Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29/01/14

show_imagePor Astrid Barnet

Ni ¿en qué patria puede tener un hombre más orgullo que en nuestras repúblicas dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios, al ruido de pelea del libro con el cirial, sobre los brazos sangrientos de un centenar de apóstoles? De factores tan descompuestos, jamás, en menos tiempo histórico, se han creado naciones tan adelantadas y compactas.

El párrafo anterior extraído del ensayo Nuestra América, escrito por José Martí el primero de enero de 1891, podría resumir el encuentro-panel que acerca del tema, Los pueblos indígenas de América, tuvo lugar en la sede del Centro de Estudios Martianos (CEM) en esta capital con motivo del Aniversario161 del Natalicio de nuestro Héroe Nacional José Martí, y que contó con la presencia del señor Juan León Alvarado, embajador de la República de Guatemala en nuestro país, la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del CEM, y las investigadoras Marlene Vázquez Pérez y Mayra Beatriz Martínez Díaz.

En sus breves reflexiones la investigadora del CEM, Msc Marlene Vázquez Pérez, expresó que “más que aportar ideas nuevas acerca de un tema tan conocido como es el referido a la presencia de los pueblos originarios, pretendo motivar a la relectura del paradigmático texto martiano, porque incluso quienes lo hemos leído reiteradamente –ya sea por motivos de trabajo o personales, en diferentes momentos de nuestras vidas–, siempre encontraremos en él esencias novedosas, palabras conmovedoras, una valentía inagotable de esa prosa de enorme carga y de una riqueza poética sin límites que nos conduce a repensarnos como latinoamericanos y a valorar cuál es nuestro lugar en el actual concierto de naciones (…) No hay que olvidar que el ensayo Nuestra América, Martí lo publica el primero de enero de 1891en la Revista Ilustrada de Nueva York en primera edición (…) La segunda, se produce el 30 de enero de igual año en el periódico Partido Liberal de México. (más…)

Read Full Post »

José Martí, por Fabelo

José Martí, por Fabelo

Por Jorge Hernández

El legado histórico y universal del Héroe Nacional cubano, José Martí, conserva su vigencia a 161 años del natalicio del prócer, en un contexto donde su visión integradora y latinoamericanista pervive en lo que llamara Nuestra América.

Tal impronta adquiere una connotación especial para este 2014, con la realización en La Habana de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), espacio para la integración regional y la unidad de los pueblos, y que coincide con el onomástico del más universal de los cubanos. (más…)

Read Full Post »

Autor: Falco. Juventud Rebelde

Autor: Falco. Juventud Rebelde

Por Ernesto Limia Díaz

A sus quince años ya José Martí había encarado al usurpador, al saludar el Grito del Demajagua con el apasionado soneto «Diez de Octubre», que circuló clandestino por La Habana; había definido en el editorial de El Diablo Cojuelo, la disyuntiva cubana: «O Yara o Madrid», y publicado en La Patria Libre su poema «Abdala», en el que esboza el argumento central de su destino: «El amor, madre, a la patria, ⁄ No es el amor ridículo a la tierra, ⁄ Ni a la yerba que pisan nuestra plantas; ⁄ Es el odio invencible a quien la oprime, ⁄ Es el rencor eterno a quien la ataca;―» (Martí, 1995: 10, t. 18).

Condenado a seis años de trabajo forzado en la Cárcel Nacional de La Habana, agitó con orgullo las pesadas cadenas que lo igualaron en gloria a los mambises que se batían en la manigua. Así se lo hizo saber en el reverso de una foto que se tomó en el presidio a Fermín Valdés Domínguez: «Hermano de dolor, no mires nunca en mí al esclavo que cobarde llora; ve la imagen robusta de mi alma y la página bella de mi historia» (Rodríguez La O, 2000: 16-17).

Regresó al país tras un prolongado exilió, y el 18 de marzo de 1879, apenas seis meses después de su retorno, fue elegido subdelegado del Comité Revolucionario de La Habana, evidencia de que su prédica comenzaba a resaltar dentro del movimiento independentista. Pudo permanecer solo un año en la Isla, pues el 25 de septiembre fue detenido y enviado otra vez a España, donde luego de burlar la vigilancia cruzó a Francia en viaje de escala a Nueva York. Allí se incorporó al plan insurreccional que organizaba Calixto García. Martí pasó la prueba de fuego el 24 de enero de 1880, cuando pronunció un histórico discurso en el Steck Hall de Nueva York, que va a reflejar los rasgos esenciales de su conducta posterior durante la organización de la Guerra Necesaria. Contrario a su costumbre, lo llevó por escrito; pero al calor de la intervención puso a un lado el papel y habló durante dos horas ante un público heterogéneo que lo escuchó con una mezcla de sorpresa y entusiasmo. (más…)

Read Full Post »

Cuba profunda

El héroe que nos falta“Hágase usted atrás, Martí, no es ahora este su puesto”. La orden de Máximo Gómez en medio del fragor de Dos Ríos retumbó en los oídos del Apóstol como un mazazo. Demasiadas voluntades había unido él para la causa de la libertad; demasiado anhelaba sacudirse el estigma del civilismo que padecía por ser un hombre de letras; demasiado había empeñado su palabra, horas antes, cuando arengó a las tropas reunidas y les enardeció el espíritu —“Por Cuba estoy dispuesto a dejarme clavar en la cruz”, les había dicho—. Demasiado soñaba con el combate como para volver sobre sus pasos.

De modo que desoyó el mandato del General en Jefe del Ejército Libertador en un acto de rebeldía que terminó en tragedia: en aquel enfrentamiento “mal preparado”, como reconociera años más tarde el propio Gómez, perdió la vida el único hombre capaz de atizar los rescoldos casi apagados de la guerra…

Ver la entrada original 573 palabras más

Read Full Post »

Manigua

Por Laura Rodríguez Fuentes

René Batista Moreno era un hombre extremadamente ocurrente y gustaba de «correr máquina» a los amigos cercanos. Hasta la respetable colega Mercedes Rodríguez fue presa de sus bromas. Cuenta la periodista como René le contó que iban a traer camellos para limpiar de marabú los campos de Cuba. Por ese entonces, Mercedes se declara ingenua, y le cree la historia. Pero, lo peor es que luego, en una reunión, «la profe» soltó la «noticia de primera mano» ante las miradas incrédulas de los presentes.

Y es que, como coinciden muchos de los que tuvieron la posibilidad de conocerlo, René narraba con tal naturalidad que nadie podía percatarse de cuando decía la verdad o recreaba la ficción. De estas historias graciosas refieren muchas a lo largo de su vida. Es por ello que no existe mayor recompensa a su memoria que un texto recopilatorio que muestre a los lectores el testimonio de quienes lo rodeaban. (más…)

Read Full Post »

Collar de hematitesLlámase así el flujo de sangre que corre debido a la ruptura de un vaso. La hemorragia será venosa si el vaso roto es una vena o será arterial si se trata de una arteria. En el primer caso, la sangre es de tonalidad oscura y va hacia los pulmones para recibir oxígeno; en el segundo, se trata de sangre de un rojo vivo y viene de los pulmones para distribuir oxígeno en los tejidos de todo el cuerpo. 

La palabra proviene del latín haemorragia, tomada del vocablo griego haimorrhagia, formado con haima ‘sangre’ y una flexión derivado del verbo rhegnunai ‘romper’, ‘reventar’, ‘derramar’.  (más…)

Read Full Post »