Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘descanso’

Comandante en Jefe Fidel Castro RuzCualquiera pensaría que después de la Cumbre de las Américas, a solo 13 días de la del G-20 y tras el recorrido agotador del presidente Obama por Francia, Alemania, Praga y Turquía, el mundo tendría derecho a descansar unos días.
Pero no es así. El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner se reunirá en Washington el 24 de abril con los Ministros de Finanzas del G-7, los superricos, que de inmediato será seguida por una reunión ministerial del G-20 ese mismo día.
Las dos reuniones tendrían lugar antes de las asambleas de primavera del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, rectoras de las finanzas del mundo.
Lo interesante es que ayer el Financial Times de Londres, el más importante órgano de Gran Bretaña en materia económica, explicó las complicaciones de Europa en el campo de la energía.
La agencia EFE, citando al mencionado órgano, informa lo siguiente: “La producción de petróleo y gas del Reino Unido en el Mar del Norte puede disminuir porque la crisis económica ha llevado a la caída de la exploración en uno de los depósitos más importantes del mundo occidental. 

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Fidel rememora los casi 50 años de amistad con Gabriel García Márquez, y su encuentro con él y Mercedes Barcha, su esposa, en estas reflexiones.

Ayer martes tenía un cúmulo de cables con noticias sobre la reunión en Japón de las potencias más industrializadas. Dejaré el material para otro día, si no se vuelve fiambre. Decidí descansar. Preferí reunirme con Gabo y su esposa, Mercedes Barcha, que están de visita en Cuba hasta el día 11. ¡Qué deseos tenía de intercambiar con ellos para rememorar casi 50 años de sincera amistad!
Fidel Castro Ruz y Gabriel García Márquez (Gabo)
Nuestra agencia de noticias, sugerida por el Che, acababa de nacer, y ésta contrató, entre otros, los servicios de un modesto periodista de origen colombiano, llamado Gabriel García Márquez. Ni Prensa Latina ni Gabo podían suponer que había un Nobel por el medio; o tal vez él sí, con la “descomunal” imaginación del hijo del telegrafista en el correo de un pueblito de Colombia, perdido entre los latifundios plataneros de una empresa yanqui. Compartía su suerte con un montón de hermanos, como era costumbre, y a pesar de eso su padre, un colombiano que disfrutaba el privilegio de estar empleado gracias al teclado telegráfico, pudo enviarlo a estudiar.

(más…)

Read Full Post »