Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Benefactora’

tertulianoviembre

Mariana Enriqueta Pérez Pérez invita a la tertulia La décima es un árbol del mes de noviembre.

Homenaje a Marta Abreu, la Benefactora de Santa Clara.

Invitados: Freyda Anido y Armando Paz Pineda.

Anuncios

Read Full Post »

Exactamente eso, un inapreciable regalo, lo constituye el Álbum Homenaje dedicado a la Benefactora por el pueblo y autoridades de Santa Clara en febrero de 1895 con motivo de la inauguración del alumbrado eléctrico en la ciudad. Criterio que avalan la calidad del papel y la impresión, el diseño, las muestras fotográficas y el contenido donde se recogen un centenar de prestigiosas firmas de la intelectualidad santaclareña y cubana en general de la época. Adentrémonos en su historia.

El día 31 de octubre de 1894 se dio lectura en el Ayuntamiento santaclareño de la moción presentada por el Concejal Síndico Primero de la referida institución que expresaba:

“…Aproximase la época en que deberá tener lugar la inauguración en esta capital del alumbrado eléctrico, y esta Corporación es sin duda alguna, la más obligada a procurar que tan notable acontecimiento revista el mayor esplendor y lucimiento posibles, ya porque indica un gran paso dado en la senda de su progreso y adelantamiento, y a también porque se debe al nunca bien ponderado desprendimiento de la Ilustre Benefactora Marta Abreu de Estévez.(más…)

Read Full Post »

Este domingo 13 de noviembre, Santa Clara rindió tributo de recordación a Marta Abreu de Estévez, en el aniversario 166 de su natalicio, y dio inicio a la Jornada de la Cultura de la capital de Villa Clara.

Homenaje del pueblo de Santa Clara a su ilustre hija.

Hoy, domingo 13 de noviembre, la ciudad de Santa Clara rindió homenaje a Marta Abreu, la Benefactora, en el aniversario 166 de su natalicio, ocurrido en el año de 1845.

Como resulta costumbre de esta hospitalaria urbe, los santaclareños depositaron aproximadamente a las 10:00 de la mañana una hermosa corona de flores ante la estatua en bronce de su Benefactora, y con ese sentido homenaje se dio inicio a la Semana de la Cultura en la capital de Villa Clara.

Marta Abreu resulta una figura imprescindible de Cuba en la segunda mitad del siglo XIX, pues fue la mujer que más dinero en efectivo aportó a la causa de la independencia de la Isla y para los santaclareños, la excelsa dama todo corazón y bondad  que lo dio todo por su ciudad natal.

Teatro La Caridad, obra insigne donada a los pobres de Santa Clara por Marta Abreu.

Solo bastaría mencionar el Teatro La Caridad, su obra insigne donada a los pobres, para estarle eternamente agradecidos a esa pilonga de pura cepa, casada con el abogado matancero Luis Estévez Romero, quien fuera el primer vicepresidente de la República de Cuba, durante el mandato de Tomás Estrada Palma (1902-1906)

Marta Abreu falleció en París en 1909 y sus restos mortales radican en el Cementerio de Colón, en La Habana.

En su honor, el pueblo santaclareño le hizo el hermoso monumento en bronce que desde 1925 se ubica en el centro de nuestro Parque Leoncio Vidal y que con majestuosidad nos muestra sentada a la hermosa y dadivosa dama, un símbolo imperecedero a su memoria.

La Banda Municipal interpretó hermosas canciones cubanas.

Finalizado el solemne momento de rendirle el tributo de recordación a su dilecta hija, la Banda Municipal de Santa Clara interpretó obras llenas de cubanía en recordación a la ilustre patriota, las que fueron disfrutadas en pleno por la familia santaclareña que acudió al Parque Vidal en la hermosa mañana dominical.

Mi Santa Clara Gloriosa

Read Full Post »

El mes de noviembre Santa Clara lo dedica a festejar el nacimiento de nuestra Benefactora, Marta Abreu, a quien tanto le debemos los santaclareños. Muchos le dedicaron poesías, pero solamente he encontrado una, esta de Filomeno Cárdenas. Continuaré mi búsqueda, pero agradezco a quienes quieran enviarme poesías a esta ilustre dama.

MARTA ABREU DE ESTÉVEZ

Marta, excelsa Marta
¡Escúchame un instante!

Ahora que este humilde cantor villaclareño
del sentimiento henchido elevase en su empeño
de pronunciar tu nombre cual nuncio de piedad.

Tu nombre cuyo timbre a tantos corazones
Proscritos de la dicha o por miseria opresos
Al invocar hallaron consuelos en excesos
Pues Hada buena fuiste de amor y caridad.


image001.jpg

Tomado de monografia.com

Read Full Post »

Un día como hoy, 13 de noviembre, nació Marta de los Ángeles González Abreu Arencibia. Ocurrió en 1845. Santa Clara sabría después que ese acontecimiento sería crucial para su desarrollo.

marta-abreu-1.jpg

Monumento a Marta Abreu en el parque Leoncio Vidal, de Santa Clara,
obra de August Maillard, con texto del poeta santaclareño Juan Evangelista Valdés.

No por gusto Marta Abreu de Estévez —que es como se le conoció siempre después de su matrimonio con Luis Estévez Romero y hasta nuestros días—, ganó la denominación de Benefactora. Fueron muchísimos los beneficios que aportó a los santaclareños esta excelsa señora: teatro La Caridad —cuyas ganancias mantenían el asilo de los pobres—, obelisco en recordación a los sacerdotes Juan de Conyedo —una calle lleva su nombre— y Francisco Hurtado de Mendoza —en el Boulevard hay una escuela primaria que lo honra con su nombre—, lavaderos públicos para las mujeres que lavaban en los ríos Bélico y Cubanicay, la Planta Eléctrica, la Estación de Ferrocarriles, así como donaciones que favorecieron a niños pobres, músicos, bomberos, policías, la Estación Observatorio de Astronomía, entre tantos. Además, contribuyó con su dinero a la independencia de Cuba, al  punto de que llegó a decir: “Mi última peseta es para la revolución, y si hace falta más, y se me acaba mi dinero, venderé mis propiedades, y si se acaban también, mis prendas irán a la casa de venta, y si fuera poco, nos iríamos nosotros a pedir limosna para ello, y viviríamos felices porque lo haríamos por la libertad de Cuba.” El Generalísimo Máximo Gómez dijo de ella: «Si se sometiera a la deliberación en el Ejército Libertador el grado que a dama tan generosa habría de corresponder, yo me atrevo a afirmar que no hubiera sido difícil se le asignara el mismo grado que yo ostento.»

Mi colega Mercedes Rodríguez García publicó en el periódico Vanguardia este excelente artículo que propongo a mis lectores:

MARTA, EXCELSA GENERALÍSIMA DE GÓMEZ

marta-abreu-2.jpg

No es esta una más entre todas las mujeres dignas de Santa Clara.     Esta dama de porte distinguido conquistó miles de corazones. Mas no fueron sus ojos verdes y andar señorial los responsables. Le sobraban virtudes, convicciones, aciertos y cualidades para imponerse a sus atractivos físicos.
Gracias a la desmemoria colectiva no hay celebraciones masivas este sábado, cumpleaños 165 de Marta González-Abreu Arencibia. Y debiera  —más que nunca— recordársele, homenajeársele. No por sus resplandores de gloria, sino por las altas dignidades que en ella se resumen e imprimen a la historia local —y como pueblo— personalidad inconfundible.  O como dijo alguien «esa tónica de espiritual elegancia y generosidad» de la que todos los santaclareños somos deudores.

EL VERDADERO VALOR DE ESA SEÑORA

Sin miedo a equivocaciones —y salvando diferencias de época, sociales y políticas—  fue Doña Marta una de las precursoras en nuestra Isla de lo que hoy denominamos servicio social.  Ha de recordársele por su gran contribución a la causa de la independencia de Cuba. Como afirmara Fermín Valdés Domínguez, «su patriotismo es la cifra y la clave de todas sus excelsas virtudes».
Tras el estallido de la revolución del 24 de febrero de 1895, Marta y su esposo Luis Estévez-Romero salen de Cuba hacia Europa, desde donde continuó al tanto de los destinos de su Patria. Fue la persona que más aportó a la insurrección armada.
El propio Generalísimo Máximo Gómez durante una visita a Santa Clara el 13 de febrero de 1898 expresó: «No saben ustedes los villaclareños, los cubanos todos, cuál es el verdadero valor de esa señora […] Si se sometiera a una deliberación en el Ejército Libertador el grado que a dama tan generosa habría de corresponder, yo me atrevo a afirmar que no hubiera sido difícil se le asignara el mismo grado que yo ostento».
Calificada como la primera y más sobresaliente de las cubanas —en su dualidad de incansable filántropa y ferviente patriota—, se calcula que donó a la lucha independentista más de medio millón de pesos, aunque la cifra podría ser aún mayor.
Tampoco olvidó Marta a Santa Clara, y desde París sostuvo con su dinero la cocina que en tiempos de la reconcentración de Weyler existió en el Convento de los Padres Pasionistas.
De tan genuino amor Doña Marta dejó constancias al afirmar: «Mi última peseta es para la República. Y si hace falta más y se me acaba el dinero, venderé mis propiedades; y si se acaban también, mis prendas irán a la casa de venta. Y si fuera poco, nos iríamos a pedir limosna por ella. Y viviríamos felices porque lo haríamos por la libertad de Cuba».

EN UNA CIUDAD MUY ABURRIDA…

En el seno de un hogar opulento en la casa no. 47 de la calle Sancti Spíritus —hoy Juan Bruno Zayas— nació la hija de Pedro Nolasco González-Abreu y Rosalía Arencibia. En la villa donde pasó su niñez y juventud, residían apenas 8 mil habitantes.
Para los jóvenes debió ser una ciudad muy aburrida: sin casino, paseos públicos, ferrocarriles, periódicos ni alumbrado público.

MÁS ALLA DE LA CARIDAD PÚBLICA Y LA LIMOSNA

Al fallecer su padre en 1876, la mitad de los bienes de la familia pasa a propiedad de su madre, y la otra, repartida entre las hijas: Rosa, Marta y Rosalía. Las tres, de común acuerdo, materializaron la voluntad póstuma de Don Pedro, quien dejó testado 20 mil pesos para la fabricación de una escuela para niños pobres, inaugurada el 31 de enero de 1882, con el nombre de «San Pedro Nolasco».

(más…)

Read Full Post »


Sello y cuño

Una cancelación rememorativa del Museo Postal Cubano aconteció el martes 14 en la tarde en Santa Clara, dedicada al centenario del fallecimiento de Marta Abreu de Estévez, la Benefactora, en el aniversario 320 de la fundación de esa urbe.
El suceso, por primera vez en el territorio, resulta enriquecedor para la historia filatélica y postal del país e igualmente puede integrar el entorno de la institución en futuras exposiciones, declaró a la Agencia de Información Nacional Odalys Díaz Iglesias, directora del Museo Postal cubano.
En esta oportunidad se empleó el sello representativo de los 100 años de la Guerra de Independencia, diseñado por Román Company y puesto en circulación por la Empresa de Correos de Cuba el 24 de febrero de 1995, con un valor de 15 centavos.
El diseño
—de Pedro Másdel cachet del sobre muestra la imagen del teatro La Caridad, y el del cuño cancelador, la figura de Marta Abreu.


(más…)

Read Full Post »

La ciudad de Santa Clara, la que me acogió cuando llegué de Cienfuegos con solo un año, cumple en 2009 su aniversario 320: el 15 de julio de 1689 se fundó la villa de la Gloriosa Santa Clara, por Real Orden de la Corona española. Es la capital de la provincia de Villa Clara y sus límites son: Cifuentes y Camajuaní al norte; Manicaragua al sur, Ranchuelo por el oeste y por el este:­­­­­­ Placetas.

Tamarindo del Parque del Carmen

Parque del Carmen, Monumento Nacional.
Allí varias familias remedianas sembraron un tamarindo
y fundaron la Villa de la Gloriosa Santa Clara con la primera misa.
Foto: Carolina Vilches Monzón

Las primeras calles nacieron alrededor del Parque, que en su devenir tuvo los nombres: Plaza de Armas, Plaza Mayor, Plaza del Mercado, Plaza de la Constitución, Plaza del Recreo, hasta llegar al actual, parque Leoncio Vidal. En su devenir histórico sus calles han tenido más de un nombre. En la tabla está el nombre o los nombres que tuvieron algunas de las actuales, y están destacados con los que todavía se conocen, a pesar de los cambios. Algunas se conocen por las dos denominaciones, la antigua y la actual.

La calle donde vivo lleva el nombre de nuestro héroe nacional: José Martí. Antiguamente se conoció como de las Tahomas y de las Matanzas. Por mucho tiempo fue el paso de los eran conducidos hacia el descanso eterno: el cementerio. De mis antiguos recuerdos siempre aflora el 1 de enero de 1959, cuando desde el amanecer se repletó con los barbudos del Ejército Rebelde, era un mar verde olivo. Aunque era bien pequeña, ¡cómo olvidar aquel acontecimiento! Por debajo de esa calle pasa el río Bélico, otrora caudaloso y en cuyas márgenes crecía el trigo. Debe su nombre a Plácido, Gabriel de la Concepción Valdés. ¡Qué diría ahora el poeta al verlo? Tan estrecho y colmado de basura y escombros. ¿Qué nombre le daría? A su lado, uno de los lavaderos mandados construir por la Benefactora, Marta Abreu de Estévez, para aliviar a las lavanderas. En esas aguas no hubieran podido lavar hoy, tan contaminadas… En la instalación en que estuvo el lavadero funcionó un kindergarten, y allí cursé yo el nivel preescolar. Y frente, el Parque Naranja, en honor del equipo de béisbol de la provincia, y que debe la nominación al color del traje de los peloteros. Martí, que es como se conoce la vía y que está recién asfaltada, va a morir, al oeste, en la calle Independencia. Gran satisfacción para nuestro apóstol, quien murió por ver independiente a su patria.

Asfaltando la calle José Martí

Asfaltando la calle Martí, entre las acciones para
celebrar el aniversario 320 de la ciudad de Santa Clara.
(Foto: Cristyan González Alfonso)

Siempre me gustó saber cuál era el origen de las calles que iba conociendo, así que solamente tuve que completar algo que había comenzado hace mucho tiempo, y caminar, caminar… Le agradezco profundamente al santaclareño Ángel García Bertrand su valiosa ayuda, sobre todo por el mapa de Santa Clara de 1953 que me envió y los datos que me aportó. Y también a Cristyan González Alfonso, que me convirtió en imagen la tabla que aparece a continuación.

Las calles de Santa Clara

Aclaraciones pertinentes:

*La Calle del Calvario, además de nombrar a la actual Marta Abreu, también abarcaba las llamadas hoy Parque Leoncio Vidal y Carlos Manuel de Céspedes.La Doblevía se llamó antiguamente Avenida de Marta, pero no en honor de Marta Abreu, sino de una de las hijas de Antonio R. Páez Valdés, quien parceló y proyectó la urbanización de Residencial Escambray (Carretera Central hasta la Carretera del Acueducto y Fábrica de refrescos Coca Cola).

**La calle Conyedo, conocida en sus inicios como de la Pólvora (por error, destacada en la tabla), antes atravesaba el Parque del Carmen. Actualmente desde allí hacia el este conserva su nombre y hacia el este se llama Tudurí.

Calle Cuba

Calle Cuba en la actualidad.

En cuanto a las actuales calles Colón y Luis Estévez, eran parte de una sola en sus inicios: las que hoy son Luis Estévez Romero, Parque y Cristóbal Colón. Se le llamó Calle de los Huesitos, Calle del Rosario, San Juan Bautista, Isabel Segunda. Hasta que definitivamente tomaron los actuales nombres Luis Estévez Romero, Parque Leoncio Vidal y Cristóbal Colón.

Sobre la Carretera Central, puede decirse que ha tenido muchos nombres, porque por tramos se ha llamado indistintamente. Por ejemplo, antes de construirse dicha vía, se llamó Marta Abreu, Avenida de la Libertad, Rodríguez, Princesa, Ave. del General José Miguel Gómez. Pero después, desde Marta Abreu hasta la calle 1ª. del reparto Vigía, es la Avenida de la Caridad del Cobre, y desde la calle de marras hacia la carretera hacia el oriente de Cuba: Gabriel Ugarte Monteagudo. Desde Marta Abreu hasta la salida vía occidente del país: Camino de la Habana, Carretera de la Esperanza, Avenida General Gerardo Machado Morales, Avenida General Motalvo… Pero para todos sigue siendo, completa, la Carretera Central.

Otras fuentes:

Monografía breve sobre una muestra de algunas calles de la ciudad

Poemas a Santa Clara:

Por el cielo de Santa Clara. Eduardo González Bonachea

En Santa Clara. Edelmis Anoceto

Otros enlaces sobre Santa Clara:

La Plaza del Che en Santa Clara

Santa Clara estuvo en el Moncada: Osvaldo Socarrás Martínez

Santa Clara, ciudad de Marta

La Batalla de Santa Clara

CaminArte con ojos diferentes por Santa Clara

Reanimación del casco histórico de Santa Clara

Patrimonios de Santa Clara en peligro

Villa Clara se prepara para el cumpleaños de su capital: Santa Clara

Plantar el tiempo. Santa Clara

Read Full Post »

Older Posts »