Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/01/11

Esta canción de Buena Fe es uno de los éxitos que cantaron en Santa Clara, como parte de su gira por Cuba: “Con Todos”:

pi-314.jpg

Llevo la marca en mi hombro izquierdo
de la vacuna que me recibió.
Ni me preguntaron, pero la pusieron
porque era un derecho y una obligación.

Y aprendí colores y mapas y letras,
la vida al cuadrado, coseno, matriz, seno, o examen
sobre buenas tardes, pero sin tangente y directrices,
y la constante en la circunferencia, par de teoremas,
también decimales, Eurípides, Pitágoras Arquímedes,
bailaron changüí con mis marginales.

Recitando la tabla sonámbulo,
hay qué profe tan buena en sus ángulos,
aritmético, elíptico, bárbulo, alfa, gamma,
recta, rectángulo.

Quien me quiera joder… le mando a la PI.
Quien me quiera hacer mal… se va pa la PI.
Quien me quiera explotar… no aguanto ni Pi.
Ni creo ni en PI 3.14.

Si me vienes con bien… Te quiero con PI.
Si me vas a ayudar… Es mi hermano de PI.
si el saber respetar y el amor repartir que este mundo
es de PI 3.14, 3.14, 3.14, 3.14.

Tú, mi amigo de todas las razas y credo,
incluyendo a 2 testigos de Jehová,
canta el himno de primero hasta tercero
siempre con algún error gramatical.

Y rodamos todos por la geometría,
cuando fui imberbe supe de Nerón,
de la antigua Roma y de mucha sangre,
sobre todo después de Cristóbal Colón.

(más…)

Read Full Post »

Sí, Buena Fe estuvo anoche en Santa Clara, en un concierto que hizo cantar y mover a jóvenes y a otros no tan jóvenes. Las fotos de mi colega Ramón Barreras Valdés dan buena fe:

61.jpg

17.jpg

210.jpg

38.jpg

47.jpg

53.jpg

Read Full Post »

Carlos Manuel de Céspedes, nuestro Padre de la Patria, además de luchar por la independencia de Cuba, también se destacó como hombre de letras, y escribió varias poesías, como esta:

LA DESTRUCCIÓN DE SENNAQUERIB
(BYRON)

La caída de Senaquerib, obra temprana de Rubens

La caída de Senaquerib, obra temprana de Rubens

Bajó el asirio como el lobo hambriento:
oro y púrpura lucen sus pendones:
sus lanzas son como astros que sin cuento
brillan en los celestes artesones.
Como brota las hojas primavera
así la hueste por la tarde crece:
como la riega otoño en la pradera
así por la mañana desaparece.
Sus alas bate el ángel de la muerte,
sopla al pasar el rostro al enemigo;
no se alza más su corazón inerte,
no dan sus ojos a la luz abrigo.
Yace el corcel con la nariz al viento;
mas el aire no aspira ya orgullosa,
cubre la espuma el pecho sin aliento
cual cubre fría la ribera undosa.
Yace el jinete pálido y tendido,
el rocío en su frente yerta, oscura:
sólo el pendón, las trompas sin sonido,
la lanza en tierra, rota la armadura.
Lloran sus viudas con dolor impío:
que, sin herirlo vengadora espada,
de Baal y de Asur el poderío
hendióse del Señor a una mirada.

Bayamo, 1852.

Otros poemas de  Carlos Manuel de Céspedes:

Amor callado

Leonor

Read Full Post »

Me alegra mucho que se tomen medidas con los nombres inventado, porque además de ser un absurdo muchas veces, a los mismos niños se les dificulta pronunciarlos y ni hablar de los complejos. Hay muchos que se llaman Alien —conozco dos—, en “honor” del monstruo del cine de ciencia ficción.

Niños cubanos

Hace unos días una madre en el consultorio contaba que su hijo mayor se llamaba Zinedine Zidane Rodríguez Gómez. ¿Qué le parece? Menos mal que obviaron el nombre Yazid, porque si no la criatura se llamaría Zinedine Yazid Zidane Rodríguez Gómez, pobre niño. El nombre del segundo era tan complicado que trabajo le costó a ella decirlo… Y hablando de deportistas: Vichioandry, Danger (Peligro).

También se estila poner el nombre al revés: Oneris (Sireno), Leugim (Miguel), Adianez (Zenaida), Alegna (Ángela), Mairim (Míriam), Airam (María)…

Más detalles en:

EL PAPA PIDE REGISTRAR A LOS NIÑOS CON NOMBRES COMUNES: YUSNAVIS NO CLASIFICA

La semana pasada, el Papa pidió a los padres que utilizaran “nombres cristianos”. Así que Apple, Brooklyn y Ferarri se quedan fuera. Francisco y Julia, dentro. Sin embargo, esta no es una iniciativa del Vaticano. Aquí hay lista de nombres que han sido prohibidos en todo el mundo por cuestiones de gusto, decencia o puro sentido común.

1) Talula Does The Hula From Hawaii [Talula baila el hula-hop en Hawaii] (encontrado en Nueva Zelanda)
Las leyes de Nueva Zelanda prohíben nombres que puedan ser ofensivos. Aunque al parecer a muchos no les importa; hubo otra pareja que intentó, aunque con poco éxito, llamar a su hijo “4Real” [De Verdad]. “Talula, etc.” perteneció a una niña de 9 años hasta que un juez decidió cambiárselo durante el proceso por su custodia. “Deja a la niña en ridículo”, dijo. Y qué gran razón.

¿Más nombres prohibidos en Nueva Zelanda? Sí, hay más: Fish and Chips [Pescado con Patatas], Yeah Detroit o Sex Fruit [Fruto del sexo]. Los que sí se permitieron fueron Violence [Violencia] y Number 16 Bus Shelter [Marquesina del autobús 26]. Tampoco hace falta ser tan explícito con el lugar de la concepción, ¿no?

(más…)

Read Full Post »

fidel-portada-211.jpgContaré un poco de historia.

Cuando los españoles “nos descubrieron”, hace cinco siglos, la cifra estimada de la población de la Isla no sobrepasaba los 200 mil habitantes, los cuales vivían en equilibrio con la naturaleza. Sus fuentes principales de alimentos provenían de ríos, lagos y mares ricos en proteínas; practicaban adicionalmente una agricultura rudimentaria que les suministraba calorías, vitaminas, sales minerales y fibras.

En algunas regiones de Cuba aún se practica el hábito de producir el casabe, una especie de pan elaborado con yuca. Determinados frutos y pequeños animales silvestres complementaban su dieta. Fabricaban alguna bebida con productos fermentados y aportaron a la cultura mundial la nada saludable costumbre de fumar.

La población actual de Cuba es posiblemente 60 veces mayor a la existente entonces. Aunque los españoles se mezclaron con la población autóctona, prácticamente la exterminaron con el trabajo semiesclavo en el campo y la búsqueda de oro en las arenas de los ríos.

La población indígena fue sustituida por la importación de africanos capturados a la fuerza y esclavizados, una práctica cruel que se aplicó durante siglos.

De gran importancia para nuestra existencia fueron los hábitos alimenticios creados. Fuimos convertidos en consumidores de carne porcina, bovina, ovina, leche, queso y otros derivados; trigo, avena, cebada, arroz, garbanzo, alubias, chícharos y otras leguminosas provenientes de climas diferentes.

Originalmente disponíamos de maíz, y se introdujo la caña de azúcar entre las plantas más ricas en calorías.

El café fue transferido por los conquistadores, desde el África; el cacao lo trajeron posiblemente de México. Ambos, juntos al azúcar, tabaco y otros productos tropicales, se convirtieron en enormes fuentes de recursos para la metrópoli después de la rebelión de los esclavos en Haití, ocurrida a principios del siglo XIX.

El sistema de producción esclavista perduró, de hecho, hasta la transferencia de la soberanía de Cuba a Estados Unidos por el colonialismo español que, en cruenta y extraordinaria guerra, había sido derrotado por los cubanos.

Cuando la Revolución triunfó en 1959, nuestra isla era una verdadera colonia yanki.  Estados Unidos había engañado y desarmado a nuestro Ejército Libertador. No se podía hablar de una agricultura desarrollada, sino de inmensas plantaciones explotadas a base de trabajo manual y animal que en general no usaban fertilizantes ni maquinarias. Los grandes centrales azucareros eran propiedades norteamericanas. Varios de ellos poseían más de cien mil hectáreas de tierra; otros alcanzaban decenas de miles. En conjunto eran más de 150 centrales azucareros, incluidos los de propiedad de cubanos, los cuales laboraban menos de cuatro meses al año.

Estados Unidos recibió los suministros azucareros de Cuba en las dos grandes guerras mundiales, y había concedido una cuota de venta en sus mercados a nuestro país, asociada a compromisos comerciales y a limitaciones de nuestra producción agrícola, a pesar de que el azúcar era en parte producida por ellos. Otras ramas decisivas de la economía, como los puertos y refinerías de petróleo, eran propiedades norteamericanas. Sus empresas poseían grandes bancos, centros industriales, minas, muelles, líneas marítimas y férreas, además de servicios públicos tan vitales como los eléctricos y telefónicos.

Para los que deseen entender no hace falta más.

A pesar de que las necesidades de producción de arroz, maíz, grasa, granos, y otros alimentos era importante, Estados Unidos imponía determinados límites a todo lo que compitiera con su propia producción nacional, incluida el azúcar subsidiada de remolacha.

(más…)

Read Full Post »