Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Faro’

Gráfica de Marcelo Saratella.

Octubre
5

En 1992, la República Dominicana culminó la erección del faro más descomunal del mundo, tan alto que sus luces perturban el suelo de Dios.

El faro fue alzado en homenaje a Cristóbal Colón, el almirante que inauguró el turismo europeo en el mar Caribe. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

En un comentario que me dejó Guillermo Rodríguez Niebla, en una entrevista que hicieron a su mamá, Clarita Niebla, supe de este trabajo en la columna La Tecla Ocurrente, de Guillermo Cabrera Álvarez: FARO.

Lo encontré maravilloso y por eso hago mío su deseo también, para todos: ¡iluminen!, sin importar recompensa o agradecimiento. Conozco muchos faros, a los cuales siempre les he agradecido brindarme su luz y he tratado de imitarlos, aunque no sé si lo he conseguido. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

¡ILUMINEN!

Esta columna despide el año. Con ella deseo a tecladictas y tecladictos —y también a quienes no leen la sección—, una sola palabra para el 2007: ¡iluminen! Que sean personas luminosas, y les obsequio la metáfora del

FARO

Está afianzado en la roca, no importa dónde sea construido. Está ahí para brillar. El propósito de la luz cambia. A veces es un aviso, otras atrae la atención, está ahí para guiar, siempre anclado a la roca.

Sabe lo que otros ignoran, dónde está el problema, orienta y guía. La luz es capaz de ayudar a conducir los barcos a salvo a la bahía. Hay regocijo en el faro cuando esto sucede, pero el guardián no va al barco para brindar con el capitán, se alegra silenciosamente, y continúa con su brillante luz.

Los capitanes que llegan al puerto, a salvo, gracias a la luz del faro, nunca conocen al guardián del faro, y este no publica sus declaraciones para decir a otros a cuántos ha salvado. Se queda en silencio y solo, clavado en la roca.

Hay personas así, que pasan por la vida intentando ayudar, guiar, tender la mano; pero todo se derrumba cuando dejan el faro y suben al barco para festejar.

Otras, en cambio, ayudan en silencio, tocan e iluminan las vidas de muchos a su paso, no buscan reconocimientos, dan porque sienten algo maravilloso al hacerlo y cuando han logrado salvar o hacer sentir mejor al otro. Esas personas son verdaderos faros, no necesitan figurar, ni ser aplaudidos, ni adulados, ni sentirse importantes.

Siguen firmes sobre la roca y saben que su luz siempre será de ayuda para quien la necesite. Piensa, ¿cómo quieres ser?

Read Full Post »

Felicito a los gallegos por esta declaración y sobre todo a mi entrañable amigo Eugenio Lueiro, tan preocupado por la historia y la cultura de su Galicia.

Torre de Hércules, en A Coruña

La Torre de Hércules de A Coruña, el faro romano más antiguo del mundo en activo, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, que celebra en Sevilla su 33 reunión. Esta decisión, que ha desatado la alegría y la euforia entre la delegación gallega, se ha conocido exactamente a las 18.26 horas, cuando, después de darse lectura al informe de la candidatura y de recibir los elogios de numerosos países, el Comité ha aprobado por aclamación inscribir a la Torre en la lista del Patrimonio Mundial.

Este reconocimiento de la Unesco, como sitio cultural de “valor universal excepcional”, ha llegado en el primer año que ha concurrido la candidatura de la torre coruñesa. Comenzó a fraguarse en 2001 con la creación, por parte del doctor José Luis Vázquez Iglesias, del Instituto de Estudios Torre de Hércules (IETH) y que ha contado con un amplio respaldo popular.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado el “júbilo” de Galicia por esta declaración, que considera que contribuirá a dar una dimensión internacional a Galicia. Cree que es un día para “felicitarnos” por haber conseguido que “lo que dentro de Galicia ya se sabía, se sepa ahora fuera de nuestras fronteras: que la torre de Hércules tiene un valor universal excepcional”. Además, el presidente gallego destaca la “lección” que el pueblo gallego puede extraer del reconocimiento de la Unesco: “Los gallegos tuvimos un sueño, pusimos todo el empeño y lo conseguimos. Que el espíritu de la Torre de Hércules nos ilumine en el futuro”.

Fuente: El Mundo

Read Full Post »

Santa Clara

Santa Clara

Los mercados son gráciles muchachos,

guardan en sus pechos

delgados pañuelos, polvos y brillos por una ciudad

que agotada no responde a devaneos.

Por las mañanas muestran sus prendas,

en sus cabezas hay frescura

de cabellos peinados con aceite salobre

y algo del río en las miradas.
Leer Más…

Un escozor antiguo hace crecer los hombros

torneados por el “buen dios” que los conduce.

llega el momento en que el día corre,

el sol, hasta la lluvia con su inevitable círculo.

Ya de noche los muchachos estrujan sus párpados,

pestañas hechas para ver en cielo de sombras.

Encima la ciudad,

nido de cristal que han amado

en un sonido de lámpara y de pubis abierto.

Las figuras creadas por otras manos

—antes suyas—

sustituyen las caras

de todo cuanto ríe o parece reír.

Los muchachos, libres al fin,

como ha dicho el himno,

dejan caer de sus pañuelos las doradas esencias

que el “buen dios” ha colocado en ellos,

para esplendor o misterio de la ciudad

que se desvanece en el pincel.

Eduardo González Bonachea, poeta, narrador, investigador y doctor villaclareño (Camajuaní). Del libro Faro más allá de la isla, 2006.

Read Full Post »