Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/07/15

La escitora Laidi Fernández de Juan recibe el premio del Concurso de Cuento El Hilo y la Cuerda 2015 de manos de Antonio Pérez Santos, presidente de la Uneac de Villa Clara. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

La escitora Laidi Fernández de Juan recibe el premio del Concurso de Cuento El Hilo y la Cuerda 2015 de manos de Antonio Pérez Santos, presidente de la Uneac de Villa Clara. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Por Francisnet Díaz Rondón

La reconocida escritora Laidi Fernández de Juan recibió el premio de la segunda edición del Concurso de Cuento El Hilo y la Cuerda 2015 con la obra “Títere fue”, en ceremonia realizada en la mañana de este sábado 11 de julio en la sede de la filial provincial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) de Villa Clara, [en Santa Clara]. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Diseño de Marcelo Saratella.

Por Eduardo Galeano*

Toda Argentina asiste.

Un espectáculo en tiempo real.

La televisión no pierde detalle, desde el momento en que el toro, negro tenía que ser, aparece en alguna calle de los suburbios de Buenos Aires, una mañana del año 2004. (más…)

Read Full Post »

La isla de Lesbos hoy. (Foto: Jesús Alberto Salazar Cabrera)

La isla de Lesbos hoy. (Foto: Jesús Alberto Salazar Cabrera)

 Este adjetivo, que se aplica a las mujeres homosexuales, nació a partir del nombre de la isla de Lesbos, en el mar Egeo, que fue un brillante centro de vida intelectual y artística en los siglos VII y VI a. de C. El nombre más destacado de la producción literaria de aquella época es el de la poetisa Safo, de la cual hoy se conservan algunos versos, pero cuya contribución fue tan importante en la formulación del género literario helénico de su época que se llegaron a acuñar monedas con su efigie.

(más…)

Read Full Post »

santa-claraSe entregará el Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara, el miércoles 15 de julio a las 5:00 p.m., en el teatro La Caridad de Santa Clara.

Rolando Rodríguez Esperanza

Read Full Post »

Entrada del Cementerio, 1949.

Entrada del Cementerio, 1949.

 

Por Francisco Antonio Ramos García, José Miguel Dorta Suárez y Ángel Gabriel Carrazana Duardo

Con la denominación de Tesoros del Patrimonio Soterrado Santaclareño, hemos decidido nombrar todos esos documentos, monedas, medallas, libros y colecciones de periódicos, que fueron enterrados, durante las celebraciones de puesta de “La primera Piedra”, en los cimientos que servirían de base a diferentes monumentos y edificios públicos construidos en nuestra ciudad en diferentes épocas. En los diccionarios y enciclopedias que hemos consultado, pertenecientes a variadas casas editoriales de los siglos XIX, XX y lo que va del presente, al describir la actividad que tratamos lo hacen de forma poco satisfactoria. Una definición, que consideramos, mas precisa nos la ofrece el destacado intelectual y periodista santaclareño Manuel García­-Garófalo Morales en 1923: “…Colocar la “Primera Piedra”, lo hacían también los antiguos, como ahora sucede para conmemorar el inicio de todo edificio público, templos, puentes, así como en los en los monumentos, colocando en el hueco una pequeña caja que ha de contener el acta que describe la ceremonia, monedas, periódicos y otros objetos propios de la época para dar en su día, una idea de la civilización en que se vivía”. (1) Usualmente la primera piedra era ahuecada y cuando no, la caja se situaba: a los lados, debajo o arriba de la misma.

Con anterioridad ya comentamos sobre dos de estos tesoros el primero donde estuvo el Hospital San Lázaro y hoy se encuentra el parque zoológico Camilo Cienfuegos; el otro debajo del obelisco a los padres Conyedo y Hurtado en nuestro parque Leoncio Vidal Caro (2). Hoy comentaremos, en la primera parte de este trabajo, sobre tres más también pertenecientes a la etapa colonial ubicados respectivamente: en el Cementerio, y los lugares donde estuvieron la “Real Cárcel” y el dispensario “El Amparo”. Sobre el primero la noticia nos la suministra el historiador Manuel Dionisio González, cuando se refiere al inicio constructivo, en 1853, de la parte más vieja del actual Cementerio General de la ciudad:

“…La feliz coincidencia de haberse verificado a poco la llegada a la villa del excelentísimo e ilustrísimo señor Fleix, contribuyó demasiado a darle importancia. Pues además de prestarle su valiosa cooperación, se dignó también a asistir a la solemne ceremonia de la colocación de la primera piedra, cuyo acto desempeño su excelencia ilustrísima la tarde del 15 de abril del mismo año, en medio de una concurrencia numerosísima, acompañado de todas las corporaciones y empleados públicos. El secretario de la Junta Don Francisco Díaz de Villegas, dio ante todo lectura al acta que fue extendida con motivo de la expresada ceremonia, y en el cual se consignaron distintas noticias relativas a la formación del cementerio y suscrita por el prelado, por el Teniente Gobernador, miembros del Ayuntamiento y los de la junta, se colocó en unión de la Guía de Forasteros de la Isla y la de Madrid, correspondiente al año de 1852, y una de las monedas acuñadas para la jura de la Soberana reinante bajo la misma piedra, puesta por el venerable Pastor como base del sagrado edificio.”(3)

Este caso es el único de esta etapa en el cual no se menciona que los documentos y la moneda hallan sido encerrados previamente en una caja de metal. Tratando de obtener mayor información al respecto nos remitimos a las Actas Capitulares del Ayuntamiento pero desdichadamente el tomo que contiene la información de este año no se encuentra en la colección del Archivo Histórico Provincial.

 

Cárcel de Santa Clara, 1959.

Cárcel de Santa Clara, 1959.

El segundo de los tesoros es el correspondiente al edificio construido para alojar a la Real Cárcel, sitio donde hoy se encuentra la Escuela Especial Fructuoso Rodríguez frente a la Audiencia y la información la obtuvimos de un acta del Ayuntamiento que refiere que el 30 de septiembre de 1860 a las cinco de la tarde el Teniente Gobernador Don José Colubí:

“…procedió en presencia de un inmenso concurso y con todo el aparato posible a colocar la primera piedra que ha de servir de base a la obra proyectada, luego que bendecida por el señor Cura Párroco con las expresivas ceremonias de nuestra Santa Religión, se considere como el arranque de un edificio público y atestigüe a las futuras generaciones el beneficio que ha obtenido de la presente. Y colocada dicha piedra como principio del edificio que ha de servir de Cárcel Pública, se la sumó a su lado una caja de plomo perfectamente cerrada que contenía diferentes monedas de plata del reinado actual de su Majestad la Reina Doña Isabel 2da (que Dios guarde): el periódico La Alborada correspondiente al día de ayer número 13, una tarjeta suscrita y sellada por el señor Teniente Gobernador…” (4)

La Cárcel se concluyó a finales del 62 o principios del 63, no tenemos la fecha exacta, y su construcción revestía gran importancia en los deseos de la villa de alcanzar el título de ciudad pues en el año 1839 se le había denegado el nombramiento por carecer del referido recinto con condiciones óptimas.

La última ceremonia de este tipo de que hemos encontrado noticias durante la colonia es la correspondiente al edificio construido en 1888 para dar alojamiento a la feria exposición con que se iba a conmemorar el bicentenario de la ciudad en 1889:

 Dispensario El Amparo, 1895.

Dispensario El Amparo, 1895.

“En la ciudad de Santa Clara a los quince días del mes de julio de mil ochocientos ochenta y ocho, se reunieron en el local del antiguo Depósito Municipal situado a espaldas de la Casa Consistorial, los señores del ayuntamiento, individuos de las Corporaciones Oficiales y vecinos que abajo firman con objeto de presenciar la colocación de la primera piedra del edificio en que ha de inaugurarse la Feria Exposición en día quince de julio del año próximo en conmemoración del Segundo Centenario de la Fundación, y que más tarde se destinará a escuelas municipales, cuyo proyecto debido a la iniciativa de Sr. Alcalde Municipal D. José Rafael Tristá se realizará por haber sido su idea secundada con entusiasmo por la Ilustre Corporación, Diputación provincial, Sra. Marta Abreu y su esposo D. Luis Estévez, Doña Rosa y Doña Rosalía Abreu, y en general por toda esta ciudad y la provincia.. Siendo las seis de la tarde se dio principio al acto habiéndose colocado en una pequeña caja de metal como de diez y ocho pulgadas de largo por otras tantas de ancho y seis de alto, un ejemplar de la Memoria Histórica de la Villa de Santa Clara por Manuel Dionisio González, que regalara para este objeto D. Antonio Anido y Ledón, un retrato del autor de la obra que también regala con el mismo fin D. Agustín Bretón y Capiró, un ejemplar de cada uno de los periódicos de la localidad, otro de la Gaceta de la Habana, varias monedas de diferentes cuños y valores y además un número del “País” de la Habana correspondiente al día catorce, y una medalla de la Junta de Instrucción Pública de las distribuidas a los niños en el día de hoy, procediese seguidamente a la Ceremonia de Bendición por el Presbítero Monseñor D. Juan González ante un altar provisional hecho al objeto, encerrándose después la mencionada caja de metal debajo de la primera piedra en un hueco como de setenta y cinco centímetros de profundidad abierto en un lugar del local precisamente debajo de los cimientos del pilar central donde habrá de establecerse la puerta principal del edificio. De todo lo cual se levanta acta que firmaron todos los concurrentes al acto por ante mi el secretario de que doy fe. Señor Rafael Tristá, Florencio de la Barrera, José María Tabío, José A. de Rojas…” (5).Siguen las firmas, terminando con la del Secretario Antonio Pedraza.

El edificio fue inaugurado efectivamente el 15 de julio de 1889 en una brillante ceremonia donde asistió el Capitán General de la Isla y más tarde el 1ro de marzo de 1895 sería reinaugurado, para prestar asistencia médica a los niños pobres, como Dispensario. Con posterioridad la instalación prestó diferentes servicios hasta que ya en ruinas no hace muchos años fue reconstruido y hoy aloja a la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA).

En nuestra opinión este es el tesoro que mas factible estuvo de haber pasado a uno de nuestros museos lo que pudo haberse realizado durante el tiempo que la edificación estuvo en completo abandono, dado su ruinoso estado, y además por lo precisa que es el acta en cuanto a la ubicación de la cajita, pero entonces desdichadamente no conocíamos de su existencia.

Como hemos visto en los casos expuestos hoy y en los dos anteriores las ceremonias de “Colocación de la Primera Piedra” tenían todo un ritual político religioso preestablecido que incluía: bendición de la futura edificación, alocuciones de personalidades políticas y otras, asistencia de numeroso público y el enterramiento de diferentes objetos que contribuyeran a perpetuar la memoria del acto realizado y sus ejecutores, destacando siempre, ante todo, la magnitud local del hecho a través de los periódicos y libros, sin dejar de señalar a través de las monedas u otros objetos nuestra dependencia de España. Después en la segunda parte del trabajo referida a la etapa neocolonial veremos que algunas cosas varían en este tipo de rito. Por otra parte estos actos parece que eran solo realizados en el caso de edificios públicos y monumentos costeados por el Ayuntamiento o cedidos a este, no realizándose en el caso que la edificación era construida por un particular aunque fuera destinada a algún fin público. Hemos revisado documentos sobre algunas de las edificaciones mandadas a ejecutar por Marta Abreu como son: la Escuela para Niñas “Santa Rosalía”(actualmente en ruinas), el teatro “La Caridad” y el edificio de la Planta Eléctrica, sin encontrar referencias a que se celebrara este tipo de ceremonia.

Citas y notas

(1) García­-Garófalo Morales, Manuel: “La piedra de Covadonga” La Publicidad. Santa Clara, viernes 7 de septiembre de 1923. Año XIX. Núm. 9581. Sala de Fondos Raros de la Biblioteca Martí.

(2) Ver Cartacuba, no. 61, año 7, enero del 2005, y Guamo, no. 83, año 8, noviembre del 2006, respectivamente.

(3) González, Manuel Dionisio: Memoria Histórica de la Villa de Santa Clara y su Jurisdicción. Santa Clara. Imprenta El Siglo. 1858-1860. Pág. 345. Agradecemos a la especialista Heidi Águila por la información.

(4)Acta anexa a la de la sesión del Ayuntamiento de Santa Clara del 5 de octubre de 1860. Archivo Histórico Provincial de Santa Clara.

(5) Acta Capitular del Ayuntamiento de Santa Clara de 15 de julio de 1888. Archivo Histórico Provincial de Santa Clara.

 

 

 

 

 

Read Full Post »

15 DE JULIO DE 1862Por Francisco A. Ramos García,* José M. Dorta Suárez y Ángel G. Carrazana Duardo

En un trabajo anterior[1] al tratar el tema que da título al presente artículo habíamos aventurado, sin conocer el año exacto del acontecimiento, que el día de la fundación se había celebrado por primera vez a mediados del siglo XIX. Para ello nos basamos en que en la “Memoria Histórica de Santa Clara y su Jurisdicción” del destacado historiador santaclareño Manuel Dionisio González publicada según su pie de imprenta en 1858, abarcando toda la etapa desde la fundación hasta el referido año, no se hablaba de que se hubiera festejado, quejándose incluso el autor de este olvido. También en aquel entonces afirmamos que la “Memoria” había sido el motor impulsor en la proclamación del 15 de julio como festivo.

(más…)

Read Full Post »