Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Real Academia’

FotoJudith

Foto: ©Fundéu/Judith G. Ferrán

 Por Judith G. Ferrán

La elaboración de un diccionario es una tarea compleja, casi diríamos heroica. Ir extrayendo cada palabra de la documentación existente, colocarla bajo la luz de la mesa de trabajo, coger el lápiz afilado —también podría ser el bisturí— y tratar de definir con otras palabras su significado preciso, todos sus significados —si esto te parece sencillo, detente un segundo a intentar definir, por ejemplo, la palabra esponja—. Agotar la denotación de una palabra y todas sus connotaciones. Averiguar de dónde vino, qué otras palabras la sucedieron. Enumerar de cuántas locuciones forma parte, buscar ejemplos claros y divulgativos de su empleo. Palabra por palabra, letra por letra, de la A a la Z y vuelta a empezar. La lengua nunca se está quieta.

(más…)

Read Full Post »

Por Elías Jiménez / Albacete


Aýna

Los poco más de 800 habitantes de uno de los municipios más espectaculares de toda la geografía provincial no salen de su asombro. Y es que a partir de ahora Ayna, la conocida como la Suiza manchega, se debe escribir con tilde en la ‘y’, es decir, Aýna.

Así al menos los reconoce la Real Academia de la Lengua (RAE) en su nueva Ortografía de la Lengua Española, un detallado manual que recopila el conjunto de normas de la escritura en castellano, que el pasado 17 de diciembre presentaron los Príncipes de Asturias. En sus páginas 222 y 642 recomienda que este municipio de la sierra de Albacete se escriba a partir de ahora Aýna.

Reconoce la RAE que en castellano sólo llevan tilde los grafemas vocálicos, es decir que la tilde sólo se podría colocar sobre las letras a, e, i, o y u. Pero admite que en el caso de que el acento de la palabra recaiga sobre el fonema vocálico ‘i’ «excepcionalmente representado» por la ‘y’ se escribirá con tilde siempre y cuando la palabra deba acentuarse. Precisamente ese es el caso de Ayna (ahora Aýna), el único topónimo que recoge textualmente el nuevo manual de los 22 países hispanohablantes que se rigen por esta nueva ortografía.

«Estos raros casos se dan en topónimos y antropónimos escritos con una ‘y’ vocálica ortográficamente arcaica como es el caso de Aýna (municipio español) y Laýna (apellido)», explica literalmente la RAE en el capítulo dedicado a la representación gráfica del acento y al uso de la tilde.

Y es que el actual nombre de la Suiza manchega deriva del árabe ‘Ayn’ (fuente por la gran cantidad de fuentes que había en la zona junto al río) que con el transcurso del tiempo ganó la letra ‘a’ al final quedando con su nombre definitivo Ayna.

(más…)

Read Full Post »

Como el verbo intencionar no se encuentra asentado en el Diccionario de la lengua española de la Real Academia y su uso se hace cada vez más frecuente, hice una consulta a la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) y a la Página del Idioma Español, respectivamente. En portugués sí existe este verbo.

fundeu-rae-el-castellano.JPG

Copio textual las respuestas:

De la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA)

Si se usa en Cuba y se tiene allí como un uso correcto no hay ningún inconveniente en usarlo en ese país. Desconocemos si se usa en otros. Y el verbo está bien formado.

Saludos cordiales.

Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA)

De La Página del Idioma Español:

Consultas recibidas:

» Intencionar

R: El verbo no está asentado en la lengua. Desconocemos si la voz será incluida en los diccionarios, pero si no lo fuera, su uso sería de todos modos adecuado en los medios o puntos geográficos en los que se empleara habitualmente. Fuera de esos ámbitos, deberán emplearse sinónimos como tener la intención, pretender. Existen referencias documentales del verbo, reportadas en diversos bancos de datos:

– en el del Instituto de Verbología Hispánica (http://www.verbolog.com/acceso7.php) en diversas obras:

1. Juan MIR y NOGUERA, Rebusco de voces castizas, (Sáenz de Jubera Hermanos, Madrid, 1907).

2. Ramón GÓMEZ de la SERNA [y PUIG], Obras completas, Volumen 7.
(Círculo de Lectores / Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1996-2003).

3. Fernando GARCÍA-PELAYO y GROSS [y otros], Manual práctico [de] conjugación, (Larousse Planeta, Barcelona, 1994);

– en el Corpus de Referencia del Español Actual (http://corpus.rae.es/creanet.html) de la RAE:

4. Mario Rodríguez Cobos, Cartas a mis amigos, (Argentina, 1994):

(más…)

Read Full Post »

DPD 

No cabe duda de que el Diccionario Panhispánico de Dudas, más allá de la fantasía académica de presentarlo como obra panhispánica universal, es probablemente el trabajo más abarcador escrito hasta ahora. Es cierto que su enfoque general es peninsular, y que el trabajo, en general modesto, de las academias aparece apenas como los confites que adornan la obra, como pretexto que permite el empleo del adjetivo panhispánico. Ninguna de ellas cuestiona la recomendación de emplear güisqui y güisquería, engendros que jamás existieron en español antes de ser inventados por la Docta Casa de Madrid, por citar sólo un ejemplo.
Hay que reconocer a la Academia la generosidad con que puso el DPD a disposición de todos los hablantes en su sitio web, pero, aun así, es preciso observar las limitaciones que impone al usuario: el URL completo de un sitio nunca aparece en la línea de comando del navegador, que siempre muestra un inmutable
http://www.rae.es, lo que impide poner vínculos en blogs y sitios web para enlazar una determinada entrada. Por la misma razón, jamás es posible ver la lista de entradas del diccionario (lemario).

(más…)

Read Full Post »


No diga: “El actor juega bien el rol de cantante en esa comedia”, por cuanto “jugar” nunca es DESEMPEÑAR. No nos olvidemos: No se dice “jugar un rol”, siempre será: DESEMPEÑAR UN PAPEL o DESEMPEÑAR UN ROL.
La palabra DILEMA pocas veces es empleada de manera correcta en el lenguaje coloquial y de ahí que, de igual forma, se usa impropiamente en los escritos. Porque DILEMA no es “problema, apuro, obstáculo”, y con tal significación es como, lamentablemente, más se usa, por causa del desconocimiento popular que existe sobre esta palabra.
Cuántas veces hemos escuchado: “Tengo tremendo dilema: me quedé sin dinero”. “Se le ha presentado un dilema a Fulanita: está embarazada y no sabe quién es el padre de la futura criatura”. “Estoy en un dilema, pues hoy tengo un examen y no he estudiado”. “Vaya dilema el que tiene Zutanito: necesita llegar mañana a la capital y no hay pasaje alguno”.
La voz DILEMA tiene dos acepciones en el diccionario académico. La segunda se usa en sentido figurado, y significa ‘duda, disyuntiva’, y solamente puede emplearse en casos como estos: “Fulanito está en un dilema: está seguro de que la mujer lo engaña, pero no sabe si es con Juan o con Pedro”. “Menganito tiene un buen dilema: no sabe si quedarse en el pueblo para atender los negocios del padre, o irse a estudiar a la capital”.
El vocablo DILEMA tiene su origen en el griego, y pasa por el latín dilemma, de donde llegó al español. Etimológicamente significa (de di, ‘dos’ y de lemma, ‘argumento, premisa’) ‘dos premisas’. Por eso la primera acepción de la voz española DILEMA significa (y copio del Diccionario de la Real Academia): ‘Argumento formado por dos proposiciones contrarias disyuntivamente, con tal artificio, que negada o concedida cualquiera de las dos, queda demostrado lo que se intenta probar’.
Por su parte, después de recordar que PREMISA es voz de Lógica, diré que su significado principal es ‘cada una de las dos primeras disposiciones del silogismo, de donde se infiere y saca la conclusión’. Por supuesto, igualmente creo valedero recordar que la también voz de Lógica SILOGISMO significa ‘argumento que consta de tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos’.
Todos hemos oído expresiones como: “El terremoto causó una tremenda debacle en esa ciudad”. Y también en sentido figurado: “Esa obra de teatro ha resultado una debacle”. Los puristas del idioma estuvieron décadas tratando de extirpar ese galicismo (del francés debâcle) del español. Lo calificaban de “galicismo innecesario”, pues existen muchas voces españolas que pueden usarse en casos como los anteriores y en otros, tales son: RUINA, DESASTRE, HECATOMBE, CATACLISMO, CATÁSTROFE, QUIEBRA, DERROTA, CONFUSIÓN.
Al referirse al empleo —injustificado para muchos— de la voz DEBACLE, el académico colombiano Justino Cornejo dijo hace ya muchos años: “Parece mentira que este bicho no haya sido erradicado a pesar de todo el DDT que se gastó para combatirlo”. Aquí en Cuba hemos estado tratando de erradicar el mosquito que causa el dengue, pero el “bicho” del que hablaba Cornejo, se coló para siempre en el idioma español.
Ya desde la edición de 1992 el diccionario académico incluyó la voz DEBACLE, con el significado de ‘desastre’, y allí se especifica que puede usarse, tanto en el sentido recto de la palabra, como en el figurado.

Fernando Carr Parúas

Fuente: Cubarte

Read Full Post »