Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘madre’

Esta canción la dedico a todas las madres en este su día: 8 de mayo. ¡Muchas felicidades!

VERSOS A MI MADRE

Madre e hija. William Henry Cotton

Madre e hija. William Henry Cotton

Mi madre es un poema
de blanca cabellera,
que tiene a flor de labios
un gesto de perdón.

Cuando tras larga ausencia regreso
ella me espera,
me abraza como a un niño,
me besa con pasión.

Mi madre es pequeñita
igual que una violeta,
lo dulce esta en su alma,
el llanto en el adiós.

Es dueña de mis sueños,
aunque no soy poeta,
los versos a mi madre
me los inspira Dios.

Qué linda que es mi madre
qué suerte es tenerla y
qué dichoso al verla
feliz en el hogar.

(más…)

Read Full Post »

Ofelia. Juan Gelman

Este poema de Juan Gelman lo dedico a mi madre, Ofelia, que cumple 85 años. ¡Felicidades, Mami!:


flores.jpg
esta ofelia no es la prisionera de su propia voluntad
ella sigue a su cuerpo
espléndido como un golpe de vino en medio de los hombres
su cuerpo estilo renacimiento lleno de sol de Italia pasa por buenos
aires
ofelia yo en tus pechos fundaría ciudades y ciudades de besos
hermosas libres con su sombra a repartir con los amantes mundiales
ofelia por tus pechos pasa como un temblor de caballadas a medianoche
por Florencia
tus pechos altos duros come il palazzo vecchio
una tarde de verano de 1957
iba yo rodeado de tus pechos sin saberlo
era igual la delicia la turbación el miedo
las sombras empezaban a andar por las callejas con un olor
desconocido
algo como tus pechos después de haber amado
eras oscura ofelia para entonces y enormemente triste
una adivinación una catástrofe
un oleaje de olvido después de la ternura
una especie de culpa sin castigo
de furia en paz con su gran guerra
andabas por Florencia con tus pechos yendo y viniendo por sombras
con saudade de mí seguramente
tu hombro izquierdo digamos
lloraba a tus espaldas o largaba sus ansias lentas en el crepúsculo y
ellas venían a mi sangre
o eran un temblor como un presagio
gracias te sean dadas ojos míos
yo les beso las manos bésoles muy los pies
gracias narices muchas gracias oídos con que escucho
los ruidos
de la ofelia
antes apenas era una ciudad de Italia
sus tiros me llenaban de otra desgracia el corazón.

Juan Gelman, poeta, traductor y periodista. (Villa Crespo, Buenos Aires, Argentina, 3-5-1930)

Read Full Post »

Este poema de Gabriel Impaglione lo dedico a mi madre, Ofelia, que cumple 85 años. ¡Felicidades, Mami!:

Mariposas blancas. Flor nacional de CubaEsencia original del pan y la alegría.
Ramo de luz que viene
por el hijo de la sombra,
le otorga palabra y fundamento,
confiere verdadera estatura de hombre
y con un soplo apenas,
brisa de claridad, avenida
de invisibles mariposas,
extiende el sendero del amor en la tierra.

Multiplicadora de nombres y geranios,
sabores, fusiles y banderas
(que es mujer la Patria
y Mujer la dignidad y la rosa.)

Establece primaveras con la boca
y gobierna los ciclos y las cosas.
Núcleo celeste
corazón del tiempo
fortaleza de la ternura.
En sus mareas el sol y la luna
son peces de plata que convocan
los oficios del hombre y de los sueños.

¡Ay cántaro del día!
Puñado de agua, llama
en el silencio de las horas huecas.
Mitad que me desmuere.
Honda plenitud de la maravilla.

Gabriel Impaglione
, poeta y periodista argentino. Tiene publicados los títulos: Echarle pájaros al Mundo, Breviario de Cartografía Mágica, Bagdad y otros poemas, y Poemas Quietos (compartido). Edita en sociedad el portal LujánArgentina. También tiene el blog Isla Negra.

Read Full Post »

normal_581.jpg

Anhelo aquellos días de infancia venturosa.
Mi pueblo con sus calles, perfumadas de azahar.
Sus árboles tan verdes, quisiera yo escalar
y, en sueños, ya dormida, volver a ser dichosa.

La niña de aquel tiempo, quedó como la rosa,
en un libro de cuentos, difícil de borrar.
Entre llantos y risas aprendí a caminar
por el mundo, a la vida, volé cual mariposa.

Mi madre y sus consejos, regaron mi camino.
Solas, en la gran casa, vivíamos en paz.
Un cielo limpio y claro, cubría nuestro sino.

Cómo olvidar instantes de plácido solaz
El templo tan querido, la fe, el amor divino.
En mi alma, son memorias; recuerdo tan vivaz.

Fabiana Piceda

Read Full Post »

César Cando me dejó este poema en un post que publiqué el año pasado: Madre mía, poema de Antonio Guerrero. Se lo agradeceré de esta forma, publicándosela. Gracias, César. 

CARTA DE UN EMIGRANTE A LA MADRE

mano-escribiendo.bmp

Nací con los estertores del arco iris gris
de Hiroshima y Nagasaki.
Crecí en tu regazo:
María, Lorenza, Josefina…;
no viene al caso tu nombre de jilguero
porque me basta la manzanilla de tu cabello
para sentir tu aleteo en mi sangre.

En esta tarde de lluvia con Patria desgarrada
veo con tus ojos de agua
mi origen de eucalipto y palmera,
la cometa sin piola que extravié en tu delantal de harina…;
el cielo atormentado de Irak,
la pupila quemada de niños palestinos
y la bestia de acero rondando las alcobas.

Tengo para mí un desayuno de ausencia,
cocido con la despedida de emigrante,
tu retrato de perfil enamorado de mi padre,
mi cédula de identidad con el once y ceros infinitos;
una oración desnuda con muletas,
semejante a la gallina ciega picoteando estrellas.

Aciertas, madre, al decir que tu hijo
tiene “cosas extrañas”:
soy Diógenes con su lámpara encendida
en mitad del día;
el hombre que se suicidó por una manzana…

En esta tarde de lluvia con Patria desgarrada,
siento que aún respiro en tus entrañas,
como un árbol colosal de insondables raíces;
siento que aún navego en tus pies de transparentes peces,
y añoro tus dedos que limpiaron mis lágrimas vertidas
por mi perinola que murió de alegría.

Madre:
hoy he medido la distancia con el mar,
y creo que mi retorno es un boceto corroído,
un oasis colgado del cielo sediento…

Deja por un instante
tus faenas de perejil y maíz,
y baja al río:
toca las piedras nocturnas de cocuyos
que nos permitían lavar penas
y escurrir recuerdos.
Dile a Rosalía, dormida bajo el capulí,
que aprendí en el teclado de las golondrinas
la canción vespertina de la separación sin olvido.
Toma una hoja del limonero,
y entona aquella elegía que papá compuso
contra la guerra en su mesa de carpintero.
Siéntate con la diestra en la mejilla,
para escuchar la sinfonía de las ranas
y tu universal nombre que grito desde el río…
 

Agosto/2006.
César Cando Mendoza   

Otros posts de César Cando: 

La resistencia popular en Honduras 73 días sucesivos
https://verbiclara.wordpress.com/post/2009/09/08/la-resistencia-popular-en-honduras-73-dias-sucesivos 

Honduras, nada de tercerías
https://verbiclara.wordpress.com/post/2009/09/01/honduras-nada-de-tercerias 

Esa bandera
https://verbiclara.wordpress.com/post/2009/08/25/esa-bandera 

Reminiscencia del XI Festival de la Juventud y los Estudiantes
https://verbiclara.wordpress.com/post/2009/08/20/reminiscencia-del-xi-festival-de-la-juventud-y-los-estudiantes-1 

