Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Casos y cosas de la pelota’

Casos y cosas de la pelotaMañana, el Sábado del Libro presentará Casos y cosas de la pelota, de mi colega Osvaldo Rojas Garay, de la Editorial Capiro, Santa Clara, Villa Clara. Será a las 11:00 a.m. en la Plaza de Armas, La Habana Vieja. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Casos y cosas de la pelota, de Osvaldo Rojas Garay, publicado porEditorial Capiro.

Así se llama el libro de Osvaldo Rojas Garay que fue presentado en días pasados en Santa Clara, exactamente en los portales de la casa de cultura “Juan Marinello”. Fue un encuentro con anécdotas, curiosidades y coincidencias llevadas de la mano de esta enciclopedia viviente que es nuestro colega Rojas Garay, por que no es solamente de deportes lo que atesora su memoria prodigiosa, sino de disímiles temas, sobre todo de música.

Yamil Díaz, Osvaldo Rojas y Lorenzo Lunar

Fue una presentación compartida entre los escritores y aficionados del béisbol Lorenzo Lunar Cardedo y Yamil Díaz Gómez, y que el público agradeció infinitamente. Allí estaba su familia, sus amigos, sus lectores, porque sus informaciones, entrevistas y artículos están en la página deportiva del periódico Vanguardia, o en elprograma Explosión de las 12, de la emisora CMHW, la Reina Radial del Centro.

Silvio Montejo, la Bala de CaibariénEstuvo también Silvio Montejo, esa gloria deportiva al que conocen como la Bala de Caibarién y el cual también contó varias anécdotas curiosas.

Precisamente estaba esperando que Yamil me enviara lo que leyó ese día parra publicar este hecho relevante de nuestra cultura santaclareña. Y aquí está, para que se conozca quién es Osvaldo Rojas Garay:

Osvaldo Rojas Garay. Caricatura de Pedro Méndez

Osvaldo Rojas Garay es un hombre rodeado de leyendas. De hecho, su condiscípulo Carlos Fundora inició una brillante carrera de humorista con solo contar a viva voz ciertos “casos y cosas” del entrañable Osvaldo. Así supimos que —para salvarse de procacidades— era él el único ser humano del planeta que agitaba el pomo de yogur con un movimiento horizontal. Escuchamos también que renunció a una beca de estudios en Europa, porque no tenía en quién delegar la tarea diaria de recortar las estadísticas deportivas de la prensa; que rompió el récord mundial de temporadas sin defender la  tesis que le daría su título de filólogo; y que nunca vio el mar hasta los veinte años, pese a haber nacido en esta isla estrecha y larga, y ser cubano como nadie…

Pero, más allá de sus anécdotas, lo que convierte definitivamente a Rojas Garay en leyenda viviente, es la extrema naturalidad con que el béisbol cubano encontró en él al más fiel escudero y a su hombre más campechanamente sabio.

Feliz he sido al acariciar por fin las planas de sus Casos y cosas de la pelota, libro que tan acertadamente Capiro publicó. ¡Qué bueno que la más representativa editorial de Villa Clara no se encierre en las llamadas bellas letras y ofrezca espacio justo para otras manifestaciones del talento! Sobre todo, si ese talento encarna en un guajiro que ha conjugado en sí la disciplina y constancia de Muñoz, la exactitud de Vinent, la fuerza al bate de Cheíto, el brazo de Rogelio, la modestia de Huelga, el poder de observación de Víctor Mesa, y el fatalismo geográfico de Amado Zamora. (más…)

Read Full Post »