Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ordetx’

Fragmentos finales de un poema inédito de Antonio Hernández Pérez —poeta villaclareño que cumple este año su centenario—, motivado por la derrota de Hitler en su intento de conquistar Leningrado. El original es propiedad de mi colega Luis Machado Ordetx, quién cortésmente me lo facilitó para que pudiera publicarlo en mi blog. Lo copié respetando la fuente, faltan tildes, signos, mayúsculas y letras en algunas palabras. Al final, la fotocopia.

Diorama del Sitio de Leningrado por Sergéi Nemánov

Diorama del Sitio de Leningrado por Sergéi Nemánov.

[…]

El amo manda y obliga
la muerte espera al que niega
y bajo el látigo marchan…
piensan llegar a Liberia!

Y rusia espera y aguarda
tras murallas de seda
y Hitler ruge y se cree
conquistador de leyenda.

III

Mas un pueblo que ha sabido
bordar en paz sus ideas
defiende con heroísmo
sus libertades sin mengua.

Absorto suspira el mundo
ante la heroica grandeza
donde con brava pujanza
ponen bozal a la Fiera.

Y allí Moscú y Leningrado
tremolan rojas banderas
y el invencible de Atila
muerde la nieve, y regresa.

[…]

se rota su leyenda
¡Quedan atrás tus derrotas
Napoleón de Baviera!

Atrás quedan sus sicarios
congelados en la niebla…
y tus gigantes metálicos
mutilados en su inercia.

En vano soñaste un día
en tu vesania funesta
tener a tus pies a Stalin
zahumando tu grandeza.

Marchaste ufano en Europa
envenenando conciencias
con vil metales traidores
y munichsistas de juerga.

Juzgaste mal a los hombres
que tien patria y bandera
y no dominaste en Rusia
porque allí queda Vergüenza!

[Firma de puño y letra de Antonio Hernández Pérez]
Caibarién, 1942

Poesía inédita de Antonio Hernández Pérez

Read Full Post »

Severo Bernal

Atrapado en el desenvolvimiento cultural que alcanzó la ciudad de Santa Clara a partir de los años 30 del pasado siglo, una tarde de febrero de 1936 en el Club Umbrales —donde se reunían jóvenes escritores— llegó don Severiano y dejó para siempre su impronta de gran declamador.

 

Aprendiz de tipógrafo desde los 15 años en el Imprenta Lanier, dedicó su vida laboral a esta actividad, sin dejar que se opacara su carisma de declamador de profunda raíz mulata.

 

La imprenta, la ebullición artística de la provincia, de donde devienen la revista Umbrales, el Club y las audiciones de igual nombre; así como La Hora Hontanar, le permitieron vincularse a los más conocidos artistas y destacados intelectuales de la época.

(más…)

Read Full Post »