Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15/08/13

 

Foto: ©Archivo Efe/Stuart Palley

Foto: ©Archivo Efe/Stuart Palley

Asolar, con el significado de ‘arrasar o destruir un lugar’, admite dos conjugaciones, una regular y otra irregular (asola asuela), de acuerdo con el Diccionario panshipánico de dudas.

Es frecuente encontrar discrepancias en los distintos medios de comunicación al conjugar el verbo asolar: «El presidente ha lamentando el incendio que asola parte de la isla de Mallorca» o «Su próximo proyecto se centrará en las guerras civiles modernas como la que asuela Siria».

Ello se debe a que la conjugación de asolar, con el sentido de ‘arrasar o destruir un lugar’ (del latín assolāre, ‘derribar’), tradicionalmente ha sido irregular, siguiendo el modelo de contar (yo asuelo, tú asuelas, él asuela y ellos asuelan, pero nosotros asolamos y vosotros asoláis). (más…)

Read Full Post »

Parque_Vidal_Rincon_Martiano

Según esta foto, cortesía de Wilder Llanes Méndez, hubo un Rincón Martiano en el parque Leoncio Vidal, de Santa Clara. ¿Por qué lo eliminarían? Hubo otra acción parecida: al Parque Martí, donde existe un Rincón Martiano actualmente, le cambiaron el nombre por Parque de los Mártires de la Independencia. Si querían que hubiera un parque dedicado a los mártires, ¿por qué no hicieron uno?

Carolina Vilches publicó esta foto en Facebook y allí explica que el gobierno lo retiró en 1951 y sería instalado en el parque infantil de la Sociedad Leones Rotarios. En ese lugar se repuso el Niño de la Bota, que ya había estado allí antes. Al pueblo de Santa Clara no le había gustado el busto.

1082559_10200446779393588_1676348948_o

Vea además: PACO CUESTA, EL “GRUPO DE LOS MIL” Y LA INAUGURACIÓN DEL RINCÓN MARTIANO SANTACLAREÑO (24 de febrero de 1949)

https://verbiclara.wordpress.com/2013/02/24/paco-cuesta-el-grupo-de-los-mil-y-la-inauguracion-del-rincon-martiano-santaclareno-24-de-febrero-de-1949/

Read Full Post »

triunfo

Proviene del latín triumphus. Esta palabra se pronunciaba antiguamente en español como trisílaba, rompiendo el diptongo, pero finalmente prevaleció la pronunciación actual. El triumphus, título concedido por el Senado romano, era el más alto honor que podía pretender un jefe militar. Los aspirantes debían probar a los senadores que habían sido proclamados imperator por sus soldados, que habían matado a cinco mil enemigos en una batalla y que habían dirigido en forma personal a sus hombres. (más…)

Read Full Post »