Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ernest Hemingway’

67005-fotografia-g

Agatha Christie, autora de novelas policiacas, era capaz de concentrarse y escribir en cualquier parte.

Por Juan Morales Agüero

Escribir es mucho más que colocar una letra después de la otra. Se trata de un arte legítimo que demanda, amén de disímiles saberes, de una extraordinaria concentración. Muchos de quienes han dedicado sus vidas a dotar a las palabras de sentido literario se construyeron sus propios rituales creativos. Incluyen manías, supersticiones, fetiches, costumbres, rutinas…

«Ellos escriben en medio de un gran desorden organizado, a cualquier hora del día y en cualquier lugar; en el bar, la calle, el comedor y hasta en el baño público, y no necesariamente en un cuadernillo, sino sobre una tira de papel higiénico, la factura del restaurante, una cajetilla de cigarrillos o, simple y llanamente, en el borde de un periódico o revista», dijo con toda razón un periodista anónimo en el sitio digital Delaurbe. (más…)

Read Full Post »

Es uno de los dos bares más famosos de La Habana. Ernest Hemingway hizo célebre a su mojito.

El mojito, el trago más famoso de este bar que hizo célebre el escritor Ernest Hemingway. (DPA)

El mojito, el trago más famoso de este bar que hizo célebre el escritor Ernest Hemingway. (DPA)

Quien haya pisado o vaya a pisar Cuba no puede dejar de hacer dos cosas: tomarse un helado en Copelia y brindar con un mojito en la Bodeguita del Medio, el bar más famoso de la isla, célebre por su trago. Y en estos días más que nunca porque está de fiesta: cumple 70 años.

La Bodeguita, ubicada en el corazón de La Habana, es uno de los más ilustres rincones bohemios de la isla y mañana cumplirá siete décadas convertida en un auténtico icono de la identidad popular cubana.

La bulliciosa música en vivo, los platos criollos, la iconografía de colores y las mesas rústicas son algunas de las marcas típicas de esta casa visitada por miles de turistas mes a mes. Pero son sobre todo dos ingredientes los que hicieron famoso al bar nacido como un simple almacén hace siete décadas en el barrio de La Habana Vieja: el mojito y sus grafitis. (más…)

Read Full Post »

Un coloquio dedicado a Ernest Hemingway conmemorará en junio el 50 aniversario de su muerte y posibilitará que prosiga una cooperación inusual entre Cuba y Estados Unidos sobre el autor de “Adiós a las armas”.

Fidel y Hemingway
Fidel y Ernest Hemingway en La Habana, en 1960.

Hemingway murió en 1961 a los 62 años, poco después de regresar a su país desde La Habana, donde vivió largas temporadas desde 1939 en una finca, “La Vigía”, en las afueras de la capital cubana. Hemingway y Fidel Castro se encontraron una sola vez, durante un torneo de pesca de la aguja en La Habana en 1960.
Los organizadores del coloquio que se desarrollará del 16 al 19 de junio cursaron invitaciones a familiares del escritor y a especialistas sobre el tema en ambos países, envueltos en un conflicto político bilateral también desde hace medio siglo.
De acuerdo con el programa entregado a la prensa, se presentarán documentales y conferencias especialmente sobre la vida de Hemingway en Cuba.

(más…)

Read Full Post »

Pongo a  disposición de mis lectores este poema dedicado a Ernest Hemingway, el gran literato norteamericano, Premio Nobel, que amó a Cuba y vivió en ella.

Ernest Hemingway, de José Villa Soberón

Escultura de Ernest Hemingway, de José Villa Soberón. 

Los que arrastramos un pescado, o una vaca negra,
como el Viejo Amargo del Mar de las Antillas,
los que apacentamos una gran culebra por el llano
arrojamos tu ataúd como un sauce de pelos.

¡Qué golondrina, que sueño sobrevolaba tu corazón
cuando mostrabas el pecho en armas,
como el dios-padre de los mitos desaparecidos !
porque, ciertamente, en la niebla coloquial, en el designio raro,
eras la almendra sobre el tizón negro,
cayendo en la eternidad, riente, inmemorial,
     con la bala llorando en la piedra del ojo.

Puro de alcohol, profundo como el aroma del tabaco,
augur estupefacto sobre la tierra,
montaste a la vida como a un perro,
mordiendo su oreja verde, sonriendo en la tormenta
     como un búfalo,
y rendido
entre el vino y la mujer, tu barba
de macho perdurable, tu barba de poderoso velamen,
era la barca fenicia y roja en el rescoldo de los días.
Desde mi cojera invernal, yo, americano inerme,
hijo de extraviadas religiones, pusilánime y fatal,
estrecho tu brazo peludo de triunfador.

