Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘bloqueo’

este.JPG 

MOVIMIENTO NACIONAL DE AMISTAD Y SOLIDARIDAD MUTUA VENEZUELA-CUBA

Club Martiano Simón Bolívar Documento Contra el Bloqueo a la República de Cuba

La Casa de Nuestra América José Martí, conjuntamente con el Movimiento de Amistad y Solidaridad Mutua Venezuela–Cuba, Asociación de Cubanos y Cubanas Residentes en Venezuela, el Club Martiano Simón Bolívar y todos los que amamos la patria grande americana, siempre al frente en toda lucha, especialmente en contra del Imperialismo reunimos en una sola voz el reclamo de todos los pueblos de Latinoamérica, el Caribe y el resto del mundo  en contra  del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos en contra de nuestra hermana, la República de Cuba.
La actitud hostil de los Estados Unidos de Norteamérica en contra de América Latina y especialmente a Cuba, es de vieja data. El triunfo de la Revolución Cubana, en 1959, generó una serie de manifestaciones del gobierno de los Estados Unidos de entonces, que sólo pueden ser calificadas como hostiles contra el pueblo cubano. Estas acciones, con el transcurso de los años, han adquirido niveles alarmantes por el dilatado tiempo empleado en ellas y lo inhumano de sus características, difíciles de igualar dentro de los acontecimientos de la historia oscura  de la humanidad.
 A pesar de los intentos de la administración del presidente Barack Obama de crear una falsa matriz de opinión sobre el fin del bloqueo de EE.UU. contra Cuba, con el anuncio de medidas de “flexibilización”, la realidad es que el bloqueo se mantiene intacto y continúa aplicándose con toda ferocidad.
De las actuaciones de los Gobiernos de los Estados Unidos contra Cuba, destacan dos leyes, perlas de injusticia,  formuladas con el claro fin de  entorpecer la vida  del pueblo en  Cuba:
La Ley Torricelli, de 1992, destinada a interrumpir las importaciones cubanas procedentes de subsidiarias norteamericanas en terceros países y la Ley Helms-Burton de 1996. Esta última, intensificó los efectos del bloqueo, al incrementar  la gravedad de las disposiciones de efecto extraterritorial pues favorece el acosamiento y castigo a inversionistas foráneos en Cuba, por tanto sanciona todo tipo de intercambio con la República de Cuba.  La misma fue aprobada durante el gobierno del presidente William Clinton.

(más…)

Read Full Post »

Muchos en el exterior ignoran que las causas de las dificultades en Cuba en cuanto a acceso a internet se deben a leyes del bloqueo estadounidense contra Cuba. Lea los detalles para que sepa qué pasa en realidad:

DESCARTA CUBA LIMITACIONES EN ACCESO A REDES SOCIALES EN INTERNET

 twitter.jpg

El viceministro cubano de la Informática y las Comunicaciones, José Luis Perdomo, descartó hoy alguna limitación en el acceso de sus conciudadanos a las redes sociales en Internet y denunció aquí obstáculos a las comunicaciones impuestos por el bloqueo estadounidense.
“Cuba no bloquea el acceso de ningún ciudadano al envío de mensajes a las redes sociales en Internet como Twitter o Facebook y ello es una calumnia que se ha levantado contra nuestro país”, indicó el viceministro en declaraciones a Prensa Latina desde Moscú.
De manera que cualquier persona que desee enviar ese tipo de mensaje lo puede hacer, pues nosotros no impedimos esa posibilidad de ninguna manera como política, ni tenemos nada implementado para eso, aclaró Perdomo.
Lo que sí es una realidad es que estas redes sociales, como Twitter o Facebook, carecen de acuerdos con la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) que permitan el servicio gratuito desde teléfonos celulares para enviar mensajes a esas redes, porque se lo impiden las leyes del bloqueo norteamericano contra Cuba, subrayó.
En estos momentos, grandes monopolios de información de los Estados Unidos como Facebook, Twitter, Google y otras plataformas informáticas, las llamadas redes sociales, carecen de ningún tipo de acuerdo firmado con nuestra empresa telefónica, explicó.

(más…)

Read Full Post »

festival-de-l-aprensa-escrita.jpg 

Martes, 14 de septiembre de 2010

Del 15 de septiembre al 15 de noviembre, festivales en los órganos provinciales y nacionales. La calidad, elemento decisivo para la credibilidad de nuestra prensa
Al calor de lo debatido y acordado por el VI Pleno del Comité Nacional de la UPEC acerca de la calidad como elemento decisivo para la credibilidad de nuestra prensa, se convoca al X Festival Nacional de la Prensa Escrita en todas las organizaciones de base de los medios nacionales y provinciales de prensa impresa, esta vez sin evento nacional.
Estos encuentros anuales son una oportunidad de concretar en la base los acuerdos y las sugerencias de nuestra organización. En esta ocasión, tenemos el precedente del proceso realizado para debatir sobre el trabajo acerca del problema del agua en Santiago de Cuba y La Coletilla del General de Ejército Raúl Castro, en los cuales se exhortó a analizarnos por dentro y definir nuestras propias limitaciones y deficiencias.
Como nadie mejor que los colegas conocen y dominan las causas de las problemáticas y prioridades informativas de nuestra agenda en su propio territorio y medios de prensa, es preciso utilizar la capacidad, preparación, experiencia e inteligencia propia en los análisis que puedan hacerse, incluidos temas debatidos en los festivales locales y de base anteriores, jornadas científicas estudiantiles, tesis de grado de maestrías y doctorados, sin tener que acudir a especialistas ajenos al medio por muy calificados que estos sean.
La seriedad de estos debates contribuirá a que nuestros medios puedan desempeñar mejor sus tareas de seguir con mayor profundidad los temas que ocupan a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro en la lucha  por vencer los grandes desafíos de la humanidad: la consolidación de la paz mundial y la preservación de la naturaleza.
Es propósito fomentar discusiones bien argumentadas sobre la batalla económica, la sustitución de importaciones, la producción de alimentos, el ahorro y la eficiencia, el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba y la liberación de nuestros Cinco Héroes.

El calendario del X Festival de la Prensa Escrita será:

Festivales de Base en los órganos provinciales y nacionales: Del 15 de septiembre al 15 de noviembre

Presidencia Nacional UPEC

ANEXO A  LA CONVOCATORIA  AL X FESTIVAL NACIONAL DE LA PRENSA ESCRITA

1.- A tono con la situación actual del país, no se debe obviar que el Festival es un evento planificado y organizado,  con reglamento y presupuestos previstos, que hay que conocer y aplicar consecuentemente.

2.- Los temas centrales de este encuentro, que se relacionan a continuación, pueden dar pautas para el debate, aunque se reitera la importancia de una reflexión puntual sobre los asuntos que competen a cada medio de prensa, en los cuales la delegación de la UPEC puede influir con su análisis a la adopción de medidas específicas.  

– Periodismo Económico: rol del periodista en la información,  especialización, análisis y promoción de la producción y los servicios.

– La prensa impresa: qué hacemos para contribuir a la formación de una conciencia social sobre los más peliagudos problemas actuales: la paz mundial y la lucha por el cuidado y protección del medio ambiente.

– Vínculo con los lectores: ¿cómo atender las demandas del público en la agenda periodística?

– Formación y capacitación periodística: de la teoría académica a la práctica profesional de calidad.

– La prensa impresa frente a los desafíos de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

– El diseño y la gráfica: elementos imprescindibles  de la credibilidad y la estética de las ideas.

– Batalla por la liberación de nuestros Cinco Héroes

3.-En cada provincia u órgano nacional, los debates deben profundizar en las prácticas profesionales en ese territorio o medio, para promover acciones concretas que conduzcan a la eficacia  comunicativa de la publicación.

