Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Puerto Príncipe’

Conocer mejor la obra de La Peregrina, estudiar con más profundidad su herencia y sentirla como parte viva del legado literario cubano será más importante que cualquier ritual necrológico

Por Roberto Méndez Martínez

Apenas algo más de un año nos separa del bicentenario del natalicio de Gertrudis Gómez de Avellaneda, quien viera la luz en Puerto Príncipe en 1814. A lo largo de su vida y también después de su deceso en Madrid en 1873, la audaz antiesclavista de Sab, la crítica del colonialismo español en América que vio censurada su novela Guatimozín, la que motivara tantas veces el escándalo con sus reivindicaciones del papel social de la mujer, desde su temprano drama Leoncia, ha sido reiteradamente despojada de su condición de cubana y juzgada simplemente como una autora española, aunque ella, de modo explícito, defendiera su vinculación con las letras insulares.

De nuevo, a propósito de la inminente conmemoración, algunos reclaman la repatriación de sus restos, que yacen en el cementerio de Sevilla. Nada tengo en contra, desde el punto de vista personal, de que sus cenizas descansen en la tierra principeña que la vio nacer y donde recibió buena parte de su educación, sin embargo, creo que en el terreno cultural, hay tareas más urgentes, como la edición de sus obras de manera verdaderamente completa, pues desde 1914, cuando se celebró su primer centenario, tal cosa no se intenta y aunque, gracias al apoyo de intelectuales como Enrique José Varona y Aurelia Castillo, aparecieron sus escritos en seis voluminosos tomos, solo accesibles a una élite, faltaban en estos además varias obras importantes de la autora, las mismas que ella había suprimido de la edición española de 1869 a causa de la censura.

Conocer mejor la obra de La Peregrina, estudiar con más profundidad su herencia y sentirla como parte viva del legado literario cubano será más importante que cualquier ritual necrológico. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

haiti-22.jpgCentenares de haitianos asistieron este martes, entre la resignación y la ira, al impresionante aterrizaje de varios helicópteros de tropas estadounidenses en el Palacio presidencial, en un acto considerado por muchos una pérdida de la soberanía.

“Es una ocupación. El palacio es el país, representa nuestro poder, es nuestro rostro, nuestro orgullo”, critica Feodor Desanges.

Una semana después del terremoto que devastó la capital haitiana y dejó entre 100 mil y 200 mil muertos, esta fue la primera vez que los haitianos pudieron observar a las tropas enviadas por Estados Unidos en el centro de la ciudad.

“No los he visto distribuyendo comida en el centro de la ciudad, donde la gente necesita urgentemente agua, alimentos y medicamentos. Esto se parece más a una ocupación”, lanza Wilson Guillaume, estudiante haitiano de 25 años.

Al menos cuatro helicópteros trasladaron a alrededor de un centenar de soldados paracaidistas de la 82ª división aerotransportada hasta el interior del recinto, ante la mirada atónita de centenares de haitianos, que perdieron sus casas en el sismo y viven como refugiados en los jardines que rodean el palacio.

“El problema es que nuestro gobierno no es bueno. Lo que está ocurriendo hoy en Puerto Príncipe es una vergüenza para la historia y la independencia de Haití”, agrega Feodor Desanges.

Las tropas estadounidenses, apostadas hasta el momento en los alrededores del aeropuerto, trajeron consigo abundante agua y comida al palacio, aparentemente con la intención de instalar una pequeña base de apoyo.

Tras las rejas del recinto, centenares de haitianos, muchos de ellos niños, gritaban a los soldados que les dieran agua y comida al verlos descargar sus provisiones.

“¿Vinieron a ayudarnos? ¿Nos traen ayuda ya?”, preguntaban los damnificados por el sismo, apretados unos contra otros contra los barrotes de hierro que protegen el recinto.

Una hora después, los soldados abandonaron a pie el palacio para custodiar el hospital general de Haití, desbordado por los heridos.

A su paso, los gritos de “bienvenidos” y “gracias” se mezclaban con los de “váyanse a casa” y “no nos ocupen”.

“La prioridad para ellos es el poder y no dar seguridad al pueblo. Por eso empiezan por el aeropuerto y por el palacio presidencial”, lanzó Antoine, que perdió su casa y vive con su familia en los jardines de los Campos de Marte, frente al palacio presidencial.

Davilmar Jonas no duda en contradecir a su compatriota y subrayar que hay “muchos haitianos” que sí creen en las buenas intenciones de Estados Unidos.

“Creo que Estados Unidos sí tiene voluntad de ayudarnos y podremos trabajar juntos en levantar de nuevo el país. No sé por qué empezaron ocupando nuestro palacio pero ellos sí quieren echarnos una mano”, asegura este funcionario público.

Para Herold Line, profesor haitiano, no es un problema si los estadounidenses toman el palacio presidencial si de verdad luego comienzan a extenderse por la ciudad.

“Lo que importa es que nos ayuden a reconstruir el Estado y las instituciones públicas que son inexistentes”, explica.

“La prioridad es sacar a los últimos supervivientes de debajo de las piedras, prevenir una epidemia y dar de comer y beber a los miles de damnificados”, agrega.

Pasados siete días del sismo, miles de haitianos que quedaron sin hogar han abandonado la ciudad mientras muchos otros siguen viviendo en las calles y esperando ayuda internacional.

“La prioridad de Estados Unidos debe ser encontrar un lugar digno para todos estos refugiados”, considera Clarisse, una madre de familia que observa con desencanto la llegada de un nuevo helicóptero estadounidense al palacio.

“Si tuviera frente a mí al señor Barack Obama le diría que lo que necesitamos es seguridad. Hay miles de personas sin hogar, no hay Estado y la calle está llena de bandidos”, asegura por su parte Nicolas Fritz.

El presidente estadounidense Barack Obama tiene previsto enviar a Haití un impresionante dispositivo de ayuda que incluye un contingente de 10 mil soldados.

SOBREVIVIR, EL MAYOR DESAFÍO

Al cumplirse este martes una semana del sismo que devastó esta capital, tal parece que el peor castigo para muchos de los sobrevivientes fue escapar con vida del voraz terremoto.

(más…)

Read Full Post »

La situación en Haití luego del devastador sismo ha conmocionado al mundo, y muy especialmente a mí, que no dejo de pensar en las víctimas, los fallecidos, los huérfanos, los heridos. Fidel me ha impresionado mucho con esta reflexión, como siempre, tan atinada y que incita a la reflexión y valga la redundancia—y a la solidaridad con ese pueblo, el más pobre de América:

LA LECCIÓN DE HAITÍ

Fidel Castro RuzDesde hace dos días, casi a las 6 de la tarde, hora de Cuba, ya de noche en Haití por su ubicación geográfica, las emisoras de televisión comenzaron a divulgar noticias de que un violento terremoto, con magnitud de 7,3 en la escala Richter, había golpeado severamente a Puerto Príncipe. El fenómeno sísmico se había originado en una falla tectónica ubicada en el mar, a sólo 15 kilómetros de la capital haitiana, una ciudad donde el 80% de la población habita casas endebles construidas con adobe y barro.
Las noticias continuaron casi sin interrupción durante horas. No había imágenes, pero se afirmaba que muchos edificios públicos, hospitales, escuelas e instalaciones de construcción más sólida se reportaban colapsadas. He leído que un terremoto de magnitud 7,3 equivale a la energía liberada por una explosión igual a 400 mil toneladas de TNT.
Descripciones trágicas eran transmitidas. Los heridos en las calles reclamaban a gritos auxilios médicos, rodeados de ruinas con familias sepultadas. Nadie, sin embargo, había podido transmitir imagen alguna durante muchas horas.
La noticia nos tomó a todos por sorpresa. Muchos escuchábamos con frecuencia informaciones sobre huracanes y grandes inundaciones en Haití, pero ignorábamos que el vecino país corría riesgo de un gran terremoto. Salió a relucir esta vez que hace 200 años se había producido un gran sismo en esa ciudad, que seguramente tendría unos pocos miles de habitantes.
A las 12 de la noche no se mencionaba todavía una cifra aproximada de víctimas. Altos jefes de Naciones Unidas y varios Jefes de Gobierno hablaban de los conmovedores sucesos y anunciaban el envío de brigadas de socorro. Como hay desplegadas allí tropas de la MINUSTAH, fuerzas de Naciones Unidas de diversos países, algunos ministros de defensa hablaban de posibles bajas entre su personal.
Fue realmente en la mañana de ayer miércoles cuando comenzaron a llegar tristes noticias sobre enormes bajas humanas en la población, e incluso instituciones como Naciones Unidas mencionaban que algunas de sus edificaciones en ese país habían colapsado, una palabra que no dice nada de por sí o podía significar mucho.
Durante horas ininterrumpidas continuaron llegando noticias cada vez más traumáticas de la situación en ese hermano país. Se discutían cifras de víctimas mortales que fluctúan, según versiones, entre 30 mil y 100 mil. Las imágenes son desoladoras; es evidente que el desastroso acontecimiento ha recibido amplia divulgación mundial, y muchos gobiernos, sinceramente conmovidos, realizan esfuerzos por cooperar en la medida de sus recursos.
La tragedia conmueve de buena fe a gran número de personas, en especial las de carácter natural. Pero tal vez muy pocos se detienen a pensar por qué Haití es un país tan pobre. ¿Por qué su población depende casi en un 50 por ciento de las remesas familiares que se reciben del exterior? ¿Por qué no analizar también las realidades que conducen a la situación actual de Haití y sus enormes sufrimientos?