Mahfud Massis (1916-1990). Poeta chileno de origen palestino cuya poesía evidencia elementos de la cultura latinoamericana y árabe.

Read Full Post »

Ada Rosa Alfonso 

La especialista Ada Rosa Alfonso Rosales
sostiene que detrás de esa decisión estuvo
la mano del gobierno de Estados Unidos.

Por Aracelys Bedevia
Ernest Hemingway, el dios de bronce de la literatura americana, abandonó Cuba repentinamente el 25 de julio de 1960. Un año después, en el amanecer del 2 de julio de 1961 se suicidó en Estados Unidos. Dos tiros en el cielo de la boca pusieron fin a la vida del Premio Nobel de Literatura 1954 y Pulitzer 1953. La noticia recorrió el mundo y todavía hoy es objeto de debates.
Mucho se ha especulado al respecto y también acerca de las causas que lo llevaron a dejar la Finca Vigía, con todas sus pertenencias dentro; entre ellas, los manuscritos sin concluir de algunas de sus novelas. Según plantean la mayoría de sus biógrafos, la decisión de marcharse se debió a que se sintió frustrado ante el triunfo de la Revolución Cubana. Sin embargo, la especialista Ada Rosa Alfonso Rosales, directora del Museo Ernest Hemingway, asegura que el entonces embajador de los Estados Unidos, Philip Wilson Bonsal, obligó al autor de El Viejo y el mar a abandonar la Isla.

Es un hecho, plantea, que lo forzaron a irse. En enero de 1959 Hemingway había dado unas declaraciones a la prensa estadounidense a favor de la Revolución (estaba en Norteamérica en ese momento), en las que expresó su esperanza con lo que sucedía en la Isla y apoyó el ajusticiamiento a los esbirros de la tiranía de Batista. Él vivió la experiencia de que le mataran un perro, aquí en la finca, en un registro que se le hizo en el año 57.

Vigía

Finca Vigía.

«A su regreso a Cuba, en marzo del 59, se le dio un gran recibimiento en el que dijo que era cubano y que los cubanos iban a ganar. Se planteaba que Hemingway llegó el 4 de noviembre, pero René Villarreal, su mayordomo, en el libro El hijo cubano de Hemingway, señala que fue en marzo. Además, nosotros recientemente hallamos anotaciones, en una de las paredes del baño, que demuestran que estuvo en esa fecha en Vigía. Ahí está registrado el peso corporal que tenía en marzo y abril».

(más…)

Read Full Post »

Cuando se ven las fotografías que el escritor se tomó en la Isla, ahora resguardadas en el museo John F. Kennedy, se siente que este país le tocaba muy de cerca, sostiene Susan Wrynn, conservadora de la colección en Estados Unidos
Por Oscar Padilla Díaz

Para Susan Wrynn lo más importante encontrado en la papelería de Hemingway es París era una fiesta. Foto: Kenia Mascaro
Para Susan Wrynn lo más importante encontrado
en la papelería de Hemingway es París era una fiesta.
(Foto: Kenia Mascaro)

«Amo este país y me siento como en casa, y donde un hombre se siente como en casa, aparte del lugar donde nació, ese es entonces el sitio al que estaba destinado», dijo alguna vez el escritor norteamericano Ernest Hemingway al referirse a Cuba. Y es que en verdad «Papa», como le llamaban sus más allegados, ganó un lugar privilegiado entre todos los cubanos.
¿Qué decir de un hombre que amó con la pasión de un gigante y se propuso vivir la vida minuto a minuto dando alas a la novelística norteamericana? Su obra ha sido leída por millones de personas que han buscado en sus páginas la sencillez y complicidad de sus relatos.
«Yo siempre tuve buena suerte escribiendo en Cuba», apuntó en una ocasión el autor de Por quién doblan las campanas. Nuestro país fue fuente de inspiración para que él escribiera parte de lo más importante de su obra. Finca Vigía, lugar que fuera su casa, ahora convertida en museo, guarda al igual que la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy, de Estados Unidos, el fruto de innumerables horas de trabajo.
Así lo constató este reportero al escuchar a especialistas y estudiosos participantes en el XII Coloquio Internacional Ernest Hemingway. Quienes allí compartimos horas de aprendizaje pudimos conocer del estado de restauración y conservación del legado del escritor. Susan Wrynn, conservadora de la colección existente en la biblioteca norteamericana y participante en el evento, conversó con este diario y compartió sus experiencias acerca del valor de ese patrimonio.

(más…)

Read Full Post »