Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘japonesa’

El fragmento que aquí presentamos pertenece al libro Las dos caras del Paraíso, publicado por Ediciones Unión. La obra reúne trabajos que documentan la presencia de comunidades de inmigrantes finlandeses, canadienses, hebreos, haitianos y japoneses en Cuba en las primeras décadas del siglo XX.

¿A la japonesa o a la cubana?

Como todo inmigrante, Mosaku Harada tampoco dejó de idealizar al país que lo acogería. En la isla de Kyushu, en Japón, donde había nacido, se decían maravillas de Cuba en la segunda década del siglo XX. Por ejemplo, que bastaba trabajar cuatro o cinco años cortando caña de azúcar para regresar a su tierra con suficiente caudal y comprarse una buena casita, montar un negocio próspero y buscarse una novia bonita; en fin, para llevar una vida feliz.
Pero Mosaku Harada de cañas solo conocía el bambú, y cuando descubrió el cañaveral, machete en mano, y aquella selva empezó a asediarlo bajo un sol que lo aplastaba todo, decidió robarse a sí mismo unos minutos para el descanso porque en realidad había llegado a Cuba contratado y solo se le pagaría por lo que produjera. Se sentó a la sombra de una yagruma con varios trozos de caña y las fue pelando una a una, después las fue triturando y chupando. Aquel jugo, que no podía imaginar tan dulce y suave, y hasta refrescante, le pareció zumo del paraíso. Ese momento no lo olvidó nunca, porque fue su primer descubrimiento de las gratas sorpresas ocultas en la naturaleza cubana.
Y de repente lo envolvió una ola de nostalgia y recordó la finquita familiar, los campos de arroz anegados, las almendras, las matas de té, las cañas bravas, de las que decía que eran «un gran producto que, además, es un alimento en Japón».
Unos paisanos le informaron que se podía ganar algún dinero en el central Jaronú. Y allá se fue, aunque no a cortar caña, sino a guataquear, que para él era distinto, menos duro. Allí sembraban, cultivaban y cosechaban hortalizas. Y volvía a recordar su terruño, donde las verduras eran platos diarios en la alimentación.

(más…)

Read Full Post »

haikuAl recibir esta información más de un lector se preguntará ¿Qué es haiku? Es una forma poética tradicional japonesa y consiste en expresar la armonía del universo solamente con 17 sílabas. Borges fue uno de los grandes admiradores de esta inusual forma artística de expresión que conoció en uno de sus viajes a Japón y es por ello que desde el año 2000, la Fundación Internacional Jorge Luis Borges, realiza un concurso entre estudiantes de nivel medio.

La ganadora de la edición 2008 fue Maribel Averanga, alumna del colegio Leonardo Da Vinci de Boulogne, partido de San Isidro. El embajador de Japón en la Argentina, Hitohiro Ishida, entregó el premio -una colección de las obras del autor de El Aleph- a la joven escritora, cuyo haiku fue elegido entre más de 100 trabajos de estudiantes de distintas escuelas de todo el país.

(más…)

Read Full Post »