Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/02/12

Conversación con el duende Raúl Arias a propósito de representar al Ecuador en la Feria Internacional del Libro en Cuba

César Cando Mendoza

I

Aquella tarde platicamos a la mesa de un bar. Dotados de júbilo por acogernos a ese derecho invocado  por los romanos, replicado por los occidentales y festejado a nuestro modo, el vino empezó a circular a dos manos, en tanto el tema apareció a flor de labio.

—¿De vuelta a Cuba? —le dije mirando sus espejuelos que en vano ocultan unos ojos pequeños, limpios y filosóficos, en ese orden.
—¿Cómo que de vuelta? Nunca me he alejado de Cuba. Siempre estoy con ella, en las buenas y en las malas.
—¿Tu interés de contactar con los cubanos comenzó por las noticias del Asalto al Cuartel Moncada?
—No. Fíjate que en ningún número de la revista Pucuna hay un comentario ni mucho menos relacionado con ese asalto al cielo. La desinformación cundía entre nosotros. Sólo después, con motivo de las venturas, aventuras y desventuras del caballero andante, más conocido como Che, salimos a las calles a protestar por el crimen de uno de los más grandes libertadores. La masacre que sufrió el Che y sus compañeros, en Bolivia, nos movió a releer los diarios. Y volver sobre la revista Bohemia de la época.
—¿Te refieres a un pasaje del reportaje venido a relato, en el que aludes a la oficina casi vacía, donde te esperaba un oficial del F2 de la DAS colombiana para interrogarte? (más…)

Read Full Post »

Mañana es 14 de febrero, Día del Amor, así que felicidades a todos los que aman, ¡porque amar es fabuloso!

LA BALADA DEL AMOR TARDÍO

Amor que llegas tarde,
tráeme al menos la paz:
Amor de atardecer, ¿por qué extraviado
camino llegas a mi soledad?

Amor que me has buscado sin buscarte,
no sé qué vale más:
la palabra que vas a decirme
o la que yo no digo ya…

Amor… ¿No sientes frío? Soy la luna:
Tengo la muerte blanca y la verdad
lejana… -No me des tus rosas frescas;
soy grave para rosas. Dame el mar…

Amor que llegas tarde, no me viste
ayer cuando cantaba en el trigal…
Amor de mi silencio y mi cansancio,
hoy no me hagas llorar. (más…)

Read Full Post »

Amo como ama el amor.
No conozco otra razón para amar que amarte.
¿Qué quieres que te diga además de que te amo,
si lo que quiero decirte es que te amo?
Fernando Pessoa

14 de febrero, Día del Amor o Día de los Enamorados, día para celebrar ese sentimiento, porque como dijo nuestro José Martí: La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor. Mi colega Yoelvis Lázaro Moreno Fernández se inspiró en la fecha y aprovechó una carta que le envié y que publiqué hace tiempo en este blog.

DÍA DEL AMOR: PASIONES ENTRAÑABLES

Ilustración de Linares.

Pudiera parecer una encomienda fácil hilvanar un conjunto de líneas en las cuales se asiente el espíritu resuelto de una fecha. Y mucho más si esa fecha no es agua pasada o remolino presente y ya. O si al aludirla, prendido por ese entusiasmo propio de días y horas para hablar siempre de algo, uno debe sortear el complicadísimo riesgo de moverse por una ruta apasionada, pero serena, en la que se desplazan a contracorriente cursilerías y empalagamientos de todo tipo.

Pudiera parecer un acto simplísimo volver, una y otra vez, a escribir sobre fanatismos de amor, o sobre esas mañas con visos de receta, que el culto compartido a un sinfín de tradiciones nos ha extendido por igual. O lo que resultaría peor: ponernos a girar en la almibarada filosofía de una palabra que para muchos es todo, o casi todo, y al mismo tiempo casi nada.

Entre eso que pudiera y puede ser un retorno aburrido a lo dicho,  ha nacido entonces una cariñosa provocación para buscar «ganchos» más próximos al misterio de lo asombrosamente cotidiano, o a ese  lírico ángulo menos ponderado en la vida de figuras ya enaltecidas desde otras dimensiones. Y así, con la intención de replantearnos cada letra como gesto tierno, romperle algo al libreto clásico de febrero.

Y uno, que también anda de un lado a otro afanado en su mundo, pensando en cómo quitarle un poco el tufillo a tedio y el sentido rectilíneo al día a día, ante tanta charlatanería y frase hueca, se siente tentado a escudriñar afectos, más allá de los suyos, entre aquellos que  para bien han demostrado la inexistencia de un rito exacto y único al querer, sin necesidad de cartas ni tarot ni bolas mágicas que predigan el mejor camino hacia tan grata inmensidad. (más…)

Read Full Post »