Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15/08/15

NY

New York, 1883.


Arriba
Abajo

37. Cartas de Martí

La vida neoyorquina.-Pompas de estío.-Galas del mes de junio.-Voluntarios neoyorquinos.-Los colegios y fiestas.-Enseñanza clásica y enseñanza científica.-Luz eléctrica.-El cónsul argentino y la luz.-Edison.-Recuerdo de Catamarca en el «Sun»

Nueva York, Julio 8 de 1883

Señor Director de La Nación:

La vida en Venecia es una góndola; en París, un carruaje dorado; en Madrid, un ramo de flores; en New York, una locomotora de penacho humeante y entrañas encendidas. Ni paz, ni entreacto, ni reposo, ni sueño. La mente, aturdida, continúa su labor en las horas de noche dentro del cráneo iluminado. Se siente en las fauces polvo; en la mente, trastorno; en el corazón, anhelo. Aquella calma conventual de las ciudades de la América del Sur, donde aún con dedos burdos pasa las cuentas de su rosario, desde su ermita empinada, el Padre Pedro,-en esta tierra es vida. Se vive a caballo en una rueda. Se duerme sobre una rueda ardiente. Aquí los hombres no mueren, sino que se derrumban: no son organismos que se desgastan, sino Ícaros que caen. No se ven por las calles más que dos clases de hombres: los que llevan en los ojos la pupila sin lustre de la bestia domada, hecha al pesebre, y los que abren al aire encendido la pupila fiera de la bestia indómita, el manso ejército de los resignados, vientre de la humanidad,-y el noble ejército de los acometedores, su corazón y su cabeza.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »