Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘geografía suramericana’

Por Alexis Shlachter

amazonas.jpg
Los hispanos llamaron Amazonas al río recordando un
quimérico pueblo de mujeres guerreras de origen griego.


No dejan de ser curiosos los nombres de algunos puntos de Nuestra América. Porque la fantasía ha jugado un papel importante. Veamos un ejemplo…

El Amazonas, segundo río más largo del planeta, no tiene nombre autóctono sino de origen griego. Comenzó a gestarse en 1541 cuando el explorador hispano Francisco de Orellana navegaba por el Río Napo. La nave de Orellana fue arrastrada por una poderosa corriente que la llevó, inesperadamente hacia el cauce de un gigantesco y desconocido río. En sus márgenes encontraron una aldea de mujeres guerreras quienes hicieron frente a los expedicionarios españoles. Asombrados, los hispanos llamaron Amazonas al río recordando un quimérico pueblo de mujeres guerreras de origen griego. La fábula griega refiere que las amazonas se cortaban el seno derecho para facilitar el manejo del arco durante las batallas. En griego, amazonas quiere decir, precisamente, sin seno. Y así, el río más importante de Nuestra América recibió un nombre proveniente de Grecia. Con sus cientos de afluentes, el Amazonas recoge las aguas de una cuenca que supera los 6 100,000 kilómetros cuadrados, la mitad perteneciente a Brasil y el resto repartida entre Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela. Se estima que el Amazonas descarga entre 34 y 121 millones de litros de agua por segundo y deposita, diariamente, unos tres millones de toneladas de sedimentos cerca de su desembocadura. Los aportes anuales del río suman una quinta parte del agua dulce que desemboca en los océanos en todo el mundo.

Fijemos ahora nuestra atención más al sur de Nuestra América donde se encuentra Uruguay. En 1726 los españoles fundaron allí una ciudad con nombre muy largo: La muy fiel y reconquistadora ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo. Existen dos versiones muy interesantes acerca del origen del nombre de la capital uruguaya. Los invito a conocerlas.

En 1528, cierta expedición navegaba por el sur del continente americano. Desde las naves sólo se divisaba una extensa llanura en el territorio de la actual capital uruguaya. De pronto, un grumete portugués vio en la lejanía una pequeña elevación que le pareció mayor por el contraste con la extensa planicie. El muchacho, emocionado, comenzó a gritar en portugués UN MONTE VIDE EU, es decir, UN MONTE VI YO. Los marinos españoles, en tono de broma, imitaron las palabras del portuguesito y repitieron jocosamente: Montevideo… Montevideo.

(más…)

Read Full Post »