Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘John Donne’

2013 - 03 - 31 esa pulga 200 (1)

Gráfica de Marcelo Saratella.

Marzo 31

En 1631, John Donne murió en Londres.

Este contemporáneo de Shakespeare no publicó nada, o casi nada.

Siglos después, tenemos la suerte de conocer algunos de los versos que dejó.

Como éstos:

Dos veces te amé, o tres veces, (más…)

Read Full Post »

José Luis cuevas, Carlos fuentes y Gabriel Figueroa durante la filmación de Las dos Elenas, 1965. Foto: Rodrigo Moya

Texto de Carlos Fuentes (1928-2012), incluido en su libro titulado En esto creo, del que La Jornada ofrece un fragmento, con autorización del sello editorial Alfaguara

Cuando se trata de acompañar a la muerte, ¿cuál es el tiempo válido para la vida? Freud nos advierte que lo que no tiene vida existió con anterioridad a lo vivo. El fin de toda vida es la muerte, una reina todopoderosa que nos precedió y seguirá aquí cuando desaparezcamos. ¿Nos anunció antes de ser? ¿Nos recordará después de haber sido? O más bien, la nada que nos precedió y que nos seguirá, ¿sólo se vuelve consciente en tanto naturaleza, no en tanto nada, gracias a nuestro paso por la vida? La muerte espera al más valiente, al más rico, al más bello. Pero los iguala al más cobarde, al más pobre, al más feo, no en el simple hecho de morir, ni siquiera en la conciencia de la muerte, sino en la ignorancia de la muerte. (más…)

Read Full Post »

Víctor Pozanco.

 

Por Luis Manuel Pérez Boitel

Barcelona es una ciudad que todos recuerdan a través de Gaudí. Ahora mismo pudiera estar en la Rambla, caminar también por el Barri Gòtic e imaginar que salgo entre las Festes de la Mercè, como si fueran también mías y me escapo entre la turba, entre los capgrossos que embellecen las calles.

Ciertamente, Barcelona tiene muchos atractivos, hasta una puerta de bronce en la fachada de la Pasión que tiene labradas ocho mil letras de una página de los Evangelios, y muchos poetas y editoriales que reconocer.

Sentado detrás de una supuesta silla de mimbre, Víctor Pozanco, es un poeta que más prefiere escuchar que responder, que me invita a una partida de ajedrez para hacer este puente.

—¿Cómo fue su acercamiento a los poetas del 27 en particular con
Vicente Aleixandre?

—Mi madre solía recordar que Rafael Alberti y mi padre estudiaron el Bachillerato en el mismo colegio, el de los jesuitas de Puerto de Santa María. De modo que uno de los más célebres del  27 era para mí una referencia familiar. Luego me tocó estudiar lo propio de la literatura y Aleixandre y Guillén me interesaron de manera especial. De modo que cuando publiqué El oráculo de Numeria se lo envié a Aleixandre, que tenía justa fama de ser muy benevolente y generoso con los jóvenes. Lo fue conmigo en un exceso que, sin embargo me sirvió de gran estímulo. Luego, cuando también Jorge Guillén me acogió por el mismo tenor quise creer que quizá no me equivocaba al aspirar a poeta. No obstante, aunque no tuve ocasión de conocerlos también Gerardo Diego y Pedro Salinas han figurado siempre entre mis preferencias; y creo que es de justicia, porque la desmemoria está siempre acechando, otro poeta que, lamentablemente para él y para su obra, no acababa de encajar por su edad en el 27,  pero a mi entender tan grande como los mejores. Me refiero a Juan Gil-Albert, incluido por algunos críticos en la llamada generación del 36, menos nutrida y, por lo mismo, menos difundida. (más…)

Read Full Post »