Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘periódico Vanguardia’

no-te-extingas

Esta caricatura es de Linares, caricaturista de Melaíto, el suplemento humorístico del periódico Vanguardia.

Read Full Post »

El periódico Vanguardia, de Villa Clara (en Santa Clara) cumple 50 años de fundado este año, por eso aparece una pincelada sobre sus trabajadores todas las semanas. Me gustó que fuera este 21 de julio cuando me tocara a mí, día en que mi  hijo menor, Abdel Casanova Ballester, cumple 35 años. Le agradezco a mi colega, amiga y “ahijada” Leslie sus hermosas y tiernas palabras:

 

Read Full Post »

Este domingo 15 de julio, aniversario 323 de la fundación de Santa Clara, el periódico Vanguardia recibió la distinción cultural Llave de la Ciudad que otorga el gobierno a personalidades y entidades destacadas en el territorio.

En asamblea solemne realizada en el teatro La Caridad, obra insigne donada a nuestra ciudad por su Benefactora Marta Abreu de Estévez, el presidente del gobierno municipal Gustavo Benítez Fumero entregó a Arturo Chang León, director de Vanguardia, la Llave de la Ciudad en reconocimiento al medio siglo de la fundación de dicho órgano de prensa.

Fundado el 9 de agosto de 1962, Vanguardia lleva 50 años de divulgación de la realidad del centro de Cuba; primero, para toda la provincia de Las Villas y desde la última división político-administrativa, en 1976, para Villa Clara. (más…)

Read Full Post »

40.JPGUn día como hoy, de 1971, comencé mi vida laboral, por eso no puedo pasarlo por alto, es bastante tiempo. Decir 40 años ininterrumpidos trabajando se dice fácil, pero nada de eso. Fue en el Centro de Documentación Pedagógica, de la Dirección Provincial de Educación, donde estuve durante 25 años; el resto, en el periódico Vanguardia. Los dos centros en Santa Clara, Villa Clara.

antes.JPGDe todo este tiempo tengo muchos recuerdos, buenos y malos, pero más de los primeros; y algo fundamental, muy buenos amigos, que con el transcurso del tiempo ya los considero de mi familia. Algunos ya no están físicamente, otros están distantes, pero igual, seguirán siendo mis queridos amigos. Otros están muy cercanos. No los menciono a todos porque podría faltar alguno, pero sí hay dos personas maravillosas que no pueden faltar en este recordatorio: Moraima Migdalia Vidal Macías y Marieta Díaz Mora, que fueron mis dos madres en el trabajo y a las que les debo lo que soy actualmente. Sé que el resto piensa lo mismo y no se ofenderá por mencionarlas solamente a ellas.

Hace dos años escribí algo sobre mi primer centro de trabajo. Creo que de ese lugar solamente quedan las paredes externas. Algo bien deplorable.

Y como diría mi amigo Carlos Vidales, pos eso, ¡a celebrarlos conmigo!

amparito.jpg

¡Cuánto tiempo ha pasado…!

Read Full Post »

En la bibliotecaUn 11 de mayo comencé mi vida laboral. Recuerdo ese día como si fuera hoy. Por supuesto, estaba algo asustada, me enfrentaba a algo diferente y a un régimen disciplinario desconocido. Tendría que estudiar y trabajar a la vez, para poder laborar en aquel lugar: Centro de Documentación Pedagógica, que después iría cambiando de nombre, pero su esencia sería la misma. Se encontraba dentro del local del Instituto de Superación Educacional (ISE).
No fue nada fácil, pero puede decirse que tengo afición por el estudio, y cada día he aprendido, y aprendo, algo nuevo.

Era un edificio viejo, pero lo recuerdo con mucho cariño. Había una biblioteca, allí comencé, y mi gusto por la lectura estaba de pláceme. No significaba que me pasaría el día leyendo, pero cuando rotaba por el préstamo, me ponía las botas; momento libre significaba leer. No sé qué sería mi vida sin los libros.

Le debo mucho a esa elección laboral. Esos conocimientos que fui adquiriendo gracias a la lectura, me sirvieron muchísimo para todo lo que estudié, sobre todo para el curso de Información científico-técnica, Filología, especialidad de Edición de Textos, como para mi trabajo en aquella biblioteca y luego como correctora en el periódico Vanguardia, de Santa Clara.
No puedo olvidar los amigos que tengo desde esa época tan lejana, tanto de compañeros de trabajo como de los que acudían a estudiar. Todos de mucha calidad, y que siguen ahí, fieles, como yo a ellos. Algunos ya no están en este mundo, pero su huella quedó. Otros buscaron nuevo horizontes, pero el correo tradicional primero e internet después, han logrado mantener la comunicación que alimenta esa unidad.

Instituto de Superación Educacional (ISE).

Lo que más siento es el grado de destrucción de aquel lugar que me acogió hace “algún” tiempo. Está en la esquina de las calles Luis Estévez y Julio Jover (antes San Vicente). Va camino a la ruina, sobre todo por dentro, y pide a gritos una ayuda que no recibe, eso me entristece en gran medida. Fue eso lo que impulsó a escribir sobre ese día.
¿Qué cuántos años hace de aquel 11 de mayo? Pues “solamente” 38…

Read Full Post »