Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘esclavos’

Gráfica de Marcelo Saratella.

Octubre
19

Hace dos mil quinientos años, al alba de un día como hoy, Sócrates paseaba con Glaucón, hermano de Platón, en los alrededores del Pireo.

Glaucón contó la historia de un pastor del reino de Lidia, que una vez encontró un anillo, se lo colocó en un dedo y al rato se dio cuenta de que nadie lo veía. Aquel anillo mágico lo volvía invisible al os ojo de los demás.
(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella

Gráfica de Marcelo Saratella

Agosto
23

En 1791, otro amo de tierras y esclavos envió una carta desde Haití:

Los negros son muy obedientes, y siempre lo serán.

La carta estaba navegando hacia París cuando ocurrió lo imposible: en la noche del 22 al 23 de agosto, noche de tormenta, la mayor insurrección de esclavos de toda la historia de la humanidad estalló desde las profundidades de la selva haitiana. Y esos negros muy obedientes humillaron al ejército de Napoleón Bonaparte, que había invadido Europa desde Madrid hasta Moscú. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella

Gráfica de Marcelo Saratella

Agosto
22

El sacerdote francés Jean-Baptiste Labat recomendaba en uno de sus libros, publicado en 1742:

Los niños africanos de diez a quince años son los mejores esclavos para llevar a América. Se tiene la ventaja de educarlos para que marquen el paso como mejor convenga a sus amos. (más…)

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella

Gráfica de Marcelo Saratella

Julio
19

El príncipe João, portugués, hijo de la reina María, visitó la playa del puerto de Río de Janeiro, por consejo médico, en 1810.

El monarca se zambulló calzado y metido en un barril.  Tenía pánico de los cangrejos y de las olas.

Su audaz ejemplo no fue imitado. Las playas de Río eran basureros inmundos, donde los esclavos vaciaban, en las noches, los desperdicios de sus amos. (más…)

Read Full Post »

Hoy, 9 de abril, se conmemora el Bicentenario de la Conspiración de José Antonio Aponte:

LA BIBLIA DE APONTE (O DE LAS EMOCIONES PELIGROSAS)

Sugestiones para interpretar la mentalidad de un personaje histórico.

Por Ernesto Peña González

I
Acercarse a la psicología de un personaje histórico poco conocido para convertirlo en personaje literario es una experiencia fascinante y al mismo tiempo un trabajo de Sísifo. Sabemos por qué lo recuerda la historiografía, pero ignoramos cuánto y por cuáles motivos lo amaron sus familiares y amigos y detestaron sus enemigos. Y desde luego, cuánto se deleitó o sufrió por ello.
El Aponte hombre más que el Aponte mártir me interesó desde un primer momento debido a su asombrosa paciencia y energía, su mentalidad barroca, su pasión por las artes plásticas y su necesaria habilidad para simular.
Estas particularidades se coligen de la única fuente primaria que ha llegado hasta hoy concerniente a su persona. Me refiero a los largos interrogatorios policiales a los que fue sometido y a la descripción oral de su Libro de Pinturas.
En el expediente contentivo de sus declaraciones, el mártir cubano es descrito como un negro libre natural de la Ciudad de la Habana y vecino del Barrio de Guadalupe, extramuros, en el paraje que llaman Pueblo Nuevo. De estado casado, ejerce como carpintero y tallador, y es cabo primero retirado del Batallón de los de su clase (o sea el llamado Batallón de morenos fieles de la Habana). (1) (más…)

Read Full Post »

Hoy en muchos países se celebra el Día de los Reyes, en alusión a los tres reyes magos que fueron a ver al niño Jesús para llevarle presentes de regalo. Pero hubo otra fiesta de Día de Reyes, protagonizada por los negros esclavos…

DÍA DE REYES 

Por Josefina Ortega

memoria1.jpg

Las tradiciones relacionadas con el cambio de año tienen casi siempre origen religioso, aunque algunas tengan una impronta tremebunda por la esencia.
Sucedía así con la llamada Fiesta del Día de Reyes en La Habana del siglo XIX, y que tenía a la navidad como fecha de celebración.
La pretendida bondad del gobierno colonial de un imperio esclavista ―aunque fundado y sostenido por reyes católicos― ejercía, como dádiva cristiana, una peculiar fiesta en honor al nacimiento del niño Jesús.
En 1863 un extranjero recién llegado a La Habana vivió en día tal una rara experiencia que luego reflejaría en un libro titulado A Traver l’Amerique, Nouvelles et récits: “…me desperté de un sobresalto. Todas las campanas de la ciudad tocaban a la vez. Dejaron al poco de sonar: pero un rumor sordo, lejano me mantuvo despierto. Era como un ruido inmenso, discordante, de una multitud furiosa. Por la calle corrían raudales de esclavos sonando calderos y dando voces. ¿Se habrían sublevado los esclavos?”, se preguntaba Lucien Biart, algo asustado.
“Una vez restablecido el silencio, un mundo ideas se me agolpaban en la cabeza. La guarnición es numerosa; pero La Habana cuenta con veinticinco mil esclavos…”
Poco a poco vuelve el bullicio y el viajero sale a preguntar a uno de los esclavos que se entretenía en utilizar “los barrotes de mi ventana como cuerdas de guitarra”.
―¿Qué diablo de escándalo es este?
―¡Yo, libre!, fue la repuesta.
Monsieur Biart confesó que aunque enemigo declarado de la esclavitud, sintió “un estremecimiento” al oírlo.
Y cuenta así en su libro un raro diálogo con aquel músico silvestre:
―¿Ha habido muchas desgracias?
Me mira, abriendo los ojos exageradamente, y en lugar de responderme entona una canción cuya letra me resulta incomprensible.
―¿Dónde está el gobernador?, le pregunto.
―Durmiendo.
¡Durmiendo!, es decir muerto, asesinado sin dudas mientras dormía.
Poco después el francés pregunta acerca del alboroto a los dueños de la casa en donde se alojaba
―Los esclavos están libres, ¿no lo sabe usted?
Al preguntar sobre los peligros potenciales se entera de que nada grave, pero está la conveniencia de no salir mucho a la calle, pues aunque esta vez los muertos son solo tres, el pasado año fueron ocho.
―¿Cómo? ¿Hubo ya un conato de rebelión el año pasado?
Todos me miraron con tal sorpresa, y yo los miré, por mi parte, con un aire tan pasmado, que se hizo evidente que existía un mal entendido.
memoria2.jpg

La costumbre era antigua, y la explicación era “sencilla” en la visión que daba otro extranjero en el libro Rachel and the New World: a trip to United States and Cuba (1850).
En él, su autor, León Beauvallet, contaba: “Desde el amanecer todos los esclavos de la ciudad son libres, por la ley, hasta la mañana siguiente. Si algún dueño tratara de obligar a sus esclavos a trabajar, estos van inmediatamente a ver al comisionado, quien hace pagar una multa considerable”.
La descripción que daba Beauvallet de aquel revuelo, parece sacado de un pasaje de Pierrot: “Vi a uno de ellos con el traje de un rey de la Edad Media, un chaquetón de terciopelo rojo con un magnífica corona de papel dorado (…) llevaba pomposamente de la mano a una mora que representaba ser una reina o lago así. Caminaba a su lado con un paso deliberadamente majestuoso… Desde la mañana hasta las cuatro de la tarde, pasaron miles por las calles, chillando todas las canciones del país, con el acompañamiento de maracas, calderos y tambores… Exactamente a las cuatro en punto se les prohíbe permanecer en la ciudad. No tienen derecho a continuar su procesión excepto fuera de las murallas. Allí continúan divirtiéndose toda la anoche, y por la mañana, a la salida del sol, tienen que regresar a sus trabajos”.
Un día, una vez al año, en medio de una vida signada por la esclavitud, era el premio que se otorgaba a seres humanos, para recordar el nacimiento del redentor de los hombres.
Luego, pasada la jornada, los cristianos volvían a las calles “a las costumbres civilizadas”.

La Jiribilla

Read Full Post »

Amy GoodmanEl primer afroestadounidense elegido para ser presidente de Estados Unidos recién visitó lo que pronto será su nueva residencia, una casa construida por esclavos. Con un gesto de su pluma, el día de la toma de posesión de la presidencia, el presidente Obama podría prohibir la tortura. Sería un modo de rendir homenaje a aquellos esclavos que construyeron su nuevo hogar, la Casa Blanca. El presidente Obama puede redimir a la Casa Blanca.

Alice Walker es la primera mujer afroestadounidense que ganó el Premio Pulitzer por una obra de ficción. Pero el lunes la llamé para hablar sobre una historia verdadera. La familia Obama acababa de visitar la Casa Blanca. El primer afroestadounidense elegido para ser presidente de Estados Unidos había visitado la que pronto será su nueva residencia, una casa construida por esclavos. Walker me dijo: ‘Incluso cuando la estaban construyendo, ya sabes, encadenados o embargados por la desesperación y la tristeza, la estaban construyendo para él. Nuestros ancestros tenían una perspectiva de la vida a muy largo plazo y veían lo que algún día llegaría’. La autora de ‘El Color Púrpura’, que escribe sobre esclavitud y redención, continuó: ‘Esta es una gran victoria del espíritu y significa una gran victoria, en especial, para la gente que ha tenido que vivir fundamentalmente de su fe’. Varias décadas atrás, Alice Walker violó las leyes de Mississippi contra el mestizaje cuando se casó con un hombre blanco. Walker es descendiente de esclavos.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts