Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘milicianos’

fidel-portada-219.jpgMás de un año antes del 16 de abril de 1961, después de rigurosos análisis e intercambios, el presidente Dwight Eisenhower decidió destruir a la Revolución Cubana.

El instrumento fundamental del tenebroso plan era el bloqueo económico a Cuba, al que la literatura política del imperio califica con el término anodino y casi piadoso de “embargo”.

En memorando secreto del entonces subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, se enumeraron los objetivos concretos del tenebroso plan: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro  -expresa el documento-   […] No existe una oposición política efectiva […] El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica […] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.”

(más…)

Read Full Post »

Así termina el trabajo que propongo hoy para conmemorar este 19 de abril. Un día como hoy, hace 49 años, el imperialismo yanqui sufrió en Cuba una aplastante derrota y que no olvidarán jamás: PLAYA GIRÓN. Mi colega y amiga Mercedes Rodríguez García nos lleva de la mano hasta aquellos días:

GIRÓN: RECUERDOS DE FAMILIA Y MENTIRAS DE SIEMPRE

20100416195856-distinta-careta-pero-el-mismo-disfraz.jpg

Faltaba poco para concretarse el desembarco por Bahía de Cochinos. Mis tías Teresa y Mary se afanaban, tarde en la noche, por sincronizar el dial del recién adquirido y flamante Motorola de tres bandas. Yo iba a cumplir 10 años, pero bien recuerdo 1961, un año tremendo en Cuba. Pegadas al receptor, escuchaban las noticias que trasmitía Radio Swan, tan mal llamada -como Radio Martí- Radio Cuba Libre.

Junto con los anuncios de Coca Cola, Colgate, Agencia Pan American, gomas Good Year, etc., alternaban algunas «noticias» como estas:
« ¡Madre cubana!: la próxima ley del gobierno será quitarte a tus hijos desde los cinco hasta los dieciocho».
«Sacerdote arrestado en Pinar del Río por repartir en ese territorio alimentos a los pobres».
Y la más absurda de todas y con la que mis tías reían a carcajadas:
 «Están pidiendo un millón de percheros. Que el pueblo no se vaya a creer que es porque hacen falta. Se utilizan para hacer alambradas para proteger a los gobernantes».
El objetivo: ablandar psicológicamente al pueblo cubano. La estrategia, muy bien definida por los expertos en campañas propagandísticas de la CIA, aun cuando las señales fueran interferidas.
«A medida que el plan de invasión progresaba, la radioemisora constituyó también un medio de enlace con los grupos insurgentes que operaban en las zona montañosas de Cuba, con la contrarrevolución interna en las ciudades y la agentura clandestina reclutada con profusión por la CIA», refiere el investigador Juan Carlos Rodríguez, autor del libro Girón, la batalla inevitable.
Pero no era solo Radio Swan, sino una red integrada por las emisoras WRUL, WGBS de Miami, WKWF de Cayo Hueso, WWL de New Orleans y WMIE, que existe todavía como una de las estaciones contrarrevolucionarias en la Florida con las siglas WQBS La Cubanísima. Ninguna escapó al monitoreo de la contrainteligencia cubana.

DESINFORMACIÓN Y SUSTO

La vecina entró desaforadamente con un periódico en la mano hasta la cocina donde mi abuela, pasado el desayuno, adobaba el bistec para el almuerzo.
-Mercedes, avísele a Teresa para que vaya a recoger inmediatamente a Mercy al colegio. Lea, los americanos ya tienen ocupado Pinar del Río y miles de marinos desembarcaron por Oriente.
-¿Y qué más dicen?
-Que no sé en que lugar tiraron volantes llamando a la población para que se una a los americanos.
Aquel día 17 de abril, nadie durmió en casa y tuve que quedarme junto con mi hermano y prima al cuidado de la abuela. Mis tías Mary y Teresa fueron movilizadas. La primera, empleada de una tienda de ropa, por la FMC; la segunda, farmacéutica, por la Cruz Roja; mi papá, oficinista del INRA, por las MNR, y mi mamá, por los CDR.

DESCABEZAMIENTO MEDIÁTICO

La mayoría de los medios de difusión en Cuba permanecían todavía en manos de sus propietarios. Solamente fueron intervenidos alguna propiedad de Batista, y otros pertenecientes a notorias figuras del régimen dictatorial como Cadena Oriental, Unión Radio, Radio Reloj de Cuba, los periódicos Ataja, Alerta, Mañana y Tiempo en Cuba. Los grandes diarios y la revista Bohemia, que integraban el Bloque Cubano de Prensa, los canales de televisión, las cadenas nacionales de CMQ y Radio Progreso, aceptaban con sumisión la dependencia política a Estados Unidos.
Según explica Juan Carlos Rodríguez, poco después del triunfo del Primero de Enero, la prensa norteamericana inició una feroz campaña de difamación contra Fidel y la Revolución. El consorcio Time Life, las revistas U.S News and World Report y Visión, y el diario The Miami Herald, destacaban en el empeño.
Otro ejemplo que sembró el pánico en mi familia debió haber sido cercano el Día de las Madres de 1959. El Diario de Las Américas, de Miami, publicó una información de la United Press International (UPI) en la cual se reportaba un asalto de la policía revolucionaria a un convento de monjas. Un obispo de Camagüey desmintió el suceso, pero nada se dijo en los Estados Unidos, donde la prensa arremetía a diario contra la Revolución y sus principales líderes en su afán por desacreditarlos. Ni hablar de El Diario de la Marina y Avance, de gran circulación, erigidos en portavoces de la campaña contrarrevolucionaria.
La respuesta revolucionaria fue contundente. Entre el 18 de enero y el 19 de julio de 1960, todos los órganos de prensa y las emisoras de radio y televisión del país aliadas a las campañas enemigas, fueron confiscadas. El clima psicológico tendría que crearse desde el exterior, aunque ello no significaba abandonar totalmente la propaganda contra el Gobierno Revolucionario.

(más…)

Read Full Post »