Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cubana’

En el día de ayer, una aeronave ATR-72-212 de la línea aérea cubana Aerocaribbean S.A., vuelo 883, recorrido Santiago de Cuba-La Habana, cayó a tierra en la zona de Mayábuna, cercana al poblado de Guasimal, en el municipio de Sancti Spíritus, en la provincia de igual nombre. Viajaban 61 pasajeros y 7 tripulantes, y de ellos, 40 eran cubanos y 28 extranjeros, la mayoría de Argentina (9) y México (7), aunque también iban dos alemanes, dos austriacos, un italiano, un español, tres holandeses, un francés, un japonés y una venezolana.
Brigadas de socorristas continúan hoy la localización de los cuerpos y la Comisión de Especialistas de la Aeronáutica Civil ya está investigando las causas.
Para cualquier información nacional o internacional la Aeronáutica Civil habilitó dos números telefónicos: 838 1025 y 838 2059.
José Luis Rodríguez Zapatero, jefe del gobierno español, expresó sus condolencias al presidente de Cuba, Raúl Castro, por el accidente. Se solidarizó junto al pueblo español ante la que dice “la inmensa tragedia que ha supuesto el trágico accidente”. Manifestó: “Tenga la seguridad de que en estos momentos de profundo dolor, puede contar con todo el afecto del Gobierno y del pueblo español, que le ruego transmita a las familias de las víctimas.” Además, manifestó que su país está en disposición de brindar cuanta ayuda pueda precisar.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, dispuso hoy que un avión viaje a Cuba para repatriar los restos de nueve compatriotas fallecidos este jueves en un accidente aéreo ocurrido en el centro de la Isla.
El último accidente de aviación ocurrido en Cuba fue en marzo de 2002, al estrellarse una pequeña aeronave en la provincia de Villa Clara; fallecieron esa vez sus 16 ocupantes (los 4 tripulantes y cubanos, 6 turistas canadienses, 4 británicos y 2 alemanes).
Una nota suscrita por el propio IACC confirma que en el lugar del siniestro se continúa laborando en el rescate de los cadáveres, los cuales están siendo enviados hacia el Instituto de Medicina Legal, en Ciudad de la Habana, donde existen condiciones para su identificación.
En el desastre aéreo no se reportan hasta ahora sobrevivientes, y según rescatistas y autoridades que se mantienen en el sitio, la posibilidad de vida entre los pasajeros y tripulantes ya ha sido descartada.
Sin embargo, el más grave en los últimos 30 años Pero el suceso aéreo más grave de las últimas tres décadas aconteció en septiembre de 1989. Un Il-62 con destino a Milán cayó en La Habana poco después de despegar, en ese accidente muriendo los 115 ocupantes (2 cubanos y 113 turistas italianos). También fallecieron 40 personas en tierra cuando el avión cayó sobre viviendas.

Nota informativa del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba

Aproximadamente a las 17 y 42 horas del día de hoy, una aeronave ATR-72-212 de la línea aérea cubana Aerocaribbean S.A. que cubría la ruta entre Santiago de Cuba y La Habana informó una situación de emergencia, perdiendo todo contacto con los servicios de control de tránsito aéreo. Se conoció por información de las autoridades locales que la misma se precipitó a tierra en la región de Guasimal, provincia de Sancti Spíritus.
En estos momentos las autoridades aeronáuticas y del territorio se encuentran precisando los detalles del hecho, y se creó una comisión para la investigación de tan lamentable accidente.
En la aeronave viajaban 61 pasajeros y 7 tripulantes, de ellos, 40 cubanos y 28 extranjeros.

Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba
4 de noviembre de 2010

Relación de fallecidos:

(más…)

Read Full Post »

Juan-Formell-Los-Vam-Vam-Arrasando-I 

Los Van Van, orquesta que recientemente cumplió 40 años el pasado 4 de diciembre, se presentará el sábado, a las 10:00 p.m., en la Plataforma Recreativa del «Sandino», y el domingo en Sagua la Grande, para júbilo de los admiradores, como yo, de esta insigne agrupación de la música popular bailable cubana.

Ya a principios de este mes, se estrenó el documental Eso que anda, del realizador cubano Ian Padrón, con la historia musical del grupo y su legado cultural en la Isla, con entrevistas y las incidencias de su gira nacional en el 2006, año en que también estuvo por acá.

Conocidos como los Rolling Stones de la salsa y ganadores de un Premio Grammy Latino en 1999, van a realizar 70 conciertos por los Estados Unidos durante los próximos meses.

