Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Lima’

Gráfica de Marcelo Saratella.

Gráfica de Marcelo Saratella.

Marzo
30

Maruja no tenía edad.

De sus años de antes, nada contaba. De sus años de después, nada esperaba.

No era linda, ni fea, ni más o menos.

Caminaba arrastrando los pies, empuñando el plumero, o la escoba, o el cucharón.

Despierta, hundía la cabeza entre los hombros. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Gráfica de Marcelo Saratella.

Octubre
7

Los científicos que identificaron a Hernán Cortés también confirmaron que Francisco Pizarro reside en Lima. Es suyo ese hueserío, acribillado por las estocadas y abollado los golpes, que atrae a los turistas.

Pizarro, criador de cerdos en España y marqués en América, había sido asesinado en 1541 por sus colegas conquistadores, cuando heroicamente disputaban el botín del imperio de los incas. (más…)

Read Full Post »

En el blog Biblioteca Virtual de Literatura, de mi amigo Leopoldo de Trazegnies Granda, hay un homenaje a su hermano Fernando, limeño de nacimiento y con un currículum tan amplio que es imposible relacionarlo aquí ni resumirlo, para no obviar algún aspecto importante.
Se refiere Leopoldo a un título en tres tomos: Homenaje a Fernando de Trazegnies de Granda, y esta vez aparece el capítulo de Leopoldo que se nombra De los libros y la fidelidad. Los detalles y el capítulo a continuación:

HOMENAJE A FERNANDO DE TRAZEGNIES GRANDA (Tres tomos)

Tomo I. Primera Parte: Semblanzas.

Comité editor: Jorge Avendaño Valdez, Alfredo Bullard González, René Ortiz Caballero, Carlos Ramos Núñez, Marcial Rubio Correa, Carlos A. Soto Coaguila y Lorenzo Zolezzi Ibárcena.

Autor: VV.AA.
Fondo Editorial PUCP. Lima, 2009
ISBN:978-9972-42-888-3

CAPÍTULO: De los libros y la fidelidad (págs. 119-120)
Autor: Leopoldo de Trazegnies Granda

Fernando de Trazegnies hablando ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Año 2000 

Fernando de Trazegnies hablando ante la
Asamblea General de las Naciones Unidas (2000).

Fundamentalmente hay que ser fieles a las ideas y a las bibliotecas, decía el sabio Tamaral, porque en el fondo una persona no es más que eso, lo que piensa, lo que lee y lo que escribe. Fernando tiene muy buenas ideas, siempre las tuvo, y tiene una magnífica biblioteca, que no siempre tuvo sino que la ha ido reuniendo con los trabajos y los días, como un meticuloso Hesíodo limeño.
Su biblioteca es de naturaleza polifónica porque expresa su pensamiento múltiple. En sus estanterías mora y de allí salió Ciriaco de Urtecho, litigante por amor, su primer trabajo literario basado en el derecho y la justicia, dos de sus grandes preocupaciones sobre las que tiene escritos varios tratados. ¿Hay algo más digno y más literario, en el sentido que le daba Albert Camus a la existencia, que litigar durante toda la vida por un ideal, como Ciriaco que pleiteó incansablemente contra el orden social injusto que mantenía a su amada en la esclavitud para al fin conseguirla en los últimos años de su vida? El premio tardío al amor fue el triunfo de la justicia en la que él nunca dejó de confiar.
Con el comandante Fidel Castro en Cuba

Con el comandante Fidel Castro en Cuba.

Hay muchas conquistas que llegan tarde, como la liberación laboral de los inmigrantes chinos en el Perú, que causó mucho dolor en varias generaciones, a la que Fernando le dedicó su segundo trabajo literario, la documentadísima novela En el país de las colinas de arena. También en esta obra su pensamiento gira en torno a la dignidad humana de todo un colectivo de trabajadores orientales que abandonaron el País de las Flores para incorporarse como nuevos peruanos al otro lado del océano Pacífico, en el “país de las colinas de arena”, donde desgraciadamente sólo encontraron opresión y oprobio. La literatura también sirve para explicar el pasado, es bueno recordarlo por vergonzoso que éste sea, sabemos que el pueblo que no reconoce su historia se arriesga a repetirla.

(más…)

Read Full Post »

Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido Este 18 de marzo se conmemora el bicentenario del nacimiento de un patriota y artista indispensable en la poética cubana: Gabriel de la Concepción Valdés, más conocido como Plácido y cuyos 35 años de existir transcurrieron en escenarios de tres provincias, hasta morir fusilado a manos del despotismo colonial español el 28 de junio de 1844.

La Habana, Matanzas y Las Villas conocieron en el siglo XIX los andares y vivencias de este lírico romántico y festivo en quien no faltó la inspiración por el ansia libertaria de su Patria, al extremo de costarle la vida cuando apenas comenzaba a crear.

“Huérfano” de padres vivos, artesano de la imprenta, la madera, el carey y la plata, aunque no sufrió los rigores de la esclavitud de la época, arrastró consigo dos de las “calamidades” más señaladas de entonces: hijo bastardo y mulato, mirado con ojerizas por blancos de almidón y negros de barracones.

(más…)

Read Full Post »

hotel-jagua-sede-concurso-premio-casaEl hotel Gran Caribe Jagua de la ciudad de Cienfuegos acogerá nuevamente al Jurado del Premio Literario Casa de las Américas en su quincuagésima edición, en fecha que coincide con el aniversario cincuenta de la emblemática instalación turística.
En complicidad con el mar se erige el Jagua, cuya tranquilidad y belleza de su entorno propiciarán la lectura y análisis de los más de cuatrocientos originales recibidos hasta el momento.
A medio siglo de existencia, el certamen amplía cada vez más su convocatoria, y entre las novedades de su edición de 2009 destaca el Premio extraordinario de estudios sobre los latinos en los Estados Unidos, a propósito del comienzo este año de un programa asociado a esas investigaciones que dirige en la Casa el intelectual cubano Antonio Aja Díaz.
Se concursa además en los tradicionales géneros de novela, literatura testimonial, literatura brasileña y literatura para niños y jóvenes.

(más…)

Read Full Post »

Jorge Pimentel

La convulsión de su rostro quebraba los espejos
en aquel cuarto del hotel Colón en Lima.
A pocos pasos yaciendo en la majestad de cierta luz,
que otorgaba otoño a la lluvia, un diario de la tarde abierto y desbaratado.
Ya sin fuerzas después del primer intento por desordenar
el cauce de las aguas en tu vientre, la ropa, nuestras prendas
se derretían en una sillita tapizada con dibujos que representaban
cacerías de liebres al amanecer, mientras ¡schisss! iban germinando,
girasoles, campos inmensos donde reposaban tus ojos adormilados.
Diste de beber a un mormón ya una troupe de circo abandonada
por su manager crazy. Entonces, sí, tu cabellera era una hoja azul.
Y emprendí el más largo extenso camino con un ábaco bajo el brazo
e innumerables páginas en blanco para ser escritas.

(más…)

Read Full Post »

Islas

Feijóo transfirió a la cubanidad un Templo, mejor una Catedral o un Dragón, al estilo de las concepciones de Jorge Luis Borges y José Lezama Lima, empeñados ambos en la dimensión inagotable de una biblioteca provista de fuentes de consultas y de amplia cualidad del conocimiento: la revista Islas que, desde tierra firme, surca mares e impregna la universalidad con lo nuestro.

Esa publicación, catalogada por Cintio Vitier como la «[…] mejor revista cultural de su tiempo», arriba por estos días al medio siglo de existencia, tras crearse en la Universidad Central de Las Villas antes de concluir el primer semestre de 1958, fecha en que apareció el número inicial, correspondiente a septiembre-diciembre de ese año.

Desde entonces, los estudios humanísticos constituyen una constante hasta el presente, según recogen los 155 números preparados durante las últimas cinco décadas; ocasión en que el arte, la literatura, la filosofía, la lingüística, la historia y la sociología —considerados tópicos recurrentes— afianzan el conocimiento especializado de los lectores-estudiosos de un panorama cultural sin precedentes, tal como se gesta en el país.

Samuel FeijóoEn Islas, jamás concebida por el prolífero Samuel Feijóo como una revista exclusivamente universitaria, se probaron las armas literarias para el rescate de la cosmogonía popular (mitos, leyendas, folklore guajiro, dicharachos, canturías, picardías y dibujos), extraídos del anonimato y la oralidad rural o urbana; a la par, comulgaron concepciones teóricas referidas a las Ciencias Filológicas, Sociales e Históricas, capaces de dejar una estela de continuidad en la actual revista y su prolongación Signos, creada luego de 1968, período en que el poeta, narrador y ensayista de San Juan de los Yeras, abandonó el recinto docente para desenvolverse en otros menesteres literarios.

Ahora está por salir el número 155 dedicado a la media centuria de Islas y al hacer editorial de Feijóo —no olvidemos aquella decena de libros que publicó desde el Departamento de Relaciones Culturales de la Universidad, entre los que descuellan las primeras impresiones de Contrapunteo Cubano del Tabaco y el Azúcar, de Fernando Ortiz, así como Lo Cubano en la Poesía, de Cintio Vitier, y Tratados en La Habana, de Lezama Lima, por citar algunos ejemplos—, para reverdecer una impronta histórica sin precedentes.

(más…)

Read Full Post »