Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Manuel Serafín Pichardo’

tumba 2

El mausoleo fue inaugurado el 24 de julio de 1897 es una obra funeraria de mármol blanco, de los españoles Agustín Querol Subirats (escultor) y Julio Martínez Zapata (arquitecto). Muestra cuatro figuras de tamaño heroico que simbolizan la Abnegación, el Dolor, el Heroísmo y el Martirio.

    Sobre el montón de tierra
    que vuestros restos para siempre encierra,
    “Aquí yacen” no diga la mortuoria
    losa que guardará tanto tesoro:
    grábese en ella con cinceles de oro:
    “¡Aquí viven los héroes, y en la gloria!” (más…)

Read Full Post »

Por Luis  Machado Ordetx

La memoria literaria, periodística y diplomática de Manuel Serafín Pichardo y Peralta (1863-1937) anda perdida. Apenas se conoce su vasta obra artística y cultural. De nada valió que encarnara al escritor cubano con mayores reconocimientos en Santa Clara durante el pasado siglo. Un solo episodio histórico encajó en aquel revuelo propagandístico, de congregación y de coincidencia patriótica y de pueblo.
Todo sucedió entre el domingo 14 y el lunes 15 de julio de 1907, aniversario 218 de la fundación de la ciudad. Una comitiva de intelectuales residentes en La Habana, Cienfuegos, Sagua la Grande, Caibarién y Remedios vino a tributar honores al poeta radicado desde la juventud en la capital cubana.
Las páginas de periódicos, y también de publicaciones literarias e ilustradas, se hicieron eco de aquel acontecimiento, casi olvidado en nuestros días. Por fortuna, al menos en estudios literarios, todavía se inmortaliza su profético y nostálgico Canto a Villaclara, el más resonado de los escritos poéticos de Pichardo.

Amplio reportaje aparecido en El Fígaro. Las imágenes y fotograbados de Santa Coloma perpetúan la más vasta de las cortesías que tributó la ciudad a un escritor cubano. (Archivo del autor. Fotocopia: Ramón Barreras Valdés)

 

Amplio reportaje aparecido en El Fígaro. Las imágenes y fotograbados de Santa Coloma perpetúan la más vasta de las cortesías que tributó la ciudad a un escritor cubano. (Archivo del autor. Fotocopia: Ramón Barreras Valdés)
El texto está integrado por 33 estrofas, con seis versos alejandrinos cada una, y cuenta con una numeración en romano. Está precedido de un pórtico tomado de Dante, y constituye un exuberante diálogo con la nostalgia; el reencuentro con el Capiro, con el murmullo del Bélico y sus patriotas. También anuncia la necesidad de retomar a Cuba que «se desgarra con su propio puñal!». Fue concebido en el despecho del escritor durante los primeros días de julio, cuando se desempeñaba como director-fundador de la revista  El Fígaro, con sede en La Habana. (más…)

Read Full Post »

Se acerca el cumpleaños de la ciudad de Santa Clara, otrora villa de la Gloriosa Santa Clara, y están desapareciendo tarjas y se están destruyendo monumentos sagrados de nuestra historia. Así nos lo hace saber mi colega Luis Machado Ordetx en:

¡MISTERIOS!
Texto y foto: Luis Machado Ordetx

Inscripción en mármol colocada por acuerdo del Ayuntamiento de Santa Clara en la casa donde nació el poeta Manuel Serafín Pichardo.

Fotograbado que apareció en la edición de agosto de 1907
en las páginas del periódico El Fígaro.
Detalla la inscripción en mármol colocada por acuerdo del
Ayuntamiento de Santa Clara en la casa donde nació
el poeta Manuel Serafín Pichardo.


El cosmopolitismo, a veces, embriaga; y otras, desarraiga a las personas. Del primero ofrezco consideraciones a partir de conversaciones sostenidas por dos ancianos que, alejados de Santa Clara, indagaron sobre la existencia de tarjas y monumentos que perpetúan la memoria histórica, pero por raras razones ya no están.
Todo se fundamenta en un misterio: buscaron afanosos la lápida, de mármol blanco de Carrara, colocada en la mañana del lunes 15 de julio de 1907 para reconocer el lugar exacto de nacimiento del poeta y periodista Manuel Serafín Pichardo y Peralta (1863-1937), reconocido entre los escritores cubanos más destacados de su tiempo. La ciudad celebraba entonces el aniversario 218 de su fundación, instante en que el bardo fue reconocido, por acuerdo del Ayuntamiento, como Hijo Predilecto. Más de un siglo pasó.
Por la prensa de la época reconstruyo la ceremonia pública y solemne: cambio del nombre de la calle Santa Ana por el correspondiente a Manuel Serafín Pichardo, colocación de una tarja conmemorativa en la casa número tres, de la calle Gloria, actual Leoncio Vidal, en las cercanías del Parque.
Hubo discursos, bullicios de admiración, banquetes, y en la tribuna del teatro La Caridad, el poeta congratulado leyó el extenso “Canto a Villaclara”, integrado por 33 estrofas, de seis versos alejandrinos con escritura impecable y numerado en romano, en el cual refiere nostalgia y exaltación de la historia de su ciudad natal.
Lo cierto: tablilla y lápida andan perdidas, y de la segunda no existe ni su sombra, refieren fuentes especializadas del Centro de Patrimonio Cultural. En la década de los años 50 del pasado siglo se colocó a un costado de la cafetería El Recreo, cuando esa calle dejó de llamarse Manuel S. Pichardo y se renombró como Lorda. En el segundo lustro de la década de los 80 desapareció.

(más…)

Read Full Post »