Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Latinoamericanos’

Gráfica de Marcelo Saratella.

Octubre
8

En 1967, mil setecientos soldados acorralaron al Che Guevara y a sus poquitos guerrilleros en Bolivia, en la Quebrada del Yuro. El che, prisionero, fue asesinado al día siguiente.

En 1919, Emiliano Zapata había sido acribillado en México.

En 1934, mataron a Augusto César Sandino en Nicaragua. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Aunque en algunos puntos no estoy de acuerdo con Gabriel García Márquez, en otros sí, por eso, lo traigo a VerbiClara. Además, el Gabo es mi escritor favorito.

botella-al-mar.jpg

A mis doce años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que pasaba me salvó con un grito: ¡Cuidado! El ciclista cayó a tierra. El señor cura, sin detenerse, me dijo: ¿Ya vio lo que es el poder de la palabra? Ese día lo supe. Ahora sabemos, además, que los mayas lo sabían desde los tiempos de Cristo, y con tanto rigor, que tenían un dios especial para las palabras.
Nunca como hoy ha sido tan grande ese poder. La humanidad entrará en el tercer milenio bajo el imperio de las palabras. No es cierto que la imagen esté desplazándolas ni que pueda extinguirlas. Al contrario, está potenciándolas: nunca hubo en el mundo tantas palabras con tanto alcance, autoridad y albedrío como en la inmensa Babel de la vida actual. Palabras inventadas, maltratadas o sacralizadas por la prensa, por los libros desechables, por los carteles de publicidad; habladas y cantadas por la radio, la televisión, el cine, el teléfono, los altavoces públicos; gritadas a brocha gorda en las paredes de la calle o susurradas al oído en las penumbras del amor.
No: el gran derrotado es el silencio. Las cosas tienen ahora tantos nombres en tantas lenguas que ya no es fácil saber como se llaman en ninguna. Los idiomas se dispersan sueltos de madrina, se mezclan y confunden, disparados hacia el destino ineluctable de un lenguaje global.
La lengua española tiene que prepararse para un ciclo grande en ese porvenir sin fronteras. Es un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de expansión, en un ámbito propio de diecinueve millones de kilómetros cuadrados y cuatrocientos millones de hablantes al terminar este siglo. Con razón un maestro de letras hispánicas en los Estados Unidos ha dicho que sus horas de clase se le van en servir de intérprete entre latinoamericanos de distintos países. Llama la atención que el verbo pasar 
tenga cincuenta y cuatro [En estos momentos tiene 64 significados] significados, mientras en la república del Ecuador tienen ciento cinco nombres para el órgano sexual masculino, y en cambio la palabra condoliente, que se explica por sí sola, y que tanta falta nos hace, aún no se ha inventado.

(más…)

Read Full Post »

fidel-portada-2.jpgCuando concluía unas Reflexiones sobre la destitución de la senadora colombiana Piedad Córdoba, comenzaron a llegar inverosímiles noticias de Ecuador. He pasado horas escuchándolas. A medida que los minutos pasan, la efervescencia crece.
A las 5:12 PM hora de Cuba, las condenas al Golpe se multiplican. Los líderes latinoamericanos con más prestigio, como Chávez y Evo, hacen oír sus enérgicas denuncias. La OEA reunida está sin alternativas. Los miembros se indignan y hasta la Chinchilla protesta; incluso, el nuevo Presidente de Colombia ha dicho que apoya a Correa.
El Presidente Rafael Correa se muestra firme e indoblegable. El pueblo está mucho más organizado. El Golpe a mi juicio está ya perdido.
Hasta Obama y la Clinton no tendrán más alternativa que condenar.

firma_fidel371.jpg 

Fidel Castro
Septiembre 30 de 2010
5:38 pm

Tomado de Vanguardia

Read Full Post »

Por Odalys Troya Flores, Prensa Latina

La construcción de la torre de Babel, según el pintor Peter Brueghel el Viejo (siglo XVI) 

La construcción de la torre de Babel, según el
pintor Peter Brueghel el Viejo (siglo XVI)

Si un forastero llega a México o a Chile y pregunta dónde «coger» (por tomar) un autobús, probablemente reciba como respuesta una mirada escudriñadora primero y la indicación precisa después.
Si ese mismo visitante hace igual pregunta en Cuba, enseguida le explicarán donde abordar el ómnibus.
Resulta que coger es una de las tantas palabras que en la comunidad de hispanohablantes es vista de disímiles maneras por su amplio abanico de significados.
Para los mexicanos o chilenos, así como para otros latinoamericanos, el término en cuestión es una forma vulgar de la relación sexual, mientras que para los cubanos es montarse en un vehículo y se trata de apenas dos de las más de 30 acepciones que registra la vigésima segunda edición del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) del verbo coger.
Lo que ocurre con esa palabra no es un caso aislado. El idioma español, que hablan unos cuatrocientos millones de personas en todo el mundo, es tan rico y variado, está tan lleno de nuevas creaciones que pudiera parecer que en un momento cualquiera podríamos presenciar otra Torre de Babel.
El creador de Cien años de Soledad, Gabriel García Márquez, aseguró en un discurso durante el I Congreso Internacional de la Lengua Española, celebrado en Zacatecas (México) que «los idiomas se dispersan sueltos de madrina, se mezclan y confunden, disparados hacia el destino ineluctable de un lenguaje global».
Nuestro idioma «tiene que prepararse para un ciclo grande en ese porvenir sin fronteras», exhortó. Y añadió:
«Es un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de expansión».
El diccionario de la RAE recoge unas 100 mil palabras, pero en realidad no representa el número total de términos de nuestra lengua, pues habría que añadir gran cantidad de americanismos y localismos, así como aquellas palabras que se pueden obtener por derivación de las muchas contenidas en él, por lo que el número de vocablos es indeterminado.
De esa forma, lo que una palabra significa para algunos, para otros grupos de hablantes tiene valores diferentes, como es el caso de guagua.
En Cuba, es ‘ómnibus’ o autobús. En Chile o Ecuador, ‘niño pequeño’, por onomatopeya del sonido que hace el bebé al llorar.
El caso del forastero que llega a Chile se complicaría muchísimo si preguntara «dónde coger una guagua».
Por suerte, algo muy peculiar en todas las lenguas es la entonación según el origen del hablante. Seguro que el interlocutor terminaría dándose cuenta, por la forma de preguntar, que no se trata de un chileno y el presunto horror sería entendido.
En ese dilatado espectro, muchas palabras resultan curiosas, algunas incorporadas oficialmente a nuestro idioma y otras que predominan en el habla (oral o escrita) popular. Por supuesto, lo que es insólito para algunos es habitual para otros. Tal es el caso de polola o pololo, jeva o jevo, es lo mismo que decir novia o novio en Chile y Cuba, respectivamente. Ambos términos suelen considerarse bastante vulgares, pero ojo, son utilizados por un grupo tan amplio de hablantes que pudieran ingresar algún día a nuestro mataburros.
Por cierto, mataburros, sinónimo de diccionario en Argentina, Costa Rica, Honduras y Cuba, es otra de esas palabrejas poco consideradas, pero usadas con bastante frecuencia.
Asimismo, vaina en la República Dominicana es cualquier cosa que no se le quiera buscar descripción, «pásame la vaina», «¿que vaina, eh?», «¡deja la vaina!», entre otras.
En Cuba, además de emplearse para definir a una funda ajustada para cuchillos o machetes, se puede usar para denominar a la cáscara tierna y larga en que están encerradas las semillas de algunas plantas, y también para referirse a una persona despreciable.
El tema va más allá de vocablos aislados. Las construcciones gramaticales propias del español y las variantes sintácticas de determinadas comunidades vendrían a ser la telaraña en la que se intrincan las palabras, pues frases hechas caracterizan también a los distintos grupos de hispanohablantes.
Quién entendería la expresión «pegar la gorra». En Cuba, se dice de aquella persona que siempre busca la oportunidad para comer algo en otra casa, sin ser invitada.
«Estar arrecho o arrecha» suele emplearse en Nicaragua para expresar malestar o enojo.
La expresión mexicana de origen prehispánico «al nopal se le visita sólo cuando tiene tunas», que sería la paralela de la cubana «se acuerda de Santa Bárbara cuando llueve o truena», se usa cuando el aludido se acuerda de la existencia de alguien sólo en el momento en que lo necesita.
En Argentina es común la frase «estar perdido como turco en la neblina», que significa estar extraviado o confundido. Su similar cubana es «estar perdido en el llano».
«¡Qué chuchas pues!», esta expresión ecuatoriana significa «por qué se mete si es asunto únicamente de mi incumbencia?».
«No quiere más Lola» se aplica en Argentina a quien no quiere seguir intentando lo imposible. El origen de la expresión está en unas galletas sin aditivos llamadas Lola, que a principios del siglo XX integraban la dieta de hospital. Por eso, cuando alguien moría, se decía: «Este no quiere más Lola».
El español, como todas las lenguas vivas se enriquece constantemente por los aportes del ingenio popular, científicos, otros. Quizás dentro de un par de siglos, un texto de este XXI que corre podría parecer que está escrito en otro idioma, como nos ocurre ahora con los de la centuria XVIII.

Un ejemplo es el poema Loores a Nuestra Señora del poeta español Gonzalo de Berceo:

Acorri a los vivos, ruega por los pasados,
(Socorre a los vivos, ruega por los difuntos)

conforta los enfermos, concerti los errados,
(reconforta a los enfermos, reorienta a los errados)

conceja los mezquinos, visita los cuytados,
(aconseja a los mezquinos, visita a los sufridos),

conserva los pacíficos, reforma los yrados.
(preserva a los pacíficos, apacigua a los airados)

Sin embargo, a pesar de los cientos de años que han pasado, es posible entender bastante el texto del sacerdote Berceo.
Y es que nuestro idioma ha logrado conservarse mucho desde que el latín vulgar, el árabe, el dialecto castellano y los románicos, entre otras, dieron lugar en su mezcla feliz a esta lengua, la tercera más hablada del mundo.
Ha calado tanto, que se ha convertido en el segundo idioma más estudiado del planeta, después del inglés, con al menos 17,8 millones de alumnos y el tercero más usado en Internet (8,2 por ciento del total).
Muchos cantantes, sin renunciar a su idioma nativo, escogen el español para llegar a un mayor público como es el caso de los italianos Eros Ramazzotti, y Laura Pausini, el brasileño Roberto Carlos, entre otros.
Su sonoridad, sus infinitas posibilidades de expresión lo hacen entrañable.
Uno de los más bellos homenajes a esta lengua de tantos, es quizás el poema Elogio de la lengua castellana, de la escritora uruguaya Juana de Ibarbourou:

« En ti he arrullado a mi hijo
«E hice mis cartas de novia
«En ti canta el pueblo mío
«El amor, la fe, el hastío
«El desengaño que agobia
«La más rica, la más bella
«La altanera, la bizarra,
«La que acompaña mejor
«Las quejas de la guitarra
«Lengua de toda mi raza,
«Habla de plata y cristal,
«Ardiente como una llama,
«¡Viva cual un manantial!«»

(*) La autora es periodista de la Redacción Sur de Prensa Latina.

La Página del Idioma Español

Read Full Post »

Los hispanohablantes de América prefieren que les llamen latinoamericanos mientras los españoles los suelen denominar hispanoamericanos. Si hubiera que buscar un denominador común entre todos los hispanohablantes, este sería latinoamericano.

latinos.jpg

Foto tomada de Polo Democrático Alternativo Austria 

Estos son los resultados de la encuesta «Cómo nos llaman y cómo nos gustaría que nos llamasen» que ha tenido abierta durante dos meses la Oficina de Corrección del Español, ABRA-OCE, a través de su sitio web (http://www.cosasdelalengua.es).
Han participado más de 12.500 personas de todos los países hispanohablantes con la excepción de Paraguay y Filipinas e incluyendo Estados Unidos. La mayor participación por países corresponde a España (24,66 %); Argentina (13,21 %), México (12,28 %) y Venezuela (7,95 %). Sorprende la alta participación de los cubanos si se compara con países de población similar o incluso algo mayor.
Los resultados de la encuesta se acompañan con un artículo de Humberto López Morales, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española: «Hispanoamérica, Iberoamérica, Latinoamérica»; y otro de Gerardo Piña-Rosales, director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española: «Hispanounidense».
En el primero, Humberto López Morales, explica que ‘Hispanoamérica’ es el término adecuado para referirse al conjunto de países americanos que hablan español y que ‘Latinoamérica’, en cambio, palabra inventada por los franceses hace ya varias décadas, tiene un contenido semántico algo confuso. En el segundo, Gerardo Piña-Rosales, se reconoce como inventor del neologismo ‘hispanounidense’ y argumenta sobre su idoneidad.

RESULTADOS DE AMÉRICA

La respuesta a la primera pregunta («Elija el gentilicio con el que se siente inmediatamente identificado») es concluyente: latinoamericano. En los países en que predomina latinoamericano como opción mayoritaria, el segundo gentilicio elegido es sudamericano. Y en los países centroamericanos, que seleccionaron en primer lugar centroamericano, la segunda opción fue latinoamericano.
En cambio, en Colombia y México, que también prefieren latinoamericano en primer lugar, el segundo seleccionado es hispanoamericano. En el resto de los países americanos este gentilicio (hispanoamericano) aparece muy débilmente en la segunda respuesta y es el más votado en la tercera. Sin embargo, en Estados Unidos ocupa la primera posición (50 %) en la segunda respuesta.
Los países con porcentaje más alto a favor de latinoamericano en la primera respuesta son Panamá (76,92 %), Venezuela (69,33 %) y Bolivia (68,18 %).

RESULTADOS DE ESPAÑA

Los españoles se inclinan mayoritariamente por el gentilicio hispanoamericano a la hora de nombrar a los hispanohablantes americanos: 47,11 % en la primera respuesta; 29,05 % en la segunda; y 25,73 % en la tercera. Pero eligen latinoamericano como segunda opción: 30,17 % en la primera; 26.97 % en la segunda; y 21.58 %, en la tercera. En tercer lugar y a considerable distancia de los anteriores, aparece sudamericano. Y aquí ha de hacerse una aclaración. En el lenguaje coloquial, el gentilicio sudamericano devino «sudaca» (como bocadillo en bocata; cubalibre en cubata; o tocadiscos en tocata), aunque con un cierto tono despectivo.

Para consultar la encuesta: véase enlace

Autor Antonio Machín García
www.cosasdelalengua.es, España

634104647731458048.jpg
Miércoles, 26 de mayo del 2010

Fundéu BBVA

Read Full Post »

Carta de René González a los expedicionarios que suben el Aconcagua como homenaje a los Cinco.

Atilio y Santiago

Queridos compañeros Santiago, Alcides y Aldo:
Mientras se escriben estas líneas ustedes se aprestan a acometer el ascenso del Aconcagua, llevando en sus mochilas un símbolo que representa, mucho más allá de la injusticia contra Cinco hombres, la brutalidad del imperio contra el pueblo al que defendemos. Nuevamente, a través de ustedes, se tiende un puente de solidaridad entre las patrias de San Martín y de Martí, como recordatorio de que la historia no se detiene, y de que es nuestro destino el hacer realidad los sueños de una América Nuestra que han inspirado a tantas generaciones en siglos de ardua lucha.
El ser objeto de su hermoso y solidario gesto nos honra, y lo asumimos con humildad desde nuestros corazones de orgullosos revolucionarios cubanos. Les extendemos nuestro más sincero agradecimiento y estaremos con ustedes en el espíritu que anima su empresa, a la que deseamos todo el éxito que merece.
Cuando hayan descendido del Techo de América, satisfechos y orgullosos del compromiso cumplido, no habrán dejado solo un símbolo. Habrán erigido un monumento a la persistencia humana, un altar a los miles de mártires latinoamericanos; y habrán entonado un canto a la América dignificada por la hermandad por la que ofrendaron sus vidas.
Con un abrazo revolucionario en nombre de los Cinco,

René González Sehwerert
Prisión Federal de Marianna

Radio Perspectiva

Aconcagua

Aconcagua.

