Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘hispanohablantes’

La siempre vedete cubana Rosita Fornés.

La siempre vedete cubana Rosita Fornés.

En el uso de los hispanohablantes, esta forma castellanizada se emplea unas cuarenta veces más que la grafía francesa vedette, pero el Diccionario de la Real Academia mantiene esta última hasta hoy, aunque inexplicablemente incluye también vedetismo, ya españolizada.

Con la aparición del Diccionario panhispánico de dudas, la Academia propone la adaptación gráfica vedet, con su plural vedets. Sin embargo, aclara que es también válida la adaptación vedete. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Por Ricardo Soca 

uruguay2.jpgEl controvertido femenino «presidenta» se ha impuesto en la prensa uruguaya desde la elección de la ex mandataria chilena Michelle Bachelet. Cuatro años y medio después de la encendida polémica que se suscitó entre los periodistas sobre ese tema gramatical, el género del vocablo presidente es objeto de una curiosa unanimidad en el caso de la jefa de Estado de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, más conocida por otra suerte de controversias.
El corpus del español del Uruguay de La Página del Idioma Español (www.elcastellano.org), con dos millones de palabras, verifica, en el caso de la primera mandataria argentina, apenas dos casos de «la presidente» (El Espectador y El País), contra veintitrés de «la presidenta» (el corpus todavía no está disponible para el público).
Tras la elección de mujeres como titulares de varias intendencias uruguayas, se verifica una regularidad semejante con «la intendenta», que vale tanto para las electas como para las que ya están en funciones en Florida y en Montevideo, con un único caso de «la intendente» registrado en el matutino El País. Otro vocablo exclusivo de los uruguayos, que también se abrió camino con la irrupción de la mujer en la vida pública es «edila», el femenino de edil. El corpus registra también uruguayismos como «pastera», referido a la fábrica de pasta de celulosa ex Botnia, actual UPM, sin olvidar los «vacunatorios», como se llaman en el Uruguay los lugares de vacunación contra diversas enfermedades, y las «volquetas» instaladas en la ciudad para recoger la basura por el ex intendente Mariano Arana, en lugar de las «volquetes» preferidas por la Academia Española.
La ira de los criadores de aves uruguayos ante la decisión del gobierno de importar pollos brasileños puso sobre el tapete el vocablo «façoneros», importada del francés façonnier y con su significado adecuado a las necesidades de esta profesión.
«Banderazo» no es en el Uruguay un golpe dado con una bandera, ni tampoco una «bajada de bandera», según el uso que el diccionario atribuye a mexicanos y colombianos, sino una manifestación político-electoral con muchas banderas, en el uso que el corpus registra en notas de La República, Últimas Noticias y El Observador.
A los brasileños les resulta muy gracioso que a los delincuentes que roban mediante boquetes que practican en paredes se les llame «boqueteros», un vocablo que ellos reservan para quienes practican la felación, pero no se ríen tanto cuando se les explica el sentido de «maracanazo». Y se sienten en casa cuando oyen «motoquero», el brasilerismo que hemos importado para referirnos a los motociclistas, pero no a todos, sólo a aquellos que distribuyen productos a domicilio bajo del sistema de «delivery», un anglicismo cada día más frecuente en la prensa de los orientales.
A los españoles, por su parte, les llama la atención que llamemos «defasaje» al desfase, o que, cada vez que mandamos cortar fiambre en el supermercado, prefiramos el italianismo «fetas» al castizo «lonja».
Muchos uruguayismos acaban por imponerse en función del uso que de ellos hace algún personaje encumbrado, como está ocurriendo ahora con el presidente José Mujica, quien se ha referido a las «actitudes ombliguistas» de ciertos personajes que solo se ocupan de sí mismos. El mandatario uruguayo está muy preocupado, además, por el «relacionamiento» de su país con la Argentina, y no le hablen de relaciones, porque los uruguayos no mantenemos relaciones sino «relacionamientos», un brasilerismo que se impuso en la antigua Provincia Cisplatina.
Si toda este variopinto abanico de significados (y hay mucho más) es posible en un país tan pequeño como el Uruguay, donde vive apenas el 0,75% de los hispanohablantes de todo el mundo es fácil concebir la enorme riqueza dialectal de esta lengua transatlántica, variedad que se combina armoniosamente con la sorprendente unidad que cultivan sus cuatrocientos millones de hablantes en veintidós países de cuatro continentes.

