Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘No.’

Estamos a pocas horas de celebrar el aniversario 50 del triunfo de la Revolución Cubana. La Batalla de Santa Clara fue decisiva para lograr ese triunfo. El Che, artífice príncipal de los heroicos hechos ocurridos en nuestra ciudad, relata lo ocurrrido en los momentos finales de la batalla:

Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara, en Santa Clara

La Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara cumplió 20 años el 28 de diciembre.

Al retirarse el enemigo de Camajuaní, sin ofrecer resistencia, quedábamos listos para el asalto definitivo a la capital de la provincia de Las Villas.  (Santa Clara es el eje del llano central de la Isla, con 150 000 habitantes, centro ferroviario y de todas las comunicaciones del país. Está rodeada por pequeños cerros pelados, los que estaban tomados previamente por las tropas de la dictadura.

En el momento del ataque, nuestras fuerzas habían aumentado considerablemente su fusilería, en la toma de distintos puntos y en algunas armas pesadas que carecían de municiones. Teníamos una bazooka sin proyectiles y debíamos luchar contra una decena de tanques, pero también sabíamos que, para hacerlo con efectividad, necesitábamos llegar a los barrios poblados de la ciudad, donde el tanque  disminuye en mucho su eficacia.

Mientras las tropas del Directorio Revolucionario se encargaban de tomar el Cuartel No. 31 de la Guardia Rural, nosotros nos dedicábamos a sitiar casi todos los puestos fuertes de Santa Clara; aunque, fundamentalmente, establecíamos nuestra lucha contra los defensores del tren blindado situado a la entrada del camino de Camajuaní, posiciones defendidas con tenacidad por el ejército, con un equipo excelente para nuestras posibilidades.

El 29 de diciembre iniciamos la lucha.1  La Universidad había servido en un primer momento, de base de operaciones.  Después establecíamos la Comandancia más cerca del centro de la ciudad.  Nuestros hombres se batían contra tropas apoyadas por unidades blindadas y las ponían en fuga, pero muchos de ellos pagaron con la vida su arrojo, y los muertos y heridos empezaron a llenar los improvisados cementerios y hospitales.

(más…)

Read Full Post »