Más información en Cubadebate

Read Full Post »

Mi estimado amigo Carlos Vidales, de nuevo a la carga con sus colaboraciones. Esta vez me alerta de un artículo publicado en El País. Comienza así:

América Latina es el único y verdadero “País de las Maravillas”. Mientras los dictadores queman libros, las ratas los cuidan y protegen. Véase la conmovedora historia de las ratas argentinas, que me ha enviado mi excelente amigo Fernando:

EL TESORO QUE VELARON LAS RATAS
Por Soledad Gallego Díaz

Hallados en un sótano de Buenos Aires centenares de documentos de autores clásicos.- Hay inéditos de Alfonsina Storni, Rubén Darío y Valle-Inclán.

A la una de la madrugada del martes 25 de octubre de 1938, Alfonsina Storni, enferma de cáncer, se lanzó por una escollera en Mar de Plata y murió ahogada. Horas antes había enviado un poema a un periódico de Buenos Aires y una carta a su hijo Alejandro, de 27 años. Pero nadie sabía que envió también otra, probablemente la última, la más angustiada, a un escritor amigo. Decía así: “Querido Gálvez: estoy muy mal. Por favor… mi hijo… tiene un puesto municipal, yo otro; ruégale al intendente en mi nombre que le ascienda acumulando mi sueldo. Adiós. No me olviden. No puedo escribir más. Alfonsina”. Tenía 46 años y era una de las mejores poetas de América Latina.

Alejandro_Vaccaro_presidente_escritores_argentinos Alejandro Vaccaro, presidente de los escritores argentinos.Foto: Ricardo Ceppi

Alejandro Vaccaro, presidente de los escritores argentinos.
Foto: Ricardo Ceppi

La carta, archivada y olvidada tras su paso por un juzgado, ha aparecido hace 15 días en Buenos Aires, junto con otros cientos de documentos, en los sótanos de la vieja casa que alberga la Sociedad Argentina de Escritores (SADE). Su presidente actual, Alejandro Vaccaro, un investigador que no soporta tirar un papel sin darle antes mil vueltas, se puso a revisar un montón de viejos archivadores de fuelle, clásicos para guardar facturas y anotaciones contables, antes de autorizar su destrucción. Y allí, perfectamente archivadas, aparecieron 1.292 carpetillas de papel marrón con cartas y documentos de muchos de los grandes escritores argentinos y latinoamericanos de principios del siglo XX. “Me quedé mirando asombrado lo que creo que es el manuscrito original de La marcha triunfal, de Rubén Darío… Cartas autógrafas en inglés de Sarmiento, una carta íntima de José
Hernández, autor de Martín Fierro, a su mujer… Habrá que empezar una investigación para comprobar hasta qué punto aparecen poemas inéditos, cartas importantes para las biografías de sus autores”.

El manuscrito de La marcha triunfal muestra la cuidada letra de Darío, hermosa, perfectamente legible, sin una tachadura. Al lado, una carta de Ramón María del Valle-Inclán a su llegada a Asunción (Paraguay) el 21 de septiembre de 1910. Valle-Inclán cuidaba también mucho su caligrafía, clara y firme. El escritor se alojaba en el hotel Hispano Americano y estaba algo molesto porque, nada más bajarse del barco, le habían robado la maleta… Pero aun así, la belleza del río le deslumbraba: “Paraná, qué río… no sé por qué no tiene tanta fama como el Nilo”.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »