por mayoría simple y los resultados finales son inapelables. El Jurado podrá recomendar a la Editorial Letras Cubanas, con preferencia, y a otras editoriales, la publicación de obras que resulten finalistas.
9.    Los integrantes del  Jurado serán dados a conocer oportunamente.
10.    Se concederá un premio único e indivisible por cada género, consistente en:
Novela — 5 000 pesos cubanos convertibles (CUC)
Cuento — 3 000 pesos cubanos convertibles (CUC)
Ensayo — 3 000 pesos cubanos convertibles (CUC)
Diploma acreditativo, la publicación de las obras por la Editorial Letras Cubanas y el pago de los derechos de autor según la legislación vigente.
La Editorial Letras Cubanas conservará los derechos exclusivos por cinco años para la publicación  de las obras premiadas. Durante este plazo, la publicación de las obras por otra casa editorial deberá ser previamente coordinada con la Editorial Letras Cubanas y, de concretarse, la nueva edición deberá hacer mención del premio recibido.
11.    El plazo de admisión de las obras vence el 1 de septiembre de 2010. Las obras deberán ser enviadas a:
Premio de Novela, Cuento y Ensayo Alejo Carpentier
Editorial Letras Cubanas
Obispo 302, esquina a Aguiar,
Habana Vieja, C.P. 10100
Ciudad de La Habana, Cuba
Telf.: 862-4378
E. Mail: elc@icl.cult.cu; galeria@icl.cult.cu
12.    El fallo del Jurado se dará a conocer por los medios de difusión y los Premios se otorgarán en ceremonia que formará parte del programa general de la 20 Feria Internacional del Libro  La Habana 2011 Los organizadores no se comprometen con la devolución de los originales.
13.    La participación en este Premio lleva implícita la aceptación de estas bases.

Editorial Letras Cubanas
Fundación Alejo Carpentier
Instituto Cubano del Libro

Read Full Post »

Los alumnos de la vasta Universidad Popular de China son típicos de la generación post-Mao Zedong. Cada viernes por la noche cientos de ellos se reúnen bajo los árboles de una pequeña plaza en el distrito Haidian de Beijing. ¿El propósito? Charlar sobre béisbol, películas y celebridades americanas en un torpe pero entusiasta inglés. De hecho, China ofrece el ejemplo más dramático del ‘hambre’ global por aprender este idioma.

china1.jpg
Más presente y universal que nunca, el inglés se usa ahora, de alguna forma, por casi 4 mil millones de personas en todo el planeta.
Como lengua materna (400 millones de hablantes), solamente es superado por el mandarín (1.300 millones de hablantes nativos, 350 millones de los cuales también hablan algún tipo de inglés).
Y dada la importancia del inglés como segunda lengua en todo el mundo, ahora son muchos los que buscan transformarlo en una versión nueva y simplificada que responda a las exigencias de una economía global con un reducido vocabulario de palabras y expresiones comunes. Lo cual lo está convirtiendo en una herramienta popular conocida como globish, una palabra formada de la expresión Global English.

La notoriedad

La presencia del globish se hizo evidente por primera vez en 2005, cuando un oscuro periódico danés llamado The Jutland Post, publicó una serie de viñetas satíricas del profeta Mahoma. A lo que el mundo musulmán reaccionó con disturbios en Afganistán, Nigeria, Libia y Pakistán, que dejaron 139 personas muertas.
Pero quizás la respuesta más extraña fue una protesta llevada a cabo por fundamentalistas musulmanes frente a la embajada danesa en Londres. Vociferando en inglés, los manifestantes portaban pancartas con lemas en ese idioma,
Esta colisión de la jihad islámica con el inglés, dejó en claro el cambio dramático que se vive a través de un mundo cada vez más unido por la internet.
Y esa tendencia a la globalización del inglés no se da de manera aislada. De hecho, en 2007 un artículo publicado en el Herald Tribune por el ciudadano francés Jean-Paul Nerriere, ya describía el despegue internacional del inglés como «el dialecto del tercer milenio».
Nerriere, un empleado de IBM enviado a Japón en la década de 1990, se había dado cuenta de que en el Lejano Oriente los japoneses, coreanos y chinos se comunicaba mucho más exitosamente en un nuevo tipo de inglés que en el inglés estándar de los británicos y los estadounidenses.
Nerriere se dio cuenta de que se trataba de un inglés ‘descafeínado’, lleno de simplificaciones como«el hijo de mi hermano» por«sobrino», o«palabra de honor» por«juramento», que se estaba convirtiendo en una nueva forma de hablar. En un momento de inspiración, Nerriere bautizó esa forma de hablar como ‘globish’.

Rápida acogida

El término globish fue acogido rápidamente en el seno de la comunidad internacional. El periodista Ben Macintyre, del periódico London Times, describe una conversación que había oído mientras esperaba un vuelo en el aeropuerto de Nueva Delhi.
El diálogo discurría entre un español de las Fuerzas de Paz de la ONU y un soldado indio. «El indio no hablaba español y el español no hablaba punjabí», relata Macintyre. «Sin embargo, ellos se estaban entendiendo entre sí con facilidad. La lengua que hablaban era una forma muy simplificada de inglés, sin gramática ni estructura, pero perfectamente comprensible, para ellos y para mí. Sólo ahora me doy cuenta de que estaban hablando globish».
Para Nerriere, el globish es una especie de instrumento lingüístico cuya versión básica puede hablarse con un vocabulario de tan sólo 1.500 palabras.