Read Full Post »

El fragmento que aquí presentamos pertenece al libro Las dos caras del Paraíso, publicado por Ediciones Unión. La obra reúne trabajos que documentan la presencia de comunidades de inmigrantes finlandeses, canadienses, hebreos, haitianos y japoneses en Cuba en las primeras décadas del siglo XX.

¿A la japonesa o a la cubana?

Como todo inmigrante, Mosaku Harada tampoco dejó de idealizar al país que lo acogería. En la isla de Kyushu, en Japón, donde había nacido, se decían maravillas de Cuba en la segunda década del siglo XX. Por ejemplo, que bastaba trabajar cuatro o cinco años cortando caña de azúcar para regresar a su tierra con suficiente caudal y comprarse una buena casita, montar un negocio próspero y buscarse una novia bonita; en fin, para llevar una vida feliz.
Pero Mosaku Harada de cañas solo conocía el bambú, y cuando descubrió el cañaveral, machete en mano, y aquella selva empezó a asediarlo bajo un sol que lo aplastaba todo, decidió robarse a sí mismo unos minutos para el descanso porque en realidad había llegado a Cuba contratado y solo se le pagaría por lo que produjera. Se sentó a la sombra de una yagruma con varios trozos de caña y las fue pelando una a una, después las fue triturando y chupando. Aquel jugo, que no podía imaginar tan dulce y suave, y hasta refrescante, le pareció zumo del paraíso. Ese momento no lo olvidó nunca, porque fue su primer descubrimiento de las gratas sorpresas ocultas en la naturaleza cubana.
Y de repente lo envolvió una ola de nostalgia y recordó la finquita familiar, los campos de arroz anegados, las almendras, las matas de té, las cañas bravas, de las que decía que eran «un gran producto que, además, es un alimento en Japón».
Unos paisanos le informaron que se podía ganar algún dinero en el central Jaronú. Y allá se fue, aunque no a cortar caña, sino a guataquear, que para él era distinto, menos duro. Allí sembraban, cultivaban y cosechaban hortalizas. Y volvía a recordar su terruño, donde las verduras eran platos diarios en la alimentación.

(más…)

Read Full Post »

La revista Signos ya cumple 40 años, y se realizarán varias actividades culturales para celebrarlo. Samuel Feijóo fue el encargado de que el primer número de la revista Signos naciera en noviembre de 1969. La cultura villaclareña, y por ende la cubana, ha tencido desde entonces una de las publicaciones más representativas del folclor y las tradiciones de nuestro pueblo. 

Invitación de Signos

Read Full Post »

revistas-signos.jpg

Desde que Samuel Feijóo lanzó a la luz el primer número de la revista Signos, en noviembre de 1969, la cultura villaclareña y la cubana en general ganaron para sí una de las publicaciones más representativas y fieles de la vida, el espíritu, y la esencia del folclor y las tradiciones de nuestro pueblo. 
Aquel primer número presentó en su portada una ilustración de Wifredo Lam, lo que pone de manifiesto la seriedad y valía de la publicación en cuanto a la talla de las figuras que han intervenido en ella.   
Enhorabuena los 40 años de vida de Signos, que, al decir de Ricardo Riverón Rojas (actual director), «se ocupa de recoger las expresiones de lo popular, con un sentido amplio de la cultura. Para ello pone el énfasis en los rescates de procesos, tradiciones, costumbres y personajes propios de las zonas desfavorecidas por los medios y espacios institucionales que promueven la cultura en su sentido más convencional, para de esa forma darles voz y presencia a cultores y estudiosos cuyas búsquedas se centran en las llamadas periferias de lo rural, lo suburbano y las capas populares de las ciudades y pequeños pueblos».
Durante los casi 60 números de Signos, en sus páginas se encuentran firmas como las de Jean Dubuffet, Roberto Altmann, René Portocarrero, Mario Benedetti, Eliseo Diego, Fayad Jamís, Nicolás Guillén, José Lezama Lima, Roberto Fernández Retamar, y muchos otros notables exponentes de las artes y las letras de Cuba y el mundo.
También, figuras del territorio han dejado su impronta como los pintores Aida Ida Morales, Pedro Osés, Noel Guzmán Boffill, Adalberto Suárez, Ramón Rodríguez Limonte, Alberto Anido Pacheco, Miriam Dorta…, y los escritores René Batista Moreno, Yamil Díaz Gómez, Jesús Díaz Rojas y Rogelio Menéndez Gallo, entre otros.
Feijóo, luego de concluir el número 35 de la revista, en 1985, no pudo continuar al rente de la dirección de Signos por enfermedad y el proyecto se mantuvo sin guía por tres años, hasta que en 1988 el escritor Félix Luis Viera asumió la dirección, con el concurso de Carlos Alé como editor, y publicó seis números.
En 1996, Riverón Rojas se hizo cargo de la publicación hasta nuestros días, junto a Carlos Alé, René Batista Moreno, Yamil Díaz y Edelmis Anoceto, como editores sucesivos.
Para la celebración de las cuatro décadas —con actividades durante los días 26, 27 y 28 de noviembre— saldrá una edición especial (58), preparada con sentido antológico, que incluye algunos de los materiales más interesantes y sugerentes de los 57 números existentes, tanto textuales como gráficos. Entre ellos sobresalen: «Función del mito en la vida», de Bronislaw Malinowsky; «Literatura intestinal», de Samuel Feijóo; «Los tocadores de arpa en Remedios», de Facundo Ramos; «La visita del poeta-dibujante “vanguardista” García Lorca provoca polémicas en Cienfuegos», de Florentino Morales; «La boda en Mongolia», de Ricardo A. Danza Sigas; «Regularidades socio-psicológicas del buen sapingo», de Alexis Castañeda Pérez de Alejo; así como una amplia muestra de la gráfica publicada en la primera y segunda épocas de la revista.

