Feeds:
Entradas
Comentarios

El Cine Club Cubanacán, fundado el 2 de noviembre de 1976, cumple 45 años de vida activa en el año 2021. Por su desempeño y logros ha sido tomado como ejemplo para el surgimiento de otros cineclubes en el país. Convertido en la avanzada del movimiento cineclubista cubano, es uno de los primeros cineclubes en integrar la Federación Nacional de Cine Clubes de Cuba.

En saludo al Aniversario 45 del Cine Club Cubanacán y a la familia Núñez‐Herrera por su aporte al movimiento cineclubista, con el patrocinio de la Federación Nacional de Cine Clubes de Cuba, el ICAIC, el Centro Provincial de Cine de Villa Clara, la UNEAC, las Direcciones de Cultura, el Gobierno y Partido en la ciudad de Santa Clara, convocan a la edición 38 del Festival de Invierno que se celebrará del 9 al 13 de noviembre de 2021.

Podrán participar todos los cineclubes del país con obras en discos DVD en formato mp4 (720p o 1080p), y únicamente las obras que van a competir.

En el evento se entregará premios por géneros (documental, ficción y animado). Además, actuación femenina y masculina, banda sonora, música original, edición, guion, fotografía, dirección, producción dirección de arte, video arte, video clip spots y premio de la popularidad.

Además, el premio especial del jurado, premio del taller teórico “Dr. Raúl Rodríguez”, premio cartel cinematográfico, premio “Rafael González” (cineclubista destacado), premio “Miguel Secades a la Obra de Toda la Vida” y Gran Premio Indio CUBANACAN a la mejor película.

Diversas instituciones del territorio entregarán premios colaterales.

Se entregará un premio único de exhibición especial (para realizadores no cineclubistas).

Este año, como nuevo formato del festival se pretende aprovechar al máximo posible las bondades y beneficios de las redes sociales, incluyéndose votaciones para los premios a la popularidad, presentaciones y debates online.

Aprovechando esta magnitud de las redes sociales se incluirá una sección nueva que abriría las puertas a creadores y emprendedores de nuestra nación. Con la entrega de un premio único a una obra que se destaque por su historia, fotografía y creatividad, con tiempo total entre 30 segundos y 1 minuto y medio.

Los participantes en dicha sección deberán ser creadores de obras inéditas realizadas TOTALMENTE en teléfonos, ajustándose a los géneros indicados y los TCP debidamente registrados con spots promocionales o de bien público a fin con sus negocios locales.

Las entregas de estas obras pueden ser presenciales en las direcciones dadas o subidas a la nube en una dirección web que se determinarían posteriormente.

El 38 Festival de Invierno propiciará el intercambio de experiencias entre cineastas a través de talleres, intervenciones especiales de especialistas, debate de películas, talleres de apreciación cinematográfica, actividades en la comunidad e intercambio con figuras del cine.

El evento teórico tendrá como temas únicos: El Cine Club CUBANACAN y su labor creadora y Experiencias de los cineclubes en cada territorio.

Los cineclubistas de cada territorio del país enviará las obras a su órgano de base y este las remitirá al presidente de la comisión organizadora del 38 Festival de Invierno. Se aceptarán dos obras por cada cine club. Debe incluir la obra que compite y ficha técnica o en caso de ponencia por email, solicitud de inscripción; giro por valor de $30.00 pesos CUP por la inscripción, todo antes del 30 de septiembre de 2021, con posterioridad a esta fecha no se admiten solicitudes.

Si el realizador no es cineclubista y desea asistir al festival debe interesarse por el valor de su hospedaje y en caso que lo solicite el precio del pasaje de regreso a su provincia con 90 días de anticipación (provincias orientales). Para las provincias occidentales se garantiza el regreso.

Los realizadores que no vayan a asistir, pero deseen participar en el Festival de Invierno deben inscribir sus obras y realizar el pago correspondiente.

La Federación Nacional de Cine Clubes de Cuba se reserva el derecho del pago a invitados.

Un jurado especializado seleccionará las obras a concursar y se exhibirán una semana antes del festival en los cines y salas de video de la ciudad.

Toda la documentación física a:

Rolando Rodríguez Esperanza

Presidente del Cine Club Cubanacán y del Comité Organizador del Festival de Invierno. Apartado 253, Santa Clara. CP 50100

Teléfonos: 42‐202959, 42‐205548, 42‐210913.

Correo‐e.: cineclubcubanacan@gmail.com

Aspectos económicos:

Lucas María Águila Aguilar

Teléfono: 42‐271781

Al mismo apartado y correo electrónico.

Las documentaciones de entregas digitales serán por registros y se darán a conocer más adelante.

Antonio Albalat

Parque Leoncio Vidal, Santa Clara, Cuba. (Foto de Eduardo J. Valdés)

Un poema sobre un banco de parque

Amada, déjame decir tu nombre
recóndito y misterioso como las aguas
que abre el círculo de la cuaresma.

Pedro Llanes Delgado

ahora que estoy en el vórtice
donde los danzantes esperan
junto al despeñadero la imagen
de la muchacha que cierra el Oráculo
de Delfos
. no mires al lebrel,
no sientas el paso de las aguas del río.
olvida el fulgor que traen
las auroras por estos recónditos parajes.
en los ojos del flechero
hay algo de culpa, como hay algo de culpa
en el corazón del espantapájaros, en su argamasa.
no te atrevas a invocar a las nereidas. el otoño
regresará sobre un banco de parque,
para borrar los recuerdos (tus recuerdos?).
amada, deja en el laurel la epifanía,
el eco que has descubierto por estas
praderas invisibles donde Dios
nos abandona entre los astros.
ahora que estoy en el vórtice,
en el círculo de la cuaresma,
donde los potros salvajes
recuerdan los adagios de la estación,
y siento cómo escurridizas luces
me penetran, y me roban las palabras.

Ποίημα πάνω σ’ ένα παγκάκι του πάρκου


Aγαπημένη, άφησέ με να πω το όνομά σου
απόκρυφο και μυστεριώδες σαν τα νερά
που ανοίγει τον κύκλο της Σαρακοστής

Πέδρο Γιάνες Δελγάδο

Τώρα που βρίσκομαι στη δίνη
όπου οι χορευτές περιμένουν
κοντά στο γκρεμό την εικόνα
της κόρης που σφραγίζει το μαντείο
των Δελφών
, μη κοιτάς το κυνηγόσκυλο
μην ακούς τη ροή του νερού στο ποτάμι.
Ξέχνα το φέγγος που φέρνουν
οι αυγές σ’ αυτά τα σκοτεινά μέρη.
Στα μάτια του τοξότη
υπάρχει κάτι από ενοχή, όπως υπάρχει κάτι από ενοχή
στην καρδιά των σκιάχτρων, στη λάσπη τους.
Μη τολμήσεις να επικαλεστείς τις Νηρηίδες. Το φθινόπωρο
θα επιστρέψει πάνω σε ένα παγκάκι του πάρκου,
για να σβήσει τις αναμνήσεις (τις αναμνήσεις σου;).
Αγαπημένη άφησε στη δάφνη τα Επιφάνεια.
Την ηχώ που έχεις ανακαλύψει σ’ αυτά
τα αόρατα λιβάδια όπου ο Θεός μας εγκαταλείπει ανάμεσα στ’ αστέρια.
Τώρα που βρίσκομαι στη δίνη, στον κύκλο της Σαρακοστής
όπου τα άγρια πουλάρια θυμούνται τα αντάτζιο της εποχής, και αισθάνομαι σα να
με διαπερνούν φευγαλέα φώτα και να μου κλέβουν τις λέξεις.

*Traducido en Atenas, Grecia, por Anna Karapa y Jaime Svart, poeta chileno. Corrección de Vassiliki Ziaka.

Los libretistas surcoreanos Bong Joon-ho y Han Jin-won, galardonados con el Oscar 2020 al mejor guión original.

Libreto es un texto que contiene los diálogos de una obra de teatro, una película, una ópera, opereta, zarzuela, ballet, etc. y contiene las indicaciones de planos, decorados, iluminación, entrada y salida de los personajes, así como sus actitudes, gestos y los decorados e iluminación.

Es sinónimo de guión y proviene de italiano libretto, diminutivo de libro.

Algunas obras fueron creadas al mismo tiempo que el libreto, pero lo más frecuente es que este sea una idea original o una adaptación libre del guionista de una creación literaria.

Antiguamente, los libretistas trabajaban en estrecha colaboración con los compositores; los italianos Arrigo Boito y Giuseppe Verdi, así como el austríaco Hugo von Hofmannsthal fueron libretistas (guionistas) del alemán Richard Strauss. En la actualidad, varios premios cinematográficos ―el Oscar entre ellos― otorgan premios diferentes para el “Mejor Guión Adaptado” y “Mejor Guión Original”.

 Nota: escribo guión con tilde porque en mi región se pronuncia en dos sílabas; es, por tanto, una palabra aguda terminada en n. El concepto de “diptongo ortográfico”, inventado por las academias para estos casos, me parece, como mínimo, inaceptable.

De La palabra del día, por Ricardo Soca

Cumpliré un año más,
pasé por la edad primaveral,
pasé por la edad otoñal,
y sin remedio alguno llega otra edad,
no me gusta llamarla vejez,
la llamaré edad invernal.

En esta edad todo es más frío, más gris.
Me acompaña la melancolía
con muchos giros de tristeza.
Me ha cambiado la vitalidad,
podría decir que he cambiado
hasta mi manera de pensar.

Lo que he conservado intacto en todas mis edades
es el amor que siempre he profesado
a aquellos a quienes me unen lazos inquebrantables:
hermanos, hijos, sobrinos, nietos,
bisnietos y amigos escogidos.

(Y yo agrego a mi madre, que lleva conmigo los mismos años y ya tiene 95. Bendita sea)

*No sé el autor, pero me gustó.

Foto: ©Archivo Efe/Andreas Gebert

Escuchar

Cada una de las veinticuatro partes limitadas por meridianos en que se considera dividida la superficie terrestre para que en ellas rija un mismo horario’ es un huso horario, escrito con h, no uso horario, de acuerdo con el Diccionario del estudiante.

En los medios pueden verse frases como «España debería adoptar el uso horario de Greenwich», «No debemos confundir la eliminación del cambio de hora con el del uso horario que tenemos los españoles» o «España abandonó el uso horario que le correspondía por ubicación geográfica para adecuarse al alemán, que aún se mantiene».

La confusión puede obedecer a la creencia de que se trata del sustantivo uso, cuando en realidad el término adecuado es huso, que proviene del latín fusus, tal como recoge el diccionario académico.

Así pues, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «España debería adoptar el huso horario de Greenwich», «No debemos confundir la eliminación del cambio de hora con el del huso horario que tenemos los españoles» y «España abandonó el huso horario que le correspondía por ubicación geográfica para adecuarse al alemán, que aún se mantiene».

Aunque en rigor los husos horarios están delimitados por meridianos, en la práctica se llama también así, y es válido, a las regiones que tienen la misma hora y van siguiendo las fronteras de los países (o, a veces, los límites territoriales dentro de los países).

De Recomendaciones de Fundéu (Fundación del Español Urgente)

El Peleida Aquiles en la guerra de Troya

Hoy llamamos héroe al personaje abnegado que se sacrifica en pro de una causa, o a la persona ilustre que se distingue por sus hazañas y virtudes. Hay héroes también en los relatos de ficción, son los protagonistas de las narraciones, tanto en literatura, como en teatro o cine.

En la mitología grecorromana, eran  los hijos de un dios o de una diosa con un mortal, como Eneas, hijo del príncipe Anquises y de Venus Afrodita; o Aquiles, que era hijo de Peleo y de nereida Tetis. La palabra nos llegó desde el latín heros, -ōis, y este del griego. ἥρως (heros); la forma femenina se originó en el griego ἡρωΐνη (heroïne).

En la épica de Homero, los héroes se destacaban por sus luchas entre ellos y con los mortales; el héroe era un personaje ideal que reunía las dos grandes virtudes o άρετάς (aretás): 1) la άρετή (areté) espiritual (serenidad, coraje y generosidad) y 2) la areté corporal (salud, fuerza y belleza).

Más tarde, la palabra se adoptó para calificar al guerrero intrépido, capaz de grandes hazañas y finalmente para denominar al protagonista de obras de ficción.

Hoy en día las cosas han cambiado. Los héroes del siglo XXI son más bien los jugadores de fútbol —seguidos por miles de personas en los estadios y por millones en la televisión—, los actores y actrices de cine, y algunos líderes políticos. O los superhéroes, personajes de ficción de poderes sobrenaturales, divulgados por las tiras cómicas y la televisión.

De La palabra del día, por Ricardo Soca

Foto: © Archivo EFE/Sergey Dolzhenko

Escuchar

El término siévert, con tilde, es la adaptación al español del nombre de esta unidad con la que se mide la radiación absorbida por la materia viva.

En la prensa es frecuente encontrarla escrita sin tilde: «La comunidad europea hace hincapié en el registro de la dosis de radiación recibida por los profesionales sanitarios y reduce los niveles a 150 milésimos de sievert», «Los médicos tendrán que informar al paciente de cuánta radiación recibe en sieverts durante las pruebas médicas» o «Un robot que opera en Fukushima registró una radiación de 210 sieverts».

Del mismo modo en que se han adaptado al español otras unidades de medida (vatio, y no watt, o julio, y no joule), el término sievert, que figura en el diccionario académico en letra cursiva, también puede adaptarse añadiéndole la tilde que según las normas de acentuación le corresponde: siévert.

Su forma en plural es siéverts, también con tilde, y Sv es el símbolo con el que se representa.

Por tanto, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «La comunidad europea hace hincapié en el registro de la dosis de radiación recibida por los profesionales sanitarios y reduce los niveles a 150 milésimos de siévert», «Los médicos tendrán que informar al paciente de cuánta radiación recibe en siéverts durante las pruebas médicas» y «Un robot que opera en Fukushima registró una radiación de 210 siéverts».

En cuanto a gray, otra de las unidades que también mide la radiación absorbida, su escritura no plantea problemas de adecuación al español, por lo que puede mantenerse y escribirse en redonda; sin embargo, su plural en español, con poco uso en los medios, sería grais.

De Recomendaciones de Fundéu (Fundación del Español Urgente)