4.- En todos los niveles las ponencias se circularán de antemano, de manera que puedan ser más efectivos los debates.  

5.- Se sugiere como parte de los festivales de medios nacionales y provinciales, la realización de encuentros con los lectores o barrios debates.

6.- Con vistas a la compilación de anécdotas periodísticas para preparar un libro por el Aniversario 50 de la UPEC en 2013, se sugiere que el Festival incluya en  su evento científico la recopilación de anécdotas contadas por sus protagonistas. 

7.- El Festival es un espacio ideal para influir a que se presenten trabajos sobre la historia de la prensa y la UPEC, por lo tanto debe convocarse a que se confeccionen  ponencias relacionadas con este aspecto. 

8.- Cada provincia y medio nacional debe crear un comité organizador que implementará lo establecido en la realización de su Festival, el cual informará a la Presidencia Nacional de la UPEC, la fecha y contenido de su evento, y designará una comisión de relatoría, la cual debe enviar un resumen de lo debatido al Comité Organizador del Festival Nacional tres días después de realizado el encuentro, junto con las ponencias presentadas.

9.- Cada provincia y medio nacional debe crear un Comité Científico que será el encargado de seleccionar los ponentes de su evento: profesionales de los medios o expertos. 

9.-Es aconsejable celebrar  este año el Festival sin sus dos vertientes a nivel nacional: el evento científico y la competencia fraternal. Necesitamos el tiempo para centrarnos en un problema cardinal: la calidad de la prensa impresa cubana.

Presidencia Nacional de la UPEC

Tomado de Cubaperiodistas

Read Full Post »

st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

Cuba y el mundo sienten sobremanera la muerte del reverendo Lucius Walker, el líder que tanto trabajó al frente del Movimiento de Solidaridad Pastores por la Paz:


lucius-walker.jpg

st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

Cuba y el mundo sienten sobremanera la muerte del reverendo Lucius Walker, el líder que tanto trabajó al frente del Movimiento de Solidaridad Pastores por la Paz:

 

LUCIUS ESTARÁ CADA DÍA CON NOSOTROS

Mensaje para Ellen Bernstein y Gail Walker:

No hay palabras para describir el dolor ante la muerte de nuestro querido hermano Lucius.
Lo conocí en New York hace ya más de veinte años cuando forjamos una amistad que el tiempo fortaleció siempre. Lucius fue ejemplo insuperable de solidaridad y amor al prójimo. Su vida fue auténtica realización del verdadero espíritu cristiano.
Los cubanos guardaremos eterna gratitud a Lucius Walker, a IFCO y a los Pastores por la Paz por su lucha constante contra el cruel bloqueo económico que sufre nuestro pueblo y por la liberación de los Cinco compatriotas injustamente encarcelados durante doce años por tratar de evitar acciones terroristas.
Reciban Ustedes un fuerte abrazo solidario en este momento de pena.
Que la lucha continúe y se multiplique hasta conquistar para todos un mundo de paz y hermandad. Lucius estará cada día con nosotros, renacerá en la lucha hasta la Victoria Siempre.

Ricardo Alarcón de Quesada

Tomado de Cubadebate
http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/09/08/lucius-estara-cada-dia-con-nosotros/



DUELO EN CUBA POR LA MUERTE DE LUCIUS WALKER  

Importantes figuras de la iglesia cristiana en Cuba expresaron su dolor, después de conocerse la noticia del fallecimiento en New York, este martes, del reverendo Lucius Walker, líder del movimiento de solidaridad Pastores por la Paz.
El reverendo Marcial Miguel Hernández Salazar, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), comentó en exclusiva con la AIN, que Lucius Walker era un eslabón bien fuerte, de una cadena de luchadores por la justicia, por la paz, y por la ruptura del bloqueo económico que Estados Unidos impone a Cuba.
Creo que no es solamente un dolor para la Iglesia -agregó el Reverendo Hernández Salazar- porque Lucius transmitió la realidad de la vida eclesial en Cuba, contra todas las tergiversaciones, patrañas y mentiras que se habla acerca de la realidad religiosa en Cuba y en otros lugares, y no lo hizo solo por la Iglesia, sino por el pueblo y la nación cubana.
El presidente del CIC comentó además que los cubanos estarán agradecidos de él, porque no reparó en ponerse en la brecha, para ayudarnos a que el mundo comprendiera la realidad de la Isla.
Por su parte, Raúl Suárez Ramos, director del Centro Memorial Martín Luther King Jr., repasó pasajes de su larga y fructífera amistad con el religioso norteamericano.
El reverendo Suárez Ramos recordó que en esta lucha contra el bloqueo norteamericano contra la Isla, Lucius nos pidió que fuéramos a los Estados Unidos, nos distribuía en las iglesias los domingos para predicar, nos llevaba a entrevistas con los diferentes líderes de las denominaciones principales de Estados Unidos”.
También nos llevaba a Washington, al Congreso, especialmente con el caucus negro -agrega el religioso cubano- fue Lucius el que nos llevó a sus oficinas y allí conversábamos todo esto, y la estrategia que él realizaba estaba dirigida a aquellos congresistas que estaban dudosos, es decir, que no tenían todos los elementos para estar en contra o a favor del criminal bloqueo.
El director del Centro Memorial Martin Luther King Jr. está convencido de que Lucius pensaba que habían suficiente elementos bíblicos y teológicos, para que un cristiano, inevitablemente, tenía que ser revolucionario.
Así lo entendía, así lo predicada y lo enseñaba. Hacía su teología de una manera práctica, renovada, para que los creyentes estuvieran convencidos de que la opción en nosotros por la Revolución, independientemente de cualquier elemento ideológico, es esencialmente a causa de nuestra fe, subrayó.
Nacido el tres de agosto de 1930, el reverendo Lucius Walter fue un gran amigo de Cuba, un defensor de la Revolución y sobresalió en su lucha por la excarcelación de los cinco antiterroristas cubanos, prisioneros en Estados Unidos desde 1998.
Al frente del Movimiento de Solidaridad Pastores por la Paz, trabajó intensamente para poner fin al inmoral e injusto bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba, proporcionando ayuda humanitaria al pueblo cubano a través de las Caravanas de la Amistad y brigadas de construcción.

Tomado de Cubasí

http://www.cubasi.cu/DesktopDefault.aspx?SPK=160&CLK=279179&LK=1&CK=142314&SPKA=35

Read Full Post »

Entrevista con Fidel Castro (I Parte): “Hay que persuadir a Obama de que evite la guerra nuclear”

Fidel responde preguntas de la directora del diario La Jornada, de México, Carmen Lira Saade. Fotos: Estudios Revolución

fidel_carmen-lira_foto-estudios-revolucion-3-580x385.jpg

Tomado de La Jornada

La Habana. Estuvo cuatro años debatiéndose entre la vida y la muerte. En un entrar y salir del quirófano, entubado, recibiendo alimentos a través de venas y catéteres y con pérdidas frecuentes del conocimiento…

“Mi enfermedad no es ningún secreto de Estado”, habría dicho poco antes de que ésta hiciera crisis y lo obligara a “hacer lo que tenía que hacer”: delegar sus funciones como presidente del Consejo de Estado y, consecuentemente, como comandante en jefe de las fuerzas armadas de Cuba.

“No puedo seguir más”, admitió entonces —según revela en ésta su primera entrevista con un medio impreso extranjero desde entonces—. Hizo el traspaso del mando, y se entregó a los médicos.

La conmoción sacudió a la nación entera, a los amigos de otras partes; hizo abrigar esperanzas revanchistas a sus detractores, y puso en estado de alerta al poderoso vecino del norte. Era el 31 de julio de 2006 cuando dio a conocer, de manera oficial, la carta de renuncia del máximo líder de la Revolución cubana.

Lo que no consiguió en 50 años su enemigo más feroz (bloqueos, guerras, atentados) lo alcanzó una enfermedad sobre la que nadie sabía nada y se especulaba todo. Una enfermedad que al régimen, lo aceptara o no, iba a convertírsele en “secreto de Estado”.

(Pienso en Raúl, en el Raúl Castro de aquellos momentos. No era sólo el paquete que le habían confiado casi de buenas a primeras, aunque estuviera acordado de siempre; era la delicada salud de su compañera Vilma Espín —quien poco después fallecería víctima de cáncer—, y la muy probable desaparición de su hermano mayor y jefe único en lo militar, en lo político, en lo familiar.)

Hoy hace 40 días Fidel Castro reapareció en público de manera definitiva, al menos sin peligro aparente de recaída. En un clima distendido y cuando todo hace pensar que la tormenta ha pasado, el hombre más importante de la Revolución cubana luce rozagante y vital, aunque no domine del todo los movimientos de sus piernas.

Durante alrededor de cinco horas que duró la charla—entrevista —incluido el almuerzo— con La Jornada, Fidel aborda los más diversos temas, aunque se obsesione con algunos en particular. Permite que se le pregunte de todo —aunque el que más interrogue sea él— y repasa por primera vez y con dolorosa franqueza algunos momentos de la crisis de salud que sufrió los pasados cuatro años.

“Llegué a estar muerto”, revela con una tranquilidad pasmosa. No menciona por su nombre la divertículis que padeció ni se refiere a las hemorragias que llevaron a los especialistas de su equipo médico a intervenirlo en varias o muchas ocasiones, con riesgo de perder la vida en cada una.

Pero en lo que sí se explaya es en el relato del sufrimiento vivido. Y no muestra inhibición alguna en calificar la dolorosa etapa como un “calvario”.

“Yo ya no aspiraba a vivir, ni mucho menos… Me pregunté varias veces si esa gente (sus médicos) iban a dejarme vivir en esas condiciones o me iban a permitir morir… Luego sobreviví, pero en muy malas condiciones físicas. Llegué a pesar cincuenta y pico de kilogramos.”

“Sesenta y seis kilogramos”, precisa Dalia, su inseparable compañera que asiste a la charla. Sólo ella, dos de sus médicos y otros dos de sus más cercanos colaboradores están presentes.

—Imagínate: un tipo de mi estatura pesando 66 kilos. Hoy alcanzo ya entre 85 y 86 kilos, y esta mañana logré dar 600 pasos solo, sin bastón, sin ayuda.

“Quiero decirte que estás ante una especie de re-su-ci-ta-do”, subraya con cierto orgullo. Sabe que además del magnífico equipo médico que lo asistió en todos estos años, con el que se puso a prueba la calidad de la medicina cubana, ha contado su voluntad y esa disciplina de acero que se impone siempre que se empeña en algo.

—No cometo nunca la más mínima violación —asegura—. De más está decir que me he vuelto médico con la cooperación de los médicos. Con ellos discuto, pregunto (pregunta mucho), aprendo (y obedece)…

Conoce muy bien las razones de sus accidentes y caídas, aunque insiste en que no necesariamente unas llevan a las otras. “La primera vez fue porque no hice el calentamiento debido, antes de jugar basquetbol.” Luego vino lo de Santa Clara: Fidel bajaba de la estatua del Che, donde había presidido un homenaje, y cayó de cabeza. “Ahí influyó que los que lo cuidan a uno también se van poniendo viejos, pierden facultades y no se ocuparon”, aclara.

Sigue la caída de Holguín, también cuan grande es. Todos estos accidentes antes de que la otra enfermedad hiciera crisis y lo dejara por largo tiempo en el hospital.

“Tendido en aquella cama, sólo miraba a mi alrededor, ignorante de todos esos aparatos. No sabía cuánto tiempo iba a durar ese tormento y de lo único que tenía esperanza es de que se parara el mundo”, seguro para no perderse de nada. “Pero resucité”, dice ufano.