(más…)

Read Full Post »

Anoche en el noticiero quedé aterrorizada con la noticia del sismo de 7,3 grados en la escala de Richter que azotó a la hermana isla de Haití. Sentí gran opresión en el corazón porque además de los materiales que se ven por TV, tengo una amiga doctora, Bárbara Iriarte, que estuvo allí por dos años y sus vivencias son tan desgarradoras en cuanto a cómo viven los haitianos, la pobreza, falta de electricidad. Recuerdo que una vez me comentó por correo, después de un accidente múltiple que ocurrió en Gonaives: “No sé qué sería de ellos sin nosotros aquí”. Y eso no lo he olvidado nunca.

Cuando escuché la cantidad de edificios derrumbados o hundidos, me espanté, creo que esa es la palabra precisa, que me desvelé. Cuántos muertos, cuántos niños muertos o huérfanos habrá. Miles. El epicentro del devastador terremoto se localizó a 15 km al suroeste de Puerto Príncipe, con una profundidad de 10 km.

sismo-en-haiti.jpg

Infografía de AP

Aplaudo al cuerpo de rescate venezolano y a la Fuerza de Tareas Humanitarias Simón Bolívar que ayudará en la búsqueda de personas, así como el envío por parte de su gobierno de alimentos y medicinas para los damnificados. También se han pronunciado en ayudar: Nicaragua, República Dominicana, México, Panamá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, la ONU. Por supuesto, Cuba no se quedará detrás. Ya allí existe una brigada de médicos que presta servicios y de seguro se enviarán más, así como cualquier otro tipo de ayuda material.

Temo por los cubanos que viven cercanos, sobre todo los de Baracoa, y el Oriente de nuestro país, pero sé que se ha tomado las medidas pertinentes. Por ese lado debemos estar tranquilos, Cuba cuenta con un sistema de Defensa Civil extraordinario y capaz.

Trabajadores publicó esta nota de la Defensa Civil:

Nota informativa de la Defensa Civil de Cuba

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil de Cuba emitió hoy una nota en la que refiere que a las 16:53 horas se produjo un sismo de 7 grados de magnitud con epicentro en los 18,45 grados latitud Norte y 72,45 longitud Oeste, en la localidad de Carrefour, a 15 kilómetros de puerto Príncipe, la capital de Haití, con una réplica a las 17:00 horas de magnitud 5,9.
Estos movimientos sísmicos fueron perceptibles en varios puntos de la región suroriental de nuestro país y activaron el sistema de alerta por tsunami del Caribe con amenazas para Cuba, Bahamas y República Dominicana, reportado por la cadena televisiva CNN.
Se alertó sobre esta amenaza a las autoridades de las provincias de Guantánamo y Santiago de Cuba. Hasta el momento no se reporta sobreelevación del mar en ningún punto costero de estos territorios.
Se continúa recopilando información sobre las afectaciones producidas por el sismo en Haití y se mantiene la vigilancia sobre posibles réplicas y el nivel del mar en las provincias orientales, concluye la nota de la DC.

Read Full Post »