Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘puertorriqueña’

Cultura

Hoy es 20 de octubre, Día de la cultura Nacional Cubana. Buscando un poema alusivo a la efemérides, encontré este, puertorriqueño, que me recuerda muchas cosas que pasan en mi país. Estoy muy de acuerdo con el autor cuando dice que no se pueden perder:

El folclor de nuestros ancestros
La enseñanza de nuestros padres.

 

¿DÓNDE HA IDO NUESTRA CULTURA?

Donde vamos a parar
En asuntos del folclor?
Si acabo de ver a un señor
Que estaba vendiendo piraguas
¿Y saben como las llama?
¡Mis amigos, y que snou con…!
Después dice que es boricua…
¿Y si uno los critica?
Te mientan hasta la familia
Mas te dicen: “¡criticón!” (más…)

Anuncios

Read Full Post »

oleo-de-esteban-valderrama-que-representa-la-muerte-de-jose-marti-en-dos-rios

Óleo de Esteban Valderrama que representa la muerte de José Martí en Dos Ríos.

José Martí murió peleando por la independencia de Cuba en la manigua el 19 de mayo de 1895, en Dos Ríos, en la antigua provincia de Oriente. La puertorriqueña Julia de Burgos le dedicó este soneto:

A JOSÉ MARTÍ

Yo vengo de la tierra mitad de tu destino;
del sendero amputado al rumbo de tu estrella;
del último destello del resplandor andino
que se extravió en la sombra, perdido por tu huella.

(más…)

Read Full Post »

Ese es el título del libro del cual mi querido amigo y poeta puertorriqueño David Cortés Cabán me ha enviado su reseña. En uno de sus párrafos nos dice: “Nos identificamos con Fidela, con sus luchas y carencias, con sus versos que nos conmueven por su profundo amor y fidelidad hacia un hombre que atado a los prejuicios de su época no supo ver ni corresponder a una pasión que pudo haber sido uno de los grandes amores románticos de nuestra historia literaria. Me refiero al querido poeta José Gautier Benítez.”  Los invito a saber más sobre la vida y obra de esa poeta puertorriqueña, echada al olvido inexplicablemente.

Portada del libro Fidela: Vida, tiempo y poesía de Fidela Matheu y Adrián
 

FIDELA, LA POESÍA Y EL AMOR

Por David Cortés Cabán 

        ¡Qué bueno que sea un poeta arecibeño y su noble compañera quienes nos acerquen a contemplar no la cadencia del mar de Arecibo, ni sus angostas calles que evocan el pasado, ni el brillo artificioso de los palacios de la modernidad, sino a la poeta Fidela Matheu y Adrián (1852-1927), en toda su dimensión humana: el paisaje íntimo de su vida en el relampagueante oleaje de sus versos!  
          ¿Lector, qué has salido a contemplar en este libro? He aquí la letra y el espíritu, la poesía y el amor de una poeta que supo sobrevivir a los convencionalismos de su época y persistir exacta y lúcida contra el inexorable paso del tiempo. Ahora, para que no parezca extraña a nuestras letras, es presentada por Haydée de Jesús Colón y el poeta y crítico Ernesto Álvarez que nos convocan a la casa de la justicia reconstruyendo la historia de nuestro romanticismo. Pero no han sido pocas las horas de desvelo, ni escasa la paciencia y determinada voluntad para rescatar del olvido una de las figuras cimeras de nuestro romanticismo. Vista la poeta en este libro que revive lúcidas realidades, se nos hace más grande nuestro paisaje literario. Nos identificamos con Fidela, con sus luchas y carencias, con sus versos que nos conmueven por su profundo amor y fidelidad hacia un hombre que atado a los prejuicios de su época no supo ver ni corresponder a una pasión que pudo haber sido uno de los grandes amores románticos de nuestra historia literaria. Me refiero al querido poeta José Gautier Benítez.
         Después de haber leído Fidela: Vida, tiempo y poesía de Fidela Matheu y Adrián (Arecibo, Ediciones Boán, 2009), no es difícil imaginar por qué la crítica literaria menciona apenas algunos de sus poemas, relegando su persona al mundo de los olvidados. Autores hay hoy día de no muy alta calidad cuyos nombres figuran en todas las antologías contemporáneas, e independientemente de sus méritos, pocos o ninguno de ellos ha escrito y vivido una vida como la de Fidela. Pero el tiempo pasa, y los nombres pasan, y las estrellas que se habían apagado en el firmamento de nuestra tradición literaria de pronto renacen con un nuevo esplendor. Éste es el caso de Fidela Matheu y Adrián. Su obra, su tiempo, los aspectos y relaciones amorosas de su vida son presentados ahora objetivamente por Haydée de Jesús y Ernesto Álvarez. Sin afán de vanaglorias o rebuscamiento de méritos personales, sino por la amorosa luz del amor cuando se hace justicia, estos laboriosos de la cultura nos acercan al mundo de Fidela. Un mundo de apasionantes hallazgos donde la imagen de nuestra poeta adquiere un sentido más justo y humano, libre ya del prejuicio y de las actitudes elitistas que tanto daño hacen a la literatura y a nuestra sociedad en general. Para los lectores que deseen conocerla, y para los estudiosos de nuestra tradición literaria, he aquí el libro que hacia falta, pues ahora, desde la contemporaneidad, se arroja nueva luz para entender no sólo lo que fue la vida, el amor y la obra poética de Fidela—reivindicada aquí por el derecho que le dan sus versos— , sino para conocer también el entorno de lo que fue nuestro romanticismo con poetas y dramaturgos tan injustamente ignorados y tan importantes como fueron Manuel Ruiz Gandía y José Benigno Balseyro, José Limón de Arce, Juan Zacarías Rodríguez, Francisco Pérez Freytes, José Clivillés Valencia y José Machiavelo, que vinculados a la vida de Fidela asoman aquí contra el silencio y la común dejadez de nuestras instituciones culturales. ¿Quién nos prohíbe nombrarlos? ¿Qué impide reevaluar y reconocer sus méritos? 
            En el caso de Fidela, lo que nos presenta Haydée de Jesús y Ernesto Álvarez no es tan sólo la historia, la poesía y las relaciones de esta poeta con los escritores de su tiempo, sino su carácter, su actitud creativa, el discreto modo de asumir sus convicciones, enfrentando siempre con callado valor, los desengaños y dobleces que el amor y las dolorosas experiencias de la vida provocan. Éstas posiblemente hayan sido algunas de las razones que guiaron a Haydée y a Ernesto Álvarez a rescatarla para las nuevas generaciones. Es decir, señalar el perfil literario y humano de una de nuestras importantes escritoras marginada más de un siglo por la crítica, y para darnos una visión a la altura de lo que amerita su vida y su obra. Oigamos lo que nos dice Álvarez respecto a la elaboración de este libro: “Toda nota en torno a la biografía de Fidela no da sino datos escuetos de su vida. Nuestra labor ha consistido en ir llenando esos extensos vacíos con material poético surgido de la propia creación de la escritora y la inclusión de testimonios en prosa y verso de sus contemporáneos.  Sólo así se ha podido reconstruir esta vida ejemplar para que los lectores de hoy tengan idea de su alto valor en la historia de nuestras letras patrias.” (p. 289). Pero entiéndase con esto que en cierto modo, lo que han hecho Haydée y Ernesto Á1varez —posiblemente sin proponérselo— es obligarnos a reevaluar las obras, los escritores, las circunstancias y contrastes que sustentan nuestras tradiciones literarias.
             Nada hay aquí en este libro que parezca fuera de lugar porque el sentido de lo que se dice está representado con situaciones concretas, vistas a la luz de las mismas experiencias de los poetas o indagadas en el contexto de sus propias composiciones como es el  caso de los poemas de  Fidela y Gautier. Ambos cubiertos bajo el sutil empleo de los seudónimos, Gustavo y Luisa. Ambos traspasados por una pasión que encarna inequívocamente algo más que unas discretas palabras o unas furtivas miradas de amor. Los motivos que arrojan luz sobre los poemas de ambos escritores, y las imágenes que iluminan las dolorosas batallas del corazón contribuyen a proyectar esa realidad amorosa. Por otra parte, la prosa y la poesía de escritores vinculados a la poeta, ha sido también un material importante para desentrañar la historia y el perfil humano de Fidela. De ahí que los secretos signos de un amor que un día fue algo más que una pasajera ilusión, resalte ahora a nuestra vista con la certidumbre de que no todo el pasado queda en el olvido. Gracias a la sensibilidad y la inquietud de Haydée de Jesús y Ernesto Álvarez, hoy la distante casa del romanticismo de las postrimerías del siglo XIX adquiere un sentido más justo y humano. En Fidela… encontramos más amplio y luminoso el sentido que resalta lo fundamental de nuestra historia literaria. Sé, y me atrevo a pensar, que aparecerán otros estudiosos guiados por la misteriosa llamada de su vocaciones que, despojándose de los prejuicios que subyuga la intuición, irán redescubriendo otras voces para el bien de la literatura puertorriqueña.  
       Fidela: Vida, tiempo y poesía de Fidela Matheu y Adrián es un estudio amplio y comprensivo, una importante aportación a nuestras letras. Un libro que hay que tener presente pues define ciertas realidades. Sugiere que la poesía no es el patio de unos pocos, y que la realidad es mucho más profunda y compleja de lo que pensamos. Por eso, al asomarnos a sus páginas parece que el mismo fuego intelectual que habitó en José Limón de Arce (escritor arecibeño) animó a Ernesto Álvarez a decir unas cuantas verdades, minucias deslumbrantes, casi nada y casi todo, convertir el pasado en cántico de vida, para vivir la historia (no la que excluye), para mirar allí en la orilla donde se desvanecen las diferencias de clase, el orgullo y la fama, el rostro sereno y silencioso de Fidela. 

resena-fidela.JPG 

Read Full Post »

Te seguiré calladaTe seguiré por siempre, callada y fugitiva,
por entre oscuras calles molidas de nostalgia,
o sobre las estrellas sonreídas de ritmos
donde mecen su historia tus más hondas miradas.

Mis pasos desatados de rumbos y fronteras
no encuentran las orillas que a tu vida se enlazan.
Busca lo ilimitado mi amor, y mis canciones
de espalda a los estático, irrumpen en tu alma.

Apacible de anhelos, cuando el mundo te lleve,
me doblaré el instinto y amaré tus pisadas;
y serán hojas simples las que iré deshilando
entre quietos recuerdos, con tu forma lejana.

(más…)

Read Full Post »

José Martí 

Se encuentra en Nueva York y el director del periódico argentino La Nación,… (1882)
Se encuentra en Nueva York y el director del periódico argentino La Nación, Bartolomé Mitre, le informa que su primera crónica, publicada el día 13, ha suscitado tal interés que numerosos periódicos la reprodujeron; pero a la vez le señala que tuvo que suprimir parte del escrito, pues las conclusiones radicales de su contenido, aunque encierran verdades innegables, podrían hacer creer que se abría una campaña de denuncia contra los Estados Unidos. No desea ponerle trabas a su espíritu crítico, sino pedirle que haga conocer lo bueno y lo malo de aquella sociedad, de modo que no pueda atribuirse a intencionalidad lo que constituye el resultado de los hechos.

(más…)

Read Full Post »

Amanecida

 

Raro que no me sigan centenares de pájaros
picoteando canciones sobre mi sombrilla blanca.
(¿Será que van cercando, en vigilia de nubes,
la claridad inmensa donde avanza mi alma?)

Raro que no me carguen pálidas margaritas
por la ruta amorosa que han tomado mis alas.
(¿Será que están llorando a su hermana más triste,
que en silencio se ha ido a la hora del alba?)

(más…)

Read Full Post »

El poeta y crítico David Cortés Cabán nació en 1952 en Arecibo, Puerto Rico. Está considerado entre las voces más características de la poesía caribeña contemporánea. Aunque es parte de diáspora puertorriqueña en Nueva York (desde 1973), se niega a renunciar a su identidad.
David Cortés Cabán. Ritual de pájaros.
Participó en el III Encuentro Internacional de Poesía, organizado por el Departamento de Literatura de la Dirección de Cultura de la Universidad de Carabobo junto al Centro Cultural Eladio Alemán Sucre (CCEAS) (2004).
Fue Premio Pen Club de Puerto Rico (2005).

(más…)

Read Full Post »