Francisnet Díaz Rondón (periódico Vanguardia. Villa Clara. Cuba)

Read Full Post »

Por Luis Machado Ordetx

Rafael Jorge Farto MuñizEl historiador, pedagogo, folklorista e investigador Rafael Jorge Farto Muñiz, dijo adiós para siempre el 1o. de octubre de 2009 a su fecunda San Juan de los Remedios, Octava Villa de Cuba fundada por el Adelantado Diego Velázquez. Un gesto imperecedero de gratitud tienen periodistas, alumnos, amigos y profesores, a quienes en solidaridad, les tendió la mano y los alumbró en los imperceptibles vericuetos de la historia, el documento oral o escrito.

Difícil y nada peregrina la misión de Rafael Jorge Farto Muñiz de esclarecer la siempre fecunda historia de San Juan de los Remedios desempolvando los archivos estatales o privados, hasta lograr el salto eufórico por el dato preciso, el análisis, la síntesis y la intuición y probidad científica  del cotejo de fuentes documentales urgidas por conocerse dentro o fuera de la Isla; a muchos tendió la mano, sin importar el cansancio de su Hidalga Figura de Quijote Desgarbado, por calles, plazas o en el céntrico parque José Martí, bajo la fronda de los árboles y de los innegables olores de la Parroquial Mayor o de la Iglesia del Buen Viaje.
Jamás se molestó ante el curioso que pregunta, aunque no supiera qué decía en torno al origen de las parrandas; los litis entre los legendarios barrios El Carmen y San Salvador o, sencillamente, de los atributos típicos de esas fiestas folklóricas consideradas como Patrimonio de la Cultura Cubana.
Allá en San Juan de los Remedios lo encontré muchas veces, previo el pacto del diálogo por sus ocupaciones de Historiador Titular de esa localidad forjada por ubérrimas tierras de la porción centro norte de Villa Clara; y siempre tuvo un tiempo, el préstamo de un documento; la pista de dónde ubicarlo.

Parque-de-La-Libertad-sitio

Parque de la Libertad. Remedios.

En ese intercambio lo hallé cuando indagaba misterios en la música, la misión jurídica y familiar de Alejandro García de Caturla; del nacimiento de la banda municipal de concierto, del centenario de su homóloga infantil, del ánimo a la pintura popular, las excelencias de la poesía; del conocimiento del periodismo de Pedro Capdevila Milián, y hasta de la pasión cristiana de Esteban Agustín Granda Fernández.
En esos tiempos Farto Muñiz recordaba, entre amigos, aquellos sórdidos instantes de cubanos crédulos de “La herencia de Bartolomé Manso de Contreras”; historia que al cabo de un tiempo dio lugar a la hechura y filmación cinematográfica de “El Cuervo de la Abundancia”, cinta en que compartieron manos el realizador Juan Carlos Tabío y el escritor Arturo Arango.

(más…)

Read Full Post »

Cuba llora la muerte de un eminente poeta, fundador del Grupo Orígenes, Premio Nacional de Literatura 1988 y Premio Juan Rulfo 2002, y con una fecunda labor de investigación y estudio de la obra de nuestro Héroe Nacional, José Martí.
Recibió, entre otros premios, el Nacional de Literatura 1988, el Juan Rulfo 2002, el título de Oficial de Artes y Letras de Francia y la medalla de la Academia de Ciencias de Cuba. Esta entrevista que publico se la hizo mi coplega Luis Machado Ordetx hace algún tiempo.

VITIER, VESTIMENTAS DE POESÍA

Por Luis Machado Ordetx

Un venerable cubano acaba de fallecer en La Habana, justo cuando cumplió 88 años.— Queda para los lectores el testimonio de un intelectual que penetró en la hondura histórica del más universal de todos los cubanos, nuestro Apóstol.

cintio-vitier-fina-garcia-marruz

El destacado intelectual Vitier Bolaños junto a su esposa, la poetisa
y ensayista Fina García Marruz. Los méritos forjados por ambos en la
cultura cubana y universal los sitúan como ejemplos de compromiso
social con su tiempo.
(Foto: Tomada de Cubadebate.cu)
 

El poeta, en toda su dimensión, es de esos hombres que tienen un ángel inagotable; un agua  viva, de enorme manantial, fresco y pletórico que anuncia con la palabra el contrapunto y la imagen tonal diseñada por Lezama Lima, para decantar el «árbol como sombra de la hoguera petrificada», y también  hurtar y penetrar en la cubanía.
A la par, él —como el mismísimo árbol—, constituye atributos de las querencias y el firmamento telúrico de una voz inequívoca en tiempo y espacio. Cintio Vitier Bolaños [Cayo Hueso, 1921-La Habana, 2009], es todo eso y mucho más, y desde que se dio a la palabra escrita en aquellos primeros balbuceos poéticos, allá por el año 1939, se revistió de intelectual para distinguir y fomentar lo cubano; definiendo, además, un verso y una prosa con cargas de originalidad histórica en las cuales subyace  un fundamento estético y moral de inalterables rumbos.
Estuvo por vez primera en Santa Clara, casi a principios de la década de los años 50 y, para no olvidar la vieja costumbre de un aula de la Universidad Central de Las Villas, regresó recientemente a su «otra casa», como también denominó a ese centro docente, con el propósito de hablar sobre «La infinitud cualitativa de la vocación esencial del cubano por su integridad: vivir en lo libre», momento en que sostuve un diálogo rápido que validó todo el entendimiento que antes tenía sobre su vida.
El instante sirvió, en definitiva, para acumular la naturaleza en torno a una concepción que avala la probidad científica y humana coronada por su memoria integradora. Y, para no perder ese insustituible encuentro que siempre propicia una «cercanía hechizada», al estilo de Lezama Lima, gustoso —aunque algunos alegaban su rotundez e inaccesibilidad para todo cuestionario, dado entre otras razones por la brevedad de la estancia— él accedió al interrogatorio, sin interesarse a priori en los temas, sino en la urgencia en revelarlos todos a la altura diáfana de su luminosidad.
Al auscultar un «relámpago» de su itinerario villaclareño, detenido en ciertos atisbos de lo insospechado, recibí las rápidas respuestas que certificaron una impronta de vitalidad y cubanía; al tiempo que el otro ofreció las gracias por las constantes provocaciones. Aquí está, como lo sustentó, el fraterno diálogo.
—¿Qué significa ser distinguido con el título de Doctor Honoris Causa en la Universidad, donde usted fungió como maestro de la primera generación de profesionales formada por la Revolución?
—Un inmenso honor que solo puedo merecer en la medida en que haya sido digno de la espiritualidad cubana de mi padre.
—Lo cubano en la poesía es un libro que nació tras una petición universitaria y editó por vez primera la casa de estudios de aquí. ¿Cómo lo percibe ahora cuando el encuentro con lo pasado es firmeza para la Patria?
—Recuerdo aquellas sesiones de Lo cubano en la poesía (1) en el Lyceum femenino de La Habana, que entonces presidía Vicentina Antuña, entre noviembre y diciembre de 1957, como el convivo más emocionante de toda mi vida. La patria se nos revelaba dolorosa y gozosamente en medio de la sangrienta lucha de aquellos días. Sin saberlo nos estábamos preparando para un triunfo que todavía parecía imposible. Hoy siento que aquel libro, rápidamente publicado en el 58, gracias a Samuel Feijóo, era mi despedida del mundo anterior a la Revolución. Y fue también, en cuanto a testimonio de la raíz poética de nuestra historia, mi umbral hacia ella.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »