Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Defensa de lo pasado’

Este poema inédito suyo me lo ha enviado Luis Manuel Pérez-Boitel y se lo agradezco muchísimo. Este poeta remediano recientemente ha conseguido el Premio de la I Bienal Literaria Bambamarca Voces de la Tierra.

DEFENSA DE LO PASADO

Otoño. Foto de Estela del Valle Mañez

Otoño. Foto de Estela del Valle Mañez
 

Si amo el sonido del árbol, sus movimientos libres o desvalidos,
no puedo no amar su tronco o sus hojas: ya que son sus hojas
las que suenan y su tronco el que crece. Todas esas divisiones
entre cuerpo y alma no son sino anatomía cruel de lo vivo…

 
Marina Tsvietáieva



imaginar que estamos solos en una ciudad que nada puede hacer
contra nosotros, ni a favor de nosotros para retrotraer el tiempo.
en ese otro sendero, era yo el que dejaba partir las naves, como Tarsis,
bajo un  relieve que no pudiera ser la habitación donde esperamos la noche,
defino lo pasado, lo justifico y dejo que el otro tiempo pase.
el incienso que provee la luz matinal nos acerca al escondite,
a la lujuria del cuerpo. lo que queda de ciudad es algo impensado, afuera
es otoño y tal parece que las casas (des)dibujadas con cal aparentan el silencio.
el silencio del cuerpo. el silencio del entreacto. el silencio que aniquila la luz
misma de la casa donde hay otros cuerpos, como náufragos
distantes que también se aferran al silencio mismo,
a una rara neutralidad diría, para no ser convencional con la división del cuerpo
y el alma que son anatomía de las mismas cosas. imaginar que estamos solos,
dispuestos en el convivio de un Dios y de la mano
de un país que espera afuera.  sentenciar que hay una hora de locura. una hora
para el comensal. una hora para el saltimbanqui. una hora justamente frente a esas naves
que dicen adiós y donde se escapa toda la ciudad, es como vivir una hora de lujuria,
como estar solos en esta habitación donde miro un cuadro con caballos
y el rostro de la amante que dice conocer el mundo y te abraza
con todas sus fuerzas para que vuelvas al sitio donde una vez hablamos de nostalgia
(rara lujuria esta?), del país y enmudezcas definitivamente.

Luis Manuel Pérez-Boitel (Remedios, Villa Clara) que ha obtenido infinidad de premios nacionales e internacionales, entre los que destacan:
Primer accésit en el concurso internacional de poesía Bustar Viejo (Madrid, 1998); premio literario XV Festival de la Juventud y los Estudiantes (2001), lo que le hizo delegado directo al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Argelia; premio Abril de la (UJC por el conjunto de la obra literaria, 2002); Premio Internacional de Poesía Casa de las Américas (2002); tercer premio en el concurso internacional de poesía Miguel de Cervantes (Granada, 2003); premio internacional de poesía Nosside Caribe (2004); Premio Internacional de Poesía Desiderio Macías Silva, con “No llames en la noche” (2005), Premio Casa de Teatro, República Dominicana, con “Memorial de invierno” (2005), Premio nacional de poesía Ciudad del Che, Premio Internacional de Poesía Marius Sampere, con el poemario “Las naves que la ausencia nombra” (editorial La Garúa Libros y el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, 2007), Premio Nacional Alcorta de la UNEAC de Pinar del río con “Un mundo para Nathalie” (2007), Premio Paco Mir de la Isla de la Juventud con “Poemas escritos sobre un banco del parque” (2007), Segundo Premio del certamen organizado por la revista Axolotl, de Argentina, con “Ragazzo al mare” (2007) y Premio Internacional de Microficción para Niños y Niñas «Francisco Garzón Céspedes» 2009.

Enlaces a poesías de Luis Manuel Pérez-Boitel: Cartas desde Francia  Poeta de la memoria  Conciencia fuiste tu juez  Livingston  Tabla de salvación  

Rapsodia en mi menor para la ciudad de Santa Clara

Anuncios

Read Full Post »