—Y cuando resucitó, comandante, ¿con qué se encontró? —le pregunto.

—Con un mundo como de locos… Un mundo que aparece todos los días en la televisión, en los periódicos, y que no hay quien entienda, pero el que no me hubiera querido perder por nada del mundo —sonríe divertido.

Con una energía sorprendente en un ser humano que viene levantándose de la tumba —como él dice— y con la mismísima curiosidad intelectual de antes, Fidel Castro se pone al día.

Dicen, los que lo conocen bien, que no hay un proyecto, colosal o milimétrico, en el que no se empeñe con una pasión encarnizada y que en especial lo hace si tiene que enfrentarse a la adversidad, como había sido y era el caso.

“Nunca como entonces parece de mejor humor.” Alguien que cree conocerlo bien le dijo: “las cosas deben andar muy mal, porque usted está rozagante”.

La tarea de acumulación informativa cotidiana de este sobreviviente comienza desde que despierta. A una velocidad de lectura que nadie sabe con qué método consigue, devora libros; se lee entre 200 y 300 cables informativos por día; está pendiente y al momento de las nuevas tecnologías de la comunicación; se fascina con Wikileaks, “la garganta profunda del Internet”, famosa por la filtración de más de 90 mil documentos militares sobre Afganistán, en los que este nuevo “navegante” está trabajando.

—¿Te das cuenta, compañera, de lo que esto significa? —me dice—. Internet ha puesto en manos de nosotros la posibilidad de comunicarnos con el mundo. Con nada de esto contábamos antes —comenta, al tiempo que se deleita viendo y seleccionando cables y textos bajados de la red, que tiene sobre el escritorio: un pequeño mueble, demasiado pequeño para la talla (aun disminuida por la enfermedad) de su ocupante.

—Se acabaron los secretos, o al menos eso pareciera. Estamos ante un “periodismo de investigación de alta tecnología”, como lo llama el New York Times, y al alcance de todo el mundo.

—Estamos ante el arma más poderosa que haya existido, que es la comunicación —ataja—. El poder de la comunicación ha estado, y está, en manos del imperio y de ambiciosos grupos privados que hicieron uso y abuso de él. Por eso los medios han fabricado el poder que hoy ostentan.

Lo escucho y no puedo menos que pensar en Chomsky: cualquiera de las trapacerías que el imperio intente debe contar antes con el apoyo de los medios, principalmente periódicos y televisión, y hoy, naturalmente, con todos los instrumentos que ofrece la Internet.

Son los medios los que antes de cualquier acción crean el consenso. “Tienden la cama”, diríamos… Acondicionan el teatro de operaciones.

Sin embargo, acota Fidel, aunque han pretendido conservar intacto ese poder, no han podido. Lo están perdiendo día con día. En tanto que otros, muchos, muchísimos, emergen a cada momento…

Se hace entonces un reconocimiento a los esfuerzos de algunos sitios y medios, además de Wikileaks: por el lado latinoamericano, a Telesur de Venezuela, a la televisión cultural de Argentina, el Canal Encuentro, y a todos aquellos medios, públicos o privados, que enfrentan a poderosos consorcios particulares de la región y a trasnacionales de la información, la cultura y el entretenimiento.

Informes sobre la manipulación de los poderosos grupos empresariales locales o regionales, sus complots para entronizar o eliminar gobiernos o personajes de la política, o sobre la “tiranía” que ejerce el “imperio” a través de las trasnacionales, están ahora al alcance de todos los mortales.

Pero no de Cuba, que apenas dispone de una entrada de Internet para todo el país, comparable a la que tiene cualquier hotel Hilton o Sheraton.

Ésa es la razón por la que conectarse en Cuba es desesperante. La navegación es como si se hiciera en cámara lenta.

—¿Por qué es todo esto? —pregunto.

—Por la negativa rotunda de Estados Unidos a darle acceso a Internet a la isla, a través de uno de los cables submarinos de fibra óptica que pasan cerca de las costas. Cuba se ve obligada, en cambio, a bajar la señal de un satélite, lo que encarece mucho más el servicio que el gobierno cubano ha de pagar, e impide disponer de un mayor ancho de banda que permita dar acceso a muchos más usuarios y a la velocidad que es normal en todo el mundo, con la banda ancha.

Por estas razones el gobierno cubano da prioridad para conectarse no a quienes pueden pagar por el costo del servicio, sino a quienes más lo necesitan, como médicos, académicos, periodistas, profesionistas, “cuadros” del gobierno y clubes de Internet de uso social. No se puede más.

Pienso en los descomunales esfuerzos del sitio cubano Cubadebate para alimentar al interior y llevar hacia el exterior la información del país, en las condiciones existentes. Pero, según Fidel, Cuba podrá solucionar pronto esta situación.

Se refiere a la conclusión de las obras de cable submarino que se tiende del puerto de La Guaira, en Venezuela, hasta las cercanías de Santiago de Cuba. Con estas obras, llevadas adelante por el gobierno de Hugo Chávez, la isla podrá disponer de banda ancha y posibilidades de acometer una gran ampliación del servicio.

—Muchas veces se ha señalado a Cuba, y en particular a usted, de mantener una posición antiestadunidense a rajatabla, y hasta han llegado a acusarlo de guardar odio hacia esa nación —le digo.

—Nada de eso —aclara—. ¿Por qué odiar a Estados Unidos, si es sólo un producto de la historia?

Pero, en efecto: hace apenas como 40 días, cuando todavía no había terminado de “resucitar” se ocupó —para variar—, en sus nuevas Reflexiones, de su poderoso vecino.

“Es que empecé a ver bien clarito los problemas de la tiranía mundial creciente… —y se le presentó, a la luz de toda la información que manejaba, la “inminencia de un ataque nuclear que desataría la conflagración mundial”.

Todavía no podía salir a hablar, a hacer lo que está haciendo ahora, me indica. Apenas podía escribir con cierta fluidez, pues no sólo tuvo que aprender a caminar, sino también, a sus 84 años, debió volver a aprender a escribir..

“Salí del hospital, fui para la casa, pero caminé, me excedí. Luego tuve que hacer rehabilitación de los pies. Para entonces ya lograba comenzar de nuevo a escribir.

“El salto cualitativo se dio cuando pude dominar todos los elementos que me permitían hacer posible todo lo que estoy haciendo ahora. Pero puedo y debo mejorar… Puedo llegar a caminar bien. Hoy, ya te dije, caminé 600 pasos solo, sin bastón, sin nada, y esto lo debo conciliar con lo que subo y bajo, con las horas que duermo, con el trabajo.”

—¿Qué hay detrás de este frenesí en el trabajo, que más que a una rehabilitación puede conducirlo a una recaída?
Fidel se concentra, cierra los ojos como para empezar un sueño, pero no… vuelve a la carga:

“No quiero estar ausente en estos días. El mundo está en la fase más interesante y peligrosa de su existencia y yo estoy bastante comprometido con lo que vaya a pasar. Tengo cosas que hacer todavía.”

—¿Cómo cuáles?

—Como la conformación de todo un movimiento antiguerra nuclear —es a lo que viene dedicándose desde su reaparición.

“Crear una fuerza de persuasión internacional para evitar que esa amenaza colosal se cumpla” representa todo un reto, y Fidel nunca ha podido resistirse a los retos.

“Al principio yo pensé que el ataque nuclear iba a darse sobre Corea del Norte, pero pronto rectifiqué porque me dije que ése lo paraba China con su veto en el Consejo de Seguridad…

“Pero lo de Irán no lo para nadie, porque no hay veto ni chino ni ruso. Luego vino la resolución (de Naciones Unidas), y aunque vetaron Brasil y Turquía, Líbano no lo hizo y entonces se tomó la decisión.”