Las dos Honduras
https://verbiclara.wordpress.com/post/2009/08/20/las-dos-honduras-cesar-cando-mendoza

Read Full Post »

En el único libro de poemas de Agustín Gómez-Lubián Urioste publicado, titulado Versos, encontré este poema dedicado a la madre (copia textual), que les ofrezco en este día tan especial, y sobre todo a las madres, ¡muchas felicidades!:

Amor de madre. Matías del Rey

Amor de madre. Matías del Rey

A MI MADRE

Reclino mi cabeza en su regazo,
sus dedos acarician mis cabellos
y brillan en mi mente los destellos
que los que lanza el sol en el ocaso.

Cuando mi corazón siente una pena,
ella con comprensión me la mitiga
o al sentir del trabajo la fatiga
un beso de sus labios la refrena.

Quién es ese dechado de virtudes?
Quién es esa mujer maravillosa
que esparciendo el perfume de una rosa
 va librando mi vida de inquietudes?

No, no hay descripción ninguna que le cuadre,
mas sólo una palabra la describe,
esa mujer que solo por mí vive,
esa mujer, señores, es mi madre!

Habana, Mayo 8 de 1955 (día de las madres)

En: Versos, 3. ed., Santa Clara, García Llansó, 1858.

ENLACES A POESÍAS DE AGUSTÍN GÓMEZ-LUBIÁN (CHIQUI):

Primer amor  Luz y tinieblas El Cristo de tu cuello

Adiós

ENLACES A TEMAS SOBRE LA MADRE:

Madre mía / My mother. Antonio Guerrero

Muchas felicidades a todas las madres en su día (Celebración de la fecha en distintos países)

Read Full Post »

Laura Eva Amaret, venezolana, de Puerto Cabello, municipio y ciudad del norte, límite con el Caribe, en el estado Carabobo, cantera de gloriosas batallas como bien señala ella, me ha enviado este poema suyo para que lo publique: “Mujer que eres madre”, y homenajear a todas las madres. ¡Muchas gracias, Laura Eva! ¡Muchas felicidades, madres del mundo!

orqudea-para-las-madres.jpg 

Orquídea. Flor nacional de Venezuela.

MUJER QUE ERES MADRE

Para ser madre es preciso
primero nacer mujer,
Dios fue bueno cuando hizo
a este maravilloso ser.
Mujer que naces como hija
y creces como mujer,
te conviertes en esposa
y eres madre a la vez.

Madre que lloras a veces
si fue duro tu castigo
y es que ya cumplió los trece
pero hay que corregirlo,
y si cuidaras demasiado
de tu hija quinceañera,
solo es por tener cuidado
que un error no cometiera.

Mujer que sufres callada
si tus hijos son rebeldes,
que vives entusiasmada
si te dicen que te quieren,
que padeces de nostalgia
si ya tus hijos se fueron
cuando recuerdas la magia
de aquel día en que nacieron.

Mujer que en tu corazón
hay amor para tus hijos,
aunque a veces el dolor
de la ofensa que te dijo.
Madre que das caricias
que curan cualquier dolor.
De mi madre es la sonrisa
que engrandece mi ilusión.

Mujer que con tus palabras
fieles consejos me diste,
y cuando necesitaba
duros regaños dijiste.
Madre que cuando enfermo
tú aun lejos lo presientes,
pues sin que lo notemos
mi ombligo va con tu vientre.

¡Mujer que llenas mis horas!
¡Madre de cada día!
Que con mis tristezas lloras
y ríes con mi alegría.
Mujer de frente arrugada
y de frágil dentadura,
hoy tu belleza es demostrada
cuando me das tu ternura.

Tu ejemplo debo seguir
que me ha hecho mujer de bien
y orgullosa puedo decir
que yo soy madre también.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »