Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Córdoba’

Limón

 

Gentilmente su autora,  (Córdoba, Argentina), me ha enviado su poemario Limón, miel y pensamientos. ¡Muy agradecida!

Señala ella al inicio:

                       Estas páginas están dedicadas a los amigos del vino añejo.

                       Para ellos, que pueden ver el viñedo comprimido en el oscuro tinto del vaso y sienten en su lengua el chasquido del sol; mientras, el reloj sin agujas preside el tiempo del abrazo cálido, la risa, la paz y el encuentro fecundo.

                      ¡Salud! ¡Salud amigos!

De este libro es el poema:

Conocimiento

Sé…
que despacio en ti seré nada. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

El próximo jueves, a las 9:00 de la noche, se presentará en la sala Margarita Casallas, en El Mejunje de Santa Clara, el cantautor español Rafa Bocero. (más…)

Read Full Post »

Roly Berrío, el cantautor de Santa Clara, se presentará en el Centro Cultural CPC Argüello, Córdoba, Argentina, del 22 al 29 de mayo: Desde Cuba solo canciones. Roly es integrante de La Trovuntivitis santaclareña.

Roly Berrío en Córdoba

Read Full Post »

Mi amigo argentino Horacio Silva publicó este relato en su blog y me lo envió para que lo leyera. En su introducción se explica el porqué de lo interesante del relato. Le dejo con la introducción y Hombre nuevo, de Silvia Sassola:

Este cuento, que en honor a la verdad no es tal, refleja cómo fue vivido el asesinato de Ernesto “Che” Guevara en octubre de 1967 por un niño cordobés y su pequeña hermanita, la hoy periodista Silvia Sassola, quien desde su programa mendocino “La Posta” sigue demostrando cómo aún se puede ejercer con absoluta dignidad, lo que Rodolfo J. Walsh llamó “el violento oficio de escribir”.
El autor de este blog [
Mangrullo del Tiempo] invita y recomienda sintonizar su programa a partir del 28 de febrero de 2011, de lunes a viernes de 16 a 19 hs., por FM 96.5 Radio Universidad de Cuyo (Mendoza), o en internet a través del siguiente link:

http://www.uncu.edu.ar/audios/radio_en_vivo

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

HOMBRE NUEVO

En memoria de Ernesto “Che” Guevara.

che-guevara-2.jpg

—¡¡¡Dale, andá y pedile a la mamá una vela!!!

—¡¡¡Mamá, dice Juanchi que me des una vela!!!

—¿Otra vez?, decile a tu hermano que basta de jugar con las velas y de paso que tire ese dibujo que hizo a la basura.
Juan Carlos dibujaba de forma extraordinaria, son esos dones innatos que no había estudiado, tenía casi doce años y yo tan sólo cinco, pero cuando nos sentábamos a la mesa para hacer los deberes del cole, él sólo quería dibujar y siempre la misma figura, algo así como un rostro en sombras que luego prolijamente recortaba, y era la figura que ponía delante de la vela, para hacerla crecer a su luz.
Así se agrandaba o achicaba, según la vela estuviera más cerca o más lejos del recorte; y el lugar ideal para hacer esto era una pared grande de casa, donde mamá colgaba los retratos de los abuelos y familiares.

—¡¡¡Mirá, Pinina (así me llamaba mi hermano para enojarme) esa cara!!! ¿Sabés de quién es? adiviná… ¿lo conocés? ¿te da miedo?

—No, no sé quién es, pero no tengo miedo porque vos estás conmigo y porque es una sombra que hacés vos.

—Vio doña María, los chicos juegan con esa imagen; sería mejor que les dijéramos que no lo hicieran, con cualquier excusa. Quíteles la cartulina y después la rompe y la tira, o mejor la quema, ¿sí? …No sea que nos pase algo si hay algún problema con el gobierno, y cómo explicamos que es sólo un juego de chicos que no saben quién es ese hombre.

—¿Sabe qué pasa, Nelly?… si los bambinos me preguntan, ¿qué les digo?

—Doña María, dígales que con eso no se juega, que es la sombra de la cara del cuco, o mejor del viejo de la bolsa; pero por favor, mientras hago la comida, usted que es la nona, quíteselas y tírela.

Por esos días, Córdoba pasaba tiempos difíciles; mi familia prácticamente sobrevivía y casi el único divertimento que teníamos con mi hermano era esperar la tardecita para ir con la famosa vela a reflejar la imagen, pero claro: encontrar una vela era toda una ingeniería que empezaba en la misión imposible de entrar a la habitación de la nona María, esa gringa gigante que nos amaba y consentía en todo momento y lugar.

—Y, Pinina: ¿cuándo vas a aprender el nombre del comandante?

—¿Cómo cuándo, si yo ya sé que se llama… ehhhh… ah me acordé, se llama: Ernesto.

—Sí se llama Ernesto, pero ¿sabes cómo le dicen?

—No.

—Le dicen Che. A Ernesto todos le dicen Che.

Ese es el  primer recuerdo que mi memoria encuentra como unidad entre el rostro y el nombre del tal Che, que para mi hermano era un verdadero símbolo de la rebeldía, aunque tan sólo tuviera él sus ilustrados doce años.
La radio contaba las peripecias que vivían un grupo de guerrilleros en Bolivia, comandados por Ernesto Che Guevara; y para Juan Carlos, era como oír las aventuras de Tarzán en la selva. La radio hablaba del monte, de lugares de difícil llegada, y en su imaginación Bolivia era como esas imágenes de la serie de la tele en África.
Yo creo que me contagié en la imaginación o no sé cómo explicar la llegada de ese Che a mi primer recuerdo de infancia.
Con el tiempo esas imágenes y las ideas infantiles maduraron hasta convertirse en esto que hoy siento y pienso del Che.
La famosa cartulina fue quemada, y todos los dibujos que teníamos de él, tirados. Ya se hablaba de que había muerto el Che, que eran pocos contra muchos, que estaba casi solo en la selva sin comida ni agua, que no tenías armas y que el ejército de ese país los tenía cercados; que todo había terminado porque el cabecilla, el líder de esa gente (que nosotros dos, mi hermano y yo, no sabíamos bien entonces que hacía), estaba bien muerto.

—Nunca vamos a contarle a nadie nuestro secreto, Pinina, ¿sabés?

—Bueno.

—Mirá, me guardé esta hoja de calcar y tengo tijeras y papel para hacer una nueva.

—Pero Juanchi… ahora sí me da miedo; si está muerto, ¿vos lo traés con la sombra? Yo le escuché decir a la mamá que ya está con Diosito.

—No sé dónde está, pero no te tiene que dar miedo; él era el bueno, y malos los que lo mataron.

Esas palabras de mi hermano aún hoy vienen a mi mente. El no era malo… entonces ¿por qué lo mataron?
Así la pregunta rondaría mi cabeza en mi adolescencia, cuando no teníamos dónde buscar para saber, y menos preguntar a los adultos, ni mencionar el nombre o el apodo, ni decir: “sabemos que en Bolivia asesinaron a un argentino que dicen era guerrillero, uno de los que empezó una gran revolución en Cuba, y que quiso traerla acá”.

(más…)

Read Full Post »

María José Mures, mi amiga de Córdoba, España, me ha regalado un libro que para mí tiene doble significado, porque son versos que me dedica con cariño y porque el prólogo es de Aimée G. Bolañosuna gran profesora de Literatura que tuve en la universidad y amiga, también poetisa. Gracias, amiga mía.

dibujo.JPG

El título es Cambalache, y como dice Aimée, es “un acto de fe amatoria, en el que dialogan el ser sensual y el espiritual. […] Cada poema deviene un especie de caligrafía erótica, de poética corporal estética inscrita en el vasto cosmos de la naturaleza, de las palabras y las cosas que acogen, y de forma protagónica, al “alma trémula u sola”, aquella que José Martí configurara de modo magistral en su bailarina española de los Versos Sencillos, anclados en la poesía popular hispánica.  También su delicado y explosivo registro de la emoción amorosa, una vez más. Y no por eso menos original, rinde tributo a Safo en el gesto deseante que la escritura fija y abre a esa sed del otro en movimiento voraz, capaz de transformar el deseo en amor, la muerte en vida, haciendo al mar el deseo en amor, la muerte en vida, haciendo al sujeto libre y pleno.

De Cambalache son estos poemas:

PUDO SER

Hoy ya es tarde
tan tarde como ayer
y mañana no existe.

Pudo ser y no fue
lo que quise
que hubiera sido.

Pudo ser y no fue,
ya todo está perdido.

COMO LA ROSA

Confundido en el aire quieto
olvidé todas tus palabras
su débil huella. Lo que fue
se deshizo como una rosa.

José Agustín Goytisolo

La pared que aguantó
tanto nuestro amor, la que ha soportado
tantas caricias,
la que escondió
tantas lágrimas,
se desnuda hoy como la rosa.
¡Cuánta tormenta hubo!
¡Cuánto miedo, cuánto!

DESMESURA

Te borraré con una lágrima importante
o con un gesto de descaro.

Carilda Oliver Labra

Marco en mi mente
tu sonido de teléfono,
mas no llego al final.

Leo en tus cartas,
tiradas de falso,
tu traidora caligrafía.

Me embriagaste de mentiras
de promesas frágiles 
de ilusiones falsas.
De… ¡tan breve alegría!

(más…)

Read Full Post »

Héctor CelanoEl escritor argentino Héctor Celano presentará este miércoles 9 de septiembre, a las 18 horas, su libro Secretos del corbón de la vereda, en la Feria del Libro de Córdoba. Son cuentos y reatos en prosa poética publicados por Quo Vadis Ediciones – Colección “Piel de América”.
Es además, poeta, recitador, periodista cultural, director de espectáculos poético-musicales y editor y director de revistas culturales, conductor de programas radiales, así como autor de CD poético-musicales y de 11 libros editados en Argentina y Cuba. Entre las distinciones con que cuenta, se encuentra el Primer Premio del concurso internacional Ciudad del Che 1998, que convoca la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) en Santa Clara, Cuba. 
A partir de 1998, ha realizado en Cuba efectuó más de 300 recitales y presentaciones en La Habana y casi en todas sus provincias, entre ellos, cuando recitó su poema “Invicta estirpe”, en la Cantata por el Día Internacional de la Paz dedicada a los Cinco cubanos presos injustamente en las cárceles de los Estados Unidos, que se celebró en el teatro Amadeo Roldán de Ciudad de La Habana.

Foto tomada de Bonina.it  

Fuentes: Librería La Cultura y Radio Angulo

Read Full Post »

  
En la noche me deshago
me vuelvo humana salvajemente
no sé qué azar reaparece
cuando sin buscarte llegas
justo en éxtasis mudo.
Es mía la mano de mi pecho
es mía la de mi sexo
es la fuerza que se inculca
y se encuentra en una espiral con sentido
destensando mis preocupaciones
y agotando todo en una tensión.
Tu mejilla en mi vientre cuando inspiras
y quedo sin aliento, desnuda.

María José Mures, poetisa española (Córdoba, España). Primer Premio V Concurso Nacional de Poesía de Caños Dorados, 2007. Su blog: Palabra Visual

Extasiada II, del pintor español Gerard Valls.

Extasiada III, del pintor español Gerard Valls.

Read Full Post »

Older Posts »