Primera proyección

Una serie televisiva llamada La historia del inglés, relata que el inglés británico saltó a la supremacía mundial durante la época de la reina Victoria, que fue la primera monarca británica en dirigirse a sus súbditos a través de las nuevas tecnologías que permitían grabar y divulgar los discursos hablados. Desde ese momento hubo vínculo indisoluble entre el imperialismo y el idioma, que convirtió al inglés en un nuevo motor del desarrollo.
Luego, el poder y la influencia del inglés pasaron a Estados Unidos, principalmente a través de las dos guerras mundiales. Y durante toda la Guerra Fría, la cultura angloamericana se convirtió en parte de la conciencia global a través de las películas, los periódicos y las revistas publicadas en inglés.
Y al llegar el prolongado auge económico de la década de 1990, el inglés se estableció como la ‘lengua de la libertad’ en la mente de millones de personas. De hecho, usted podía odiar a un presidente ‘americano’ y quemar la bandera de Estados Unidos, al mismo tiempo que idolatraba a las estrellas pop estadounidenses.

Adopción generalizada

Con el cambio de milenio el inglés comenzó a ganar un impulso tal que se hizo independiente de sus orígenes anglo-estadounidenses. Y cuando se convirtió en un inglés liberado de sus raíces, comenzó a extenderse rápidamente por el mundo en desarrollo.
En 2003 Chile y Mongolia declararon su intención de adoptar el inglés como su segundo idioma. En 2006 se añadió el idioma inglés al plan de estudios de las escuelas primarias en México, como segunda lengua obligatoria. Y el antiguo estado de habla francesa de Rwanda aprobó el inglés como idioma oficial en 2009. En China, 50 millones de personas están inscritas en un programa de lenguaje conocido coloquialmente como ‘Inglés inglés’, conducido por Li Yang, un profesor que a menudo reúne en estadios de fútbol a grupos de 10 mil personas, bajo el lema de ‘Conquistar el inglés para volver fuerte a China’.

Un mundo más pequeño

Desde que el inglés fue introducido por la conquista normanda en 1066, ha sido el idioma de todos y de la gente común. Y eso es más cierto que nunca hoy en día. El hecho es que el inglés ya no depende de Estados Unidos ni de Gran Bretaña. Ahora es aupado por un mundo que lo ha adoptado como su segundo idioma, y por lo tanto su evolución sigue adelante sin necesidad de permanecer atado a sus orígenes británicos o estadounidenses.
El globish ya se está perfilando en los acontecimientos del mundo en muchos frentes. Por ejemplo, durante las elecciones iraníes del año pasado, la oposición utilizó el globish para transmitir sus quejas a través de internet, donde de 70 a 80 por ciento de las páginas están en inglés.
De acuerdo con el Consejo Británico, para 2030 un tercio de la población mundial estará tratando de aprender inglés. Y cada vez se sumarán más voces a ese idioma, encontrando en el globish un común denominador.
El distinguido educador británico sir Eric Anderson cuenta una historia que ilustra la creciente importancia del globish. En la mañana de los atentados terroristas del 7 de julio de 2005 en Londres, un estudiante árabe trató de tomar el metro pero encontró su estación inexplicablemente cerrada. Entonces se subió a un autobús. En ese momento recibió en su celular un mensaje urgente en la jerga globish, que le advirtió que los autobuses de Londres se habían convertido en objetivos terroristas. Como resultado de ese mensaje, el estudiante se bajó del autobús. Un minuto más tarde el transporte fue destruido por una bomba, con la consecuente pérdida de vidas.
No se trata de la torre de Babel. El mundo es cada vez más ‘plano’ y más pequeño que nunca, pero sigue siendo un mosaico de 5 mil idiomas.
La gente todavía se aferra ferozmente a su lengua materna. Pero cuando un hindú y un mexicano quieran comunicarse, la lengua a la que recurrirán será al globish.

Tomado de La Página del Idioma Español

Read Full Post »

Alexis Morales Valderas, intensivista villaclareño que se encuentra  en una colaboración en Angola, específicamente en Cabinda, limitando con el Congo. Hace 4 años cuando el cumpleaños 80 del Comandante en Jefe Fidel Castro le escribió un poema, que nunca pude enviarle, no encontró la vía, a pocas horas de cumplir años nuevamente, esta vez 84, mañana 13 de agosto, quiere compartir estos versos y no desiste en el intento de algún día hacérselo llegar a Fidel.

HOY QUIERO DECIRLE, COMANDANTE

fidel-blog-reflexiones2.JPG

Hoy quiero decirle, Comandante,
que un alto en el camino, no es derrota
tómese el tiempo para calzar sus guerrilleras botas,
aún le quedan batallas por delante.

Hoy quiero decirle, Comandante,
que su ejemplo es luz para los siglos,
que sus días de Gloria son eternos,
ni mil Imperios aplacaran sus bríos.

Hoy quiero decirle, Comandante,
que su Granma, su Sierra, su Moncada,
son para este pueblo alboradas
que nos hacen seguir siempre triunfantes.

Hoy quiero decirle, Comandante,
en sus inmensos años siempre fiel,
que el yate Cuba, cargado con su historia,
no hay huracán que lo pueda detener.

Hoy quiero decirle, Comandante,
que sus sueños de justicia ¡Aquí están!
quiero decirle guía, quiero decirle padre,
quiero decirle, imbatible Caguairán.

Read Full Post »

Older Posts »