Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25/11/10

diminutivo-de-pececito.jpg

Hace poco alguien me preguntó cuál era el diminutivo de pie, porque había visto escrito piececito y no entendía, porque el de de pies debía ser piesesito. Claro, esa persona se refería al plural de pie, que es pies, y no es el caso. Veamos algo sobre los diminutivos.

En cuanto a la norma para formar diminutivos, se indica que las palabras terminadas en vocal, pierden esta, y s en consonante, la conservan. Además, los sufijos que determinan los diminutivos son: -ito(a), -illo(a), -ico(a), -uelo(a), -cito(a), -cico(a), -ecito(a), -ecillo(a), -ecico(a), -ececito(a), -ececillo(a), -ececico(a).

Pudiera llevar entonces los sufijos: -ececito(a), -ececillo(a), -ececico(a), para quedar piececito, piececillo o piececico.

En el Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, aparece:
5. Para el diminutivo, en España se usa siempre la forma piececito (o piececillo, piececico, etc.), mientras que en América es normal y frecuente la forma piecito. http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltConsulta?lema=pie

También veremos que:
Cuando la palabra bisílaba termina en consonante, entonces el diminutivo tendrá cuatro sílabas, o sea, es será tetrasílabo, porque la palabra aumentará en dos sílabas.
cartel-cartelito
corral-corralito
panal-panalito
zorzal-zorzalito
metal-metalito
dedal-dedalito

Cuando la palabra bisílaba termina en las vocales a y o, el diminutivo tendrá tres sílabas, o sea, es será trisílabo, porque la palabra aumentará en una sílaba:

pato-patico
cesto-cestico
cola-colita
vaso-vasito
letra-letrica
tapa-tapita

Cuando la palabra bisílaba termina en la consonante -n, el diminutivo tendrá cuatro sílabas, o sea, estetrasílabo, porque la palabra aumentará en dos sílabas:

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Leer es mi pasión, siempre tengo un libro entre manos, si es muy bueno, mejor, si no lo es, no importa, cada libro tiene su encanto, su enseñanza. No tuve muchos libros en la  niñez, pero en cuanto pude escoger y comprar… no me alcanzaba el librero. Escribir no fue mi fuerte, odiaba las composiciones en la escuela, pero ahora, después que peino canas y tengo el blog, a veces me he embullado y he hecho mis pininos. A mis hijos siempre les compré muchos libros y les leí cuentos, pero siempre había uno más remolón para leer, mas siempre insistí, para desarrollarles la imaginación, para que fueran sumando a su cultura, para que tuvieran buena ortografía. ¡Ah!, y algo muy importante, no hay como un libro tradicional, ese de papel y cartón que podemos llevar a todos lados y en cualquier momento, sobre todo a la hora de dormir, como me gusta a mí.
Nicolás Hidrogo Navarro me ha enviado este artículo sobre el tema y por supuesto que lo traigo a VerbiClara. Gracias Nicolás.

logp_pluma_gafas_libro.png

Tomado de Letras al Aire

LAS MOTIVACIONES A LA LECTURA Y ESCRITURA:
Un placer buscado

Por Nicolás Hidrogo Navarro

Leer como escribir deben ser necesidades sentidas, buscadas, no obligadas. Debe constituir placer y no una imposición, un acto y elección voluntaria, para que pueda tener éxito sostenido y no condicionado.
Pero la lectura como la escritura demandan un esfuerzo intelectual, atención, predisposición, concentración y voluntad  de empezar y terminar esa aventura aunque por el camino nos afane la idea de abandonarla, que pocos se atreven hacerlo con la misma pasión para comprender como para producto un texto.
En un contexto de velocidad social y laboral, de ocio placer visual, de temas de conversa farandulescos, de miniaturización y fragmentación de lecturas tipo titular, abordar la lectura gigantesca de una novela es sólo para especialistas e interesados casi de manera profesional, laboral o pasional de la lectura. La gente lee fragmentos y luego abandona la lectura. Lee cosas cortas para, fundamentalmente por entretenimiento o recomendación u obligación académica. Escasos son los que han generado el hábito de leer porque son conscientes del placer que les produce. En los últimos tiempos la lectura se ha pedagogizado al mundo estudiantil, con escaso éxito, porque allí la cosa funciona como condicionamiento de una nota. El día que la lectura se deje a libre albedrío en el sistema escolar y hasta universitario, es posible que podamos contar a los verdaderos lectores como rarezas y seres raros.
¿Pero dónde nace la verdadera motivación a la lectura, si en el sistema educativo es un fracaso? Es posible que nazca del propio individuo cuando por cuestiones de la imposición de las lecturas planificadas en los diversos grados, cuando por casualidad nos encontramos con un texto deslumbrante y nos desdoble su alquimia y magia literaria o cuando las circunstancias de una biblioteca y hábito familiar nos introduzcamos por la curiosidad de ver qué mundos se esconden entre las hojas y las grafías y nos encontremos con esos mundo alternativos en los que al adentrarnos nos sintamos satisfechos. He escuchado mil peroras y sermones de inducción a la lectura, pero ninguna ha tenido tal eficacia como el que al bucear en los libros ellos me han dado.

(más…)

Read Full Post »

Sigue mi amigo y colega Yoerky Sánchez Cuéllar, director de Alma Mater, publicando en su sección Puntos DiVersos en Cubadebate, con décimas relacionadas con el acontecer nacional y mundial. Esta vez, sobre el encuentro de Fidel Castro y los estudiantes. Como siempre, las décimas van acompañadas por una ilustración, que hoy es de Pedro Méndez, director de Melaíto, el suplemento humorístico del periódico Vanguardia, de Villa Clara.


relevo-580x687-pedro-mendez.jpg
1-

Fidel de nuevo convoca
a la masa estudiantil
con esa fe juvenil
y esa pasión que provoca.
A los jóvenes les toca
ser la fuente, ser la arcilla
y para que la semilla
fructifique un día en flor
deben la paz y el amor
engendrar la maravilla.

2-
¿Por qué pedimos la paz?
No lo hacemos por capricho,
como ya algunos han dicho
de modo espurio y falaz.
No lo hacemos, además,
con ánimos de sapiencia
buscando grandilocuencia,
pedimos paz —desde luego—
porque el hombre pone en juego
su propia supervivencia.

3-
La prensa «libre» confunde,
tergiversa, manipula
y poca gente calcula
que este planeta se hunde.
¿Quién lo salva? ¿Quién difunde
que el mar lo traga completo?
¿Quién le entrega un amuleto?
Solo una voz no cobarde
que más temprano que tarde
lo sacará del aprieto.

(más…)

Read Full Post »