(más…)

Read Full Post »

La Plaza de la Revolución Ernesto Guevara, en Santa Clara, vistió sus mejores galas este Primero de Mayo. Un pueblo digno desfiló masivamente, alegre y victorioso enarbolando banderas cubanas y consignas que definen su posición, la defensa de la Revolución cubana y sus conquistas. Un pueblo que pese al bloqueo y la guerra mediática ha sabido mantenerse en el lugar conquistado. La mujer cubana esta vez estuvo representada, además de los bloques de los sindicatos, en uno exclusivo de ellas, en apoyo a la Revolución y el socialismo y por a los 50 años de la Federación de Mujeres Cubanas.

Unidos por el deber

 dsc_6335-de-cristian.jpg

Foto: Cristyan González Alfonso

Abajo el bloqueo

dsc_6332-de-cristian.jpg

Foto: Cristyan González Alfonso

Las calles son nuestras

_abc0031-trabajo-de-mayli.jpg

Foto: Carolina Vilches Monzón

Socialistas ¡siempre!

_0132.jpg

Foto: Carolina Vilches Monzón

Todo por la Revolución

dsc_6363.jpg

Foto: Carolina Vilches Monzón

Read Full Post »

integración latinoamericana y caribeña 

Dijo Raúl al hablar en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que concluyó ayer sus labores. Aprobó dos declaraciones y ocho documentos especiales, entre ellos, la condena al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Por Lázaro Barredo Medina

Riviera Maya, México.— La creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es de trascendencia histórica y consideramos conveniente realizar esfuerzos para definir con prontitud sus estatutos y formas de operación, de manera tal que en ellos se recojan los intereses colectivos hacia una mayor integración y unidad de nuestra región, expresó ayer el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al intervenir en la sesión final de la Cumbre de la Unidad.
Otro que se despidió de los mandatarios, fue el saliente gobernante costarricense Oscar Arias con un discurso que hizo trascender cierto aire de pesimismo sobre la nueva organización de concertación latinoamericana y caribeña, además de expresiones contradictorias que bajo ciertos sofismas en defensa de la democracia alineó criterios que siembran división y focalizan conflictos evidentemente hacia las naciones que mayor resistencia ideológica y política han hecho contra su actuar en estos años.
Precisamente, poco después el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva llamó a sus colegas a adoptar una actitud siempre optimista: “No existe razón alguna para que seamos pesimistas”, dijo.
Entre varios temas abordados, Lula da Silva cuestionó a las Naciones Unidas por no haber decidido sobre la soberanía de Argentina en el conflicto con Gran Bretaña por las Islas Malvinas y pidió discutir el papel e integración del Consejo de Seguridad, que a su juicio está representado por los intereses geopolíticos de la Segunda Guerra Mundial “que no considera los cambios que han sucedido en el mundo’’.
Otro tema ampliamente tratado por el mandatario brasileño fue la pasada Cumbre del Cambio Climático en Copenhague donde dijo que Brasil junto a China y la India consideran “que es posible encontrar una nueva fórmula para llegar a un acuerdo”. “No es posible que los países ricos como Estados Unidos y de la Unión Europea, no tomen en cuenta los intereses de África y América Latina para las decisiones que se tomarán para mitigar el calentamiento global”, afirmó.
Al concluir las sesiones, la delegación cubana tuvo que permanecer un tiempo más en el salón de reuniones para atender a diversos Jefes de Estado y de Gobierno, así como a otras personalidades, oficiales de sala y personal acompañante de varias delegaciones que se acercaron al escaño cubano para saludar, intercambiar alguna opinión o tomarse una foto como recuerdo de la Cumbre, con el compañero Raúl; ya casi los últimos, el General de Ejército y el Presidente Hugo Chávez abandonaron el lugar en una amena charla de hermanos, mientras recibían el saludo de muchas personas, personal de seguridad, periodistas y trabajadores del hotel.

Granma

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »