Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21/10/11

Por Mayli Estévez

Dicen que esa fue la primera pregunta que Hanser García Hernández hizo a su abuela Mercedes Veitía, al filo de las 10:00 de la noche del domingo, el mismo día en que le daba a Cuba una plata histórica en los100 metroslibres de la natación en los XVI Juegos Panamericanos Guadalajara 2011.

«Hijo, pero esa pregunta no se hace. ¿Cómo vamos a estar? Aquí hemos saltado, llorado, estamos muy orgullosos» —dijo la abuela, que apenas hablaba de la emoción y el teléfono le resbalaba de las manos.

El Pollo, que no le teme a campeón mundial alguno ni a malas arrancadas, no solo quebró su propio récord nacional y lo rebajó a 48:34, sino —como auguramos en esta página— le regaló a Villa Clara la primera medalla panamericana de Guadalajara. Sí, porque el chico, contrario a las declaraciones de algunos comentaristas nacionales, es natural de esta capital provincial, no habanero.

Pero no le bastó y, en una distancia más corta (50 metros), rompió nuevamente su récord y se llevó el bronce. El santaclareño solo parece tener un enemigo, su técnica.

Muchos saben que el Pollo era un expolista, pero la mayoría desconoce que llega allí luego de ser descartado para la natación, a la edad de 13 años.

¿Qué dirán ahora aquellos que una vez le dijeron a Mercedes: «Lo siento, pero no me sirve»?

«Fue un momento muy triste, Hanser tuvo las condiciones desde bien pequeño, pero alguien decidió que por estar bajo de peso y no ser muy alto —cosa que no me explico porque siempre fue espigado—, no le hacía falta en su equipo de natación en la «Héctor Ruiz», de Santa Clara. Lo sacaron sin previo aviso. Cuando intentaba rematricularlo, ese señor me vio y preguntó qué hacía ahí, si Hanser ya no era del equipo. Lloré muchísimo y le cuestioné que cómo, si unos días antes, en un tope amistoso contra los mexicanos, el niño había conseguido un oro. Me contestó que lo sentía, pero no lo quería, que viera si en canotaje cabía».

En ese ir y venir, durante algún tiempo, estuvo Mercedes Veitía, abuela del actual subcampeón panamericano y recordista nacional, buscando el sitio de aquel rubiecito, que desde entonces comprendió cuánto hay que crecerse ante las dificultades.

Lo hizo bien cuando nadie lo quiso en natación, y mejor ahora cuando le creó competencia a Cesar Cielo, recordista mundial en ambas distancias.

A los 19 años salió del polo acuático, y aunque todavía le debe técnica a su deporte, el Pollo inscribió allí su nombre. ¿Pollo o Hanser? No importa el que prefiera, ahí está: villaclareño, nuestro.

Tal vez no baje pronto de los 48 segundos en los100 metros—ya tiene licencia nacional para tomarse su tiempo— ni pueda subir al podio olímpico en el 2012, pero, campeón (con Cielo en la piscina), ¿qué más te podíamos pedir?

Anuncios

Read Full Post »