Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1/06/11

Hoy se celebra el Día Internacional de la Infancia. Qué mejor regalo para ellos que la paz, y la educación y la salud gratis.

Equilibrio cubierto. Maykel Herrera

José Martí amó mucho a los niños, siempre en su pensamiento:

“Sin las niñas no se puede vivir, como no puede vivir la tierra sin luz. El niño ha de trabajar, de andar, de estudiar, de ser fuerte, de ser hermoso: el niño puede hacerse hermoso aunque sea feo; un niño bueno, inteligente y aseado es siempre hermoso. Pero nunca es un niño más bello que cuando trae en sus manecitas de hombre fuerte una flor para su amiga, o cuando lleva del brazo a su hermana, para que nadie se la ofenda: el niño crece entonces, y parece un gigante: el niño nace para caballero, y la niña nace para madre.”

dsc03954-modif-por-blogvie.jpg

Niña vietnamita, de Mariejo Guillarme, pintora francesa

“Así queremos que los niños de América‚ sean: hombres que digan lo que piensan, y lo digan bien: hombres elocuentes y sinceros.”

Caras de niños. Bernardita Castillo

“Hay que dar al niño hombros para que sustente el peso que la vida le eche encima,—no peso ajeno que oprima sus hombros: así ¿cómo andará”? 

Infancia adulta, de Susana Becerra Pareja

Infancia adulta, de Susana Becerra Pareja, pintora española.

“Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo.”

Niños de África, de Fausto Cervantes, pintor mexicano.

Niños de África, de Fausto Cervantes y Cervantes, pintor mexicano.

“Las niñas deben saber lo mismo que los niños, para poder hablar con ellos como amigos cuando vayan creciendo; como que es una pena que el hombre tenga que salir de su casa a buscar con quien hablar, porque las mujeres de la casa no sepan contarle más que de diversiones y de modas.”

Niño esquimal. Stella Maris Della Barca, pintora argentina

Niño esquimal. Stella Maris Della Barca, pintora argentina

“A nuestros niños los hemos de criar para hombres de su tiempo, y hombres de América.”

Niños africanos trabajando. Basi Mateo

Niños africanos trabajando. Basi Mateo, pintora española.

“¡Oh, qué hermosa gratitud la de los niños, la pura gratitud no envenenada!”  

Au Bord du Ruisseau (Al borde del arroyo), de W. Bouguereau

Au Bord du Ruisseau (Al borde del arroyo), de William Bouguereau, pintor francés. 

“Porque es necesario que los niños no vean, no toquen, no piensen en nada que no sepan explicar.”

Niños mexicanos. Gabriela Abud

Niños mexicanos, de Gabriela Abud, pintora mexicana.

“Los niños saben más de lo que parece, y si les dijeran que escribiesen lo que saben, muy buenas cosas que escribirían.”

Niños de Ubrique. Silva Caro

Niños de Ubrique, de Silvia Caro, pintora española


“Deben cultivarse en la infancia preferentemente los sentimientos de independencia y dignidad.”

Dos niños gitanos. Antonio Guzmán Capel

Dos niños gitanos. Antonio Guzmán Capel

Anuncios

Read Full Post »

Leonard Cohen
La poesía cantada, esas novelas de seis minutos y pico, la prosa mecida por inconfundibles melodías folk le han valido al músico Leonard Cohen (Montreal, Canadá, 1934) el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Por sus canciones de marcado carácter literario, sí, pero también por su obra no cantada, libros como Flores para Hitler, Los hermosos vencidos, Comparemos mitologías, o la obra El juego favorito.

Con esta decisión, el jurado de los galardones hace realidad una vieja amenaza de la Academia Sueca: conceder su máxima distinción literaria a un simple cantante de rock. A lo mejor el Nobel nunca acaba por recaer en Bob Dylan, pero sí ha merecido un Príncipe de Asturias el cantautor canadiense cuyas letras (Suzanne, Last year’s man, So long Marianne, Joan of Arc. Famous Blue Raincoat o I’m your man) son leídas con la reverencia debida a las grandes obras de la literatura por generaciones de oyentes.

Posiblemente ahora cobre todo su sentido el hecho de que la carrera de Cohen, fenomenal recitador de voz grave y ascendencia lituana, comenzase en los cenáculos literarios en aquellos años 60 en los que la generación que revisó las tradiciones del folk introdujo la sensibilidad poética de autores estadounidenses como Walt Whitman o Henry David Thoreau. Su novela de debú, El juego favorito, tomó la forma de un libro de aprendizaje.

(más…)

Read Full Post »