Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23/05/11

VerbiClara cumplió tres años, y me alegra en este tiempo haber difundido muchas cuestiones que me interesan, sobre todo sobre la lengua española, y la cultura, la poesía y la historia de Santa Clara, Villa Clara y Cuba. 

Tengo varios contadores, y en este aparece, 834 287 visitas de 190 países, creo que son buenas cifras para avalar que mi blog es visitado:

contador.JPG

Me complace ver tantas banderas de Nuestra América —también de la Madre Patria— rotando en este contador:

feed.JPG

Gracias a todos los que me han visitado, los que me han escrito y me han dejado comentarios, así como a los que me envían colaboraciones. Agradezco también la amistad que me han concedido muchos lectores virtuales; ya algunos no son virtuales porque he podido conocerlos personalmente. VerbiClara pondrá de su parte para continuar su labor divulgadora. ¡Ah!, se aceptan sugerencias.

Read Full Post »

Por Osvaldo Rojas Garay

Martín Dihigo
Dihigo terminó al frente de los bateadores con 358 de average.
(Foto: Tomada de la edición digital del periódico Granma
)

Muchos de los que lo vieron jugar decían que era el pelotero más completo que había pisado un terreno de béisbol. Por algo, al confeccionarse el equipo negro Todos Estrellas de todos los tiempos, lo denominaron como el más versátil por su facilidad para jugar las nueve posiciones.
De él dijo el legendario lanzador Leroy Satchel Paige: «Dihigo es el pelotero más completo al que me he enfrentado en las Ligas Negras. Era una estrella en cada posición. Tenía unas manos fuertes, seguras, gran velocidad, pero sobre todo, gracia para jugar a la pelota».
Con esta opinión coincidió otro estelar, Back Leonard, quien afirmó: «Dihigo lo hacía todo bien» jugaba cualquier base y, además, era un pitcher que hubiese ganado al menos veinte juegos en las Mayores. Lo veía y no salía de mi asombro, todo lo hacía con soltura y elegancia, tenía vista, tenía piernas, tenía brazo y era inteligente».
Así de grande era Martín Magdaleno Dihigo Llanos, uno de los cuatro cubanos exaltados al Salón de la Fama de Cooperstown, sin haber transitado por las llamadas Ligas Mayores, debido a la barrera racial establecida en ese nivel hasta 1947.
Entre las tantas hazañas rubricadas por este excepcional jugador fallecido hace 40 años, está la que protagonizó con los Leopardos de Santa Clara, en la temporada de 1935-1936, en la cual participó como manager-jugador.

(más…)

Read Full Post »