Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/01/11

En el centenario de José María Arguedas
Mensaje enviado por Carlos: Se cumple el centenario del nacimiento de José María Arguedas, el más grande novelista del Perú. Amigo entrañable, fiel a su pueblo, de ardiente corazón sufriente con el corazón de los oprimidos, ejemplo de dignidad, de modestia, de humanismo. Siempre lo recuerdo con inmenso dolor, con una gran ternura y con una gratitud sin límites: él me enseñó a amar y a entender el Perú.

ARGUEDAS: SU CORAZÓN, REY ENTRE SOMBRAS

Por Carlos Vidales

jmarg.jpg
Aquel helado mediodía de agosto, José María miró a través de la ventana y dijo:

—Ese sujeto debe estar muriéndose de frío.

“Ese sujeto” era el árbol del jardín. Yo pensé, viendo brillar los claros ojos de Arguedas, que el enorme vegetal había sentido la fraternal preocupación del novelista. Porque José María era capaz de establecer con los objetos de la naturaleza —animales, plantas, ríos, montes—, una comunicación de espontánea camaradería. Todas las cosas respondían a su llamado, sencillamente porque respondían desde su propio corazón.

“Oh corazón, Rey entre sombras…” José María amaba ese poema de Javier Sologuren. Abandonado en la infancia, recogido y amado por los indios comuneros de los Andes peruanos, blanco entre indios hasta la adolescencia, indio entre blancos desde la juventud hasta la muerte, transitando en la vida, como por una escalera, todas las capas, estamentos y clases sociales del Perú, indio paria, indio comunero, indio obrero, cholo de servicio, empleado mestizo, profesor universitario, eminente antropólogo, gloria de la literatura, admirado, adulado y temido por la aristocracia limeña, rubio de ojos azules con corazón de indio, testigo estremecido de los seculares dolores de su pueblo, protagonista íntimo de su propia obra, habitante y constructor de los cuentos infernales y mágicos de Diamantes y pedernales, del trágico y solemne Yawar Fiesta, de la desconsoladora y tenebrosa novela El Sexto, de la inmensa ternura de Los ríos profundos y del riguroso estudio social de Todas las sangres , él había conocido tinieblas más hondas, más terribles que las sugeridas por el poeta: “He aquí que te he escrito, feliz, en medio de la gran sombra de mis mortales dolencias”, habría de decir al líder campesino Hugo Blanco, una semana antes del suicidio.

Era un niño apenas cuando su padre, abogado de pobres, perseguido por los grandes gamonales, debió dejarlo en manos de crueles parientes:

“El subiría la cumbre de la cordillera que se elevaba al otro lado del Pachachaca; pasaría el río por un puente de cal y canto, de tres arcos… Y mientras en Chalhuanca, cuando hablara con los nuevos amigos, sentiría mi ausencia, yo exploraría palmo a palmo el gran valle y el pueblo; recibiría la corriente poderosa y triste que golpea a los niños, cuando deben enfrentarse solos a un mundo cargado de monstruos y de fuego…” (más…)

Read Full Post »

Como Buena Fe estará hoy aquí en Santa Clara, aprovecho para que tenga la letra de una canción suya: Catalejo, de la autoría de Istrael Rojas, uno de sus integrantes:

duo_buena_fe_disco_catalejo.jpg

Ahora los guapos ya saben de leyes
incluso luego de aplicar incisiones
como treparse en los procedimientos
como saltar y evitar sanciones
las prostitutas saben de economía
de urología y de medicamentos
la burocracia de psicología
para poder distender los momentos

pero el parlamento abrió las puertas del armario
un nite de poetas por un premio literario
la radio nacional funda el museo del estribillo
debajo de la mesa no metas la cabeza
tienen dientes los bolsillos
y qué aventurera que se ha puesto la juventud
le da lo mismo Tokio, Barcelona que Moscú

tengo un catalejo con él la luna se ve
Marte se ve hasta Plutón se ve
pero el meñique del pie no se me ve
tengo un catalejo cuando
lo pongo al revés no sé entender
y lo pongo otra vez en su lugar
porque así es como único sé mirar

sube el telón y hay un artista rezando
que lo censuren para hacerse famoso
vuelve el telón y hay un campeón añorando
que le pregunten a quién dedica el triunfo
vuelve el telón y hay un alcohólico urbano
y hace un resumen de gran maestría
de cada cual según su trabajo
a cada cual según su picardía

se hacen los caminos a golpe de sangre y esperanza
y no coloreando tanto los desechos de alabanzas
Flores que se abonan con excesos de misterio
desde lo prohibido hasta lo consentido
aroma de cementerio, caray

(más…)

Read Full Post »

Buena Fe está desarrollando una gira por toda Cuba: «Con todos», como parte de las actividades de la juventud cubana para conmemorar el aniversario 158 del nacimiento de José Martí, nuestro héroe nacional.

buena-fe.jpg
Foto tomada de Claroscuros


Esta gira concluirá el 27 de enero, vísperas del nacimiento del Apóstol, en el Parque Central, luego de la Marcha de las Antorchas.

Hoy, miércoles 19, brindará un concierto en las áreas aledañas al estadio Augusto César Sandino, en Santa Clara.
Entre los discos de esta agrupación tan gustada por jóvenes y no tan jóvenes están: Psicología al día, Nalgas, Nacimos ángeles, Fuera, Déjame entrar, Arsenal, Corazonero, Presagios, Catalejo, Extremistas nobles, Pi 3,14.

Read Full Post »

Vuelvo a traer a VerbiClara otro programa Con dos que se quieran, el cual  conduce admirablemente el cantautor y escritor Amaury Pérez. Sigo pensando que Televisión Cubana debía pensar que de la calidad de este hay tan pocos. Antes publiqué el del maestro Frank Fernández, porque me fascinó. Luego, el de esa gran dama de la poesía cubana que es Carilda Oliver Labra, esa matancera de pura cepa y cubanísima. También disfruté sobremanera la conversación entre Amaury y Carilda. Ahora, le presento el programa con la doctora María Dolores Ortiz, esa sencilla y excelente mujer que conocí en el estelar programa Escriba y Lea, y que en esta ocasión supe más de ella.

MARÍA DOLORES ORTIZ: “Sueño dormida y sigo soñando despierta”

María Dolores Ortiz

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí en 5ta. Avenida y calle 32, en el barrio de Miramar, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy nos acompaña y es otro de esos privilegios que trae este programa. Me acompaña, y nuevamente —porque ya estuvimos juntos hace unos años en una entrevista— una gran mujer, una gran comunicóloga, como se llama ahora también. Una gran comunicadora, una gran profesora, una licenciada, una doctora. Una de las mujeres más dulces que ha salido jamás en la televisión cubana. Mi admirada y muy querida, la doctora María Dolores Ortiz.

María Dolores. Muchas gracias, Amaury, estoy muy contenta de estar aquí contigo.

Amaury. Es un gusto que haya aceptado —porque la doctora me ha dicho —usted me dirá por qué— que es tímida para la televisión.

María Dolores. Sí, sobre todo para determinados tipos de preguntas.

Amaury. Intentaremos no tocar esas preguntas que la conviertan en una persona tímida. En estos días, que la he estado estudiando y la he estado investigando, encontré una entrevista que alguien le hizo en algún momento, donde usted decía que cuando niña le gustaba encaramarse en los techos, en los tejados de su casa, y claro, eso me llamó la atención y la pregunta entonces sería: ¿Para estar cerca de las estrellas, para estar cerca de las nubes o para estar cerca del sol?

María Dolores. No sabría decirlo, Amaury. Mira, la primera vez que hice una travesura de ese tipo yo tenía escasamente dos años, según cuentan, brinqué una baranda y andaba caminando por un techo inclinado, de tejas, además, así que te puedes imaginar el corre, corre que se formó de amigos, vecinos, familia y todo eso. Yo no sabría decirte por qué hice eso.

Amaury. ¿Por qué subía?

María Dolores. ¿Por qué subía? Tal vez es un instinto que yo creo que además no es mío solamente, yo creo que es de cualquier persona, de cualquier ser humano porque creo que ninguna persona debe conformarse con estar donde está, sino que tiene que superarse, estudiar y tratar de escalar un peldaño más alto en la escala social, yo creo que eso es muy importante. Pero según contaba mi mamá, todas esas travesuras —después eran de otro tipo, las travesuras, por supuesto— pero esa travesura de tipo de trepar lugares y eso, se me quitó, sencillamente, cuando aprendí a leer, cuando yo descubrí lo que era un libro.

Amaury. Que también es una forma de ascender.

María Dolores. Indudablemente.

Amaury. Claro. ¿Y usted?, ya sabemos que nació en Holguín y, además, yo sé que usted es una holguinera que anda pregonándolo, o sea, usted se siente muy orgullosa.

María Dolores. Exactamente.

Amaury. ¿En qué parte de Holguín usted nació?

María Dolores. En el mismo centro de Holguín. Más o menos en el barrio del parque San José o Parque Céspedes.

(más…)

Read Full Post »