Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Dos Ríos’

José-Martí.jpg

Por Luis Toledo Sande

Todos los días, y en especial cada 19 de mayo, son propicios para recordar la exclamación desgarrada, “¡oh Maestro, qué has hecho!”, por la cual —usemos una expresión coloquial llevada a la poesía por Fayad Jamís, acaso el mayor poeta en su generación literaria cubana— “tanto palo” se le ha dado a Rubén Darío, heraldo pionero de las grandezas luminosas de aquel a quien llamó “¡Maestro!”, el que, en un abrazo, le reciprocó el reconocimiento llamándolo “¡Hijo!”. La adolorida estupefacción del autor de Azul… remite al tamaño de la tragedia que en aquella fecha de 1895 ocurrió en Dos Ríos: Cuba perdió su mayor amparo, de gran significación también para el continente y para el mundo, para la humanidad. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

oleo-de-esteban-valderrama-que-representa-la-muerte-de-jose-marti-en-dos-rios

Óleo de Esteban Valderrama que representa la muerte de José Martí en Dos Ríos.

José Martí murió peleando por la independencia de Cuba en la manigua el 19 de mayo de 1895, en Dos Ríos, en la antigua provincia de Oriente. La puertorriqueña Julia de Burgos le dedicó este soneto:

A JOSÉ MARTÍ

Yo vengo de la tierra mitad de tu destino;
del sendero amputado al rumbo de tu estrella;
del último destello del resplandor andino
que se extravió en la sombra, perdido por tu huella.

(más…)

Read Full Post »

marti-muerte-carlos-enriquez

Muerte de Martí en Dos Ríos, de Carlos Enríquez.

Luchó como un león, altivo y noble,
siendo su muerte el sol de la pelea:
de orgullo, pues, su aniversario sea;
uno más, funérea, la campana dobla. (más…)

Read Full Post »

Óleo de Esteban Valderrama que representa la muerte de José Martí en Dos Ríos.

Óleo de Esteban Valderrama que representa la muerte de José Martí en Dos Ríos.

Por Narciso Fernández Ramírez

Uno de los sucesos de la historia de Cuba más llevado y traído por su trascendencia y significación, guarda relación con la muerte de José Martí, ocurrida el 19 de mayo de 1895, y que todavía, a la distancia de 114 años, suscita opiniones encontradas y despierta interés investigativo y periodístico.

¿Premonición? ¿Suicidio romántico? ¿Arresto temerario? ¿Inexperiencia guerrera? ¿De cara al sol? ¿Descuido del general Gómez? ¿Solo o acompañado? ¿Existieron pruebas médico-forenses que confirmaron su identidad y causas de la muerte? ¿Por cuántos avatares pasaron sus despojos mortales?

No resulta posible despejar todas estas interrogantes en tan breve espacio. Buscaremos solo un acercamiento a algunas, para concentrarnos en un interesante estudio realizado por  estudiantes de la Universidad Médica villacareña Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, en el cual profundizaron en las consideraciones médico-legales de la muerte del Héroe Nacional cubano.
(más…)

Read Full Post »

José Martí cayó en combate el 19 de mayo de 1895, en Dos Ríos, luchando por la independencia de su patria y como quiso siempre: “de cara al sol”.

Su carta a Manuel Mercado del día anterior se considera su testamento:

José Martí. Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895

Sr. Manuel Mercado

Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir, ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber—puesto que lo entiendo y tengo ánimos con qué realizarlo—de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin.

(más…)

Read Full Post »

oleo-de-esteban-valderrama-que-representa-la-muerte-de-jose-marti-en-dos-rios

Óleo de Esteban Valderrama que representa la muerte de José Martí en Dos Ríos.

José Martí murió peleando por la independencia de Cuba en la manigua el 19 de mayo de 1895, en Dos Ríos, en la antigua provincia de Oriente. La puertorriqueña Julia de Burgos le dedicó este soneto:

A JOSÉ MARTÍ

Yo vengo de la tierra mitad de tu destino;
del sendero amputado al rumbo de tu estrella;
del último destello del resplandor andino
que se extravió en la sombra, perdido por tu huella.

(más…)

Read Full Post »

El 18 de mayo de 1895, hace hoy 116 años, José Martí dejó inconclusa una carta dirigida a su amigo mexicano Manuel Mercado. La escribió en el campamento de Dos Ríos, un día antes de su fatídica muerte. Es la más importante de su pensamiento político, y en ella está contenido el sentido último de su guerra de liberación y su manifiesto carácter antiimperialista: mi deber […] de impedir a tiempo con la independencia de Cuba, que los Estados Unidos se extiendan y caigan con esa fuerza sobre las tierras de América, peligro que desoyeron tanto los amigos, que subestimaron el poderío del imperio del norte, como  los enemigos, que pensaron subirse al Juggernaut.
Opuesto siempre al anexionismo: impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los imperialistas de allá y los españoles, el camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América, al Norte revuelto y brutal que los desprecia.
Y comprende que el peligro no es solo para Cuba: Y México, ¿no hallará modo sagaz, efectivo e inmediato, de auxiliar, a tiempo, a quien lo defiende? Sí lo hallará, —o yo se lo hallaré. —Esto es muerte o vida, y no cabe errar.
¡Cuánta vigencia tienen sus ideas 116 años después! Sus advertencias son tan actuales y ¡cuánta necesidad de atender a su prédica!

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central (detalle) Diego Rivera
Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central (detalle)
Diego Rivera, pintor mexicano.
(Martí al lado de Frida Kahlo y detrás de Rivera)

Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895

Señor Manuel Mercado

Mi hermano queridísimo:

Ya puedo escribir, ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber—puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo—de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin.

Las mismas obligaciones menores y públicas de los pueblos-como ese de Ud. y mío,—más vitalmente interesados en impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los imperialistas de allá y los españoles, el camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América, al Norte revuelto y brutal que los desprecia,—les habrían impedido la adhesión ostensible y ayuda patente a este sacrificio, que se hace en bien inmediato y de ellos.
Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas:—y mi honda es la de David. Ahora mismo, pues días hace, al pie de la victoria conque los cubanos saludaron nuestra salida libre de las sierras en que anduvimos los seis hombres de la expedición catorce días, el corresponsal del Herald, que me sacó de la hamaca en mi rancho, me habla de la actividad anexionista, menos temible por la poca realidad de los aspirantes, de la especie curial, sin cintura ni creación, que por disfraz cómodo de su complacencia o sumisión a España, le pide sin fe la autonomía de Cuba, contenta sólo de que haya un amo, yanqui o español, que les mantenga, o les cree, en premios de oficio de celestinos, la posición de prohombres, desdeñosos de la masa pujante, —la masa mestiza, hábil y conmovedora, del país,—la masa inteligente y creadora de blancos y negros.

Y de más me habla el corresponsal del Herald, Eugenio Bryson:—de un sindicato yanqui—que no será—con garantía de las aduanas, harto empeñadas con los rapaces bancos españoles, para que quede asidero a los del Norte;—incapacitado afortunadamente, por su entrabada y compleja constitución política, para emprender o apoyar la idea como obra de gobierno. Y de más me habló Bryson,—aunque la certeza de la conversación que me refería, sólo la puede comprender quien conozca de cerca el brío con que hemos levantado la revolución, —el desorden, desgano y mala paga del ejército novicio español,—y la incapacidad de España para allegar en Cuba o afuera los recursos contra la guerra que en la vez anterior sólo sacó de Cuba.—Bryson me contó su conversación con Martínez Campos, al fin de la cual le dio a entender éste que sin duda, llegada la hora, España preferiría entenderse con los Estados Unidos a rendir la Isla a los cubanos.—Y aún me habló Bryson más: de un conocido nuestro y de lo que en el Norte se le cuida, como candidato de los Estados Unidos, para cuando el actual Presidente desaparezca, a la Presidencia de México.
Por acá yo hago mi deber. La guerra de Cuba, realidad superior a los vagos y dispersos deseos de los cubanos y españoles anexionistas, a que sólo daría relativo poder su alianza con el gobierno de España, ha venido a su hora en América, para evitar, aún contra el empleo franco de todas esas fuerzas, la anexión de Cuba a los Estados Unidos, que jamás la aceptarán de un país en guerra, ni pueden contraer, puesto que la guerra no aceptará la anexión, el compromiso odioso y absurdo de abatir por su cuenta y con sus armas una guerra de independencia americana.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »