Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26/03/11

Por Luis Machado Ordetx

Decía Lezama Lima, al hablar de Mariano Rodríguez, el pintor del orgullo guajiro —los gallos—, que los «artistas de vida prolongada nos llenan de claridad y de pronta respuesta». Eso contra todo capricho luctuoso, transcurrió en Camajuaní, territorio al que escritores villaclareños acudieron para abordar, desde el recuerdo y la permanencia, una parte insustituible de la obra y la vida literaria de René Batista Moreno (1941-2010). Justo el día no pudo ser mejor: martes 22 de marzo, fecha en que el investigador y folclorista cumpliría sus siete décadas de existencia.

caricatura-de-adalberto-linares.JPG
El camajuanense Batista Moreno en una visión artística
del humorista y dibujante Adalberto Linares Díaz.


La mesa redonda, organizada y coordinada por Alexis García Artíles, fue una suerte de prolongación de aquellas jornadas literarias que durante la Feria del Libro transcurrieron en Santa Clara. Era el antecedente de los intercambios de pareceres que, ahora, en torno al irreemplazable momento, definió a Batista Moreno en los ámbitos del choteo oral, la indagación histórica, folklórica y poética, el periodismo y la cultura.

pie-1-escriores-villaclarenos-durante-la-mesa-redonda-e-n-homenaje-a-rene-batista-moreno.JPG
Escritores villaclareños destacan valores de la obra literaria
e investigativa de René Batista Moreno.
(Foto: Alejandro Batista López)


Constituyó una mirada a esa  actualidad y cubanía que condensa una vasta obra dedicada a enaltecer nuestra idiosincrasia. No se entendería jamás a René sin esa dimensión; desprovista de hondura imperecedera; de sospechas felinas en las búsquedas indagatorias.

Un émulo de Samuel Feijóo iba Componiendo un paisaje —título con el que Batista Moreno ganó el premio Julián del Casal, 1971—; eran andanzas por campos; símbolo de ruralidad orgánica, tal como dice el escritor Yamil Díaz Gómez a la hora de justipreciar la significación del folklorista en ese hacer último que detuvo al camajuanense René en la multiplicación investigativa y popular de los compendios magistrales que desplegados por la revista Signos; huella de una cultura y una cubanía reiterativa en el rastreo del alma nacional del Caribe.

En cambio, como apuntó Lorenzo Lunar Cardedo, el atributo de la oralidad de René rayaba en la captación de la gracia del choteo; un hecho ya de irreverencia y deleite de los elementos verosímiles. Había un colmo de elocuencia espléndida de la risa surgida entre los interlocutores. Ahí, apenas, percibían dónde se explayaba la verdad y dónde la fantasía. Era un suceso de la cotidianidad; suma por convertir a la palabra en oratoria digna de cualquier mítico muestrario de las canturías campesinas o urbanas.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Este es el título del mensaje que me envió Siboney del Rey y que con gusto le publico en VerbiClara:

EL IMPERIO YANQUI JAMÁS PODRÁ CALLAR LAS HOMILÍAS DE MONS. ROMERO

Por: Siboney del Rey*

“¡El Salvador, Valiente Pulgarcito de América!

Con la esperanza de Farabundo y Mons. Romero,

tu digno pueblo

seguirá luchando de primero,

cuando le arranquen los dientes al imperio yanqui,

quien es depravado, insolente y embustero”.

(Fragmento del Poema de mi autoría “Cuando El Alba despierta a los pueblos”.

t_oscar_romero2_244.jpg
Tomado de Aporrea


A los 31° aniversario del asesinato de Mons. Oscar Arnulfo Romero, Obispo Católico Salvadoreño, Profeta y Mártir, trabajó con la causa de los pobres, defendió los derechos humanos, y la vida del pueblo salvadoreño, condenado a la represión, a la muerte, a la miseria, a la injusticia, despojados de sus tierras… Sus homilías, representan el pan espiritual y moral, de quienes día a día, construimos una sociedad de justicia, de paz, de solidaridad, de esperanzas, de luchas…

En una homilía del 24 de febrero de1.980, un mes antes de la pascua, Mons. Romero exponía un mensaje profético (pareciendo a lo que vivimos en los actuales momentos):

“…La historia de la salvación la va haciendo Dios en la historia de cada pueblo. Y por eso, un pueblo no se puede comparar con otro pueblo, y ningún imperio tiene que venir a influir en el modo de ser de nuestro pueblo. El Dios de los grandes imperios es el Dios que está reclamando allá la justicia de los poderosos, y defendiendo a los pobres de aquel pueblo. Ya tiene bastante que hacer allá. Y el Dios de nuestros pueblos pobres, también está construyendo la historia de la salvación con historia salvadoreña y no con historias postizas… Cristo resucitado pertenece ya a la historia presente. Es fuente de libertad y de dignidad humana, y celebramos la cuaresma como preparación para la pascua, para que desde nuestra situación salvadoreña, viviendo nuestra cuaresma salvadoreña, los salvadoreños disfrutemos la vida nueva de Cristo resucitado, buscando un país más justo, mas fraternal. La cuaresma, la Pascua son nuestras y así puede decir cada pueblo. Cristo ha resucitado aquí en El Salvador para nosotros, para buscar desde la fuerza del Espíritu nuestra propia idiosincrasia, nuestra propia historia, nuestra propia libertad, nuestra propia dignidad de pueblo salvadoreño”.

El imperialismo sigue asechando a la humanidad con bombardeos, guerras, invasiones, muertes, instalaciones de bases militares, destruir el ambiente, controlar naciones… La gira del Presidente de los Estados Unidos —el Premio Nobel de la Guerra, Barack Obama—, a Chile y El Salvador (países que en el siglo pasado, la presencia yanqui (transformada en escuadrones de la muerte), dejaron sangre derramada de miles y miles de mártires, desaparecidos… quienes a través de sus luchas, reivindicaban la dignidad a la clase obrera, campesina, indígena, estudiantiles, de mujeres, de poetas, de cantores… Nombres como Salvador Allende, Víctor Jara, Roque Dalton, Rutilo Grande, Madeleine Layadec… y demás mártires incontables; no pueden borrarse de la historia, porque sus luchas, eran antiimperialistas, y darle al pueblo la justicia y la solidaridad.

(más…)

Read Full Post »