Tomado de La Página del Idioma Español 

Read Full Post »

Los hispanohablantes de América prefieren que les llamen latinoamericanos mientras los españoles los suelen denominar hispanoamericanos. Si hubiera que buscar un denominador común entre todos los hispanohablantes, este sería latinoamericano.

latinos.jpg

Foto tomada de Polo Democrático Alternativo Austria 

Estos son los resultados de la encuesta «Cómo nos llaman y cómo nos gustaría que nos llamasen» que ha tenido abierta durante dos meses la Oficina de Corrección del Español, ABRA-OCE, a través de su sitio web (http://www.cosasdelalengua.es).
Han participado más de 12.500 personas de todos los países hispanohablantes con la excepción de Paraguay y Filipinas e incluyendo Estados Unidos. La mayor participación por países corresponde a España (24,66 %); Argentina (13,21 %), México (12,28 %) y Venezuela (7,95 %). Sorprende la alta participación de los cubanos si se compara con países de población similar o incluso algo mayor.
Los resultados de la encuesta se acompañan con un artículo de Humberto López Morales, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española: «Hispanoamérica, Iberoamérica, Latinoamérica»; y otro de Gerardo Piña-Rosales, director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española: «Hispanounidense».
En el primero, Humberto López Morales, explica que ‘Hispanoamérica’ es el término adecuado para referirse al conjunto de países americanos que hablan español y que ‘Latinoamérica’, en cambio, palabra inventada por los franceses hace ya varias décadas, tiene un contenido semántico algo confuso. En el segundo, Gerardo Piña-Rosales, se reconoce como inventor del neologismo ‘hispanounidense’ y argumenta sobre su idoneidad.

RESULTADOS DE AMÉRICA

La respuesta a la primera pregunta («Elija el gentilicio con el que se siente inmediatamente identificado») es concluyente: latinoamericano. En los países en que predomina latinoamericano como opción mayoritaria, el segundo gentilicio elegido es sudamericano. Y en los países centroamericanos, que seleccionaron en primer lugar centroamericano, la segunda opción fue latinoamericano.
En cambio, en Colombia y México, que también prefieren latinoamericano en primer lugar, el segundo seleccionado es hispanoamericano. En el resto de los países americanos este gentilicio (hispanoamericano) aparece muy débilmente en la segunda respuesta y es el más votado en la tercera. Sin embargo, en Estados Unidos ocupa la primera posición (50 %) en la segunda respuesta.
Los países con porcentaje más alto a favor de latinoamericano en la primera respuesta son Panamá (76,92 %), Venezuela (69,33 %) y Bolivia (68,18 %).

RESULTADOS DE ESPAÑA

Los españoles se inclinan mayoritariamente por el gentilicio hispanoamericano a la hora de nombrar a los hispanohablantes americanos: 47,11 % en la primera respuesta; 29,05 % en la segunda; y 25,73 % en la tercera. Pero eligen latinoamericano como segunda opción: 30,17 % en la primera; 26.97 % en la segunda; y 21.58 %, en la tercera. En tercer lugar y a considerable distancia de los anteriores, aparece sudamericano. Y aquí ha de hacerse una aclaración. En el lenguaje coloquial, el gentilicio sudamericano devino «sudaca» (como bocadillo en bocata; cubalibre en cubata; o tocadiscos en tocata), aunque con un cierto tono despectivo.

Para consultar la encuesta: véase enlace

Autor Antonio Machín García
www.cosasdelalengua.es, España

634104647731458048.jpg
Miércoles, 26 de mayo del 2010

Fundéu BBVA

Read Full Post »

Verdaderamente me satisface cada vez que veo que se promueven sitios que tienen la intención de defender nuestra lengua española, y ahora es el caso de «Cosas de la Lengua», la Oficina de Corrección del Español, de ABRA. Cada vez se hace más necesario atender la corrección del español, puesto que sobre todo en esta red de redes se leen muchos disparates. Pero también en las escuelas se observa que la calidad del español hablado y escrito ha decaído, y hay que continuar con esta cruzada a favor de nuestra preciosa lengua de Cervantes. La noticia la tomé de Fundéu BBVA:
 

«COSAS DE LA LENGUA», UN NUEVO SITIO WEB PARA OPTIMIZAR EL USO DEL ESPAÑOL

nc-abra.jpg 

El nuevo portal de la Oficina de Corrección del Español se abre con un carácter decididamente panhispánico y con la intención de sembrar inquietud y afición por el buen uso de la lengua de Cervantes.
«Cosas de la Lengua» http://www.cosasdelalengua.es es un nuevo sitio web que ha creado la Oficina de Corrección del Español, de ABRA, con la vocación de mejorar el uso de nuestro idioma y aficionar al ciudadano medio a expresarse adecuadamente. El portal quiere situarse en el nivel más cercano posible al hombre de la calle. Sin abandonar el necesario rigor, cosasdelalengua.es aspira a desdramatizar la gramática, acercarla al hispanohablante de a pie y aportar soluciones concretas y de fácil acceso para los problemas que se le presentan en el día a día a quienes tienen un mínimo de inquietud por usar el español correctamente.
En la sección «Incorrecciones Léxicas» se recogen las ya famosas fichas del ‘Informe sobre el Lenguaje’ que editó ABRA para diputados, senadores y periodistas parlamentarios españoles. En el «Prontuario» hay tablas muy completas sobre ‘Plurales dudosos’, ‘Anglicismos’, ‘Extravagancias léxicas’, ‘Falsos amigos’, ‘Tilde diacrítica’, etcétera. En el «Consultorio», además de la posibilidad de hacer consultas lingüísticas, se puede examinar el amplio repertorio de respuestas a las cuestiones planteadas con anterioridad.
Una sección que tendrá especial relevancia es «El Guirigay», dedicada a encuestas y sondeos. Para esta ocasión se ha planteado una ambiciosa consulta: ¿cómo llamamos a los americanos hispanohablantes o cómo prefieren ellos ser denominados? Latinoamericanos, iberoamericanos, hispanoamericanos…
A diferencia de otras webs (unas excesivamente académicas y oficialistas, otras demasiado personales, a veces) «nos hemos planteado hacer un sitio práctico, de contenidos atractivos y asequibles, que exciten la curiosidad, el aprecio y el disfrute de nuestra lengua», explica Antonio Machín García, director de ABRA.
Otras secciones del portal son «La última monserga», en la que se tratan modas y esperpentos del lenguaje que se extienden entre los hispanohablantes. Leonardo Gómez Torrego, uno de los asesores de Cosas de la Lengua, escribe en esta ocasión sobre las construcciones ‘delante mío’, ‘detrás tuyo’, ‘encima nuestro’.
COSAS DE LA LENGUA no pretende ser dogmática ni sentar cátedra. El nuevo portal quiere demostrar que la lengua no es algo abstruso, que su cuidado y buen uso están al alcance de cualquiera, y que no supone un esfuerzo desmedido. Muy al contrario, la intención de sus impulsores es conseguir que la gente tenga un mejor conocimiento del español, de sus variedades geográficas, de su historia y evolución; algo que puede resultar divertido y hasta apasionante.
Otras secciones de curiosa y entretenida lectura son «Oído al Llegar», en la que los hispanohablantes resaltan las palabras y giros que les sorprenden cuando viajan a otro país también hispanohablante; la «Comisaría de Papel», que atiende las denuncias de ciudadanos contra empresas y organismos oficiales que no respetan el idioma. Tras la denuncia, se traslada a estos el aviso y, si no enmiendan el yerro, pasan a la «Cárcel de Papel».
Frente a quienes abogan por un español neutro y uniforme, COSAS DE LA LENGUA propugna un idioma que conserve su riqueza de americanismos y españolismos, de giros y matices autóctonos, de riqueza y diversidad.

(más…)

Read Full Post »

Nueva gramática de la lengua española

La “Nueva gramática” es una auténtica mina de oro, si uno quiere buscar ejemplos de la diversidad del español. En sus páginas conviven diminutivos como “ahoritica” y “tiernitico”, aumentativos como “ladronzazo”, plurales del tipo de “papases” y “mamases”, femeninos como “ídola” y adjetivos como “reloco”.

Cada capítulo de la “Nueva gramática de la lengua española”, cuyos dos primeros volúmenes (Morfología y Sintaxis) se presentan mañana (ya se presentaron el 10 de diciembre) en Madrid en un acto presidido por los Reyes de España, refleja el español actual del conjunto de países hispanohablantes, pero también sus variantes geográficas y sociales.
Si uno se adentra en las locuciones adverbiales, tropieza con que la expresión “en las chimbambas”, más empleada en España que en América, pasa a ser “en las sínsoras” en el área antillana; y ve que en Cuba leen “de carretilla” y no “de carrerilla”, mientras que en el habla popular del área andina, Colombia y buena parte de Centroamérica lo hacen “a la fija”.
Quien mata sin escrúpulos mata “sin ascos” en muchos países americanos, y quien camina con los pies desnudos va “a pie pelado” o “a pata pelada” en Chile, Centroamérica y zonas caribeñas.
“Salí poco menos que a la disparada”, se dice en el área rioplatense con el sentido de “al momento” o de “precipitadamente”, en tanto que “al cohete” significa “en vano” en El Salvador y en países próximos.
Cuando uno es poco propenso a pagar y va “de gorra”, en El Salvador, Honduras y Guatemala va “de fai”; en este último país iría también “de grolis” y en Puerto Rico, “de cachete”.
“Me lo sé de paporreta”, dice Bryce Echenique en “Magdalena peruana y otros cuentos”, lo que en otros países se sabrían de memoria. Y “poner en berlina” es poner en ridículo en el español culto de Ecuador.
Emplear locuciones latinas da categoría a quien las usa, pero hay que tener cuidado con ellas, porque lo correcto es decir “motu proprio” y no “de motu propio”, y también “grosso modo” y no “a grosso modo”.
Tampoco conviene confundir la locución adverbial “ex abrupto” (repentinamente) con la salida de tono que supone un “exabrupto”.
Al parecer, el sufijo diminutivo “-ico” va perdiendo fuerza, pero en algunos países andinos y en parte de Centroamérica y Caribe se ha desarrollado la variante “-itico/-itica: “ahoritica”, “cerquitica”, “pueblitico” y “tiernitico”.
Y ¿qué decir del sufijo -“ingo/-inga”? Resulta que tiene “gran vitalidad” en regiones andinas, tanto con adjetivos (“quietingo”, “friingo”) como con sustantivos (“casinga”, “mesinga”) y adverbios (“ahoringa”, “cerquinga”), se afirma en la “Nueva gramática”, publicada por Espasa en España e Hispanoamérica.

(más…)

Read Full Post »

Ortografía

Con gran satisfacción leí esta noticia, pues existe una imperiosa necesidad de promover la buena ortografía en los países de habla hispana. La promoción de la lectura, la escritura y demás conocimientos de nuestra lengua española cada vez son más apremiantes; las barbaridades que he leído en internet verdaderamente preocupan. Los detalles en:

CUBA ACOGERÁ CONCURSO HISPANOAMERICANO DE ORTOGRAFÍA

Por los destacados resultados de Cuba en la Educación, la Junta Directiva de la Fundación Hispanoamericana Bien Escrita, manifestó su interés de realizar en diciembre venidero en la Isla el X Concurso Hispanoamericano de Ortografía 2009.
A iniciativa de la República de Colombia, en el año 2000 se instituyó ese certamen con el propósito de promover la lectura, la escritura, la ortografía y el incremento de los conocimientos del idioma castellano.
El Concurso Hispanoamericano de Ortografía 2009 abogará por el cultivo y buen uso de la lengua española entre los estudiantes de los países hispanohablantes, así como por la excelencia académica.
Yadián Guerra Valido, alumno del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Karl Marx de Matanzas, representará a Cuba en el certamen tras haber ganado el Concurso Nacional de Ortografía.

Lázaro Chiang

Tomado de Radio Reloj

Read Full Post »

BackstageEntre las recomendaciones que brinda la Fundación del Español Urgente, se encuentra la que advierte sobre el uso innecesario del término inglés backstage, que en español puede traducirse por entre bastidores.

Tanto en las informaciones relacionadas con la recién celebrada semana de la moda Cibeles, en Madrid, como en las referidas a conciertos de música, es habitual el empleo de ese término inglés que nada dice a muchos hispanohablantes, desconocedores de su significado.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »